“Una Visión General del Lenguaje Figurado en la Escritura”

 

 

Reconocer y comprender el lenguaje figurado es esencial para entender la Biblia. Al evaluar correctamente las figuras retóricas en las Escrituras, las doctrinas falsas  pueden ser expuestas, y las aparentes contradicciones pueden explicarse.

En un principio, podríamos preguntarnos por qué tanta escritura  con simbolismo. De hecho, más de una forma de lenguaje figurativo aparece a menudo. Uno se pregunta ¿por qué el Espíritu Santo  sencillamente no declaró su revelación claramente? Simpatizamos con los apóstoles, que a menudo eran confundidos por algunas de las expresiones de nuestro Señor.

Juan 16:17-18 “Entonces se dijeron algunos de sus discípulos unos a otros: ¿Qué es esto que nos dice: Todavía un poco y no me veréis; y de nuevo un poco, y me veréis; y, porque yo voy al Padre?  Decían, pues: ¿Qué quiere decir con: Todavía un poco? No entendemos lo que habla.
Versículo 25 “Estas cosas os he hablado en alegorías; la hora viene cuando ya no os hablaré en alegorías, sino que claramente os anunciaré del Padre”.

Nuestro estudio muestra que el lenguaje figurado en la Biblia es muy parecido a lo que usamos en el lenguaje común para la comunicación y es altamente descriptivo. El Espíritu Santo escribió en la misma manera en que hablamos. Sin embargo, el lenguaje figurado a veces requiere perspicacia para comprenderlo. Esta revisión examina algunas figuras del lenguaje que se encuentran en las Escrituras.


1. El Símil

Un símil es una palabra o frase por la que una cosa es semejante a otra de manera que la característica de una se revela en la comparación con la otra.

Mateo 23:27  “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera lucen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia

1Pedro 1:24 “toda carne es como hierba”.

Una característica del símil es el uso de las palabras “semejante” o “como” o alguna palabra similar que hace la conexión entre las cosas comparadas.


2. La Metáfora

Del mismo modo, la metáfora llama una cosa con otro término con la intención de revelar así su verdadero carácter. No es simplemente una semejanza como el símil, sino una representación.

Mateo 26:26  Y mientras comían, Jesús tomó pan, y después de la bendición, lo partió y lo dio a sus discípulos, y dijo: “Tomad, comed, esto es mi cuerpo.” Esto significa que el pan representa su cuerpo  como asimismo la copa (el fruto de la vid), refiriéndose al contenido, representa su sangre.

Si bien el símil dice: “la vida es como una canción,” la metáfora dice, “la vida es una canción”. La declaración es más penetrante, por lo que la implicación se presenta con más fuerza. En el ejemplo anterior, Jesús no está revelando la doctrina de la transubstanciación. El pan no es literalmente su cuerpo, sino una comunión con Cristo, esto se da a entender cuando se hace hincapié en el carácter personal e íntimo de la observancia. “La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?” (1 Corintios 10:16).

La metáfora es una poderosa forma de hablar. Algunas de las metáforas más atractivas se encuentran en Judas 1:12, 13

Estos son manchas en vuestros ágapes, que comiendo impúdicamente con vosotros se apacientan a sí mismos; nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos; árboles otoñales, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados;  fieras ondas del mar, que espuman su propia vergüenza; estrellas errantes, para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas.

 

 Sin embargo, una metáfora puede ser confusa si el oyente no tiene la misma forma de pensar. Por ejemplo, Jesús dice eufemísticamente de la muerte de Lázaro  está durmiendo.” Lázaro no estaba literalmente durmiendo, pero los de la audiencia no entendían; Jesús tuvo que explicárselo a ellos.

Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle. Dijeron entonces sus discípulos: Señor, si duerme, sanará.  Pero Jesús decía esto de la muerte de Lázaro; y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño. Entonces Jesús les dijo claramente: Lázaro ha muerto;”     (Juan 11:11-14).


3. La Parábola

Una parábola es una declaración o una historia de la vida real de todos los días a partir de la cual se presenta un mensaje moral o celestial.

Mateo 7:19 “Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego”.

Esto representa lo que los agricultores en la vida real hacen realmente con los árboles frutales no productivos. Jesús no está tratando de enseñarnos acerca de la agricultura, sino que el castigo está reservado para las personas que han perdido su valor. A diferencia del símil y la metáfora, una parábola no contiene ninguna mención de la aplicación, sino que se deja al oyente  sacar las conclusiones deseadas. Por ejemplo, considere cómo Mateo 13:31 se expresaría por estas tres figuras. El símil (la forma usada por nuestro Señor) dice: “El reino de los cielos es semejante a un grano de mostaza”. Como metáfora, hubiera sido: “El reino de los cielos es un grano de mostaza”. Sin embargo, como una parábola, habría sido simplemente: “Un grano de mostaza … se convierte en un árbol.” El oyente tendría que deducir por sí mismo que el reino de los cielos es la temática figurativa, no el grano literal. Esta figura es especialmente reveladora: tanto en revelar a la mente espiritual como ocultar a la mente carnal. Las parábolas de Jesús fueron por lo tanto a menudo mal entendidas. Cuando Jesús advierte de la “levadura de los fariseos,” los discípulos en su mente carnal pensaron que estaba hablando de pan literal (Marcos 8:14-21).

En Lucas 10:30-37, Jesús presenta una parábola clásica en la historia del buen samaritano. A diferencia de una alegoría (explicado más adelante), esta historia no contiene tipos claros y anti-tipos. A pesar de que se puede  de ver la aplicación a la audiencia original, o incluso a nosotros mismos, ni la víctima, el camino, los ladrones, los asaltantes, ni ninguna otra cosa en la historia se necesita para  entender el mensaje.

Las parábolas de Jesús son ejemplos hermosos de este lenguaje figurado. “Y sin parábolas no les hablaba” Marcos 4:34.


4. La Alegoría

Una alegoría es una forma especial de  parábola, donde los personajes, los objetos y los eventos retratados en la historia representan otras cosas, pero sin relación alguna. La historia puede ser interpretada de la historia real o de la suposición. El mensaje moral se deriva de las similitudes entre los tipos y anti-tipos. Se espera que el oyente aplique lo figurado con lo que se entiende literalmente. En Lucas 8:5-9, Jesús presenta la llamada parábola del sembrador. Como de costumbre, los discípulos no entienden, y la explicación de nuestro Señor revela la naturaleza alegórica de la parábola:

Lucas 8:11-15 La parábola es ésta: la semilla es la palabra de Dios. “Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios.  Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven. Los de sobre la piedra son los que habiendo oído, reciben la palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan.  La que cayó entre espinos, éstos son los que oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto.  Mas la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia

Tenga en cuenta que la explicación de la alegoría es una cadena conectiva de metáforas. No todas las parábolas tienen esta característica exacta del tipo y anti-tipo de representación, y las que lo hacen son alegorías. Para ver más ejemplos, véase 2 Samuel 12:1-7 y Gálatas 4:22-31 especialmente en el verso 24 “lo cual es una alegoría, pues esta mujeres (Sara y Agar) son los dos pactos…” es decir representan dos pactos.


5. La Fábula

Una fábula es un relato imaginario caprichoso de acontecimientos imposibles en la naturaleza, pero a través del cual se entrega un mensaje moral o ético. Mientras que la parábola se toma de las posibilidades de la vida real, en una fábula, los árboles pueden hablar y  los caballos pueden volar.

Lucas 19:40 Y Jesús respondió: “…Os digo que si éstos callaran, las piedras hablarían”

Jesús no está sugiriendo que las piedras pueden hablar literalmente. Esta noción ficticia nos enseña que nada puede impedir que Dios manifieste su gloria en la tierra. Otros ejemplos se encuentran en Jueces 9:6-21; 2 Reyes 14:8-10; e Isaías 14:7-10.


6. La Ironía

La ironía es una afirmación que implica algo diferente o  completamente opuesto a lo que se afirma literalmente. En el uso común, podríamos decir: “Es muy agradable  comenzar el día con un árbol que caiga en mi casa.” La ironía es una burla o sarcasmo para dar a entender lo contrario de lo que se dice.

1 Corintios 4:8, 10 “Ya estáis saciados, ya estáis ricos, sin nosotros reináis. ¡Y ojalá reinaseis, para que nosotros reinásemos también juntamente con vosotros!

Nosotros somos insensatos por amor de Cristo, mas vosotros prudentes en Cristo; nosotros débiles, mas vosotros fuertes; vosotros honorables, mas nosotros despreciados
Al pretender afirmar que los corintios eran ricos, reyes, prudentes, fuertes y distinguidos, Pablo afirma que en realidad no eran ninguna de esas cosas.


7. El Sarcasmo

El sarcasmo es una forma aguda de la ironía entrega  una reprimenda con desprecio,  burla o insulto. Cuando se convierte en una historia, como una parábola, se llama  sátira.

1 Reyes 18:27  Y aconteció al mediodía, que Elías se burlaba de ellos, diciendo: Gritad en alta voz, porque dios es; quizá está meditando, o tiene algún trabajo, o va de camino; tal vez duerme, y hay que despertarle.”.

Elías no está literalmente defendiendo que Baal sea un dios en sí, sino más bien expone la falsedad de la idea. Otros ejemplos de sarcasmo se ven en Mateo 27:29 y Hechos 2:13.


8. La Metonimia

Consiste en designar una cosa con el nombre de otra. La causa por el efecto) En la metonimia, una palabra o cosa  se pone por otra. Un instrumento es puesto por su efecto (Efesios 2:16), una posesión se pone por su propietario (Mateo 25:35-40), un autor se pone por sus escritos (Lucas 16:29, 31). “A Moisés y a los profetas tienen, óiganlos”: tenían los escritos (el efecto) de Moisés y los profetas (la causa), un recipiente se pone por su contenido:

1 Corintios 11:25-28 .” Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí.  Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga. De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor.  Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa.”

Pablo no tenía la intención de decir que el envase es consumido al beber, sino sólo su contenido. División existe en la iglesia de hoy debido a que algunos defienden firmemente que, dado que “copa” aquí es singular, Pablo está ordenando que sólo un contenedor debe ser compartido en una asamblea de los cristianos al observar la Cena del Señor. Por el contrario, por metonimia, Pablo no está ni siquiera realmente hablando del contenedor literal sino del vino. La copa es la bebida, el fruto de la vid. Otros textos claramente lo señalan. Mateo 26:26:26-29, la copa ,”es mi sangre”, “este fruto de la vid”, en 1 de Corintios 10:16, la copa es la comunión de la sangre de Cristo, la copa se bendice en el versículo 21.

 


9. La Sinécdoque

La Sinécdoque es una forma especial de metonimia donde el todo se pone por una parte o una parte se pone por el todo.

Mateo 13:31  “…El reino de los cielos es semejante a un grano de mostaza, a la levadura… (verso 33), …a  un tesoro escondido (verso 44), … a una red (verso 47) …,a un padre de familia (verso 52) . ”

Sería una locura tratar de entender cómo el reino en su conjunto es, La intención es que una característica particular de todo el reino es como esto o aquello.

Hechos 2:44 “Y todos los que habían creído estaban juntos y tenían todo en común”;

Aquí y en todo el libro de los Hechos, Lucas identifica algunas personas como creyentes. Sin embargo, no eran creyentes solamente, pues su creencia es puesta por su proceso  completo. Entendemos que la salvación no es solo para los que tienen fe (Santiago 2:24), sino para los que en la fe, también están dispuestos a arrepentirse, confesar, y ser bautizados. No reconocer el uso de Lucas de la sinécdoque conduce al error, el calvinismo cita estos pasajes enseñando que el bautismo no es necesario, ya que no siempre se menciona literalmente.

Esta figura de “tomar una cosa por el todo” se usa repetidas veces para indicar la cena del Señor: Mateo 26:29 “no beberé más este fruto de la vid”: Hechos 2:42 “el partimiento del pan”: “la mesa del señor en 1Corintios 10:21.

Otras formas de este lenguaje poético se incluyen el plural por el singular (Gen 21:7 “hijos”), el singular del plural (Gen 2:24 “el hombre”), lo definido o específico por lo indefinido o general (1 Corintios 14: 19 “cinco palabras”, “diez mil palabras”), y lo indefinido o general por lo definido o específico “criatura” en el caso de  Marcos 16:15).


10. La Elipsis

Figura en la cual algunas palabras se  omiten o suprimen intencionalmente en una oración ya que no son indispensables para su entendimiento. En muchos casos, no se trata de excluir una cosa para incluir  otra, sino para enfatizar una cosa más importante sobre otra. Las palabras que faltan se dan por entendidas.

1 Corintios 1:17 “Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo


Hay quien afirma  que Pablo declara aquí que el bautismo no es esencial para la salvación. Sin embargo, la preponderancia de la escritura indica que el bautismo es sin duda necesario. Para armonizar las Escrituras y entender lo literal, hay que reconocer el uso de Pablo de la elipsis. Sin puntos suspensivos, (es decir, mediante la inserción de las palabras que faltan) Pablo está diciendo literalmente: “Cristo no me envió sólo a bautizar, sino sobre todo para predicar el evangelio.” El énfasis no está  simplemente en  hacer que la gente sea bautizada sino también en persuadir a los hombres. Haz eso, y el bautismo seguirá naturalmente.

Otros ejemplos de puntos suspensivos se encuentran en Mateo 12:7 y 1 Timoteo 2:9, 10.


11. La  Hipérbole

La Hipérbole es el uso de la exageración para formar una descripción de las cosas o una comparación entre las mismas que vívidamente saca a la luz ciertas características. A menudo usamos esta expresión cuando se habla de un acontecimiento producido un millón de veces. La intención es intensificar la verdad, no tergiversarla. En esta figura no hay nada de representación falsa y la exageración se usa simplemente para dar más fuerza al dicho.

Números 13:33  También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos.”

Juan 21:25 “ni aun en el mundo cabrían los libros”

Deuteronomio 1:28 “ciudades amuralladas hasta el cielo”

Mateo 5:28  Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.”.

El adulterio se define concisamente como una relación sexual ilícita con la esposa de otro. Es el caso especial de la fornicación que participa al menos una persona casada. La fornicación es exclusivo de otros pecados sexuales, como la lujuria, la lascivia, o la vulgaridad, en que el contacto físico sexual siempre está involucrado (1 Corintios 6:13, 18, 7:1, 2). Dado que la ley de Dios permite el divorcio por causa de fornicación, algunos predicadores declaran que el divorcio es legal por causa de la lujuria, es decir, la llamada fornicación en el corazón. Sin embargo, la fornicación imaginada es una contradicción, ya que la fornicación siempre implica acción corporal   Jesús no está aquí redefiniendo términos. Por hipérbole  Él está haciendo hincapié en la gravedad del pecado interior sobre lo exterior. Evite el primero, y el segundo no se producirá. El hombre con un deseo vivo carnal, literalmente, no es un fornicador, el hombre que odia no es literalmente un asesino (1 Juan 3:15).

En Mateo 5:29, 30, Jesús continúa además con más ejemplos de hipérbole.


12. El Paralelismo

El paralelismo es una forma de expresión en la que dos o más expresiones se suceden diciendo esencialmente lo mismo con  diferentes puntos de vista de embellecimiento. Las palabras corresponden a las palabras y las cosas coinciden con las cosas en contraste o comparación. Esta expresión se utiliza a menudo en la verbalización poética de las emociones profundas que salen de circunstancias extremas. Esto es más fácil de entender por ejemplos.

Isaías 1:3
El buey conoce a su dueño,

y el asno el pesebre de su señor;

 Israel no entiende,

mi pueblo no tiene conocimiento

No hay diferencias entre el dueño del buey y del asno, el propietario y el pesebre, Israel y el pueblo, o conocer y entender. Esta figura se encuentra en muchos de los salmos y proverbios (por ejemplo, Salmos 27:1; Proverbios  1:8).

1 Corintios 7:10, 11  “…Que la mujer no se separe del marido… y que el marido no abandone a su mujer.

No hay ninguna diferencia  entre las instrucciones específicas para la mujer y para el marido. Es esencialmente el mismo mensaje, pero desde dos perspectivas diferentes.


13. El Apóstrofe

Apóstrofe es donde el que habla se desvía de la audiencia real y se dirige a un imaginario o ausente.

Mateo 23:1-3   Entonces habló Jesús a la gente y a sus discípulos, diciendo:  En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos.  Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; mas no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen.“.

Versículo 13 “
Mas ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando

Versículo 37 “¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta a sus polluelos debajo de sus alas, y no quisiste”.

Es posible que no haya  escribas y fariseos  entre la multitud en este momento, sino que Jesús se dirige  a ellos directamente, en el versículo 13 con el uso de apóstrofe. Sin duda, el apóstrofe se emplea en el versículo 37, donde sus palabras son redirigidas a la totalidad de los habitantes de Jerusalén a lo largo de todos los tiempos, y no lo son, literalmente, en su audiencia. Otros ejemplos de esta figura se encuentran en Jeremías 47:6 y 1 Corintios 15:55.


14. La Personificación

La Personificación es la aplicación de las características de los seres animados (personas) como los sentimientos, el lenguaje a un ser inanimado o abstracto. Por ejemplo, la personificación va a atribuir características humanas a otras cosas o incluso a conceptos abstractos e ideas. Esta figura se emplea en frases comunes  como “la mano del destino”, “el brazo de la ley” y ” la madre naturaleza”.

Proverbios 8:1 ¿No clama la sabiduría,
Y da su voz la inteligencia?”
    La sabiduría clama como persona.

Números 26: 10 “y la tierra abrió su boca y los tragó a ellos y a Coré, cuando aquel grupo murió, cuando consumió el fuego a doscientos cincuenta varones, para servir de escarmiento”


He aquí dos ejemplos de personificación en un verso. En primer lugar, sugiere que la tierra tiene una boca como de un hombre con  garganta en caso de la ingestión y de la voluntad de consumir. En segundo lugar, sugiere que el fuego tiene la capacidad de comer carne como un animal salvaje. Por supuesto, la tierra y el fuego no tienen literalmente bocas para alimentar. Muchos otros ejemplos de personificación aparecen en las Escrituras (Sal. 114:3-7; Habacuc 3:10, 11; Mateo 6:34; Santiago1:26).


15. La Interrogación

La Interrogación es el uso de una pregunta retórica: una consulta sobre un asunto  incuestionable cuya respuesta se entiende y no requiere contestación. Quien  habla no está literalmente tratando de saber, sino que presenta una conclusión con fuerza para poner fin a una investigación más de fondo. Esta figura se utiliza con tanta frecuencia, que su uso, a menudo pasa desapercibida. Un uso más profundo de esto aparece en la epístola de Pablo a los Romanos:

Romanos 8:32-35  ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?  ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.  ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?”

La pregunta retórica se utiliza a menudo como un reproche. De hecho, el reproche del Señor a Job (capítulos 38-41). Jesús la usa con frecuencia  en la instrucción  (Mateo 5:46, 47, Mateo 6:25, 27, 28, 30, Mateo 7:3, 9-11, 16) y en sus réplicas (Mateo 23:17, 19, 33)


16. La Prolepsis

Prolepsis es  un error intencionado en la cronología para facilitar  la información. Con esto podríamos hablar de “la conversión del apóstol Pablo.” Sin embargo, en el momento de su conversión, él todavía no era un apóstol, ni se llamaba Pablo, sino por esta figura es expresado  en lugar de decir  literalmente: “la conversión de Saulo, que más tarde fue conocido como Pablo y se convirtió en un apóstol”.

Juan 11:1, 2 Estaba entonces enfermo uno llamado Lázaro, de Betania, la aldea de María y de Marta su hermana. (María, cuyo hermano Lázaro estaba enfermo, fue la que ungió al Señor con perfume, y le enjugó los pies con sus cabellos”.

En ese momento estaba enfermo,  María todavía no había hecho esta unción (Juan 12:1-3). Por prolepsis, Juan identifica a la María de quien está hablando, como si la acción ya haya tenido lugar. Somos conscientes de que el historial de Juan no contiene ninguna contradicción. Prolepsis será la explicación de muchas aparentes contradicciones en las Escrituras. Inversamente, debemos tener mucho cuidado de no asumir con facilidad un registro de tiempo en forma de  prolepsis, o de lo contrario podríamos estar construyendo una contradicción.

Se observan otros ejemplos. Betel es mencionado en el registro de los desplazamientos de Abraham antes de que fuera conocido en realidad por ese nombre (Génesis 12:8; 28:19). Judas se registra como el traidor de Jesús más de un año antes del evento en la narración de Mateo (Mateo 10:4).


17. La Paradoja

Las Paradojas incluyen una amplia gama de juegos de palabras y absurdos que no pueden ser examinadas en su totalidad en esta breve presentación.
Otra forma de paradoja consiste en un dilema que no tiene una explicación obvia a primera consideración. La Resolución viene sólo por la contemplación más profunda. Por ejemplo, somos salvos por la fe, sin embargo, el tipo de fe que salva no es la fe sola. Somos salvos por gracia y sin embargo, seremos también juzgados por nuestras obras. Dios es tres personas, sin embargo, Él es uno.

La paradoja literaria es la forma más común en la Escritura. Es un estado de aparente contradicción pero ciertas. La mayoría de las paradojas son fáciles de reconocer, ya que la incompatibilidad percibida inmediatamente exige una explicación. El poder de la paradoja es que obliga al oyente a pensar. Las enseñanzas de Jesús no se encuentran en ninguna parte más completa sino en las  paradojas de las bienaventuranzas (Mt 5,1-12). Otros ejemplos son: “los primeros serán postreros” (Mateo 20:16) y “cuando soy débil, entonces soy fuerte” (2 Corintios 12:10). La fe  se describe paradójicamente como la certeza de lo que se espera la convicción de lo que no se ve (Hebreos 11:1).

2 Corintios 6:8-10  por honra y por deshonra, por mala fama y por buena fama; como engañadores, pero veraces;  como desconocidos, pero bien conocidos; como moribundos, mas he aquí vivimos; como castigados, mas no muertos;  como entristecidos, mas siempre gozosos; como pobres, mas enriqueciendo a muchos; como no teniendo nada, mas poseyéndolo todo.


18. El  Oxímoron

Un oxímoron es más que una paradoja literaria condensada, por lo general consiste en sólo un par de palabras en aparente conflicto. Ejemplos en nuestro lenguaje común son “noticias viejas” y “dolor dulce.” Un ejemplo bíblico de la contradicción es “sacrificio vivo”. Para la mentalidad hebrea, un animal sacrificado normalmente muere. Pablo da la idea de sacrificar en un nuevo sentido:

Romanos 12:1 “Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional”

 


19. El Modismo

Un modismo es una manera común de expresar pensamientos por palabras y frases que tienen un significado entendido que es diferente del significado literal. El significado pretendido no puede ser comprendido por el estudio de las palabras por sí solas, sino también por la investigación del uso común. Cada idioma  está lleno de expresiones idiomáticas.
Los modismos  a menudo se pierden en una traducción, ya que difieren de un idioma a otro. Lo mismo ocurre cuando la Biblia se tradujo al castellano o a cualquier otro idioma. La  expresión verdadera de una palabra a veces es difícil de seguir. Hay traducciones  modernas disponibles que hacen un muy buen trabajo de llevar los originales de las Escrituras a nuestra terminología común.

20. La Paronomasia

 La Paronomasia es una Figura Retórica de repetición que consiste en un juego de palabras utilizando dos palabras con sonidos similares pero de distinto significado

Otro de sus discípulos le dijo: Señor, permíteme que vaya primero y entierre a mi padre. Jesús le dijo: Sígueme; deja que los muertos entierren a sus muertos”      Mateo 8:21-22  (Que los muertos espirituales entierren a los que están muertos físicamente)

21. El Antropomorfismo

Figura literaria en que se atribuyen a Dios características humanas.

La Biblia habla del brazo de Dios (Job 40:9), la mano de Dios (Job 19:21), el rostro de Dios (Job 13:24), los ojos de Dios (Deuteronomio 11:12), los oídos de Dios (Salmos 130:2), la boca de Dios (Deuteronomio 8:3), la voz de Dios (Job 40:9) e incluso el “dedo de Dios” (Éxodo 31:18.

La Biblia claramente enseña que Dios es espíritu—no físico (Juan 4:24). Él no posee masa física. Jesús mismo declaró, “un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo” (Lucas 24:39; cf. 1 Corintios 15:50)

Esta misma figura de expresión se ve también en el Nuevo Testamento. Jesús declaró: “Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios, ciertamente el reino de Dios ha llegado a vosotros” (Lucas 11:20, énfasis añadido). Él simplemente quiso decir que Sus acciones venían de Dios. Observe la expresión alternativa de un pasaje paralelo donde, en lugar de “el dedo de Dios”, él texto menciona “el Espíritu de Dios”: “Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios” (Mateo 12:28). Es evidente que “dedo” simplemente hace referencia a la deidad (sea al Padre, Hijo o Espíritu Santo) manifestando Su presencia y poder en un medio continuo de tiempo-espacio.

22. El Proverbio

Un proverbio es una declaración convincente, concisa  y elegante de la verdad. A menudo se construye como una parábola condensada en una sola frase. Sin embargo, debido a su brevedad, puede tener alguna limitación no declarada pero entendido su aplicabilidad. Un proverbio por lo tanto puede no ser cierto en todos los casos pero es verdad sólo como una regla general.

Un ejemplo proverbio es “el que ríe último ríe mejor”. En las Escrituras, un proverbio notable es declarado por Acab, rey de Israel, a Ben-adad, rey de Siria.

1 Reyes 20:11  Y el rey de Israel respondió y dijo: Decidle que no se alabe tanto el que se ciñe las armas, como el que las desciñe.. ”

La tipificación de la verdad  que a menudo se encuentra en un proverbio se explica mejor por la ilustración. Considere las siguientes frases proverbiales de la escritura:

Eclesiastés 7:1  Mejor es la buena fama que el buen ungüento; y mejor el día de la muerte que el día del nacimiento

Proverbios 22:6 “Instruye al niño en su camino,
Y aun cuando fuere viejo no se apartará de é
l.

Efesios 6:2, 3 “Honra a tu padre ya tu madre”, que es el primer mandamiento con promesa: “para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.”

Estas cosas son claramente ciertas sólo como una regla. Las declaraciones breves no están destinadas a ser verdades a cada circunstancia específica. Para explicarlo, el día de la muerte de uno es mejor si se está preparado para el juicio. Los niños bien entrenados a veces  van por el mal camino, de lo contrario Pablo no habría advertido a Timoteo que se  cuidara  a sí mismo. Por otra parte, a pesar de la obediencia a menudo puede resultar en una muerte temprana, los jóvenes obedientes a veces mueren  y los desobedientes viven mucho tiempo. Si no somos capaces de reconocer esta forma de hablar, tal vez injustificadamente podemos afirmar que la escritura se contradice a sí misma.

Por otro lado, un argumento fácil para un falso maestro es decir que alguna declaración clara o un mandamiento en la escritura sólo es cierto en forma general, esto no es absolutamente cierto en todas las circunstancias. Tenga en consideración y recuerde que una declaración en la Escritura debe ser tomada literalmente a menos que estemos obligados a tomarla en sentido figurado, considerando su contexto y siguiendo estrictamente las reglas de la hermenéutica.

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD