“Una Perspectiva Bíblica del Ayuno”

1. La Biblia tiene mucho que decir sobre el tema del ayuno, aunque el tema no se estudia mucho. En consecuencia, muchos malentendidos rodea el tema. Esperamos que este estudio del ayuno en la Biblia nos ayude a eliminar algunos de estos malentendidos.

2. “El ayuno” literalmente significa abstenerse de alimentos.

a. Se podía hacer de manera voluntaria
“Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.” Mateo 4:1-2

b. O podía ser forzado por una circunstancia.
“en azotes, en cárceles, en tumultos, en trabajos, en desvelos, en ayunos” 2 Corintios 6:5

I. EL AYUNO EN EL ANTIGUO TESTAMENTO.

A. fue ordenado en el Día de la Expiación.

“Y esto tendréis por estatuto perpetuo: En el mes séptimo, a los diez días del mes, afligiréis vuestras almas, y ninguna obra haréis, ni el natural ni el extranjero que mora entre vosotros.
Porque en este día se hará expiación por vosotros, y seréis limpios de todos vuestros pecados delante de Jehová.
Día de reposo es para vosotros, y afligiréis vuestras almas; es estatuto perpetuo” Levítico 16:29-31

“A los diez días de este mes séptimo será el día de expiación; tendréis santa convocación, y afligiréis vuestras almas, y ofreceréis ofrenda encendida a Jehová.
Ningún trabajo haréis en este día; porque es día de expiación, para reconciliaros delante de Jehová vuestro Dios.
Porque toda persona que no se afligiere en este mismo día, será cortada de su pueblo.
Y cualquiera persona que hiciere trabajo alguno en este día, yo destruiré a la tal persona de entre su pueblo.
Ningún trabajo haréis; estatuto perpetuo es por vuestras generaciones en dondequiera que habitéis.
Día de reposo será a vosotros, y afligiréis vuestras almas, comenzando a los nueve días del mes en la tarde; de tarde a tarde guardaréis vuestro reposo. Levítico 23:27-32.

1. “Afligir vuestras almas” – Una manifestación externa de la contrición y arrepentimiento por la abstención de los placeres ordinarios de la vida ( Isaías 58:3).

2. Este fue el único ayuno que se practicaba en la Ley del Antiguo Testamento.

3. Sin embargo, el pueblo de Dios ayunó en otras ocasiones en el Antiguo Testamento, y aparentemente lo hicieron con la aprobación de Dios, siempre que sus actitudes y motivos fueran adecuados.

B. ¿Cuándo y Por qué la gente ayunó en tiempo del Antiguo Testamento?

1. EN LOS MOMENTOS DE UNA INTENSA OBRA DE CARÁCTER ESPIRITUAL.

a. Cuando Moisés recibió los diez mandamientos.

“Y él estuvo allí con Jehová cuarenta días y cuarenta noches; no comió pan, ni bebió agua; y escribió en tablas las palabras del pacto, los diez mandamientos.”Éxodo 34:28

“Cuando yo subí al monte para recibir las tablas de piedra, las tablas del pacto que Jehová hizo con vosotros, estuve entonces en el monte cuarenta días y cuarenta noches, sin comer pan ni beber agua” Deuteronomio 9:9.

b. Él estaba en la presencia de Dios, en la ocasión cuando recibió la Ley de Dios.

2. EN MOMENTOS DE AFLICCIÓN Y DOLOR POR EL PECADO PERSONAL Y BUSCANDO EL PERDÓN DE DIOS MEDIANTE EL ARREPENTIMIENTO

a. El reconocimiento del pecado en el Día de la Expiación. Levíticos 16:29-34, Levíticos 23:27-32

b. Moisés intercediendo por los pecados de Israel.

“Y me postré delante de Jehová como antes, cuarenta días y cuarenta noches; no comí pan ni bebí agua, a causa de todo vuestro pecado que habíais cometido haciendo el mal ante los ojos de Jehová para enojarlo.” Deuteronomio 9:18

c. Por la idolatría de Israel.

“ 1 Samuel 1:6

d. Por la confesión nacional del pecado.

“El día veinticuatro del mismo mes se reunieron los hijos de Israel en ayuno, y con cilicio y tierra sobre sí. Y ya se había apartado la descendencia de Israel de todos los extranjeros; y estando en pie, confesaron sus pecados, y las iniquidades de sus padres.” Nehemías 9:1-2

e. Súplica y Confesión a favor de Israel.

“Y volví mi rostro a Dios el Señor, buscándole en oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza.
Y oré a Jehová mi Dios e hice confesión diciendo: Ahora, Señor, Dios grande, digno de ser temido, que guardas el pacto y la misericordia con los que te aman y guardan tus mandamientos; hemos pecado, hemos cometido iniquidad, hemos hecho impíamente, y hemos sido rebeldes, y nos hemos apartado de tus mandamientos y de tus ordenanzas.
No hemos obedecido a tus siervos los profetas, que en tu nombre hablaron a nuestros reyes, a nuestros príncipes, a nuestros padres y a todo el pueblo de la tierra”
Daniel 9:3-6

f. Israel fue llamado a volverse a Dios con todo su corazón, con ayuno, llanto y luto por el pecado.

“Proclamad ayuno, convocad a asamblea; congregad a los ancianos y a todos los moradores de la tierra en la casa de Jehová vuestro Dios, y clamad a Jehová.” Joel 1:14

“Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento.
Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo” Joel 2:12-13

g. Nínive ayunó como una expresión de humildad, arrepentimiento y dependencia de la misericordia de Jehová cuando creyeron el mensaje de Jonás.
Jonás 3:4-10

3. EN TIEMPOS DE BUSCAR LA PROTECCIÓN DE DIOS CONTRA LOS ENEMIGOS O EN BUSCA DE LA AYUDA DE DIOS EN GENERAL.

a. El rey Josafat de Judá ayunó para buscar la ayuda de Dios contra Moab y Amón.
“Pasadas estas cosas, aconteció que los hijos de Moab y de Amón, y con ellos otros de los amonitas, vinieron contra Josafat a la guerra.

“ Y acudieron algunos y dieron aviso a Josafat, diciendo: Contra ti viene una gran multitud del otro lado del mar, y de Siria; y he aquí están en Hazezon-tamar, que es En-gadi.
Entonces él tuvo temor; y Josafat humilló su rostro para consultar a Jehová, e hizo pregonar ayuno a todo Judá.
Y se reunieron los de Judá para pedir socorro a Jehová: y también de todas las ciudades de Judá vinieron a pedir ayuda a Jehová.” 2 Crónicas 20:1-4

b. Esdras ayunó pidiendo a Dios la protección en su viaje desde Babilonia a Jerusalén.

“Y publiqué ayuno allí junto al río Ahava, para afligirnos delante de nuestro Dios, para solicitar de él camino derecho para nosotros, y para nuestros niños, y para todos nuestros bienes.
Porque tuve vergüenza de pedir al rey tropa y gente de a caballo que nos defendiesen del enemigo en el camino; porque habíamos hablado al rey, diciendo: La mano de nuestro Dios es para bien sobre todos los que le buscan; mas su poder y su furor contra todos los que le abandonan.
Ayunamos, pues, y pedimos a nuestro Dios sobre esto, y él nos fue propicio “ Esdras 8:21-23

c. El ayuno de aflicción de Nehemías por Jerusalén y su oración por la ayuda de Dios.

“Palabras de Nehemías hijo de Hacalías. Aconteció en el mes de Quisleu, en el año veinte, estando yo en Susa, capital del reino, que vino Hanani, uno de mis hermanos, con algunos varones de Judá, y les pregunté por los judíos que habían escapado, que habían quedado de la cautividad, y por Jerusalén.
Y me dijeron: El remanente, los que quedaron de la cautividad, allí en la provincia, están en gran mal y afrenta, y el muro de Jerusalén derribado, y sus puertas quemadas a fuego.
Cuando oí estas palabras me senté y lloré, e hice duelo por algunos días, y ayuné y oré delante del Dios de los cielos.” Nehemías 1:1-4

d. El pueblo ayunó durante el edicto de destrucción del pueblo , y oró por el éxito de Ester con el rey.

“Y en cada provincia y lugar donde el mandamiento del rey y su decreto llegaba, tenían los judíos gran luto, ayuno, lloro y lamentación; cilicio y ceniza era la cama de muchos. Ester 4:3

“Y Ester dijo que respondiesen a Mardoqueo: Ve y reúne a todos los judíos que se hallan en Susa, y ayunad por mí, y no comáis ni bebáis en tres días, noche y día; yo también con mis doncellas ayunaré igualmente, y entonces entraré a ver al rey, aunque no sea conforme a la ley; y si perezco, que perezca.” Ester 4: 15-16

4.EN MOMENTOS DE DOLOR POR ENFERMEDAD Y MUERTE

a. A la muerte del rey Saúl y sus hijos.

“Y tomando sus huesos, los sepultaron debajo de un árbol en Jabes, y ayunaron siete días.1 Samuel 31:13

“Y lloraron y lamentaron y ayunaron hasta la noche, por Saúl y por Jonatán su hijo, por el pueblo de Jehová y por la casa de Israel, porque habían caído a filo de espada.”
2 Samuel 1:12

b. 2 David ayunó y oró en total concentración por la vida de su hijo.

“ … Y Natán se volvió a su casa. Y Jehová hirió al niño que la mujer de Urías había dado a David, y enfermó gravemente. Entonces David rogó a Dios por el niño; y ayunó David, y entró, y pasó la noche acostado en tierra …Mas David, viendo a sus siervos hablar entre sí, entendió que el niño había muerto; por lo que dijo David a sus siervos: ¿Ha muerto el niño? Y ellos respondieron: Ha muerto.
Entonces David se levantó de la tierra, y se lavó y se ungió, y cambió sus ropas, y entró a la casa de Jehová, y adoró. Después vino a su casa, y pidió, y le pusieron pan, y comió.
Y le dijeron sus siervos: ¿Qué es esto que has hecho? Por el niño, viviendo aún, ayunabas y llorabas; y muerto él, te levantaste y comiste pan.
Y él respondió: Viviendo aún el niño, yo ayunaba y lloraba, diciendo: ¿Quién sabe si Dios tendrá compasión de mí, y vivirá el niño?
Mas ahora que ha muerto, ¿para qué he de ayunar? ¿Podré yo hacerle volver? Yo voy a él, mas él no volverá a mí “ 2 Samuel 12:15-23

5. OTROS DÍAS DE AYUNO JUDÍO.

“Así ha dicho Jehová de los ejércitos: El ayuno del cuarto mes, el ayuno del quinto, el ayuno del séptimo, y el ayuno del décimo, se convertirán para la casa de Judá en gozo y alegría, y en festivas solemnidades. Amad, pues, la verdad y la paz.” Zacarías 8:19:

a. El Ayuno del 4 º mes: En memoria de la muralla de Jerusalén destruida por los babilonios.

“En el mes cuarto, a los nueve días del mes, prevaleció el hambre en la ciudad, hasta no haber pan para el pueblo.
Y fue abierta una brecha en el muro de la ciudad, y todos los hombres de guerra huyeron, y salieron de la ciudad de noche por el camino de la puerta entre los dos muros que había cerca del jardín del rey, y se fueron por el camino del Arabá, estando aún los caldeos junto a la ciudad alrededor”. Jeremías 52:6-7.

b. El Ayuno del 5 º mes: En memoria de la destrucción del templo por Nabucodonosor

“Y en el mes quinto, a los diez días del mes, que era el año diecinueve del reinado de Nabucodonosor rey de Babilonia, vino a Jerusalén Nabuzaradán capitán de la guardia, que solía estar delante del rey de Babilonia.
Y quemó la casa de Jehová, y la casa del rey, y todas las casas de Jerusalén; y destruyó con fuego todo edificio grande.” Jeremías 52:12-13.

c. El Ayuno del 7 º mes: En memoria de la muerte de Gedalías, el gobernador,

“Aconteció en el mes séptimo que vino Ismael hijo de Netanías, hijo de Elisama, de la descendencia real, y algunos príncipes del rey y diez hombres con él, a Gedalías hijo de Ahicam en Mizpa; y comieron pan juntos allí en Mizpa.
Y se levantó Ismael hijo de Netanías y los diez hombres que con él estaban, e hirieron a espada a Gedalías hijo de Ahicam, hijo de Safán, matando así a aquel a quien el rey de Babilonia había puesto para gobernar la tierra.
Asimismo mató Ismael a todos los judíos que estaban con Gedalías en Mizpa, y a los soldados caldeos que allí estaban.” Jeremías 41:1-3.

d. El Ayuno del 10 º mes: En memoria de cuando Nabucodonosor vino en contra de Jerusalén. Jeremías 52:4.

e. Estos ayunos no fueron hecho con la actitud y los motivos correctos. Si lo hubieran hecho así, sus ayunos hubieran sido aceptados.

“cuando el pueblo de Bet-el había enviado a Sarezer, con Regem-melec y sus hombres, a implorar el favor de Jehová, y a hablar a los sacerdotes que estaban en la casa de Jehová de los ejércitos, y a los profetas, diciendo: ¿Lloraremos en el mes quinto? ¿Haremos abstinencia como hemos hecho ya algunos años?

Vino, pues, a mí palabra de Jehová de los ejércitos, diciendo:
Habla a todo el pueblo del país, y a los sacerdotes, diciendo: Cuando ayunasteis y llorasteis en el quinto y en el séptimo mes estos setenta años, ¿habéis ayunado para mí?
Y cuando coméis y bebéis, ¿no coméis y bebéis para vosotros mismos?
¿No son estas las palabras que proclamó Jehová por medio de los profetas primeros, cuando Jerusalén estaba habitada y tranquila, y sus ciudades en sus alrededores y el Neguev y la Sefela estaban también habitados?” Zacarías 7:2-7

C. La adecuada actitud y correcta motivación fue lo que caracterizó el ayuno aceptable en el Antiguo Testamento (Como se ve en los ejemplos anteriores):

1. Una expresión de humildad ante Dios.

“Pero yo, cuando ellos enfermaron, me vestí de cilicio;
Afligí con ayuno mi alma,
Y mi oración se volvía a mi seno Salmo 35:13.

“Y publiqué ayuno allí junto al río Ahava, para afligirnos delante de nuestro Dios, para solicitar de él camino derecho para nosotros, y para nuestros niños, y para todos nuestros bienes.” Esdras 8:21.

2. Una forma de disciplinar el alma con humildad, reverencia y arrepentimiento, Levítico 23:27 – “afligiréis vuestras almas.”

3. Una expresión de dolor ante Dios por el pecado o de dolor por la muerte.

4. Para proceder con la sinceridad de propósito – Para ser escuchados por Dios.

“Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado.
Que me buscan cada día, y quieren saber mis caminos, como gente que hubiese hecho justicia, y que no hubiese dejado la ley de su Dios; me piden justos juicios, y quieren acercarse a Dios.
¿Por qué, dicen, ayunamos, y no hiciste caso; humillamos nuestras almas, y no te diste por entendido? He aquí que en el día de vuestro ayuno buscáis vuestro propio gusto, y oprimís a todos vuestros trabajadores.
He aquí que para contiendas y debates ayunáis y para herir con el puño inicuamente; no ayunéis como hoy, para que vuestra voz sea oída en lo alto.
¿Es tal el ayuno que yo escogí, que de día aflija el hombre su alma, que incline su cabeza como junco, y haga cama de cilicio y de ceniza? ¿Llamaréis esto ayuno, y día agradable a Jehová?
¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo?
¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano?
Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver pronto; e irá tu justicia delante de ti, y la gloria de Jehová será tu retaguardia.
Entonces invocarás, y te oirá Jehová; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad” Isaías 58:1-9.
.

II. AYUNO EN EL NUEVO TESTAMENTO.

A. Nunca directamente mandó Cristo a su pueblo a ayunar.

1. Sin embargo, él regula a ciertas áreas su uso, lo que demuestra que podría ser efectivamente practicado por los cristianos, por diversas razones y en distintos momentos.

2. El ayuno era algo con que los creyentes judíos estaban familiarizados . Pero es necesario ver su importancia y el uso adecuado.

3. Ocasión en que sus discípulos ayunarían

“Entonces ellos le dijeron: ¿Por qué los discípulos de Juan ayunan muchas veces y hacen oraciones, y asimismo los de los fariseos, pero los tuyos comen y beben?
El les dijo: ¿Podéis acaso hacer que los que están de bodas ayunen, entre tanto que el esposo está con ellos?
Mas vendrán días cuando el esposo les será quitado; entonces, en aquellos días ayunarán.
Les dijo también una parábola: Nadie corta un pedazo de un vestido nuevo y lo pone en un vestido viejo; pues si lo hace, no solamente rompe el nuevo, sino que el remiendo sacado de él no armoniza con el viejo.
Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo romperá los odres y se derramará, y los odres se perderán.
Mas el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar; y lo uno y lo otro se conservan.
Y ninguno que beba del añejo, quiere luego el nuevo; porque dice: El añejo es mejor.” Lucas 5:33-39

(Tiempo de tristeza extrema – Su misma muerte – Juan 16:20). “De cierto, de cierto os digo, que vosotros lloraréis y lamentaréis, y el mundo se alegrará; pero aunque vosotros estéis tristes, vuestra tristeza se convertirá en gozo”

B. Motivos para Regular el ayuno de los cristianos:

1. No se debe hacer como una muestra de justicia.

“Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.
Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.” Mateo 6:16-18.

a. No es un ritual que hace justo a una persona.

“ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano.” Lucas 18:12

b. Si se hace con ese fin previsto – No es agradable delante de Dios.

2. De suplica y dolor por el pecado

“donde estuvo tres días sin ver, y no comió ni bebió.” “Y el Señor le dijo: Levántate, y ve a la calle que se llama Derecha, y busca en casa de Judas a uno llamado Saulo, de Tarso; porque he aquí, él ora” Hechos 9:9, 11.

a. Saulo más tarde Pablo ayunó mientras oraba a Dios, arrepentido por los pecados que había cometido en contra de Cristo.

b. Deberíamos a aprender de esta actitud y respuesta hacia el pecado. Me temo que a veces no tomamos el pecado y su eliminación tan seriamente.

3. Debido a la intensa devoción a las cosas espirituales.

a. Jesús al comienzo de su ministerio.

“Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo.
Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.”

Mateo 4:1- 2

b. El compromiso de Ana para adorar a Dios y buscar al Mesías.

“Estaba también allí Ana, profetisa, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad muy avanzada, pues había vivido con su marido siete años desde su virginidad,
y era viuda hacía ochenta y cuatro años; y no se apartaba del templo, sirviendo de noche y de día con ayunos y oraciones.” Lucas 2:36-37

c. Como una cuestión de dedicación personal a la obra (v. 2), y especialmente en la preparación para enviar a Bernabé y Saulo en el camino de la predicación (v. 3).

“Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquía, profetas y maestros: Bernabé, Simón el que se llamaba Niger, Lucio de Cirene, Manaén el que se había criado junto con Herodes el tetrarca, y Saulo.
Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado. Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron.” Hechos 13:1-3

d. La Súplica por la bendición de Dios a los ancianos recién nombrado.

“Y constituyeron ancianos en cada iglesia, y habiendo orado con ayunos, los encomendaron al Señor en quien habían creído.” Hechos 14:23

e. Durante los períodos de especial énfasis espiritual en la vida de uno.

“No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia.” 1 Corintios 7:5

4. En momentos de tristeza extrema.
“Mas vendrán días cuando el esposo les será quitado; entonces, en aquellos días ayunarán. Lucas 5:35.

C. El ayuno nunca debe ser vistos como un fin en sí mismo.
“ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano
”Lucas 18:12,.

1. Es decir, no era algo que uno hace “para ser santo”.

2. Por el contrario, fue uno de los medios de dedicarse exclusivamente a sí mismo a Dios, a su voluntad y su obra.

a. El énfasis en lo espiritual por sobre lo físico.

b. . 1 Corintios 7:3-5: La abstinencia de la satisfacción sexual “por un tiempo” para dedicarse totalmente a las cosas espirituales.

3. El ayuno y el cristiano:

-Abstenerse de la comida física”por un tiempo “para dedicarse totalmente a las cosas espirituales..

4. Recuerde:

-El estilo de vida y carácter que Jesús demanda a sus discípulos es una vida constante de dedicación y entrega al servicio de Dios (Mateo 6:33.).

Algunos creen que el ayuno es un mandamiento. El ayuno no es en absoluto mandado al hombre para que el hombre fuera salvo. Vemos el reconocimiento del ayuno en el Nuevo Testamento. El ayuno se observó con frecuencia durante las calamidades públicas, aflicciones, y el pecado en relación con:

Un peligro inminente, una aflicción, y en ocasiones importantes a menudo se hizo ayuno . El ayuno era a menudo acompañado por la oración (Hechos 14: 23).

Algunos erróneamente enseñan que Jesús condenó el ayuno. El Sermón de la Montaña es básicamente una exposición del fariseísmo (Mateo 5-7, Mateo 5: 20). Jesús no condenó a los fariseos por el ayuno, sino por su falta de sinceridad (Mateo 6: 16). De hecho, Jesús reconoció el ayuno en situaciones de aflicción (Mateo 9: 14-18).

Como hemos visto, el ayuno no es un mandamiento y no es una “acción de la Iglesia,” como tal. También debe observarse que el ayuno no fue utilizado por la iglesia primitiva para inducir un estado de euforia en la mente derivando en “hablar en lenguas”. En pocas palabras, el ayuno es un acto que se realiza durante un dolor o una gran concentración espiritual.

1. El ayuno sigue siendo un medio de disciplinar el alma de uno – Un medio de hacer hincapié en las cosas espirituales en la vida, absteniéndose de alimentos, para estar totalmente dedicado a las cosas de Dios.

2. Sin embargo, nunca se debe utilizar el ayuno desde el punto de vista que sugiere que simplemente haciendo el acto, uno es justo delante de Dios Lucas 18:12

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

2 Comentarios to ““Una Perspectiva Bíblica del Ayuno””

  1. Andrés Gómez 13 septiembre, 2014 at 10:45 #

    Gracias hermano por su estudio fue de mucha ayuda para mi, principalmente para conocer lo que la Biblia dice sobre el tema y la postura de la Iglesia de Cristo al respecto, Dios le guarde, Pertenezco a la Iglesia de Cristo en Obispado que se encuentra en San Luis Potosí, México. Saludos y bendiciones

  2. Nydia 27 octubre, 2015 at 9:35 #

    Los únicos ayunos que Jehová ordenó se encuentran en Levítico 16, no hay otros ayunos ordenados por Dios. Eso son los ayunos que podemos observar a traves de toda la historia biblica.Luego en Zacarias 8:19 mandato de Jehová dice que esos ayunos únicos ayunos no hay otros dice Jehová que esos ayunos se convertirán en la casa de Juda en gozó, alegría y fiestas solemnes. Ya no hay ayunos por la línea de Cristo. Los ayunos de hoy son tradiciones judías, no son para los cristianos. Los discípulos de Cristo en las cartas del nuevo pacto no indican que fuese una práctica a seguir. Aún Pablo una vez Cristo le dice “Bastate mi gracia…..”, Pablo no nombra más rudimentos a seguir, ni habla más del ayuno. Tampoco lo nombra cuando habla de los deberes del cristiano. Sólo la oración de fe en el nombre de JESÚS y el poder que ya tenemos del Espíritu Santo. El ayuno puede ser beneficioso para el cuerpo única y exclusivamente, pero para nada espiritual, tampoco para echar fuera demonios. Todo es por fe en el NOMBRE de JESÚS.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD