“Somos Simplemente Cristianos”

Mucha gente Ha crecido desencantada con las actuales formas religiosas que se originaron en la edad media y que han llegado a no tener  sentido hoy. Hay descontento con las estructuras humanas y el dogma denominacional. Algunos, debido a tales opiniones, le han llevado a concluir que el “cristianismo” no es relevante hoy. Tener esta opinión tan drástica es no  conocer suficientemente las Escrituras para poder distinguir entre el evangelio de Cristo y lo  qué hombres a través de los siglos le han añadido a este evangelio.

Si algunas de estas cosas le preocupan , y  ha sentido un gran  deseo  de volver a la religión sencilla y  simple de Cristo, sacando  todo lo que en la  religión ha sido producto de los hombres  y siguiendo simplemente las verdades de Cristo, las verdades que transforman el alma y  que nos unen a Dios, quiero decirle  que puede y  que hoy existe tal cristianismo.

La Biblia,  la palabra de Dios al hombre, presenta a Jesucristo como el hijo de Dios. Esto  fue predicho y anunciado  en el Antiguo Testamento, el cual  Dios usó para gobernar a su pueblo, los israelitas hasta  que Cristo vino a establecer el Nuevo Testamento (Jeremías. 31:31 – 33; Gálatas. 3:19, 23-24).  “Porque reprendiéndolos dice:  He aquí vienen días ,dice el Señor, en que estableceré con la casa de Israel y la casa de Judá un nuevo pacto . No como el pacto que hice con sus padres el día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto;……Al decir :Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero: y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer.” (Hebreos 8:8-13)  Ese Nuevo Testamento revela la religión de Cristo. Estudiándolo aprendemos  todo lo que es necesario  saber del camino que   Cristo nos ha dejado.

Aprendemos que entre los seguidores de Cristo no existió ninguna organización denominacional . Todos eso comenzó tiempo después. En el Nuevo Testamento vemos a  la gente oír el evangelio y obedecer las condiciones de la Gracia de Dios.  Siendo salvados, fueron añadidos  al pueblo del Señor, la iglesia (Hechos 2:36 – 47). Cuando el evangelio se extendió, los  encontramos reunidos  en congregaciones en diversos  lugares alrededor del mundo. Cada congregación estaba gobernado por  sus propios ancianos o pastores  (Hechos 14:23).” Y constituyeron ancianos en cada iglesia, y habiendo orado con ayunos, los encomendaron al Señor en quien habían creído”  Estos ancianos no podían hacer leyes y ser los dueños de la congregación.  A ellos les fue  dada la  responsabilidad  de velar y de cuidar  la congregación como los pastores cuidaban sus rebaños (Hechos  20:17,28); leer también (1 Pedro. 5:1-3). “Enviando ,pues, desde Mileto a Éfeso ,hizo llamar a los ancianos de la iglesia” , “ Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre”.  El único cuartel general  que los discípulos conocían  era el cielo, donde estaba y está su cabeza, Jesucristo, (Efesios. 1:22,23). “ y sometió todas las cosa bajo sus

pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo”

Su adoración es algo digna de  considerar . En el primer día de la semana ( el domingo), por ejemplo, ellos comían  la Cena del Señor ( participaban del pan sin levadura y del fruto de la vid ) y oían la predicación del la palabra de Dios ( Hechos 20:7) “ El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente: y alargó el discurso hasta la medianoche”; , leer también   (1 Corintios. 11:23 – 29),  cantaban a voces (Efesios  5:19), oraban y uno conducía la oración  (1 Corintios. 14:15, 16), y compartían  sus responsabilidades mutuas dando de acuerdo a su  prosperidad (1 Corintios. 16:1,2). Encontramos que las contribuciones no eran  recogidas en  otro día sino solo el primer día de la semana y que ninguna jerarquía les decía cuanto dar.. Dieron de lo que propusieron individualmente en sus propios corazones  (2 Corintios. 9:6,7).  Cada persona salvada era un sacerdote (1Pedro 2:9). “ Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable.” Nadie podía realizar su servicio de adoración  por otro.

Vivieron  vidas santas. Cuidaron de los pobres. Enseñaron a otros. Enviaron predicadores para enseñar a otros en comunidades lejanas. Con la simplicidad de la fe y del fervor no había necesidad de una  centralización. Sin maquinaria organizativa , el evangelio fue predicado a todo el mundo de aquel entonces en un  corto plazo (Colosenses 1:23).” Si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, el cual se predica en toda la creación que está debajo del cielo, del cual yo Pablo fui hecho ministro”  Se Conocían a estos discípulos de Cristo como cristianos (Hechos11:26) “ … y a los discípulos  se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía”; leer también (Hechos  26:28); y  (1 Pedro. 4:16). No usaron ningún nombre sectario . Su religión no era materialista o sensual. No intentaron impresionar a los  hombres con ceremonias o ritos  piadosos.  ellos buscaron  impresionar a Dios con la única cosa que lo ha impresionado siempre, la  obediencia contrita ( 1 Samuel15:22). “ Y Samuel dijo:¿ Se complace Jehová en los holocaustos y víctimas,  como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros”  Su súplica no era social o recreacional. Ofrecieron el evangelio, porque sabían que era el poder de Dios para  salvación (Romanos. 1:16,17).

ALGUIEN DIRÍA , “¡OH, si solamente fuera así hoy ¡. ¡“la verdad es que así es!    Hombres y mujeres libres sobre la tierra  han abandonado  el denominacionalismo  RELIGIOSO , viendo en él ni  su necesidad ni su  importancia sino solamente una causa de división.  Deseando la simplicidad de Cristo, su autor, y su número está aumentando. ¿Cuántos han tomado esta decisión? ¡Quién sabe!   Su relación y conexión solamente es Cristo y no en una cierta organización con maquinaria para guardar una cuenta. . Lo que  es importante,  es que existe un grupo de tales personas que  se reúnen cerca  de donde usted vive.

Son cristianos solamente.  Adoran y sirven a  Dios de la misma forma como lo hicieron  los discípulos de aquel entonces.  Cristo es su única cabeza , y las Escrituras su única guía. No son miembros de ninguna organización humana, son simplemente una congregación, o iglesia, de Cristo.

Usted también puede ser solo un cristiano y servir a Dios  sin pertenecer a ninguna  denominación, No estar sujeto por leyes denominacionales u obligaciones que han sido formuladas por mandamientos de hombres. Si tal libertad busca usted, estamos para servirle.

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD