¿Por Qué Fue Apedreado Esteban?

 

Lectura bíblica Hechos 7:54-60

INTRODUCCIÓN:

En medio del rápido crecimiento y desarrollo de la iglesia en Jerusalén,  surgieron luchas internas y  discordias. En la ración diaria de los santos necesitados, las viudas helenistas eran desatendidas, mientras que las viudas hebreas no. Sin lugar a dudas, las acusaciones, como el racismo, el favoritismo y discriminación comenzaban a hacerse oír en la iglesia.

Un grave problema que exigía una necesaria  atención inmediata antes que la iglesia fuera destrozada. La solución (como se dice en Hechos 6:3- 5) fue nombrar a siete hombres “de buen testimonio, llenos del Espíritu y de sabiduría” para supervisar el ministerio diario de satisfacer las necesidades de los más necesitados.

A través de su administración, el trabajo  a realizar habría de  satisfacer las necesidades y  la tensión se calmaría dentro de la congregación. Uno de estos siete hombres se llamaba Esteban. Hechos 6 nos dice Esteban era un hombre “lleno del Espíritu de Dios, lleno de fe,  de sabiduría, de buen testimonio.”

Era un hombre notable, quien hizo milagros (Hechos 6:8), él era evangelista, y sin duda llevó a muchos a Cristo Jesús. Y sin embargo, al final del capítulo de los Hechos  7, lo vemos siendo apedreado hasta morir por una turba de judíos enojados ¿Qué había pasado? ¡Qué provocó un cambio tan notable de los acontecimientos!

Teniendo en cuenta su sabiduría, su fe, su testimonio, su obra de servicio, y su poder milagroso, ¿por qué iba alguien a querer destruir a este hombre? Esta es la pregunta que queremos tratar de responder.

¿POR QUÉ fue apedreado Esteban? ¡La respuesta puede sorprenderte!

 1 – Se desempeñaba en el pueblo

El primer factor que llevó a la muerte definitiva a Esteban se encuentra en Hechos 6:8 — “Y Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes señales y prodigios en el pueblo.” Esteban podría haberse quedado en casa,  a salvo,  asistiendo a sus deberes de cuidar a las viudas, y por lo tanto mantener el buen favor de la gente.

Pero Esteban se dio cuenta de que había gente a su alrededor que se estaba perdiendo.  Personas que necesitaban escuchar las buenas nuevas de Jesucristo.  Gentes, tal vez, que habían participado en el proceso que condujo a la crucifixión de Jesús, que necesitaban oír que era el Mesías que habían ejecutado.

Así que Esteban no se ocultó dentro de las cuatro paredes  de la “iglesia”.  Más bien, él salió  entre el público judío hostil y con audacia proclamó la verdad .Verdad que en ese momento y en muchos círculos, no era un mensaje popular.

Esteban se dio cuenta de que en la batalla por las almas de los hombres, el soldado de Cristo no debe ser encontrado escondido en una trinchera, con miedo a enfrentarse al enemigo, sino estar en medio del pueblo, donde se está librando la batalla por las almas.

La primera razón de por qué Esteban fue apedreado, por lo tanto, fue que él era visible y era vocal.

 2 – La incapacidad para resistirse a su ESPÍRITU

El segundo factor que en última instancia condujo a su muerte prematura fue que la gente que se le oponían fue incapaz de hacer frente con éxito y refutar su doctrina ni fueron capaces de resistir el espíritu con que hablaba.

Hechos 6:7 nos informa que el número de los discípulos “aumentaba grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.” Los judíos  estaban obviamente preocupado por su éxito “, se levantaron y discutieron con Esteban” (vs. 9). Al parecer, lo veían como una de las principales razones de este crecimiento que se llevaba a cabo. Por lo tanto, discutieron con él públicamente.

La palabra griega traducida como “argumentar” aquí es suzeteo, que significa ” participar en el debate y la polémica pública”. Estos debates con Esteban, sin duda, fueron muy intensos, y se sucedieron en el ojo público. Una vez más, vemos su gran visibilidad.

Pero lo que es peor, al menos desde el punto de vista de los judíos “, Hechos 6:10 dice” no fueron capaces de hacer a la sabiduría y al Espíritu con que hablaba. “

Los judíos  determinaron  poner fin a esta enseñanza. Esteban era demasiado exitoso. Por lo tanto, lo iban a callar, e iban a hacerlo públicamente, para humillarlo y destruir su influencia y credibilidad ante el pueblo.

Sin embargo, ocurrió todo lo contrario. Fueron ellos los que hicieron el ridículo, porque no podían refutar la sabiduría de su mensaje. Tampoco podían hacer frente al Espíritu Santo. Esteban estaba proclamando la verdad, y no podían ellos mantenerse en pie en contra de ella.

Hay un viejo proverbio — “Las piedras no se tiran, excepto al árbol cargado de frutos.” Esteban fue apedreado, en parte, porque él estaba hablando la verdad, y esto estaba dando sus frutos. Esto fue demasiado para sus rivales .

 3 – Testigos y Acusaciones Falsas

La verdad que se proclama con sabiduría y valentía no se puede contradecir por quienes se dedican a la falsedad. Los judíos finalmente se dieron cuenta de esto, lo que llevó al tercer factor que en última instancia resulta en la lapidación de Esteban — ¡lo atacaron con mentiras!

“Entonces sobornaron a unos para que dijesen que le habían oído  hablar palabras blasfemas contra Moisés y contra Dios” (Hechos 6:11). En el v 13 dice “Y pusieron testigos falsos  testigos falsos.” (ante el Sanedrín), probablemente bajo juramento y con más mentiras adicionales.

Dado que los judíos no podían hacer frente a la sabiduría y las enseñanzas verdaderas de este hombre, decidieron atacar al hombre mismo. Si no se puede refutar el mensaje y la sabiduría el mundo sugiere que ataques al mensajero. Esta se convirtió en la táctica y la estrategia.

¿Fueron verdaderos estos testigos  que rindieron declaraciones ante el Consejo Superior de la nación judía: el Sanedrín? No. Sus acusaciones fueron la cosa más lejana de la verdad. Sin embargo, estos hombres no estaban interesados ​​en la verdad de Dios,  estaban interesados ​​sólo en la detención de Esteban y si no podían hacerlo con honor, lo harían sin honor.

Sintieron que el fin justificaba los medios, y en este caso los medios fueron: Las falsas acusaciones y las mentiras que  declararon los hombres que habían sido comprados y pagados. ¿Cuánto más bajo se puede llegar al utilizar estos métodos para destruir a otro hombre?. No sólo fueron estas tácticas diseñadas para destruir la reputación de Esteban y su ministerio eficaz entre las personas, sino que en última instancia condujo a su muerte violenta!

 4 – Alborotaron a la Gente

Los enemigos de Esteban no se contentaron con simplemente derribarlo él y producir falsos testigos con falsas acusaciones ante el Sanedrín. Ellos, además,  agitaron  a la opinión pública en contra de él hasta el punto de que el pueblo llegara a creer las mentiras, estaban dispuestos a acabar con Esteban.

Hechos 6:12 — “Y soliviantaron al pueblo, a los ancianos y los escribas: y arremetiendo, le arrebataron, y le trajeron al concilio.”

La frase “soliviantaron” es la palabra griega que significa sugkineo “azotar en un frenesí, de provocar una conmoción.” Esta es la única vez que esta palabra aparece en la Biblia.

Estas personas trabajaron las multitudes. Ellos azuzaron  la gente en un frenesí con sus mentiras y falsas acusaciones. La gente se volvió tan nervioso que lo único que querían era la sangre del justo Esteban.

Esto fue muy similar a la situación en Éfeso durante el tercer viaje de Pablo. Los críticos de Pablo azuzaron a la gente de la ciudad hasta el punto del frenesí.

Hechos 19:32 dice “que el pueblo estaba en la confusión total “, unos gritaban una cosa y otros otra, y la mayoría ni siquiera sabía por qué causa se habían reunido” La psicología de masas es un estudio fascinante! Si usted puede azuzar a una multitud hasta el frenesí, se pueden manipular a actuar de manera que, en circunstancias normales, una persona racional nunca consideraría. A través de la mentira, y el testimonio público de los falsos testigos, y un poco de manipulación inteligente de la opinión pública, estos enemigos de Esteban lograron lo que no pudieron hacer solos, la destrucción de este hombre de Dios.

Un comentarista escribió: “Los enemigos de la verdad siempre va a atraer a la gente con falsas acusaciones en contra de aquellos que predican la verdad, la calumnia y los rumores siempre van a agitar una multitud quienes están decididos a prevalecer a toda costa, en última instancia, llegando al punto en que atacan al hombre, en lugar del mensaje “.

5 – Fueron Compungidos de Corazón

Después de que las falsas acusaciones habían sido formuladas contra él, Esteban tuvo la oportunidad ante el Sumo Sacerdote para hacer una defensa pública del mismo  y ante el Consejo Supremo de la nación judía: el Sanedrín. Sin embargo, la “defensa” no fue una defensa de sí mismo, sino más bien una súplica apasionada para que estas personas entraran en razón y aceptaran la Verdad de Jesucristo.

Esteban fue muy franco con ellos, no anduvo con rodeos. Él les dijo que eran tercos, que eran incircuncisos de corazón y de oídos, que siempre estaban resistiendo al Espíritu Santo. Los acusó de ser asesinos y traidores de los justos, al igual que sus antepasados ​​antes que ellos.

 Su franqueza ante el tribunal no  cayó bien a estos líderes, ni a sus acusadores, y ciertamente  a la gente que se había levantado en su contra. Hechos 7:54 dice: “Oyendo estas cosas, se enfurecían en sus corazones, y crujían los dientes contra él.” Ellos estaban tan enojados porque Esteban se había atrevido a hablar así contra  ellos  y estaban llenos de tanta rabia, que empezaron a rechinar los dientes en su furia.

6 – Taparon sus Oídos

Por otra parte, Hechos 7:57 dice que “Entonces ellos, dando grandes voces, se taparon los oídos, y arremetieron a una contra él.” Estas personas se negaron a oír una palabra de este hombre. No importa lo que tenía que decir, ellos simplemente no iban a escuchar.

Ellos  que estaban más  dispuestos a escuchar las acusaciones,  se taparon los oídos y no oyeron su defensa y la Verdad. Qué típico de esto es la naturaleza humana. Nos encanta el chisme jugoso de  otra persona … los defectos y fracasos … pero no somos tan listos para escuchar  la razón y la voz de la Verdad.

Los habitantes de Jerusalén, habiendo perdido todo sentido de la razón, se apresuraron tomar a Esteban, sacándolo por una de las puertas de la ciudad, luego recogiendo las piedras más cercanas y las más grandes que podían manejar, y lo apedrearon hasta la muerte. Y Esteban se convirtió en el primer mártir de la iglesia de nuestro Señor Jesucristo.

 7 – Algunos Miraban

Todo esto fue una tragedia terrible, pero tal vez el aspecto más preocupante de todo este episodio es lo que la  Escritura indica; que hubo algunos que estaban por allí, y vieron lo que  sucedía, y no hizo nada. Incluso sabemos el nombre de uno de ellos – Saulo de Tarso (que más tarde sería conocido como el apóstol Pablo).

Durante todo el proceso perverso que culminó con la muerte de Esteban, había observadores que sabían la verdad y que podría haber intervenido. Sin embargo, el registro no dice nada acerca de algún tipo de intervención.

Al final de la vida de Pablo,  él mismo se enfrentó a la ejecución de su fe, él escribe: “En mi primera defensa ninguno estuvo a mi lado, sino que todos me desampararon; no les sea tomado en cuenta.” (II Timoteo 4:16.). Uno tiene que preguntarse si tal vez Esteban vino a la mente de Pablo en este momento cerca del final de su vida.

En el versículo 17 Pablo dice: “Pero el Señor estuvo a mi lado” — al igual que Esteban dijo que había visto al Hijo del hombre de pie a la diestra de Dios. Y sus últimas palabras fueron: “Señor, no les tomes en cuenta este pecado” (Hechos 7:60). No, no creo que Pablo olvidará a Esteban. Llevó el recuerdo con él toda su vida. “Yo dije: Señor, ellos saben que yo encarcelaba y azotaba en todas las sinagogas a los que creían en ti;  y cuando se derramaba la sangre de Esteban tu testigo, yo mismo también estaba presente, y consentía en su muerte, y guardaba las ropas de los que le mataban.” (Hechos 22:19-20)

En conclusión, ¿Por qué fue apedreado Esteban? No hay duda porque fue un hombre de fe, decidido a compartir las buenas nuevas con otros, porque  se mantuvo firme a pesar de que el mensaje no siempre fue popular, porque estaba dando  frutos para el Señor, porque sus oponentes decidieron detenerlo, y al no poder hacerlo en honesto debate abierto, lo hicieron con la mentira y la falsa acusación y la manipulación de la opinión pública y murió debido a que algunos no hicieron nada, sino que se quedaron en silencio  observando.

¡Qué tragedia! ¡Qué pérdida de un buen hombre de la iglesia primitiva!

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

3 Comentarios to “¿Por Qué Fue Apedreado Esteban?”

  1. casandra 16 marzo, 2015 at 9:50 #

    Estimado Juan Canelo es interesante y de mucho provecho contar con los estudios que incorpora a la pagina de la iglesia ya que nos permite crecer en el conocimiento de la palabra del Señor.
    Por lo que doy gracias a Dios que tengamos el privilegio de poseer este sitio que se complementa con los estudios congregacionales
    saludos afectuosos de la familia Plaza Sanz

  2. Mardoqueo 25 enero, 2017 at 10:14 #

    Quisiera saber cómo seguir a diario estas enseñanzas. Es de gran bendición para mi vida

  3. Waldemar Laureano 7 junio, 2017 at 14:54 #

    Tremenda reflexión gloria al que vive para siempre

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD