Los Milagros Hoy (parte I)

Que los milagros son una realidad en la enseñanza bíblica ningún creyente podría negar. Pero muchos tienen una vista enteramente inadecuada de la verdadera naturaleza de los milagros. En general un “milagro” Se puede definir como “un acontecimiento en el mundo realizado por el poder inmediato de Dios, como una demostración de su propósito y voluntad.” En las Escrituras hay tres términos usados para definir y para describir la idea del “milagro”:
• “Señales” – Que el propósito de los milagros es para señalar a algo o alguien mayor que el milagro.
• “Maravillas” – El efecto que el milagro tiene sobre el ser humano con el propósito de crear un sentido de temor.
• “Prodigios” – La naturaleza del milagro en sí mismo que manifiesta el poder de Dios.
Estos tres términos se mencionan en la obra de Jesús Cristo (Hechos 2:22),del Espíritu Santo (Hebreos 2:4), y los Apóstoles (II Corintios 12:12, Hechos 5:12). Todos los milagros de la Biblia son una parte esencial e imprescindible de la historia de la salvación.

EL PROPÓSITO DE MILAGROS

Lo más importante que debe ser entendido es que el propósito de los milagros en la Biblia fue confirmar la palabra de Dios: Marcos 16:17 – 20; Hebreos 2:1 – 4 … Juan 20:30 – 31.. Esto significa que el mensaje de la palabra de Dios es siempre más importante que el milagro en sí mismo. (La única “excepción” sería el milagro más grande de todos – la resurrección de Jesús Cristo. Pero, éste es el mensaje mismo del evangelio. Ningún milagro fue y es tan importante como la resurrección de Cristo: I Corintios 15:1 – 19. ¿Si este milagro no fue verdad, ningún otro milagro hace la diferencia.) si el mensaje es más importante que el milagro, entonces ¿por qué muchos en el mundo religioso hacen del milagro algo más importante que el mensaje? ¿Por qué tanto énfasis es puesto en muchas iglesias en los milagros a lo que dice la palabra de Dios realmente en la mayoría de las doctrinas bíblicas? ¿Por qué muchos individuos creen que “conseguir un milagro” es la cosa más importante de la fe?

Según los principios de Las Escrituras, la palabra de Dios ha sido confirmada completamente. De hecho, su verdad permanece como una verdad completa y final para todos los tiempos. Una vez que la verdad fue confirmada completamente, el propósito de los milagros se acabó . y no fueron necesarios ya más para confirmar la palabra de Dios con excepción de los milagros que podemos leer en la Biblia misma. Considere el propósito de los milagros de Cristo (Hechos 2:22) y los Apóstoles II Corintios 12:). Decir que todavía debemos tener esta clase de milagros implica decir que la palabra de Dios no es perfecta y completa .

EL SIGNIFICADO DE LOS MILAGROS

Considere el proceso de “cómo” los milagros fueron desarrollándose en la iglesia primitiva: Lucas 24:44 – 49 y Hechos1:1 – 11 (Véase Mateo 16:19; 18:18 – 19; 19:28 … Juan 20:22 – 23) … Hechos 2:1 – 4 Vea especialmente Hechos 8:14 – 18 y Hechos 19:1 – 7 (con Romanos 1:8 – 11; II Timoteo 1:6). Es de crucial importancia entender que el derramamiento del Espíritu Santo sobre los Apóstoles fue el principio del cumplimiento de la promesa del Espíritu y no el fin. Su experiencia fue única y excepcional ( el caso más cercano, aunque no exacto y paralelo, fue el de la casa de Cornelio – Hechos 10:44 – 48; 11:15-18 . Hechos 15:7 – 11) . Sin embargo, todos los cristianos recibirían las ventajas y las bendiciones del derramamiento del Espíritu Santo Vea Tito 3:5 – 7. Las Escrituras dejan claro que la capacidad para obrar milagros fue hecha a través de los Apóstoles o por aquellos que habían recibido la imposición de las manos de los Apóstoles . Esto se ve estudiando la primera parte del libro de los Hechos de los Apóstoles: Hechos 2:1 – 4; 2:43; 3:1-6; 4:32-33; 5:1-11; 6:5-6; 8:5-6,12; y especialmente Hechos 8:14 – 18.

Debe así ser más que obvio que en la historia de la iglesia del primer siglo el poder de obrar los milagros (es decir, los dones milagrosos del Espíritu) fueron dado por “la imposición de las manos de los Apóstoles .” De hecho la historia de la iglesia verifica que el poder de obrar milagros a través de las manos de los hombres iba a pasar gradualmente . ¡Lo que es más, en la historia de la iglesia podemos ver que los que demandaron “resucitar” los dones milagrosos fueron considerados herejes ! Uno de ellos de nombre Montano ( 155 D.C.) no sólo los dones espirituales milagrosos fueron buscados sino el don de profecía y el hablar en lenguas. Él también creyó en nuevas revelaciones en curso , particularmente con respeto a la venida de Cristo en un reino de mil años.
LA SANIDAD DIVINA

Considere los milagros de sanidad de Cristo y de los Apóstoles y después considere la manifestación supuesta de las sanidades milagrosas del movimiento carismático o Pentecostal

Las sanidades del Señor Jesucristo:

• El hijo de un funcionario – Juan 4:46 – 54
• La suegra de Pedro – Mateo 8:14 – 17; Marcos1:29 – 34; Lucas 4:38 – 41
• El Leproso – Mateo 8:2 – 4; Marcos1:40 – 45; Lucas 5:12 – 16
• El paralítico – Mateo 9:1 – 8; Marcos 2:1 – 12; Lucas 5:17 – 26
• El hombre cojo – Juan 5:1 – 9
• El hombre con la mano seca – Mateo 12:9 – 14; Marcos3:1 – 6; Lucas 6:6 – 11
• El criado del Centurión – Mateo 8:5 – 13; Lucas 7:1 – 10
• El hijo de la viuda – Lucas 7:11 – 17
• La Hija de Jairo’ – Mateo 9:18 – 26; Marcos 5:22 – 43; Lucas 8:41 – 56
• La mujer que tocó el manto de Jesús Mateo 9:20 – 22; Marcos 5:25 – 34; Lucas 8:43 – 48
• Dos hombres ciegos – Mateo 9:27 – 31
• La hija de la mujer Cananea – Mateo 15:22 – 28; Marcos 7:24 – 30
• El hombre sordo – Marcos 7:31 – 37
• El hombre ciego – Marcos 8:22 – 26
• El muchacho endemoniado- Mateo17:14 – 20; Marcos 9:14 – 29; Lucas 9:37 – 43
• El hombre que nació ciego – Juan 9:1 – 34
• La mujer encorvada- Lucas 13:10 – 21
• El hombre con hidropesía – Lucas 14:1 – 6
• Lázaro levantado de los muertos – Juan 11:1 – 46
• Los diez Leprosos – Lucas 17:11 – 21
• Los dos hombres ciegos – Mateo 20:29 – 34; Marca 10:46 – 52; Lucas 18:35 – 43
• La oreja de Malco – Lucas 22:49 – 51

Sanidades de los Apóstoles:

• El hombre cojo – Hechos 3:2 – 9
• Eneas – Hechos 9:33 – 35
• Dorcas es levantada de los muertos – Hechos9:36 – 42
• Elimas el hechicero – Hechos 13:11 – 12
• El hombre lisiado – Hechos14:8 – 18
• Pablo después de ser apedreado – Hechos 14:19 – 22
• Eutico que fue levantadote de los muertos – Hechos 20:9 – 12
• Pablo y la víbora – Hechos28:3 – 6
• Publio – Hechos 28:7 – 8

.

Así pues, de los veintidós milagros curativos específicos de Cristo mencionados en los evangelios, y de los diez milagros curativos específicos de los Apóstoles mencionados .Considere también las siguientes sanidades milagrosas de Cristo y de los Apóstoles en el evangelio de Juan:
• Juan 4:46 – 54 – Éste es el primero de los milagros curativos registrados de Cristo y en él Jesús plantea la apde la fe Vea Juan 4:48
• Juan 5:1 – 15 – Había mucha gente lisiada alrededor de la piscina que no recibió sanidad y note que este milagro no tiene nada que ver con la fe del ¡ que es curado! Lo más importante es que este milagro fue la base para el mensaje de Juan 5:16 – 47.
• Juan 9:1 – 7 – Este milagro trajo “ un encendido juicio” y se convirtió en la base para el propósito de Jesús de sus milagros en Juan 9:8 – 41.
• Juan 10:22 – 39 (Mateo 9:1 – 8; Marcos 2:1 – 12; Lucas 5:17 – 29) y Hechos 4:1 – 22 –
¡Cuando se compara, el método y el significado de los milagros de sanidad registrados en los evangelios y en los Hechos con el de las demandas modernas de curaciones milagrosas, no cabe ninguna comparación! ¡(Los “milagros curativos” de los “sanadores modernos de hoy en día son una falsificación”, ¡son una broma absurda y cruel! ) Al estudiar todos los milagros de sanidades en el Nuevo Testamento, encontramos a Jesús y a los Apóstoles: (1) ¡Curando con una palabra o un tacto – no estaban a veces incluso presentes! (2) Curando inmediatamente y totalmente – incluso la sanidad inusual registrada en Marcos 8:22 – 26 ¡prueba este mismo punto y más! (3) ¡Enfermedades orgánicas específicas curadas e incluso muertos que fueron resucitados! (4) ¡todos fueron curado a veces! Hubo otras veces que fue curada solamente una persona en una multitud. Note estos dos puntos a considerar:
• No todos tenían el don de sanidad en la iglesia primitiva – I Corintios 12:4 – 11.27-31
• No todos fueron curado en la iglesia primitiva: (1) Esteban – Hechos 7:54 – 60; (2) Santiago- Hechos12:2; (3) Epafrodito – Filipenses 2:25 – 27; (4) Timoteo- I Timoteo 5:23 ; (5) Trófimo – II Timoteo 4:20; (6) Pablo- Gálatas 4:12 – 15; II Corintios 12:7 – 10.
Muchas veces los Carismáticos demandan que cuando alguien no puede recibir un milagro y ser curado, la razón es que no tenía bastante fe. Pero, mirando los milagros verdaderos de la Biblia es obvio que la fe era a veces necesaria y en otras veces no. Considere el caso de Elimas el hechicero en Hechos13:4 – 12! Él quedó ciego por su herejía y por su incredulidad . Así, decir que cuando alguien no cree y no tiene suficiente fe ,un milagro no puede ser hecho, es una excusa conveniente.

¡Por lo tanto, necesitamos poner a los “hacedores de milagros ” en la perspectiva bíblica completa! Considere Deuteronomio 13:1 – 5; 18:14-22 … II Tesalonicenses 2:1 – 12 con I reyes 22:1 – 28; II Crónicas 18:1 – 27 (II Corintios 11:14 – 15)! (Recuerde a los magos del Faraón – Éxodo 7:11 – 13.22-23; 8:7,18 – 19; Espíritus familiares – Levíticos 19:31; 20:27; I Samuel 28:1 – 25 [I Crónicas 10:13 – 14]; II reyes 21:6; Isaías 8:19; Simon el mago- Hechos 8:9 – 13.24; Los Exorcistas judíos – Hechos 19:13 – 16; etc.) Debemos leer y estudia estos versos. Deuteronomio 13:1 – 5; 18:14-22! No porque alguien hace un milagro significa que debemos estar impresionados. Lo qué debemos probar es la palabra de la persona que hace el milagro. ¡ Dios dijo a su pueblo que él pueda incluso probarlos con un profeta falso y sus milagros para ver si están escuchando y están amando a Señor su Dios con todo su corazón!. Satanás y sus seguidores pueden obrar milagros. ¡Lo que es importante es que “probemos los espíritus! Vea I Juan 3:24 – 4: 6. Lo que es importante es que probemos el mensaje de los que demanden hacer milagros. El mensaje (es decir, el evangelio que predican y las doctrinas que enseñan).

La sanidad y la expiación

Uno de los malentendidos más serios del movimiento carismático es la creencia que el milagro de sanidad físico es una parte y una promesa de la expiación. Como la “prueba supuesta” para esta referencia de la visión es hecha por ellos en I Pedro 2:24:
“quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia: y por cuya herida fuisteis sanados”

¡Pero, el problema es que allí no hay absolutamente ninguna referencia a la sanidad divina milagrosa en este versículo! Este verso no dice, “por su expiación toda la enfermedad y enfermedad física serán curadas.” Lo que el contexto se refiere es a la salvación de nuestras almas. Cuando Cristo murió en la cruz , el cargó en su cuerpo el pecado, no nuestra enfermedad física.
El énfasis se debe también hacer en Isaías 53:5 – “ y por sus llagas fuimos curamos.” Éste no se refiere a la sanidad sino a la sanidad espiritual . Considere la conexión del contexto con Isaías 1:4 – 6 donde Isaías comienza el libro diciendo que Israel era un enfermo espiritual . A eso es que vino el Mesías a “curar. Lo que se da a entender es que “la enfermedad” es un tipo y una metáfora para la enfermedad del alma. De hecho, cuando Jesús vino a proclamar su reino él fue por todas partes curando toda clase de enfermedad físicas para probar que él era Mesías y que él tenía la autoridad del cielo. Al hacer eso él probó que él tenía el poder de perdonar los pecados y salvar nuestras almas. Considere Mateo 8:15 – 18 y Mateo 9:1 – 8; Marcos 2:1 – 12; Lucas 5:17 – 26. ¡Debemos observar que en la sanidad del paralítico, la sanidad física era probar algo más importante que la sanidad de la enfermedad, Jesús tenía el poder de salvarnos de nuestros pecados! La sanidad espiritual es siempre más importante que la sanidad física. Cuando Mateo señala a Isaías 53:4 (Mateo dice en su cita, “él mismo tomó nuestras enfermedades y llevó nuestras enfermedades.” Isaías dice, “ llevó él nuestras enfermedades , y sufrió nuestros dolores :y nosotros …y por su llaga fuimos nosotros curados”) en Mateo 8:16 – 17, encontramos al Apóstol diciéndonos que el ministerio de sanidad de nuestro Señor Jesucristo se había cumplido que prefiguraba el mayor ministerio de nuestro señor. La sanidad del alma

Al estudiar “la sanidad divina” no debemos nunca olvidarnos que ¡toda sanidad es divina! Muchos caen en la trampa de pensar que la única manera que Dios puede curar es a través de un milagro y si no es un milagro entonces no es divina. También caemos en la trampa de pensar que la enfermedad e incluso la muerte física es de alguna manera una “injusticia” ¡Nada podía estar más lejos de la verdad! Necesitamos poner el tema de la “sanidad divina” en la perspectiva del cuadro total de la fe. Considere Romanos 8:18 – 30. Dios se preocupa sobre el problema de la enfermedad, del sufrimiento, y de la muerte que nos afecta.. Pero, hay más, no debemos olvidar las lecciones prácticas en todo esto; que es la oración y la sanidad divina: El ejemplo de Ezequías – II reyes 20:1 – 11; Isaías 38:1 – 22. La cual es una hermosa historia de una sanidad no necesariamente milagrosa. Así pues, el principio está a veces en , “orar e ir al doctor y tomar la medicina.” También considere Santiago 5:13 – 16 con I Juan 5:13 – 15 (Filipenses 4:4 – 7). Y, a veces está en “ llamar a los ancianos de la iglesia para que oren por usted.”

Jesús ; pasado , presente y futuro

La interpretación que a veces se da al pasaje de Hebreos 13:8 (“Jesucristo es el mismo ayer y hoy y por los siglos ”) para “probar” que los milagros hechos por Dios en el pasado, él siempre los hará . Debemos observar que el contexto no está diciendo algo sobre los “milagros” – Cuál es la verdad de Hebreos 13:8? Muy simple, que la esencia (es decir, la naturaleza ) del Señor Jesucristo en misma que ha tenido siempre. El problema verdadero es que muchos no tienen la fe verdadera. Piensan que deben ver milagros Pero Jesús dijo:… “bienaventurados los que no vieron y creyeron . “(Juan 20:24 – 29) ¿Quién tiene la mayor fe?

Una cosa quiero dejar muy en claro que en este estudio no estoy diciendo que Dios no sane o haga milagros el día de hoy o que no pueda responder la oración o no pueda sanar a la gente, o que Dios no obre en el mundo a través de su providencia y poder, lo que estoy tratando de decir y dejar muy en claro que no hay hombre o mujer en el día de hoy obrando y realizando milagros o estar en posesión de los dones espirituales de sanidad, milagro o el don de lenguas. Muchos están obsesionados con todas estas cosas, pero quiero recordarles que una vez nuestro Señor Jesucristo, dijo: “…La generación mala y adúltera demanda señal…” ( Mateo 12:39).

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD