“Las Diferencias y las Divisiones”

 

El hecho de que los hermanos tengan serias diferencias sobre diferentes temas no necesariamente esto debe llevar a que tengan que dividirse. Hay una manera de mantener la unidad, a pesar de nuestros desacuerdos.

Entonces algunos que venían de Judea enseñaban a los hermanos: « Si no os circuncidáis conforme al rito de Moisés, no podéis ser salvos “(Hechos 15:1).

Este mensaje llevó a la iglesia gentil en Antioquía de Siria desatar una tormenta de controversia que amenazó con dividir permanentemente la iglesia en facciones de judíos y gentiles. Cómo los líderes de la iglesia primitiva manejaron esta controversia proporciona importantes lecciones sobre cómo manejar nuestras diferencias hoy.

El cristianismo comenzó en Jerusalén como un fenómeno exclusivamente judío. Los apóstoles no hicieron ningún esfuerzo para obligar a estos primeros hermanos a renunciar a su herencia judía, o los aspectos ceremoniales de su religión. No es de extrañar, por lo tanto, leer de estos hermanos judíos que sostenían algunas ideas distorsionadas sobre el papel de la ley de Moisés en la salvación. Esto no creó un problema hasta que los gentiles comenzaron a entrar en el movimiento.

Los defensores más militantes de la pureza judía en la Iglesia (los hermanos con un fondo farisaico, Hechos 15:5) se sintieron ofendidos por la falta de respeto a Moisés entre estos nuevos hermanos, y se sintieron obligados a promover ordenanzas mosaicas entre los hermanos gentiles. Antioquía de Siria fue su primer objetivo.

Hechos 15 registra una reunión de los apóstoles y ancianos en Jerusalén con representantes de la iglesia en Antioquía para discutir este tema. Basándose en las revelaciones anteriores y ejemplos, llegaron a la conclusión de que los gentiles no tenían que ser circuncidados y guardar la ley de Moisés (v. 7-21) . Un mensaje fue enviado a las iglesias gentiles sobre el asunto  (v. 22-31 , ver también Hechos 16:4 ) .

En este punto, el elemento judío en la iglesia sigue dos caminos diferentes. Un grupo ignoró los Hechos 15 y su decisión fue continuar promoviendo su versión distorsionada del cristianismo entre los gentiles. Las epístolas a los Gálatas ,2 Corintios, Colosenses, y otras indican que estos maestros continuaron circulando activamente entre los gentiles, insistiendo en que los gentiles siguieran la ley de Moisés para ser salvos. Pablo llamó a estos hombres “falsos hermanos” (Gálatas 2:4; 2 Cor.11: 26), los hombres que estaban sembrando la discordia entre el pueblo de Dios. Eran herejes egoístas “, que era preciso tapar la boca ” (Tito 1:10-11).

El segundo grupo, establecido en Jerusalén, todavía se aferraba a sus prejuicios judíos, pero no obligó a los gentiles. Todavía en el final del tercer viaje misionero de Pablo, leemos de un gran número de hermanos judíos en Jerusalén que estaba siendo ” celosos por la ley” (Hechos 21:20) . Para tranquilizar a estas personas, los ancianos de la iglesia de Jerusalén insistieron en que Pablo cumpliera un ritual mosaico en el templo, y Pablo estuvo dispuesto a cumplirlo sin disputar (v. 21-26). Ningún gentil estuvo involucrado, por lo que Pablo no vio esto  como un problema digno de discusión.

La historia de cómo la iglesia primitiva se ocupó de la cuestión de la circuncisión ofrece orientación sobre cómo debemos hacer frente a nuestros problemas de hoy. Los Hermanos estarán en desacuerdo sobre un número de interrogantes serias. Esas cuestiones deben ser estudiadas, discutidas, y (con suerte) resueltas. Pero incluso si no están totalmente resueltas, los hermanos aún pueden mantener la unidad, si ellos no imponen sus convicciones personales sobre los otros.

La fuente de una división

 Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros.  Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros  (Gálatas 5:13-15) .

 Es una dolorosa realidad  que hace burlarse a los no cristianos cuando observan las luchan y las divisiones entre los Cristianos, al saber que  el cristianismo tiene un problema.

El problema no es, como afirman los ateos, la religión en sí misma, ya que  las organizaciones ateas pueden ser tan propensas a las luchas internas como  las iglesias. El tema es el mismo que ha plagado a la humanidad desde Caín y Abel: los corazones dominados por las actitudes carnales hacia sus semejantes.

Pablo expone el origen del problema a pocos versículos después de nuestro texto que hemos encabezado este tema. Él advirtió contra ” las obras de la carne “, que incluyen, entre otras cosas: ” enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,  envidia ” (Gálatas 5:19-21) . Estas pasiones son universales, en la raza humana, y pueden manifestarse en cualquier comunidad, ya sea religiosa o de otra índole. Cuando los cristianos se muerden y se devoran unos a otros, no es culpa de su religión, sino que es precisamente porque no tienen suficiente de su religión en sí mismos. Pueden estar en la iglesia, pero todavía no están en Cristo.

El cristianismo, que está dominado por un espíritu de conflictos y el faccionalismo es una copia barata de la cosa real. El cristianismo genuino es practicado por aquellos que ” a través del  amor se sirven los unos a los otros. “

Estas son personas que han traído sus pasiones carnales bajo control, y han aprendido a practicar ” el amor, gozo, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio de sí mismo” en sus relaciones con los otros (Gálatas 5:22 -23). Su unidad no se basa en la conformidad absoluta en todos los detalles tanto en creencia como en la práctica, sino que han aprendido a amarse unos a otros de la misma manera que Cristo nos ha amado: como imperfectos y defectuosos, pero perdonados.

La división entre los cristianos puede ser común, pero no es inevitable. Cuando un grupo de creyentes puede demostrar el espíritu de amor y servicio que Pablo describe en este pasaje, el mundo alrededor de ellos se dará cuenta. Este es el tipo de religión que atraerá a aquellos que buscan la paz y la armonía en sus vidas.

Pero ese oasis de paz es frágil, muy frágil. Satanás siembra semillas de discordia en todas partes donde se puede, incluso en una isla desierta.

Anatomía de una división

 “Y Bernabé quería que llevasen consigo a Juan, el que tenía por sobrenombre Marcos;  pero a Pablo no le parecía bien llevar consigo al que se había apartado de ellos desde Panfilia, y no había ido con ellos a la obra. Y hubo tal desacuerdo entre ellos, que se separaron el uno del otro; Bernabé, tomando a Marcos, navegó a Chipre” (Hechos 15:37-39) .

Así terminó uno de los equipos misioneros más productivos en la historia del cristianismo primitivo. Los dos hombres que personificó el espíritu de la nueva religión tenían que caer sobre un tema de menor importancia personal, terminando cada uno por su lado. No Trabajaron nunca más juntos como  equipo. ¿Cuál de estos dos hombres tenía la razón en este tema? Algunos apuntan al comentario de Pablo años después de Juan Marcos “…es útil para el ministerio ” ( 2 . Tim 4:11) como una admisión tácita de que fue demasiado duro en su sentencia anterior. Pero eso es un poco injusto. Ninguno de los dos tenía una bola de cristal para saber cómo Marcos realizaría su labor.

Todo lo que tenían  era la experiencia previa, y un vago instinto. Teniendo en cuenta sus diferentes temperamentos y perspectivas, Pablo y Bernabé llegaron a diferentes conclusiones sobre el asunto, y decidieron que lo mejor era trabajar por separado. Estoy interesado aquí en una lección más amplia sobre cómo los grupos se ocupan en los conflictos internos. Note la frase : ” Bernabé quería . . . Pablo no le parecía bien . . . por lo que se separaron el uno del otro . “

Sustituya los dos nombres en este por un par de nombres de un grupo que está experimentando la disensión interna, y usted tiene una descripción perfecta de cómo se produce la división. Una de las partes está ” determinada ” en un curso de acción, el otro partido ” insiste ” en un curso diferente, y si las diferencias no se pueden resolver, ” se separan el uno del otro el uno del otro.”

¿Hay algo que  queda por decir? Ya sea que la cuestión que se examina es una cuestión de ” fe ” o “opinión” es realmente irrelevante. La División sobre cuestiones de opinión es realmente inexcusable (como la tragedia de lo que ocurrió aquí). Y ciertamente, hay ocasiones donde la división es la única vía  para los que desean permanecer fieles al Señor (1 Juan 2:19, 2 Corintios 6:17, 1 Corintios 11:19; Efesios 5: 11).

 Pero cualquiera que sea el fondo de la cuestión, la división entre el pueblo de Dios es siempre una cuestión de dos partes que tienen  fuertes convicciones sobre un punto de desacuerdo y que ya no pueden trabajar juntos. La solución no consiste en sustituir la convicción con un sentimentalismo sensible que acepta cualquier cosa ni tampoco se trata de levantar un sistema extra- bíblico de normas que eliminen la necesidad de  pensar. Más bien, nuestro reto es inculcar el amor de Dios a los demás, que nos permita hablar y razonar sobre los temas que nos preocupan, sin dejar que el veneno de las actitudes carnales rompa la armonía del grupo. Bernabé y Pablo continuaron con el trabajo para el Señor en diferentes campos, probablemente duplicando la cantidad de trabajo que podría haber logrado sí se quedaban junto. Pero la mayoría de las divisiones no producen un resultado tan positivo. Dios es glorificado cuando las personas pueden trabajar a través de sus desacuerdos y permanecer unidas y en paz.

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD