“La Tipología En La Biblia”

 

Una de los estudios  más fascinantes de la Biblia es el del estudio de la tipología en las Escrituras. Las Escrituras contienen tipos y sombras en el Antiguo Testamento que tipifican a Cristo.

¿Qué es exactamente un tipo? Teológicamente hablando, un tipo puede ser definido como “una figura  de algo futuro y más o menos profético, llamado el” anti tipo”. De acuerdo al diccionario Webter, un “tipo” es una figura o representación de algo que viene”. Un “tipo” de Cristo, por tanto, es una persona, evento, cosa, ceremonia, etc. del Antiguo Testamento, que fue designada para pre-figurar algún aspecto de Cristo. Tales “tipos” son “anticipaciones” del Antiguo Testamento sobre Cristo y como tienen que ver con el futuro Mesías son proféticos también.

 La palabra “tipo” (Griego tupos) acurre 16 veces en el Nuevo Testamento. Aunque esta palabra se utiliza de diversas maneras en el Nuevo Testamento.  En Romanos 5:14  Pablo declara que Adán “es una figura ( tupos ) del que había de venir “, es decir, Cristo. La figura en el AT es el “tipo” y el cumplimiento en el NT es el “antitipo.

Tres otras palabras en el Nuevo Testamento expresan la misma  idea general. Una es  la palabra griega skia ,  “sombra” Hebreos 10:1 “Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan”. También ciertos elementos del sistema mosaico se dice que: “todo lo cual es sombra de lo que ha de venir…” (Colosenses 2:17).

 En Hebreos 8:5 se dice del Tabernáculo: “los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo, diciéndole: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte”

En segundo término es  la palabra griega parabole  (“parábola”) se encuentra en Hebreos 9:9.  El Tabernáculo con su servicio fue una  representación o “figura” que prefiguraba la bendita realidad que iba a venir.  (Hebreos 11:19).

En tercer lugar, el término griego hupodeigma , traducida como “copia”, y se utiliza junto con “sombra” en (Hebreos 8:5, Hebreos 9:23). El  Tabernáculo   y su mobiliario y su servicio fueron una copia de las cosas celestiales.  Los tipos son cuadros, lecciones por los cuales Dios enseña a su Pueblo lo concerniente a su gracia y salvación. El sistema Mosaico fue un tipo de Kindergarten en el cual el pueblo de Dios fue entrenado en las cosas divinas, por las cuales ellos serían guiados a buscar las cosas mejores que vendrían.

Hay que ser muy prudente, sin embargo, en el estudio de los tipos de la Biblia. Hay algunos extremos peligrosos que hay que evitar. Dos extremos de la tipología que debiéramos evitar:

 Evite la tendencia a limitar el estudio de los tipos y sombras a los casos sólo  mencionados en el Nuevo Testamento. Parece claro que los casos específicos mencionados en el Nuevo Testamento son representativos.


Evite la tendencia a ver  tipos y sombras donde no las hay. No todo paralelo interesante es un tipo. El estudio bíblico sano nos requiere tener cuidado en insistir que existe tipo donde este no puede ser confirmado a través de la sana exégesis bíblica

Otro extremo es la noción de que prácticamente todos los detalles del sistema del Antiguo Testamento eran tipos de alguna circunstancia en el Nuevo Testamento.

Para evitar cualquiera de los extremos mencionados deberíamos aplicar los siguientes principios para identificar e interpretar tipos y sombras

 (1) Hay que reconocer que los tipos se basan en la historia real, de gente, lugares, eventos, etc. que fueron deliberadamente escogidos por Dios para preparar la venida del sistema cristiano.

(2)Debe haber algún punto de comparación o semejanza entre un tipo del Antiguo Testamento y su anti-tipo del Nuevo Testamento.

 (3) Hay que distinguir lo que es esencial en el tipo y lo que es meramente incidental. El hecho de no hacerlo puede dar lugar a algunos errores graves, por ejemplo, que “la expulsión de Jonás del gran pez tipifica la resurrección de Cristo (Mateo 12:40), pero la restauración de Jonás en tierra no tipifican necesariamente la restauración de Israel a Palestina”.

(4)Cualquiera que sea el tipo o sombras que descubramos, y las lecciones que afirmamos que enseñan, deben ser confirmadas por la afirmación directa en la Escritura. En otras palabras, debemos darnos cuenta de que un tipo es un adicional, no es una fuente principal de la doctrina. No debemos basar un punto de doctrina en un “tipo” . Por ejemplo, uno no puede  razonar correctamente de 1 Corintios 5:7 (Cristo es nuestra Pascua) que la aplicación de la sangre del cordero pascual a la puerta por un miembro de la familia, protegía toda la familia, y por lo tanto, la aplicación de la sangre de Cristo a través del bautismo a uno de los miembros es suficiente para salvar a toda la familia.

(5)Debemos tener en cuenta el punto principal de comparación  cuando se identifica un tipo y su anti-tipo. Cada analogía se rompe o llega a ser absurda si se lleva demasiado lejos. Un tipo se aplica sólo en el área  en la que se aplica la comparación o el contraste. Por ejemplo, la circuncisión era un tipo para el bautismo (Col. 2:10-12). La circuncisión como rito declaraba la relación de pacto entre Dios y su pueblo. Del mismo modo, el bautismo declara nuestra relación de pacto con Dios. Sin embargo, si llevamos la comparación más allá, podríamos concluir erróneamente que el bautismo es sólo para los varones infantes ya que la circuncisión era principalmente para ese grupo.

 

Ahora estamos listos para considerar las diferentes aplicaciones de tipos del Antiguo Testamento, ya que estos se aplican a: personas, una nación entera, como Israel, una cosa, una institución ordenada por Dios, una ceremonia, un animal como el cordero.En el Nuevo Testamento se refiere a los tipos como modelos (Hebreos 8:5), símbolos (Hebreos 9:9), y sombras (Hebreos 10:1).

Un número de personas del Antiguo Testamento, debido a algún carácter o relación que sostienen en la historia redentora, sirven como tipos.

  1. Adam es un tipo de Cristo en que siendo él quien introdujo el pecado en el mundo, a través de esto, se puso a disposición de la humanidad  un sistema de justicia. (Romanos 5:19) 
  2. Melquisedec, que era a la vez rey de Salem y sacerdote del Dios (Génesis 14:18-20), era un tipo de Cristo.  Jesús, en su ascensión, comenzó a reinar en el trono de David y  ser nuestro sumo sacerdote (Salmo 110:4; Hebreos 5:5-10; 6:20; 7:1 – 22).
  3. Moisés, en su rol de profeta, líder, y  mediador  del pueblo de Dios, fue tipo del Señor Jesús. (Deuteronomio 18:15, Hechos 3:21-23,). Dios le dijo a Moisés que Dios levantaría a uno como él.  Está promesa se cumplió en Cristo.
  4. Abraham e Isaac (Hebreos 11:17-19)
  5. David  ( Hechos 2:25-32)

Varios lugares destacados se destacan en el Antiguo Testamento que parecen tener un significado de tipos. Egipto representa el estado de esclavitud, como la del pecador antes de su conversión (Gálatas 4:2, Romanos 6:17, 1 Corintios 10: 1-4); Jerusalén o Sión tipifica la iglesia y finalmente el cielo ( Gálatas 4:25, 26, Hebreos 12:22, Apocalipsis 21:2), y Babilonia, que llevó al pueblo de Dios cautivo en el Antiguo Testamento, nos retrata de la condición de una iglesia apóstata que se ha alejado de la sencillez del patrón del Nuevo Testamento (Apocalipsis 11:8; 14:8; 16:19; 17:5; 18:2). El desierto. etc.

 

 Cosas que adquirieron el nombre de Tipo:  El Arca ,   El constructor del Arca fue Noé. (Génesis 6:13-14) El constructor de la iglesia fue Cristo (Mateo 16:13-20) Cipriano un obispo del tercer siglo, citando el pasaje en 1 Pedro 3:18-22 dijo: “Al decir esto, Pedro prueba con su testimonio que la única arca de Noé era un tipo de la única iglesia” Más adelante dice,” No hay salvación fuera de la iglesia…”

la escalera de Jacob, con los ángeles que suben y descienden sobre ella (Génesis 28:11-19), retrata a  Cristo (Juan 1:51), que nos proporciona tanto la comunicación del Padre (Juan 1:18, Hebreos 1:1 -2) y el acceso al cielo (Juan 14:6).

La serpiente de bronce, levantada en el desierto, a través de la cual las personas encontraron la curación física (Números 21:7-9) era un tipo de Cristo crucificado (Juan 3:14-16), por medio de quien viene la curación espiritual (Isaías 53:5).

Como se indicó anteriormente, el tabernáculo, y muchas de sus características eran  tipos de la época presente (Hebreos 9:8-9). El tabernáculo fue diseñado para ser la “casa de Dios”, y puesto que él es “Señor del cielo y de la tierra” (Hechos 17:24), el tabernáculo se componía  de dos compartimentos-uno representaba la morada celestial de Dios y el otro su morada terrenal. En consecuencia, el lugar más santo del tabernáculo representaba el cielo (Hebreos 6:19, 20; 9:8, 24), mientras que el santísimo era un tipo de la iglesia (Hechos 15:16, 17; 1 Corintios 3:16; 1 Timoteo 3:15).

Varios eventos del Antiguo Testamento parecen representar lo que vendría. La creación de la luz en el primer día de la historia de la Tierra (Génesis 1:3) se compara a la venida brillante e iluminada del evangelio de Cristo (2 Corintios 4:6).

El diluvio del tiempo de Noé (Génesis 6-8) tipifica la destrucción súbita del mundo que vendrá al final de los tiempos (Mateo 24:37-39).

El agua milagrosa de la roca en el desierto (Éxodo 17:6) fue un anticipo del agua de vida provista por nuestro Señor (Juan 4:14; 1 Corintios 10:4).

El maná del cielo en el desierto (Éxodo 16:14-16) era un tipo de ese pan espiritual que ha bajado del cielo para alimentar a la humanidad (Juan 6:32).

La liberación de la familia de Noé de un mundo corrupto, por medio de “agua”, prefigura nuestra salvación, por medio del bautismo, de la potestad de las tinieblas al reino de Cristo (1 Pedro 3:20-21, Colosenses 1:13) .

Los oficios en el Antiguo Testamento que se caracterizaban por la unción. Los Profetas (1 Reyes 19:16), los sacerdotes (Éxodo 28:41), y los reyes (1 Samuel 10:1) eran ungidos en previsión de la llegada del ungido (Daniel 9:25, 26), que es  profeta (Hechos 3:22), sacerdote (Hebreos 3:1), y rey ​​(Apocalipsis 17:14).

También nosotros, como cristianos, tenemos la unción de Dios (2 Corintios 1:21), y  funcionamos como profetas (no milagrosamente, sino simplemente como ” pregoneros” de la palabra de Dios, (1 Corintios 11:4, 5) , sacerdotes y reyes ( 1 Pedro 2:9, Apocalipsis 1:6). Las unciones del Antiguo Testamento prefiguraron así tanto la obra de Cristo  como nuestro servicio a él.

Ciertas acciones ceremoniales del sistema del Antiguo Testamento tipificaban la obra expiatoria del Mesías. Por ejemplo, en el día de la expiación judía anual, en medio de muchos otros ritos, el sumo sacerdote presentaba dos cabras frente a la puerta del tabernáculo. Después de echar suertes sobre estos animales, uno era sacrificado en “expiación”, y el otro quedaba “vivo delante de Jehová” (Levítico 16:9, 10).

La sangre del macho cabrío inmolado era llevada al lugar santísimo donde era rociada sobre el propiciatorio. Esto, por supuesto, era tipo de la muerte sacrificial de Cristo (Hebreos 9:11, 12). Y el sumo sacerdote tomaba el macho cabrío vivo, ponía sus manos sobre él y confesaba sobre él todas las iniquidades de los hijos de Israel. Posteriormente, mediante un siervo , el animal era llevado al desierto (Levítico 16:21, 22).

Los dos machos cabríos  constituían la ofrenda  de Cristo. El significado de su muerte y el efecto expiatorio de su sangre, y el otro de su resurrección (Romanos 4:25) y la eliminación completa de nuestros pecados (Isaías 53:4, 6; Juan 1:29).

Tenga en cuenta también la ceremonia similar en relación con la purificación de un leproso (Levítico 14:4-7). Se seleccionaban dos pájaros, uno moría y el otro era sumergido en su sangre y quedaba con vida.

Muchas instituciones de la era del Antiguo Testamento eran sombras proféticas de buenas cosas por venir. La Pascua, por ejemplo, el cordero sin mancha (Éxodo 12:5), que era inmolado “entre las dos tardes” (12:6), sin ningún hueso quebrado (12:46) . Era un tipo de la muerte de Jesús ( 1 Corintios 5:7), que fue sin mancha ni arruga (1 Pedro 1:19), quien murió aproximadamente a las tres de la tarde (Mateo 27:46), y que no fue quebrado ninguno de sus huesos  (Juan 19:33).

La fiesta de las primicias (Levítico 23:10), es decir, el Pentecostés, fue una celebración en la que se  ofrecía el producto inicial de la cosecha a Dios. Este ritual tipificada: (1) la temprana llegada de los Judíos en la iglesia de Cristo (Romanos 11:16), y (2) la resurrección del Señor Jesús como garantía de la resurrección general de Dios en su venida (1 Corintios 15: 20, 23).

La fiesta de los tabernáculos fue instituida para conmemorar la estancia de Israel en el desierto (Levítico 23:43). Pero también fue diseñada para recordarnos que no somos más que peregrinos en esta tierra (1 Pedro 2:11), y que algún día vamos a abandonar este tabernáculo terrenal (2 Corintios 5:1; 2 Pedro 1:13, 14) para ir a  un lugar más permanente (Hebreos 11:9-13).

No olvidemos que este tipo de representación señalado en la Escritura del Antiguo Testamento no tiene otro propósito de  prefigurar algún aspecto de nuestro Señor Jesucristo. Como alguien citó: “En el Antiguo Testamento se esconde el Nuevo; en el Nuevo Testamento, el significado del Antiguo se aclara” Agustín.

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD