“La Música Instrumental En La Adoración A Dios No Es Autorizada”

El tema que queremos presentar es el hecho de que la Biblia enseña que la música instrumental en la adoración a Dios no está autorizada. Quiero instar a que usted tenga un corazón sincero, abierto, con el deseo de saber realmente lo que Dios nos instruye acerca de este asunto. Obviamente, desde el título de la lección de hoy, vamos a mostrar que Dios no aprueba el uso de instrumentos mecánicos de música en la adoración. La forma en que vamos a demostrar es simplemente citar las páginas de la Biblia y dejar que Dios nos diga qué es o qué no es aceptable en nuestra adoración a Dios.

Es un hecho que la música instrumental y la música de la iglesia son casi inseparables en la mente del individuo promedio. En la mayoría de los servicios de la Iglesia se puede ver coros muy bien vestidos, órganos y hasta orquestas enormes que son parte de la ceremonia religiosa. Hay unos pocos que se niegan a utilizar los instrumentos mecánicos de música en su adoración a Dios y quiero decir que la iglesia de Cristo de la Serena se encuentran entre ese número. En un esfuerzo por explicar por qué, le invitamos a considerar algunas ideas presentadas en esta lección.

La primera mención de la práctica de utilizar la música instrumental en la adoración a Dios se encuentra en la Enciclopedia de Salas, que afirma: “El órgano fue introducido por primera vez en la música de la iglesia por el Papa Vitaliano I, en 666 dC” Dudamos que haya algún historiador de renombre que se encargue de refutar esta declaración. Por lo tanto, se convierte en el deber de todos los hijos sincero de Dios examinar las pruebas con toda la atención. A descubrir la mente de Cristo en este asunto. Ahora digo, siempre debería ser nuestra actitud el querer saber cuál es la voluntad de Dios ,la cual muchas veces no es lo que ha sido enseñado por el hombre.” Muchas, muchas personas hoy en día practican las cosas que se hacen en la religión simplemente porque eso es lo que se les ha enseñado.

Durante años nos han invitado para presentar pruebas de que la música instrumental nunca fue autorizada por las Escrituras o incluida en la doctrina de Cristo. Hasta el momento no he oído hablar de una persona que ha respondido con alguna prueba afirmando que esto es una práctica aceptada en el Nuevo Testamento. Piense en esto por tan sólo un momento. Aquí hay una práctica religiosa que es casi universalmente empleada y sin embargo está sin la autoridad de Cristo. .

Ahora nos hemos tomando el tiempo para presentar una enseñanza que nos ayude a todos a ver qué toda añadidura a la Escritura debe ser condenada. La Biblia es una unidad en la que cada parte de ella se combina a la perfección en la presentación de Cristo como la cabeza de la iglesia y el salvador del cuerpo. El Antiguo Testamento es tanto la palabra de Dios, como es el Nuevo Testamento, sin embargo, en nuestros días, Dios nos habla a través de Su Hijo. El inspirado escritor de Hebreos escribe: “Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas,
en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo”(Hebreos 1:1-2).

Puesto que Jesús habla en el Nuevo Testamento, se deduce que nuestras reglas de fe y práctica se deben encontrar allí. Con el fin de demostrar que la ley de Dios no puede ser alterada o cambiada de ninguna manera vamos a leer varios pasajes de las Escrituras.

El primero que queremos introducir se encuentra en Deuteronomio 4:2. Allí se dice: “No añadiréis a la palabra que yo os mando, ni disminuiréis de ella, para que guardéis los mandamientos de Jehová vuestro Dios que yo os ordene.”

Proverbios 30:6 dice: “No añadas a sus palabras, para que no te reprenda, y seas hallado mentiroso.”

En la carta a los Colosenses el apóstol Pablo dice: “y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todos principado y potestad” (Colosenses 2:10).

Ahora, ¿Has oído esto? Completos en él. En otras palabras, todo lo que necesitamos, todo lo que puede tener está autorizado en Cristo y su Palabra. Si cambiamos algo que está completo destruimos su perfección.

Ahora escuche la palabra de Dios en 2 Timoteo 3:16-17: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra. ”

En 2 Pedro 1:3, encontramos estas palabras: “Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia”

Estos pasajes condenan a la persona que agrega a la obra y al culto de la iglesia como se describe o ha sido revelado en el Nuevo Testamento. No falta nada cuando nos dejamos guiar por su mensaje sagrado. Cualquier alteración, adición o sustracción sería una muerte inminente. Se nos dice claramente en nuestra Biblia que “Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios” (1 Pedro 4:11). El profeta Isaías dijo: “¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido!”. (Isaías 8:20).

Ahora bien, Cristo nos ha revelado su voluntad en el Nuevo Testamento, sus enseñanzas sobre este punto de la música en el culto deben ser recibido como la última palabra sobre todas las cosas en referencia a nuestra salvación. Sólo hay nueve pasajes del Nuevo Testamento que mencionan lo que tenemos que hacer en cuanto a la música a Dios. Aquí están las referencias y las citas de la Biblia:

Mateo 26:30 “Y cuando hubieron cantado el himno, salieron hacia el monte de los Olivos”.

Hechos 16:25 “Pero a medianoche, Pablo y Silas oraban y cantaban himnos a Dios, y los presos los oían.”

Romanos 15:9 “y para que los gentiles glorifiquen a Dios por su misericordia, como está escrito:
Por tanto, yo te confesaré entre los gentiles,”

1 Corintios 14:15 “…. cantaré con el espíritu, y también cantaré con el entendimiento. ”

Efesios 5:19 “hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones”,

Colosenses 3:16 “La palabra de Cristo habite en vosotros en abundancia en toda sabiduría, enseñándoos y exhortándoos unos a otros con salmos, himnos y cánticos espirituales, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor.”

Hebreos 2:12 “Anunciaré a mis hermanos tu nombre; En medio de la congregación te alabaré.”

Hebreos 13:15 “Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre.”.

Santiago 5:13.” ¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas”

Ahora amigos, esto es la suma total de lo que el Nuevo Testamento tiene que decir con respecto a la música en la adoración a Dios. Cada vez el texto que habla dice cantar. Ni una sola vez se permite otra cosa. Toda la cuestión de la música de la iglesia es, pues, de respeto por las enseñanzas de Cristo y lo que Él ha dicho, debemos ” Hablar donde la Biblia habla, y guardar silencio donde la Biblia no dice nada.” Cualquier otra actitud es peligrosa, ya que implica un total desprecio por las instrucciones dadas por nuestro Señor.

A veces la gente no piensa demasiado profundamente en estos temas. Hay quienes dicen que “Yo no encuentro un mandamiento en contra del uso de la música instrumental.” . La Biblia no enumera todas las cosas que no se pueden hacer, ni da una lista de todos los pecados individuales. Si lo hiciera, no se podría leer todo esto en esta vida. En las Escrituras se nos dice en qué creer y qué hacer, y todas las adiciones y sustracciones son estrictamente prohibidas.

Supongamos que yo digo que no encuentro un solo mandamiento para predicar en contra de golpear a la esposa, por lo tanto le puedo pegar si lo deseo, o si usted piensa que ella lo necesita. Tampoco encuentro un solo mandamiento para predicar contra de quemar de incienso, el uso de velas en los servicios religiosos, o rezar a los muertos, por lo tanto me puedo dar el lujo de hacer todas estas cosas. Ahora amigos, sabemos que la Biblia condena la inmoralidad sexual de todo tipo (Gálatas 5:19-21; Romanos 1:24-32). El mandamiento del Antiguo Testamento de “no codiciaras la mujer de tu prójimo” es un principio fundamental del plan de Dios en todas las épocas, sin embargo, con el sofisma de este tipo de razonamiento, se podría decir, no encuentro un mandamiento para predicar en contra de coquetear con la esposa de un hombre que vive en una ciudad lejana.

La justificación de este discurso se encuentra en las palabras del 2 Timoteo 2:1-2. Aquí el apóstol Pablo dijo:. “Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús.
Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros. ”

Nótese aquí que este joven evangelista Timoteo debía predicar exactamente lo que Pablo había recibido de Cristo. Un predicador del Evangelio en nuestro tiempo debe seguir este ejemplo.

El apóstol Pablo dijo a Tito: “Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina” (Tito 2: 1).
Una vez más a Timoteo Pablo le señaló: “que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.
Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias.” (2 Timoteo 4:2-3).

La sana doctrina se expone en la Biblia. La Biblia no contempla el uso de instrumentos mecánicos de música en la adoración cristiana de hoy. Esta práctica por lo tanto no forma parte de la sana doctrina.

Cuando Pablo dice predica la palabra, redarguye, reprende, exhorta, nos coloca en la obligación de decir como David en el Antiguo Testamento, “A través de tus mandamientos he adquirido inteligencia; Por lo tanto he aborrecido todo camino de mentira” (Salmo 119:104) .

Pero alguien puede decir, ¿Qué diferencia hay de todos modos, la música es música y que va a hacer si la hacemos con instrumentos?. Ese tipo de razonamiento es el razonamiento del hombre. Esa es “nuestra voluntad” y no de Cristo . Estas declaraciones pueden sonar bastante bien , pero no con la Biblia .

Las Escrituras señalan que lo que manda la Biblia puede ser genérico o específico. La ilustración más clara es la declaración de la Gran Comisión como se registra en Marcos 16:15-16. Allí, el texto dice: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura el que creyere y fuere bautizado, será salvo, pero el que no creyere, será condenado.”.

El Señor dijo: “id”, la palabra “id” es un término genérico o general, no especifica nada. La acción es necesaria y se puede ir de todas formas y por cualquier medio disponible. Usted puede caminar o montar. Si el Señor hubiera dicho “id en mula”, entonces todo lo demás queda excluido.

La Gran Comisión según Mateo, dice también “enseñándoles”. Eso también es genérico. El método de enseñanza no se especifica. Se puede escribir en la pizarra o en un pedazo de papel, etc., etc. Si un hombre elocuente y capaz perdiera sus facultades de expresión, aún podría transmitir sus ideas a los interesados mediante la presentación por escrito. “enseñándoles” es el mandamiento, la forma no se especifica. Dios ordenó a Noé que construyera un arca y le dijo qué tipo de material utilizara. Dios dijo: “Hazte un arca de madera de Gofer” la Biblia registra: “Así hizo Noé conforme a todo lo que Dios le había mandado, así lo hizo.” Si Dios no hubiera dicho el tipo de madera, las circunstancias habría sido muy diferente. En ese caso, Noé podría haber elegido el pino, el Gofer, o cualquier otro material nativo adecuado. Pero Dios dijo madera de Gofer, especificó la madera que debía Noé utilizar.

Una vez más, los antiguos israelitas estaban obligados a ofrecer sacrificios de animales. La palabra animal es un término genérico. Si ese hubiera sido el alcance de la orden se podría haber ofrecido un cordero, un cerdo, o incluso una vaca. Sin embargo Dios especificó el animal. Dios requirió que cada uno tomara un cordero de un año sin mancha ni defecto. Esta instrucción excluyó el cerdo, la vaca y cualquier otro tipo de animal, excepto el que se había especificado, un cordero perfecto, de un año de edad. Cuando Dios dijo madera de Gofer, el pino, el nogal quedaron excluidos. Cualquier otra cosa habría sido una adición o sustitución de lo que Dios mandó. Cuando Dios dijo un cordero quedaron excluidos el cerdo y la vaca.

Supongamos que cuando Dios estaba legislando sobre la iglesia él simplemente hubiera dicho que tuviéramos música. En ese caso, podríamos haber hecho la elección entre todas las clases de música. Podríamos haber tenido música instrumental o haber tenido música vocal o ambas, si así lo hubiéramos deseado. Pero como ya se ha demostrado, Dios no hizo el uso de la música un término genérico o general sino que especificó el tipo exacto de la música que le agradaba, dijo “cantar”. Vamos a ver de nuevo la cuestión. Cuando Dios dijo a Noé hazte un arca de madera de Gofer, Noé no estaba en libertad de utilizar otra cosa. Cuando Dios dijo a Israel, elijan un cordero de un año, nada más podía ser agradable a Dios. Hoy por la misma razón, cuando Dios por medio de Cristo y sus apóstoles dice “cantar” todo lo demás queda excluido.

Le invito pesar estas cuestiones con profunda reflexión y oración. En esta página usted puede leer otro estudio sobre este tema bajo el encabezado de “ IGLESIA” titulado “ Los Instrumentos Mecánicos en la Adoración” Amigos, si usted está todavía en duda, puede escribir cualquier pregunta que usted pueda tener con respecto a este tema de la música en el culto. . Si estas conclusiones y enseñanzas están erradas necesito saberlo para corregir y por el mismo razonamiento, si esta presentación de esta noche sobre el tema de la música en el culto representa la verdad, no puede usted permitirse el lujo de rechazarla, su destino eterno está en juego.

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Un comentario to ““La Música Instrumental En La Adoración A Dios No Es Autorizada””

  1. Bill 27 junio, 2011 at 2:38 #

    ¡Hasta cuándo dejaran de manipular la fe y retorcer la Palabra de Dios a sus antojos!
    Obviamente es perder el tiempo respondiéndoles, pero, por estúpido les respondo. Sus mismas palabras contradicen lo que afirman. Sólo déjeme decirle que Dios se fija más en el fondo de nuestro corazón como le oramos y le glorificamos y no tanto con la forma: “un corazón contrito y arrepentido Dios no lo desprecia”. Critican lo ritual pero se aferran a ella. ¿Así que la música y la forma de hacer música no evoluciona? ¡Engaña babosos!

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD