“La muerte y El Estado del Alma”

Desde la antigüedad el hombre ha tenido la curiosidad por conocer qué sucede después de la muerte. En la Biblia, tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento se nos habla de una existencia después de la muerte . En las Escrituras aparecen diversos términos para expresar el concepto de la existencia en el más allá . Seol, Hades, Gehena , Tártaros..

(Hebreos 9: 27).” Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio”

En el tema del estado del alma después de la muerte, todos los hombres, sin excepción, experimentarán los asuntos tratados en este material, respectivamente. Por lo tanto, nos corresponde examinar cuidadosamente la enseñanza de la Biblia sobre este importante tema. Algunos religiosos creen que los impíos son aniquilados y otros creen que tanto el alma de los justos y la de los malvados dejan de existir.

Los filósofos y los poetas han dedicado muchas palabras en un esfuerzo por definir la muerte. La definición bíblica más breve de la muerte se encuentra en los escritos de Santiago . “Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, …” (Santiago 2: 26).

Podemos decir que la muerte del cuerpo es la separación; ya sea natural o violenta, del alma del cuerpo por lo que la vida en la tierra es terminada.
Fue dicho de Raquel en Génesis 35:18 “ Y aconteció que al salírsele el alma ( pues murió) llamó su nombre Benoni; mas su padre lo llamó Benjamín “. La muerte fue la salida de su alma. Tanto el apóstol Pablo como Pedro se refieren a este acontecimiento a una “partida”
2Timoteo 4:6 “Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano”
2Pedro 1:13-15 “Pues tengo por justo, en tanto que estoy en este cuerpo, el despertaros con amonestación; sabiendo que en breve debo abandonar el cuerpo, como nuestro Señor Jesucristo me ha declarado. También yo procuraré con diligencia que después de mi partida vosotros podáis en todo momento tener memoria de estas cosas”
Por lo tanto, desde un punto de vista físico, la muerte es una separación , o partida del alma del cuerpo.

El hombre es un ser dual ( 2 Cor. 4: 16) “Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. “

El cuerpo es (la parte tangible) y el espíritu o el alma del hombre (lo intangible). El cuerpo es la casa temporal para el espíritu o el alma (2 Corintios 4: 16 ). Más exactamente hablando, el hombre es en realidad un ser trino, compuesto de espíritu (pneuma), alma (psyché), y el cuerpo (soma, I Tes. 5: 23).” Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo”

Aquí Pablo establece una distinción entre el “espíritu” y “alma” del hombre. “Espíritu ” y “alma” tienen una serie de matices, dependiendo de su uso particular en un verso determinado.

En las Escrituras. Por ejemplo, “alma” se utiliza en el sentido de la vida natural (“Mateo 2: 20”). En este sentido, incluso los animales tienen alma (Génesis 1: 30, nephesh traducida como “vida” es el equivalente hebreo de la psyché griega, “alma”). En este sentido, el alma (la vida natural) puede ser destruida (Mateo 2: 20). Sin embargo, el “alma” no puede ser destruida por el hombre en el sentido de Mateo 10: 28 “ Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno. “. Aquí el “alma” se utiliza indistintamente con “espíritu”. Notemos algunas diferencias entre “alma” y “espíritu”.

“El lenguaje de Hebreo 4:12 “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”. “sugiere la extrema dificultad de distinguir entre el alma y el espíritu, tanto en su naturaleza y en sus actividades. El espíritu puede ser reconocido como el principio de la vida que ha sido dado al hombre por Dios, el alma como la vida resultante constituida en el individuo, siendo el cuerpo el organismo material animado por el alma y el espíritu … (Diccionario Expositivo de Palabras del Nuevo Testamento, “alma” se utiliza en este sentido para denotar incluso los más bajos apetitos de la carne en Judas 19, ” lo sensual” es la psyché, ).

La Biblia contiene una serie de ejemplos de personas que murieron. Leeremos sobre el mendigo y el hombre rico en (Lucas 16: 22).

Por ahora nos centraremos en la muerte más importante registrada en la Biblia, la de Jesús. Se nos dice que Jesús “entregó el espíritu” (Mateo 27: 50, y esto está en acuerdo con Santiago 2: 26). “Mas Jesús, habiendo otra vez clamado a gran voz, entregó el espíritu.” En el caso de Jesús y uno de los ladrones con los que Jesús fue crucificado, se nos dice que sus espíritus salieron. “De cierto te digo, Hoy estarás conmigo en el paraíso”, dijo Jesús al ladrón arrepentido (Lucas 23: 43).

Con el fin de examinar a fondo la muerte y el estado posterior del alma, tenemos que considerar unas cuantas palabras adicionales y su uso. Palabras tales como el Seol, Hades, Gehenna, y el Tártaro. Estas palabras son pertinentes porque se utilizan sobre el estado del alma al abandonar el cuerpo.

Seol se encuentra 65 veces en las escrituras hebreas. Seol se traduce “infierno” (RV) 31 veces, “tumba ” y “hoyo” en tres ocasiones. Seol se utiliza en referencia a tumba donde el cuerpo físico sufre descomposición (Isaías 14: 11). “Descendió al Seol tu soberbia, y el sonido de tus arpas; gusanos serán tu cama, y gusanos te cubrirán “

Seol también se utiliza como el equivalente a la muerte (Ezequiel 28: 8). “Al sepulcro te harán descender, y morirás con la muerte de los que mueren en medio de los mares”

Sin embargo, Seol se utiliza para algo más que la muerte y la tumba. Jacob cree en el informe que le dieron sus hijos con respecto a la supuesta muerte de José (Génesis 37: 31 y versos siguientes).

“ Entonces tomaron ellos la túnica de José, y degollaron un cabrito de las cabras, y tiñeron la túnica con la sangre; y enviaron la túnica de colores y la trajeron a su padre, y dijeron: Esto hemos hallado; reconoce ahora si es la túnica de tu hijo, o no. Y él la reconoció, y dijo: La túnica de mi hijo es; alguna mala bestia lo devoró; José ha sido despedazado. Entonces Jacob rasgó sus vestidos, y puso cilicio sobre sus lomos, y guardó luto por su hijo muchos días. Y se levantaron todos sus hijos y todas sus hijas para consolarlo; mas él no quiso recibir consuelo, y dijo: Descenderé enlutado a mi hijo hasta el Seol. Y lo lloró su padre”

Es en este escenario que nos encontramos con un uso interesante de Seol. Se nos dice con respecto a Jacob: “… no quiso recibir consuelo, y él dijo: Descenderé enlutado a mi hijo hasta el Seol….” (Génesis 37: 35). Algunos han tratado de explicar este uso de Seol diciendo que Jacob simplemente quería que lo enterraran con José. Sin embargo, él creía que José había sido “hecho pedazos” y su cuerpo no fue encontrado (vs. 33). Por lo tanto, Seol se utiliza en este caso por mucho más que la tumba física, sino de un lugar donde se reuniría con él.

Hay una frase que se encuentra en varios pasajes del Antiguo Testamento y que se refiere a algo que sucede después de la muerte y que no significa simplemente muerte o sepultura.” Y fue reunido con sus padres”

Génesis 49:33 “Y cuando acabó Jacob de dar mandamientos a sus hijos, encogió sus pies en la cama, y expiró, y fue reunido con sus padres”

Este lenguaje no habla de enterrar o dar sepultura inmediatamente después de la muerte de Jacob, ya que tenemos el registro que señala que fue sepultado después de algún tiempo ( Génesis 50:13). “pues lo llevaron sus hijos a la tierra de Canaán, y lo sepultaron en la cueva del campo de Macpela, la que había comprado Abraham con el mismo campo, para heredad de sepultura, de Efrón el heteo, al oriente de Mamre”

Génesis 25:8-9 “Y exhaló el espíritu, y murió Abraham en buena vejez, anciano y lleno de años, y fue unido a su pueblo. Y lo sepultaron Isaac e Ismael sus hijos en la cueva de Macpela, en la heredad de Efrón hijo de Zohar heteo, que está enfrente de Mamre”

Deuteronomio 32:50 “ y muere en el monte al cual subes, y sé unido a tu pueblo, así como murió Aarón tu hermano en el monte Hor, y fue unido a su pueblo;”

Se muestra claramente en estos versículos que la frase indica unidos a un pueblo en un reino espiritual.

La palabra griega Hades es la palabra de más de interés en nuestro estudio. Hades se encuentra unas diez veces en el Nuevo Testamento griego. Thayer dice de hades, “La habitación común de los espíritus incorpóreos: Lucas. 16: 23 …” (Léxico Griego-Español de Thayer, pág. 11).

Seol y el infierno, en ocasiones, tienen el mismo uso y significado al referirse a la región en la que el espíritu o el alma viaja a la salida del cuerpo. Por ejemplo, el alma de Jesús a la salida de su cuerpo fue al Seol. El apóstol Pedro usó la palabra griega Hades cuando citó Salmos 16: 10 y su aplicación a Cristo, lo cual demuestra que Hades y Seol son equivalentes, en esta aplicación (Hechos 2: 27).

“Porque no dejarás mi alma en el Seol, Ni permitirás que tu santo vea corrupción” Salmos 16:10
“Porque no dejarás mi alma en el Hades, Ni permitirás que tu Santo vea corrupción”
Hechos 2:27

Nótese que hay una diferencia entre donde el alma fue y el cuerpo fue. El alma de Jesús estaba en el Hades , su cuerpo estaba en la tumba. Las palabras en ambos idiomas, significan el reino de los muertos.

Mateo 16:18 “Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella”

Jesús fue al Hades cuando murió, pero este no lo contuvo. Él salió para completar su obra.

Apocalipsis 1:18 “y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.”

Jesús tiene el control del reino de los muertos, él abre y nadie puede cerrar, cierra y nadie puede abrir.

Otro lugar mencionado en las Escrituras como lugar final del alma de los que mueren sin obtener el perdón de sus pecados es el Gehena o Infierno, Gehena se encuentra doce veces en el Nuevo Testamento y siempre correctamente traducida como “infierno” (Marcos 9: 43-50). “Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga. Y si tu pie te fuere ocasión de caer, córtalo; mejor te es entrar a la vida cojo, que teniendo dos pies ser echado en el infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga. Y si tu ojo te fuere ocasión de caer, sácalo; mejor te es entrar en el reino de Dios con un ojo, que teniendo dos ojos ser echado al infierno,donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga. “

Gehena o infierno es la morada final de los impíos después del Juicio (Apocalipsis 20: 14). “Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda”

El Tártaro palabra griega se encuentra una sola vez (2 Pedro 2: 4). “Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio;”

Tártaro está mal traducida “infierno” en algunas de las traducciones. Tártaro parece ser el mismo compartimiento del lugar intermedio donde el hombre rico fue (Lucas 16: 19-31).

El lugar intermedio y final de las almas de todos los hombres. Existe un lugar donde el alma va a la salida del cuerpo, que es un lugar intermedio y luego hay una última morada del alma.

El espíritu de Jesús a la salida de su cuerpo no fue de inmediato al cielo. Jesús dijo al ladrón que él y el hombre irían al paraíso ese día (Lucas 23: 43). “ Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso”

“Paraíso” no se utiliza aquí para el cielo. Jesús dijo después de su resurrección y antes de su ascensión que no había ido al cielo (Juan 20: 17).” Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.”

Usted recordará que hemos estudiado que el espíritu de Jesús fue al Hades, por lo que Hades y el paraíso están conectados (Hechos 2: 31, Luc. 23: 41). Paraíso es en realidad una sección o un compartimento del hades donde van los salvados y esperan sentencia. Esto nos lleva al estudio de Lucas 16: 19-31.

Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez.
Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas,
y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas.
Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado.
Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.
Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.
Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado.
Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá.
Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre,
porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento.
Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos.
El entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán.
Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.

Esta enseñanza fue dada por el Señor como una ampliación e ilustración de la enseñanza sobre el uso adecuado del dinero en los versículos del uno al trece del capítulo dieciséis de Lucas. Se nos dice que los “fariseos eran avaros” y estimaban las cosas materiales (vs. 14, 15). Por lo tanto, la enseñanza de Jesús desafió el materialismo de los fariseos.

Dos hombres murieron, un mendigo llamado Lázaro y un hombre rico (vs. 22). El mendigo (su espíritu) fue llevado por los ángeles al seno de Abraham (v. 22). El rico fue sepultado y “en el (Hades griego, ) alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno” (vs. 22, 23). Lázaro es consolado aquí, en el seno de Abraham y el rico se encuentra en un estado de tormento (vs. 23, 24, 25). El hombre rico está consciente ya que ve a Lázaro (con comodidad), y pide que venga a él, parece que Lázaro también está en un estado de conciencia (¿cómo podía ser consolado Lázaro si estuviera inconsciente y que el rico haya hecho esa petición al ver a Lázaro, si Lázaro no pudiera responderle?). Tenga en cuenta que Lázaro estaba ” lejos” (vs. 23). Como hemos visto, Jesús fue al hades.

Puesto que hay dos condiciones muy diferentes que prevalecen en el hades, es obvio que hay dos secciones o compartimentos. Esto se indica por el gran abismo que separa el lugar donde estaba Lázaro y el rico (vs. 26). Puesto que Jesús se fue al “paraíso” antes de su ascensión al cielo, también es evidente que el “paraíso” y “seno de Abraham” son lo mismo, el compartimento en el hades, donde los salvos van, a un lugar de comodidad en comparación con el lugar de tormento (Tártaro) donde van los malvados.

Como se ha dicho, después del juicio, el hades será destruido y los que no se encuentra inscrito en el libro de la vida serán lanzados al lago de fuego (gehenna o el infierno, Apocalipsis 20: 14). A Los salvados entonces se les permitirá entrar al cielo, la morada final y definitiva de la justicia después del juicio (Ap. 21)
.
Algunos, sin embargo, se oponen a la inclusión de Lucas 16: 19-31 en cualquier discusión sobre el futuro del espíritu, afirmando que el pasaje es una parábola. Algunos, me temo, no saben lo que es una parábola.
La ” importante cuestión” parece ser ¿Es Lucas 16: 19-31 una parábola?. Parábola viene de dos palabras griegas, “para”, al lado, y “ballein”, lanzar, de ahí una parábola es una puesta al lado o en conjunto, una comparación. El significado básico de parábola: “… una historia en la que se utiliza algo real en la vida como un medio de presentar un pensamiento moral” .
“Algunos dicen:« No es más que una parábola. Bueno, ¿y qué? El pasaje no indica que es una parábola, y sin embargo hay mucha evidencia que lo era. ¿Pero ese hecho disminuye la importancia de su enseñanza? “. Podemos aprender valiosas aplicaciónes práctica de Lucas 16: 19-31:

1. No es posible servir a dos señores (13, 14).
2. Después de la muerte, las condiciones no se pueden cambiar.
3. La oración a los santos no son de ningún valor.
4. Los hombres deben preparase para encontrarse con Dios a la luz de la revelación que Él ha proporcionado.
5. No hay advertencias que vengan de aquel lugar espiritual hacia nosotros .
6. Hay conciencia entre la muerte y la resurrección de entre los muertos.
7. Existe un estado intermedio entre la muerte y la resurrección. Esta escena se coloca en una condición que viene después de la muerte. Ocurre antes de la resurrección, ya que no habrá nadie en la tierra para advertir después que la resurrección se haya efectuado
.
Si Lucas 16: 19-31 es una parábola, entonces representa situaciones de la vida real en general. Es decir, la codicia, la pobreza, y potencialmente (en detalle) la experiencia después de la muerte y antes del juicio en relación con el reino del Hades. La enseñanza en general en relación al hades debe ser reconocida , incluso si se trata de una parábola.

Si Lucas 16: 19-31 no es una parábola, entonces hubo un “hombre rico” y un mendigo llamado Lázaro, que vivieron y murieron y que experimentaron los detalles exactos como se ha mencionado en relación con el hades. Si es o no es una parábola, es algo que no afecta la enseñanza del Hades y las condiciones que suceden antes del juicio , de un estado conciente del alma, de dolor o felicidad.

Algunos afirman utilizando versículos del Antiguo Testamento para probar que los muertos están inconscientes. Analizaremos un par de textos.

Eclesiastés 9:5-6 “Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol.”

Estos versículos nada dice sobre el estado consiente de los muertos después de la muerte .La clave para interpretar este versículo está en “ lo que se hace debajo del sol” Estos versículos están discutiendo la relación del hombre en la tierra. Los muertos no saben nada acerca de los sucesos futuros en la tierra. Sin embargo, el hombre rico podía recordar (ver. 25) pero no sabía nada de los sucesos en la tierra.

Salmo 6:5 “Porque en la muerte no hay memoria de ti. En el Seol, ¿quién te alabará?
¿ Significa este versículo que una persona está inconsciente después de la muerte? En la muerte no hay oportunidad para que el pecador reconozca y sirva a Dios.
La palabra “memoria” significa acordarse El pecador muerto no puede acordarse de Dios. Su oportunidad se ha terminado.

En Lucas 16:19-31 el rico, un pecador muerto estaba conciente, conocía a Abraham, recordaba a Lázaro, sus hermanos, sus culpas, pero no podía acordarse de Dios. Su oportunidad de obedecer a Dios se había terminado.

El Salmista David dijo: “No alabarán los muertos a JAH,
Ni cuantos descienden al silencio;
Pero nosotros bendeciremos a JAH
Desde ahora y para siempre.
Aleluya.
David sabía que iba a morir pero como hombre justo, redimido del pecado por acordarse de Dios en la vida, esperaba alabar a Dios tanto en esta vida como en la muerte por siempre.

Al terminar diremos que hay mucho más para el hombre que lo que vemos . Todos los hombres, poseen un espíritu eterno que es inmortal (Mateo 10: 28). Esta parte del hombre fue hecha a imagen de Dios (Génesis 1: 26). En todos los hombres (el espíritu) permanecerá para siempre, ya sea en un lugar de felicidad o tormento ( Mateo 25: 46). “E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna”

Cuando el espíritu abandona el cuerpo (la muerte), entonces se va al Hades (la habitación común de los espíritus sin cuerpo). Si es salvo , habrá consuelo, en el caso de perderse , habrá castigo. Después del juicio , el cielo (en la presencia de Dios) o el infierno (en presencia del diablo y sus ángeles, gehenna) será la morada eterna del alma (Apocalipsis 20: 14, 15 al 21: 1 y siguientes.).
“Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.”
Después de la muerte, ya es demasiado tarde para el arrepentimiento (Lucas 16: 26-31).

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD