La Ley de Moisés y el Evangelio de Cristo

No debiera haber confusión entre la ley de Moisés; el Antiguo Testamento, y el evangelio de Cristo. Muchos no entienden que el Nuevo Testamento ha reemplazado y ha substituido al Antiguo Testamento, (en lo que respecta a nuestra autoridad en religión hoy en día), algunos se han aferrado a prácticas y creencias que no están vigentes para ser creídas y para ser practicadas en esta edad bajo la autoridad de Jesús Cristo, la dispensación del evangelio, (Jeremías 31:31 – 34; Hebreos 8:1 – 13).
Por lo menos tres libros del N. T. se dedican a probar que el evangelio de Cristo es un sistema separado e independiente del judaísmo. Estos libros son Romanos, Gálatas, y Hebreos. También hay un capítulo completo en (2 Corintios 3:1 – 18).
Mucho no vacilan en volver al Antiguo Testamento. en un esfuerzo de encontrar “autoridad” para que la gente “guarde el Sábado ” , “queme incienso,” use de “música instrumental,” tenga un “sacerdocio especial,” “coma algunos alimentos y se abstenga de otros ”.
Éstas y muchas otras doctrinas son enseñadas a la gente, simplemente porque no distinguen entre la ley de Moisés (el Antiguo testamento) y el evangelio de Cristo. Uno se pregunta porqué no practican todo lo que el Antiguo Testamento autoriza, permite, u ordena No obstante eso los condenaría a menos que lo guardaran perfectamente, algo que ninguno lo hizo (Hechos 15:6 – 12; Gálatas 5:1 – 6). La misma “puerta” con la cuál son traídas estas cosas ya mencionadas , permitiría además e incluso autorizaría a tener concubinas , tener esclavos, practicar la circuncisión, hacer sacrificios de animales, los varones hacer tres viajes anuales a Jerusalén , etc., etc., etc.
Para estudiar cualquier tema llega a ser necesario como ventajoso definir los términos que se utilizan. Aprendemos que la palabra “ley” está dividida a veces en tres porciones en el Nuevo Testamento: “La ley,” “los profetas” y “los salmos”, (Lucas 24:44).
(a). A veces la palabra “ley” se utiliza para referirse a los diez mandamientos como es en el caso de (Romanos 7:7), “…Pero yo no conocí el pecado, sino por la ley; porque tampoco conociera la codicia, si la ley no dijera:“No codiciaras” (Éxodo 20:17).
(b). La palabra “ley” tiene a veces referencia al Pentateuco, los primeros cinco libros del Antiguo Testamento., como se hace referencia en (Mateo 12:5) de ( Números 28:9 – 10); (Lucas 2:22 – 23) de (Levíticos 12:2 y Éxodo 13:2; (Juan 8:5); de (Levíticos 20:10).
(c). La palabra “ley” refiere a veces a los salmos, (Juan 10:34), de (salmos 82:6).
(d). La palabra “ley” refiere a veces al Antiguo Testamento. Sistema que comenzó a ser dado en el Monte. Sinaí, (Efesios 2:15; Romanos 7:4, 6). El Nuevo Testamento se refiere a dos grandes legisladores. Moisés y Jesús Cristo, (Juan 1:17; Hebreos 1:1 – 2; Hechos 3:22 – 23; Santiago 4:12; Vea a Mateo 17:1 – 5).

El Evangelio

La palabra “evangelio” se refiere al sistema entero de la verdad dada por Cristo, sus apóstoles y otros hombres que Dios inspiró y que se registra en el Nuevo Testamento, (Romanos 1:16; 1 Corintios 15:1 – 3). Se llama “la fe” (Judas 3, Gálatas1:23 y Hechos 6:7). En (Romanos 10:8) se llama “la palabra de la fe”; y “la gracia y la verdad” en (Juan 1:17); la “ perfecta ley de la libertad” en (Santiago 1:25) y de la “fe” en (Romanos 3:28 y Gálatas 3:23 – 25).
En (Gálatas 3:1 – 18) Pablo enseña que Dios prometió que él bendeciría a todas las naciones a través de la simiente de Abraham el cuál es Jesús Cristo (versículo16). Una vez que Dios hizo el pacto (contrato o promesa) este no podía ser anulado, ya que él guarda o cumple sus promesas. Dios hizo este pacto, esta promesa, este acuerdo con Abraham que él un día, “bendeciría a todas las naciones a través de su simiente.” Pero cuatrocientos treinta años más tarde Dios dio la “ley de Moisés” a Israel. La enseñanza de Pablo en (el capítulo tres de Gálatas ) es ésta: Esto , pues digo: el pacto previamente ratificado por Dios para con Cristo, la ley que vino 430 años después, no lo abroga, para invalidar la promesa” ( Gálatas 3:17) El rescate para todas las naciones está por lo tanto con la promesa (Cristo) y no con la ley de Moisés.

El propósito de la ley

Pablo por inspiración hizo la siguiente pregunta : “¿Para qué sirve la ley, si no había salvación bajo esa ley?” Pablo dice:
(1). “Fue añadida a causa de las transgresiones “hasta que viniese la simiente (Cristo) ” (Gálatas 3:19). Por medio de la “ley” vino el conocimiento del pecado (Romanos 3:20).
(2). La “ley” sujetó a todos en esclavitud (Gálatas 4:8 – 10); “Mas la escritura lo encerró todo bajo pecado,” (Gálatas 3:22). “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23). Bajo la “ley” las únicas provisiones para el perdón del pecado eran la sangre de los toros y los machos cabríos que no podían quitar el pecado, (Hebreos 10:1 – 4). Así pues, por las “ obras de la ley” no se justificará ningún ser humano (Gálatas 2:16). Permanecía por lo tanto que el “cordero sin mancha de Dios” derramará su sangre para libertar incluso a los que estaban bajo la “ley” de su culpabilidad del pecado (Romanos 3:21 – 26; Hebreos 9:15; Mateo 26:28; Efesios 1:7; 1 Juan 1:6 – 7).
(3). La “ley” fue para traer a éstos a Cristo. Ése era su propósito además de demostrar lo que el pecado realmente es y lo que cuesta a la humanidad. Pablo dice que “ la ley ha sido nuestro ayo, ” para llevarnos a Cristo (Gálatas 3:24).
Éste debía ser logrado de dos maneras. (1) La “ley” contenía centenares de profecías que decían a la gente lo qué el Cristo sería y la naturaleza de su obra redentora. Éstas identificaron al Mesías o el Cristo y la naturaleza de su reino cuando él entró en el mundo (Juan 5:39, 46-47; Juan 18:36). (2) Puesto que la gente estaba en la esclavitud del pecado, la condujeron a buscar a un salvador. Su culpabilidad hizo que los llevara a reconocer que necesitaban ayuda. La “ ley” los condujo a que creyeran y conocieran al “cordero de Dios que quita los pecados del mundo” (Juan 1:29; 2 Timoteo 3:14 – 15).
La naturaleza de la ley.
(1). Se dice que era “débil” (Romanos 8:3).
(2). Tenía que “ser cumplida” (Mateo 5:17). Cuando “fue cumplida” o satisfecha, había logrado su propósito y así que “fue quitada” (2 Corintios 3:11; Colosenses 2:6 – 14).
(3). Era temporal (Gálatas 3:19) “hasta que” viniese la simiente a quien fue hecha la promesa.” A Jesús se le prometió el “trono de David, su padre, ” (Lucas 1:32 – 33; Hechos 2:29 – 36; Filipenses 2:9 – 10).
(4). No podía proporcionar el perdón completo de los pecados (Gálatas 2:16; Romanos 3:20; Hebreos 10:1 – 4, 9, 10).
(5). Era “imperfecta.” ¿Cómo era imperfecta cuando se llama “perfecta” en (salmos 19:7)?Fue iimperfecta Porque los pecados no fueron quitados de la memoria de Dios hasta ser borrados en la sangre del cordero de Dios, Jesús Cristo, para ser nunca más recordados (Jeremías 31:31 – 34). La imperfección no fue un problema de la “ley”, si uno viviera perfectamente y nunca la rompiera, uno sería sin pecado. Cristo vivió y murió bajo esa ley (Gálatas 4:4), cumpliendo cada mandamiento y requisito, y él fue el único quién lo hizo así, él no tenía ningún pecado (Hebreos 4:15; 1 Pedro 1:18 – 19; 1 Pedro 2:21 – 25). Él preguntó a los judíos “Quién de vosotros me redarguye de pecado (Juan 8:46)?”
(5a). Los que vivieron y murieron bajo esa ley recibieron el perdón de sus pecados totalmente cuando Jesús murió en la cruz del Calvario según Hebreos 9:11 – 16).

Abrogación de la ley

(1). (Efesios 2:14 – 16) -” Porque él es nuestra paz ,que de ambos pueblos hizo ( de los judío y de los Gentiles) uno, derribando la pared intermedia de separación entre ; Aboliendo en su carne la enemistad (odio), la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas; para crear en si mismo de los dos un solo y nuevo hombre , haciendo la paz; Y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo matando en ella las enemistades (el odio) .”
(2). (Romanos 7:4) – “ Así también vosotros, hermanos míos , habéis muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo “para que seáis de otro; del que resucitó de los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios .”
(3). (Romanos 7:6) – “Pero ahora estamos libre de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra.”
(4). (Colosenses 2:14) – “anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz.”
(5). (Hebreos 7:12) – “Porque cambiado el sacerdocio , necesario es que haya cambio de ley.”
(6). (Hebreos 10:9) – “y diciendo luego: He aquí que vengo, Oh Dios, para hacer tu voluntad; quita lo primero, para establecer esto último.”
(7). (Gálatas 3:24 – 25) – “ De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe. Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo.”

Consecuencias de mezclar las dos leyes.

(1). (Gálatas 5:2) – “ He aquí, yo Pablo os digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechará Cristo .”
(2). (Gálatas 5:3 – “Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida, que está obligado a guardar toda la ley” (Efesios 2:8 – 10; 1 Corintios 15:1 – 4; Romanos 1:16 – 17; Romanos 6:1 – 6; 6:15 – 18).
(3). (Gálatas 5:1) – “…no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.”
(4). (Gálatas 5:4) – “… de la gracia habéis caído .”
(5). (Hechos 15:10) – “.” Ahora pues,¿Por qué tentáis a Dios , poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar?
Conclusión:

Algunos entonces dirán , “puesto que no estamos bajo la ley (el Antiguo Testamento..), podemos desobedecer los 10 mandamientos sin ser culpables?” La respuesta es no, pero no porque están en el Antiguo Testamento. Los 10 mandamientos con una excepción también se enseñan a los seguidores de Cristo en el Nuevo Testamento. La excepción es el Sábado. y un nuevo día, de gran significado se da, el “primer día” de la semana (Hechos 20:6 – 7; 1 Corintios 16:1 – 2). Vea (Romanos 13:8 – 10). Las enseñanzas del Antiguo Testamento siguen siendo útiles “como ejemplos” de la relación de Dios con la humanidad (1 Corintios 10:11), y “para nuestra enseñanza” (Romanos 15:4).

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD