La iglesia que Cristo Edificó (Parte I)

 

El propósito de estos estudios es orientar a las personas a  comprender y encontrar la iglesia que Jesús nos ha dejado. Hay en el mundo hoy en día una multiplicidad de iglesias, de origen, doctrina, y prácticas diferentes. Fundadas  por hombres y no por Cristo.

Cuando Cristo estuvo en esta tierra, él se refirió a este tema  y  prometió edificar la iglesia.

“Y sobre esta roca edificaré mi iglesia” Mateo 16:18   Por lo tanto, ninguna iglesia puede ser  su iglesia; a menos que , haya sido fundada por él.

Muchos asumen que la iglesia fue establecida por Juan el Bautista. Pero el hecho de que fue establecida por Jesucristo, es una prueba irrefutable. La iglesia   no fue establecida por Juan el Bautista ni ningún otro ser humano.

Juan el Bautista estaba muerto cuando Jesús prometió edificar la iglesia. En el libro de Mateo 14:10 leemos de la ejecución de Juan: “(Herodes) Y ordenó decapitar a Juan en la cárcel” La promesa de Jesús vino después de este acontecimiento “edificaré mi iglesia”  “edificaré” es un verbo que está en tiempo futuro, Juan estaba muerto y el establecimiento de la iglesia aún sería en un tiempo futuro. Juan fue un gran hombre e hizo una gran obra: él fue el mensajero que fue enviado a preparar el camino del Señor pero él no estableció la iglesia de la Biblia o alguna otra conocida por los hombres

¿Cuál fue la roca de su fundamento?

Para determinar la identidad de la roca debemos determinar la confesión a la cual se refiere.  Pedro había confesado de Cristo lo siguiente: “Tú eres el Cristo el hijo del  Dios viviente” Mateo 16:16.  Jesús inmediatamente dijo a Pedro “Y yo también te digo, que tú eres Pedro….” Luego Cristo promete edificar su iglesia sobre esta roca.  Por lo tanto la palabra roca podría referirse   a Pedro o a Cristo.  Muchos han sido llevados a creer que tiene referencia a Pedro ya que la palabra “Pedro” significa una roca o piedra.  Pero en el lenguaje original no permite esta interpretación porque  ambas palabras griegas usadas en este texto son diferentes” Tú eres Pedro (PETROS); género masculino, y sobre esta roca (PETRA); género femenino, edificaré mi iglesia. ¡Este hecho debería aclarar este asunto!

Ni los continuadores de la obra de los apóstoles, que aparecen en la Biblia, como Lucas, Timoteo, Tito, Bernabé, etc. ni los primeros padres de la Iglesia han enseñado nunca la primacía del obispo de Roma, de los que menciono a algunos:

San Agustín obispo de Hipona, en su comentario sobre la primera epístola de Juan, explica la confesión de Pedro: …¿Qué significan estas palabras: edificaré mi Iglesia sobre esta roca? Significan: Edificaré mi Iglesia sobre esta fe, sobre esto que me dices: Tu eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo. Y en uno de sus famosos sermones predicaría Agustín de la siguiente forma: Tu eres Pedro, y sobre esta roca, (piedra) que has confesado, sobre esta roca que tú has reconocido confesando: Tu eres Cristo, el Hijo de Dios vivo, edificaré mi Iglesia; sobre Mi mismo, que soy el Hijo de Dios, la edificaré; y no sobre ti. Con esta afirmación de Agustín podemos comenzar exponiendo lo que en su época era la común fe entre la Iglesia de los primeros padres, como también San Ignacio, obispo de Antioquía, 98 a.C., San Jerónimo, San Hilario de Poitiers, San Cirilo, San Ambrosio de Milán, San Juan Crisóstomo, y los demás mostraban en el Concilio de Calcedonia una misma fe sobre la confesión de Pedro, y el obispo de Roma no tenía ninguna supremacía sobre los demás.

Policarpo, obispo de Esmirna, 155 d.C. Iglesia de Esmirna, conoció a un Juan (posiblemente al apóstol) discípulo de Jesucristo. Defendía en sus escritos la encarnación de Jesús. Se reunió varias veces con el obispo de Roma, Aniceto, con respecto a la fecha de la Pascua. No había supremacía del obispo de Roma.

La roca (PETRA) en que está construida la iglesia es el hecho de que Jesús es “el CRISTO, el hijo del Dios vivo” Mateo 16:16.  Pedro entendió esta verdad y así lo manifiesta en su carta de 1Pedro 2:6-7 “ …..He aquí, pongo en Sión la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; Y el que creyere en Él, no será avergonzado citando al profeta Isaías 28:16 y aplicándolo a Cristo. “Para vosotros , pues, los que creéis, él es precioso; pero para los que no creen, la piedra que los edificadores desecharon ha venido a ser la cabeza del ángulo y : Piedra de tropiezo, y roca ( Petra) que hace caer” . Nuestro Señor Jesucristo aplicó esta profecía del Salmos 118:22 a sí mismo en  Mateo 21:42 explicando la parábola de los labradores malvados (Mateo 21: 33-46).  “…. Jesús les dijo: ¿Nunca leísteis en la Escrituras: La piedra que desecharon los edificadores , Ha venido a ser cabeza del ángulo. El Señor ha hecho esto, y es cosa maravillosa a nuestros ojos….”

También lo aplicó Pedro en su defensa ante el concilio de judíos en Jerusalén. “Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo, Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos” Hechos 4:11-12

Cristo es el único fundamento de la iglesia.  Así  lo expresó el apóstol Pablo en su carta a los Corintios “Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo” 1Corintios 3:11.

Escribiendo a los Efesios, Pablo expresa:” edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo”  Efesios 2:2º

Por lo tanto, no debemos suponer que la iglesia del Señor está fundada sobre la debilidad de la carne humana sino sobre la divinidad de Cristo.  Ninguna iglesia cuyo fundamento no sea Cristo puede ser la iglesia del Señor.

La iglesia pertenece a Cristo, él es el dueño de ella y la cabeza de la iglesia “y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia” Colosenses 1:18.   La iglesia es el más preciado legado que Jesús nos ha dejado. Él es el salvador de la iglesia y quien la compró con su propia sangre “… así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su salvador” Efesios 5:23 y “….para apacentar la iglesia del Señor, la cual el ganó por su propia sangre” Hechos 20:28

Cristo estableció una iglesia, “SU IGLESIA”

El que tiene toda autoridad  en el  CIELO y en LA TIERRA dijo “Y sobre esta roca edificaré MI IGLESIA” Mateo 16:16 Jesús no dijo que edificaría sus iglesia o una de sus iglesias. El dijo: “edificare mi iglesia” género singular.

El apóstol Pablo enseña que hay un  cuerpo. “Hay un cuerpo y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación” Efesios 4:4.

También escribiendo a los Romanos, él expresó:”Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, así nosotros, siendo muchos somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros” Romanos 12: 4-5.

No hay duda que la palabra cuerpo significa la iglesia. Así lo enseña el apóstol Pablo “y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de aquel que todo lo llena en todo.” Efesios 1:22-23.  Pablo vuelve a ratificar esto en su carta a los Colosenses 1: 18 “y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia….”

Esta idea de una iglesia se refleja en la figura  que Cristo hace en Juan 10: 16 “….Y habrá un rebaño y un pastor”, como también en la figura que hace Pablo del cuerpo humano presentando a Cristo como la cabeza  y todos trabajando bajo el control  y dirección de la cabeza (1Corintios 12:12-27)

Hay una iglesia en el Nuevo Testamento, una iglesia que Jesús edificó, la cual encontramos repartida en diversas congregaciones alrededor del mundo y todas esas congregaciones locales enseñaban la misma cosa, adoraban del mismo modo, tenían la misma organización y proclamaban el mismo plan de salvación. No eran diferentes iglesias sino la misma reunida en diferentes lugares.  En el primer siglo existió una sola iglesia.

La Biblia habla de “ las iglesias de Cristo” ( Romanos 16:16) “ …..Os saludan todas las iglesias de Cristo” y “las siete iglesias de Asia” (Apocalipsis 1:4) Hay que entender que la palabra iglesia se usa en estos versículos en un sentido congregacional. Se habla de un cierto número de congregaciones en un cierto territorio pero son todas iguales.

La oración de Cristo que dirigió al Padre Celestial nos enseña claramente de esta unidad. Jesús oró que todos los que creyeren en él fueran uno.  “Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno; como tú , OH Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.  Juan 17: 20-21

Dios no ha sido el inventor de las muchas denominaciones, el hombre lo ha hecho. Jesús dijo: “edificaré mi iglesia”  Mateo 16:18. La palabra “iglesia” literalmente significa “los llamados afuera” (vea cualquier diccionario Griego/ Español del NT) Es un sustantivo colectivo usado para referirse  a “un pueblo adquirido por Dios… llamado de las tinieblas a su luz admirable” 1Pedro 2:9-10.  Son personas que pertenecen a Dios.

En el Nuevo Testamento usted puede leer a las personas obedeciendo al Señor sin inventar denominaciones. Teniendo fe en Cristo, ellos se arrepentían de sus pecados, confesaban que Él era el hijo de Dios y eran bautizados en agua para el perdón de sus pecados (Marcos 16:16, Hechos 2:36-38) . “Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos” Hechos 2: 47. Seguían la doctrina de los apóstoles, reuniéndose colectivamente para adorar y servir  a Dios en iglesias locales sin crear diferentes denominaciones “ Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. Hechos 2:42  y  Hechos 11:26 “ Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquia”

¿Habrá alguien haciendo lo mismo en los tiempos que vivimos? ¡SI ¡ AHORA  y siempre   esto ha sido así.   OS SALUDAN TODAS LAS IGLESIAS DE CRISTO” Romanos 16:16

La Iglesia que Cristo Edificó PARTE 2

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

3 Comentarios to “La iglesia que Cristo Edificó (Parte I)”

  1. Memo Barios 26 mayo, 2010 at 14:57 #

    Estaba leyendo el articulo sobre la iglesia de cristo, pero la verdad me detuve ya que el principio me deja ver una mala interpretacion de la escritura diciendo que cristo no fundo su iglesia en Pedro como roca de ella y esto esta mas que claro que con esto, ustedes van en conra de la Iglesia Catolica que es la que fundo cristo en Pedro.

  2. Deb 13 marzo, 2015 at 7:54 #

    despues de visitar otros artiulos la verdad es que este es el mas detallado.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Especial : La Iglesia que Cristo Edificó : Iglesia de Cristo La Serena - 21 septiembre, 2009

    […] La Iglesia que Cristo Edificó PARTE 1 […]

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD