“La autonomía de la Iglesia Local”

Uno de las características más relevante de la Iglesia local es su estructura organizativa. La respuesta central de la Biblia es que la Iglesia local es autónoma. Esto quiere decir que no existe ninguna organización terrenal, supervisión o tesorería más allá de la Iglesia local. Existe un patrón para la Iglesia que Dios espera que sigamos.

¿Qué queremos decir por “Autonomía”?

El término “autonomía de la Iglesia local” se refiere a un método para determinar el manejo de las actividades de la iglesia. Es una respuesta a la cuestión de cómo las congregaciones locales deberían regirse. No es posible a la luz de las Escrituras tener una Junta central, Convención, Conferencia, Sínodo, Concilio o cualquier otro organismo, para determinar las creencias y prácticas de una iglesia local.

Una iglesia se dice que es “autónoma” cuando se gobierna así misma, que es el significado literal de la palabra. Esto significa que no responde a otra iglesia u organización para tomar cualquiera decisión. Obviamente, la Iglesia no es totalmente autónoma porque responde a Jesucristo, que es su jefe
“la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales, sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero; y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.” (Efesios 1: 20-23). La organización de la iglesia comienza y termina con la iglesia local la cual es totalmente autónoma de todas las demás organizaciones, incluyendo a otras iglesias locales

Cuando leemos en las páginas de la Biblia en busca de pasajes acerca de la Iglesia y su relación con otras organizaciones, no encontramos ninguna instancia por la cual la Iglesia tenga que responder a otra congregación u organización. No hay ninguna referencia a algún tipo de sínodo, conferencia, convenciones o iglesia madre o central . Además, estos tipos de organizaciones y estructuras están excluidos específicamente de la estructura organizativa que encontramos en la Biblia:

” Ruego a los ancianos que están entre vosotros , yo anciano también con ellos y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada: Apacentad el rebaño de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella , no por fuerza ;sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta , sino con ánimo pronto; no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey” (1 Pedro 5: 1 – 3)

“Y constituyeron ancianos en cada iglesia y habiendo orado con ayunos, los encomendó al Señor en quienes habían creído.” Hechos 14: 23

Aunque es fácil pasar por alto estos dos primeros pasajes necesariamente implican una estructura específica y por la cual podemos sacar conclusiones definitivas.

En primer lugar, podemos observar que los ancianos, que “velan ” por la Iglesia local (simbolizada aquí como el rebaño), fueron designados por la congregación. Ellos no fueron nombrados sobre una ciudad, distrito o diócesis – ni en todas las iglesias. En consecuencia, cada Iglesia es igual que la otra. Además, estos ancianos, o pastores en su calidad de obispos recibieron instrucciones para cuidar “el rebaño de Dios que está entre vosotros”. Por lo tanto, no sólo está cada iglesia en pie de igualdad con las demás, sino que los ancianos o pastores sólo tienen que cuidar a aquellos por quienes han sido nombrados “Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. (Hechos 20: 28), cada congregación era una iglesia local única (Hechos 14: 23).

De esto podemos concluir que los ancianos o pastores no pueden poner reglas sobre los asuntos de otras iglesias, porque los ancianos deben ser nombrados en “cada iglesia” cuando sea posible, y la labor de los ancianos es supervisar los asuntos de los que están “entre” ellos. Dado que cada Congregación debe estar bajo la supervisión de sus propios ancianos, cada Iglesia debe por lo tanto, ser absolutamente independiente de cualquier otra iglesia u organización.

La tesorería de la Iglesia Local

La idea de la autonomía e independencia de cada iglesia puede observarse en la práctica de pasajes acerca de la tesorería de la Iglesia. Cada congregación tiene control sobre su propia tesorería. Pero antes veamos un verso acerca del control de las contribuciones que son donadas o recolectadas entre sus miembros en la Iglesia local:

” Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad? Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios. ” “Hechos 5: 3-4

Desde este pasaje aprendemos que la contribución de cada persona es suya y bajo su propio control hasta que se ha contribuido al fondo del iglesia. Sin embargo, una consecuencia necesaria de este verso es que una vez que se da, el dinero viene a estar bajo el control de la Iglesia. Cuando los miembros de una iglesia hacen su contribución, entonces entregan su control a la voluntad y la dirección de la Iglesia que asume el control de los fondos donados.

” En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia. Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas. Y cuando haya llegado, a quienes hubiereis designado por carta, a éstos enviaré para que lleven vuestro donativo a Jerusalén.
16:4 Y si fuere propio que yo también vaya, irán conmigo.”. 1 Corintios 16: 1 – 4

Aunque el apóstol Pablo tiene autoridad para ordenar a la Iglesia en Corinto a realizar una ofrenda, él no ejerce control sobre su contribución. Tenga en cuenta dos de las frases de este pasaje: “, a quienes hubiereis designado por carta,”y “para que lleven vuestro donativo a Jerusalén “. En ningún momento Pablo toma el control de los fondos de los Corintios. Los Corintios tuvieron un control completo sobre la elección de los mensajeros que llevaron “su donativo” a Jerusalén. Incluso el apóstol Pablo no violó su autonomía, sino que reconoció específicamente la autoridad de la congregación en la determinación de sus propios mensajeros para llevar su donativo a su destino.

Tenga en cuenta de que la Iglesia en Corinto tenía el control completo de sus fondos a través de su propios mensajero hasta su destino. Cada Iglesia tuvo y tiene la capacidad y el derecho de organizar y hacer su propia contribución para ser entregados por las manos de su propio mensajero seleccionado. El ejemplo de este modelo de organización y el silencio absoluto para la autorización de cualquier otro tipo de supervisión de la iglesia excluye todas las demás formas de regla y supervisión ,convenciones, juntas, la Iglesia central, etc…

¿La “Convención” de los Hechos 15?

Registrado en el capítulo XV del libro de los Hechos , esta fue una reunión que se celebró para determinar una cuestión doctrinal. Algunos creen que es un patrón para celebrar convenciones hoy para determinar también las doctrinas y credos. Sin embargo, hay muchos aspectos de esta “Convención ” que lo hace totalmente diferente de las convenciones o concilios que se celebran hoy para votar credos. Primero vamos a examinar los antecedentes de esta reunión:

“Entonces algunos que venían de Judea enseñaban a los hermanos: Si no os circuncidáis conforme al rito de Moisés, no podéis ser salvos. Como Pablo y Bernabé tuviesen una discusión y contienda no pequeña con ellos, se dispuso que subiesen Pablo y Bernabé a Jerusalén, y algunos otros de ellos, a los apóstoles y a los ancianos, para tratar esta cuestión. Ellos, pues, habiendo sido encaminados por la iglesia, pasaron por Fenicia y Samaria, contando la conversión de los gentiles; y causaban gran gozo a todos los hermanos. Y llegados a Jerusalén, fueron recibidos por la iglesia y los apóstoles y los ancianos, y refirieron todas las cosas que Dios había hecho con ellos. Pero algunos de la secta de los fariseos, que habían creído, se levantaron diciendo: Es necesario circuncidarlos, y mandarles que guarden la ley de Moisés. Y se reunieron los apóstoles y los ancianos para conocer de este asunto Hechos15:1 –6

La cuestión del desacuerdo era si los cristianos Gentiles deberían ser circuncidados y mantener las otras costumbres del Antiguo Testamento. En cuanto a nuestra pregunta, podemos aprender al menos dos cosas de este pasaje: primero y ante todo, los participantes en esta reunión no eran representantes de muchas congregaciones que habían venido juntos a votar un credo o confesión de creencias, sino que estaba compuesto por los apóstoles, los ancianos de la Iglesia de Jerusalén y Pablo y Bernabé que habían ido a saber por qué esa doctrina falsa había salido de Jerusalén (Versos a 4, 6).

En segundo lugar, la razón para esta reunión no fue un sondeo del número de miembros de la Iglesia y votar un credo o confesión de creencias, sino fue para expresar la voluntad de Dios y la enseñanza sobre el asunto. Los apóstoles eran representantes de Dios que habían venido a expresar la voluntad de Dios. Esta fue la naturaleza de su Oficio. Los ancianos también tuvieron gran necesidad de estar allí, ya que era su congregación el corazón del problema. La mayoría si no todos estos hombres fueron inspirados lo que es completamente diferente a las convenciones de hoy. Por lo tanto, sin necesidad de seguir avanzando, ya hemos aprendido que esta reunión tuvo una constitución definida y una misión.

Si continúa leyendo el capítulo, leerá de la cuenta que hace Pedro del reconocimiento milagroso de Dios en la salvación de los gentiles y el testimonio de Pablo y Bernabé en su obra milagrosa a través de ellos entre los gentiles y finalmente el reconocimiento de Santiago de las profecías que anunciaban la salvación de los gentiles.

En función de estos argumentos milagrosos, inspirados y bíblicos, los apóstoles y los ancianos decidieron que una carta debía distribuirse para detener la propagación y la influencia de la doctrina falsa. En esta carta y su circulación, aprendemos tres cosas más que respaldan las declaraciones anteriores y refutan las convenciones que se hacen hoy y que supervisan las actividades de las iglesias y formulan creencias:

” Entonces pareció bien a los apóstoles y a los ancianos, con toda la iglesia, elegir de entre ellos varones y enviarlos a Antioquía con Pablo y Bernabé: a Judas que tenía por sobrenombre Barsabás, y a Silas, varones principales entre los hermanos; y escribir por conducto de ellos: Los apóstoles y los ancianos y los hermanos, a los hermanos de entre los gentiles que están en Antioquía, en Siria y en Cilicia, salud. Por cuanto hemos oído que algunos que han salido de nosotros, a los cuales no dimos orden, os han inquietado con palabras, perturbando vuestras almas, mandando circuncidaros y guardar la ley, nos ha parecido bien, habiendo llegado a un acuerdo, elegir varones y enviarlos a vosotros con nuestros amados Bernabé y Pablo, hombres que han expuesto su vida por el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Así que enviamos a Judas y a Silas, los cuales también de palabra os harán saber lo mismo. Porque ha parecido bien al Espíritu Santo, y a nosotros, no imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias: que os abstengáis de lo sacrificado a ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación; de las cuales cosas si os guardareis, bien haréis. Pasadlo bien. Así, pues, los que fueron enviados descendieron a Antioquía, y reuniendo a la congregación, entregaron la carta; habiendo leído la cual, se regocijaron por la consolación. Y Judas y Silas, como ellos también eran profetas, consolaron y confirmaron a los hermanos con abundancia de palabras “ Hechos 15: 22 – 32

En primer lugar, justificando el punto anterior, la autoridad de esta “Convención” o “Concilio”( como algunos lo nombran) estaba en los apóstoles y profetas que representaban a Dios. Representantes no inspirados divinamente de congregaciones que votan por un curso de acción o credo no son en absoluto paralelas a esta reunión que fue guiada por inspiración del Espíritu Santo.

En segundo lugar, como se mencionó anteriormente, los ancianos o los dirigentes de la iglesia en Jerusalén necesitan estar allí ya que era de su iglesia que estos maestros falsos salieron extendiendo su doctrina. Aparentemente, los maestros falsos utilizaron la Iglesia de Jerusalén como algún tipo de referencia o apoyo, ya que la carta específicamente aclara que los maestros falsos habían salido y enseñado sin la autorización de los apóstoles (15: 24). “Por cuanto hemos oído que algunos que han salido de nosotros, a los cuales no dimos orden, os han inquietado con palabras, perturbando vuestras almas, mandando circuncidaros y guardar la ley,”

En tercer lugar, se observa una vez más que el Espíritu Santo había inspirado la decisión de esa reunión. Prueba de ello es la siguiente frase de verso 28, “Porque ha parecido bien al Espíritu Santo, y a nosotros, no imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias:”, y además fue sostenida por los profetas que viajaron con la carta de aprobación milagrosa de primera mano para su enseñanza (Hechos 15: 32). “Y Judas y Silas, como ellos también eran profetas, consolaron y confirmaron a los hermanos con abundancia de palabras. ”

Por lo tanto, las convenciones modernas son totalmente diferentes de esta “Convención o Concilio” de Hechos 15. Fue diferente en su constitución, ya que fue formada por apóstoles inspirados y profetas en representación de Dios y no de congregaciones.

En segundo lugar, fue diferente en su misión . Se reunieron para determinar la voluntad de Dios y no para establecer un credo. En consecuencia, Hechos 15 es un ejemplo que debe ser estudiado en su contexto y razón , pero no para ser considerado como un ejemplo autorizado para aplicarlo en realizar convenciones, sínodos , concilios, etc. con el propósito de establecer cambios profundos en materias de fe que ya ha sido revelada claramente por el Espíritu Santo. Esto ha traído confusión a la Cristiandad y profunda división que hoy encontramos a nuestro alrededor.. Hoy tenemos todo lo que necesitamos para dirigir nuestras vidas hacia Dios. “

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” (No hay apóstoles ni profetas vivos hoy en día )

La autonomía de cada congregación local es una de las enseñanzas más importantes de la Biblia. La aceptación o rechazo de esta enseñanza se reflejará en todo lo que una congregación deba hacer, ya que el rechazo de esto llevará a que cada congregación deje sus decisiones en manos de alguien “superior a la iglesia” o a una sede central que las tomará por ellos. Hemos visto que una pluralidad de varones ancianos se limitó a cuidar o supervisar la congregación en donde eran miembros. La Biblia no señala otro método para el cuidado de la iglesia local sino la de sus pastores y su autonomía en relación con otras.

Por lo tanto, cualquiera otra forma de gobierno de la autorizada y aprobada en relación a la autonomía de cada congregación es una “AÑADIDURA” a la palabra de Dios y está bajo condenación, ya que añadir o quitar tiene una justa sanción de parte de nuestro Señor.

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Un comentario to ““La autonomía de la Iglesia Local””

  1. fabiana ardúa 11 junio, 2010 at 19:59 #

    Encuentro muy bueno este estudio
    me preocupa el rema de mi iglesia local y este estudio me resolvio muchas dudas
    cariños

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD