Jesús y el uso de las Escrituras”

Es importante; si queremos agradar a Dios , saber la forma como Jesús se acercó e interpretó las Escrituras y seguir su ejemplo. En esta lección, queremos ver de qué manera Jesús trazó y usó las Escrituras para que podamos hacer lo mismo.

I. Jesús veía las Escrituras como ORIGINARIAS DE DIOS. Marcos 7:9-13

Les decía también: “Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición. Porque Moisés dijo: Honra a tu padre y a tu madre; y: El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente. Pero vosotros decís: Basta que diga un hombre al padre o a la madre: Es Corbán (que quiere decir, mi ofrenda a Dios) todo aquello con que pudiera ayudarte, y no le dejáis hacer más por su padre o por su madre, invalidando la palabra de Dios con vuestra tradición que habéis transmitido. Y muchas cosas hacéis semejantes a estas.”
A. Tenga en cuenta que lo que “Moisés dijo” era equivalente al mandamiento de Dios (vs. 9) y a la palabra de Dios (vs. 13) como se señala en estos versículos
B. Moisés dijo: “Honra a tu padre ya tu madre”, sin embargo, habían invalidado el mandamiento de Dios por la tradición.
1. Según ellos, bastaba con pronunciar “Corbán (Dedicando ese dinero para el templo), para ser liberado de honrar a su padre ya su madre.
2. Así, en este esquema, el sacerdote y los dirigentes eran ayudados, pero no los padres.

II. Jesús creyó en “la inspiración verbal” de las Escrituras – que cada palabra eran inspiradas por Dios. Marcos 12:26-27

“Pero respecto a que los muertos resucitan, ¿no habéis leído en el libro de Moisés cómo le habló Dios en la zarza, diciendo: Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob?
12:27 Dios no es Dios de muertos, sino Dios de vivos; así que vosotros mucho erráis”
.
A. En su respuesta dada a los saduceos que no creían en la vida después de la muerte. Hechos 23:8 “Porque los saduceos dicen que no hay resurrección, ni ángel, ni espíritu; pero los fariseos afirman estas cosas. “

1. En el versículo 27 Jesús hizo su tesis en el tiempo del verbo.
2. Demostró que ya que Dios dijo a Moisés en la zarza ardiente “Yo soy el Dios de Abraham, Isaac y Jacob”, que significaba que Abraham, Isaac y Jacob estaban vivos después de la muerte.
a. Recuerde, Abraham, Isaac y Jacob hacía tiempo que habían muerto cuando Dios habló a Moisés en la Zarza que ardía.
.
b. Si no estaban vivos después de la muerte, Dios debería haber dicho, “Yo” era “el Dios de Abraham, Isaac y Jacob.

III. Cuando Jesús fue confrontado por los JUDIOS, siempre respondió con la ESCRITURA.
A. Juan 10:30-36
“Yo y el Padre uno somos. Entonces los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearle. Jesús les respondió: Muchas buenas obras os he mostrado de mi Padre; ¿por cuál de ellas me apedreáis? Le respondieron los judíos, diciendo: Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; porque tú, siendo hombre, te haces Dios. Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, dioses sois? Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada), ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: Hijo de Dios soy? Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis.”

1. Él estaba mostrando en el versículo 34 que los jueces fueron llamados “Dioses”. Salmo 82:6
a. Si se les llamaba “dioses,” No era blasfemar si Él decía ser el Hijo de Dios.
B. Mateo. 12:1-8
“En aquel tiempo iba Jesús por los sembrados en un día de reposo; y sus discípulos tuvieron hambre, y comenzaron a arrancar espigas y a comer. Viéndolo los fariseos, le dijeron: He aquí tus discípulos hacen lo que no es lícito hacer en el día de reposo. Pero él les dijo: ¿No habéis leído lo que hizo David, cuando él y los que con él estaban tuvieron hambre; cómo entró en la casa de Dios, y comió los panes de la proposición, que no les era lícito comer ni a él ni a los que con él estaban, sino solamente a los sacerdotes? ¿O no habéis leído en la ley, cómo en el día de reposo los sacerdotes en el templo profanan el día de reposo, y son sin culpa. Pues os digo que uno mayor que el templo está aquí. Y si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes; porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo.”

1. Jesús utiliza cuatro argumentos para demostrar que lo que sus discípulos estaban haciendo en el día de reposo estaba justificado.
a. En el ejemplo de David. Vs. 3-4
(1) David huía de Saúl, que estaba tratando de matarlo.
(2) En esta situación de emergencia, David se comió el pan de la proposición que era utilizado sólo por los sacerdotes.
(3) a sus discípulos, en una situación de emergencia, ya que trabajaban con el Señor, se debía permitirles a arrancar y comer el grano en el sábado.
b. los sacerdotes trabajaban en el día de reposo. Vs. 5
(1) El sábado era el día más ocupado de la semana para los sacerdotes.
(2) El trabajo de los discípulos era superior a la de los sacerdotes.
c. Por su señorío Vs. 6,8
(1) Él y Su obra eran mayores que el servicio que se hacía en el templo.
d. Por “la misericordia”, que era mayor que los sacrificios.
(1) Así, el deseo de Dios por misericordia permitía a sus discípulos actuar en el día sábado.
(2) En otras palabras, ellos deberían haber mostrado misericordia a sus discípulos que estaban involucrados en un buen trabajo.
(A) Ellos fueron “legalistas” en todo el sentido de la palabra.

IV. Jesús a menudo decía que ciertos acontecimientos en su vida, a veces su
MINISTERIO COMPLETO, CUMPLÍA las Escrituras del Antiguo Testamento. Lucas 4:16-21

“Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito:
El Espíritu del Señor está sobre mí,
Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres;
Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;
A pregonar libertad a los cautivos,
Y vista a los ciegos;
A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor. Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él. Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros.”

A. Dijo que cada detalle de las Escrituras del Antiguo Testamento sería cumplido. Mateo. 5:17-18 “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido.”
B. Mostró a sus discípulos que su sufrimiento y muerte fueron cumplidos en lo que estaba escrito. Lucas 24:25-27, 44-49

“Entonces él les dijo: ¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria? Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían. “

“Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos. Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras; y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén.
Y vosotros sois testigos de estas cosas. He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto.”

V. Jesús creía que los eventos históricos que señalan las Escrituras eran ciertos .
A. Esto puede parecer un punto innecesario, sin embargo, hoy
muchos quieren creer en Jesús, pero rechazan ciertos eventos históricos narrados en el Antiguo Testamento
tales como el diluvio y Jonás y la ballena.
B. Jesús habló de las muchas cosas del Antiguo Testamento como verdades y no
como leyendas o mitos.
1. Habló de la creación. Mateo. 19:4 “ El, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo”
2. Se refirió al diluvio en tiempos de Noé. Mateo 24:37-38 “Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre “

3. Habló de la viuda que alimentó a Elías y se refirió a Naamán el Leproso. Lucas 4:25-27

“Y añadió: De cierto os digo, que ningún profeta es acepto en su propia tierra. Y en verdad os digo que muchas viudas había en Israel en los días de Elías, cuando el cielo fue cerrado por tres años y seis meses, y hubo una gran hambre en toda la tierra; pero a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una mujer viuda en Sarepta de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempo del profeta Eliseo; pero ninguno de ellos fue limpiado, sino Naamán el sirio.”

4. Habló del arrepentimiento de Nínive. Mateo 12:41 “ Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación, y la condenarán; porque ellos se arrepintieron a la predicación de Jonás, y he aquí más que Jonás en este lugar. “

5. Habló de Daniel el profeta. Mateo 24:15 “Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda),“
a. Estos pocos ejemplos abarcan una importante época del Antiguo Testamento. Esto demuestra la aceptación de Jesús de las Escrituras del Antiguo Testamento y pone Su sello de aprobación y el respaldo de ellas.
.

VI. Muchas veces Jesús preguntó: “¿No habéis leído en las Escrituras?”
A. Lo hizo al responder a preguntas de la gente. Mateo. 19:3-6

“Entonces vinieron a él los fariseos, tentándole y diciéndole: ¿Es lícito al hombre repudiar a su mujer por cualquier causa? El, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo, y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre. “
1. Así, desde el principio, era un hombre con una mujer para toda la vida.
2. Esto es lo que enseñan las Escrituras. Nosotros, también, tenemos que hacer la misma pregunta (“¿No habéis leído en las Escrituras “) ya que tratamos de enseñar y defender la verdad.

VII. Jesús mostró el valor de las Escrituras para nuestro bienestar espiritual Mateo 4:4
“ Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.”

A Hay algo mucho más importante que el pan normal.
1. Es el pan espiritual, el pan de vida.
2. Este es el pan que debería ser nuestro principal interés y
preocupación. Juan 6:26, 2 Timoteo 2:15

VIII. JESÚS usó la Escritura en victoria sobre la tentación. Mateo
4:1-10
A. Jesús se enfrentó a toda tentación con una cita de la Escritura.
B. Nosotros, del mismo modo, debemos enfrentar las tentaciones con las Escrituras.
1. El cristiano debe ponerse “ Toda” la armadura de Dios, y en dicho pasaje palabra se menciona cuatro veces: la verdad, el evangelio de la paz, la espada del Espíritu, y la palabra de Dios. Efesios 6:10-17

“ Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios”

Por lo tanto, las Escrituras, junto con nuestra propia fe y resistencia, nos dará la fuerza necesaria en victoria sobre la tentación.

IX. Jesús usó las Escrituras para reprender el PECADO. Mateo 21:12-13

“Y entró Jesús en el templo de Dios, y echó fuera a todos los que vendían y compraban en el templo, y volcó las mesas de los cambistas, y las sillas de los que vendían palomas; y les dijo: Escrito está: Mi casa, casa de oración será llamada; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones”

A. Ya hemos visto cómo Jesús usó las Escrituras en la lucha contra la tradiciones de los hombres.
B. Aquí, en Mateo 21:12-13, Él se enfrenta a estas personas señalándoles que habían quebrantado las Escrituras. Nosotros, también, debemos “redarguir, reprender, y exhortar con toda paciencia y doctrina “, y hacerlo mediante el uso de las Escrituras.

Conclusión
A. Según la percepción que Jesús tuvo de las Escrituras debería ser nuestra forma de acercarnos a las Escrituras.
B. Nuestro punto de vista de la Escritura determinará la forma en que la interpretamos, la forma en que la usamos en nuestra enseñanza, y la manera en que respondemos a ella.
C. En todas las cosas, debemos tratar de complacer a nuestro maestro. Mateo 10:25
1. Un joven violinista había estudiado con un famoso y renombrado maestro. Finalmente, llegó el momento de su primera presentación. Después de cada selección, y a pesar de los aplausos de la multitud, el artista parecía insatisfecho. Incluso después que presentó su última pieza musical , los aplausos y gritos fueron más fuertes que nunca, sin embargo, el talentoso violinista se quedó mirando a un anciano que se encontraba en un balcón. Por último, el anciano sonrió y asintió en señal de aprobación. Inmediatamente, el joven relajado y radiante de felicidad se alegró. El hombre en el balcón era su maestro, y por tanto los aplausos de la multitud no significaban nada para él hasta que primero ganó la sincera aprobación de su maestro. (De 1500 Ilustraciones para la Predicación Bíblica)

2. Debemos buscar con diligencia sincera la aprobación de nuestro Maestro, y no preocuparnos demasiado acerca de la aprobación de los hombres.
3. Si nosotros, con sencillez de corazón, servimos fielmente a nuestro Señor y Maestro, la aprobación o desaprobación de los hombres nos debe tener sin cuidado.

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD