“Jesús Arrestado en el Huerto – Una demostración de su Divinidad”

imagesEn Juan capítulo 18 encontramos a Jesús en el jardín de Getsemaní, Judas, el traidor se acerca con una banda de soldados y alguaciles de los principales sacerdotes. Jesús está acompañado por sus discípulos restantes. Judas, el que le entregaba, sabía dónde encontrarlo, había estado allí muchas veces. A medida que se acercaban, Jesús hizo una pregunta sencilla a ellos. Él dijo: “…¿A quién buscáis (verso 4)?” La respuesta fue: “a Jesús de Nazaret.” Jesús no corrió a esconderse o luchó como un criminal común. En su lugar, se identificó como el que buscaban. Él dijo, “…Yo soy…” (verso 5).” Cuando Jesús pronunció estas palabras hubo una reacción que, en mi mente, no tiene explicación, sino en lo milagroso. El texto dice:
“Cuando les dijo: Yo soy, retrocedieron, y cayeron a tierra” (Juan 18: 6).
La Palabra de Dios hablada por Jesús causó una reacción. Los soldados y oficiales hicieron algo que no tenían ninguna intención de hacer. Ellos “retrocedieron y cayeron a tierra.” Luego Jesús fue arrestado en el jardín. Él demostró tres cosas en ese jardín (1) que la palabra que había hablado era verdad, (2) que tenía una opción (3) y que él era el dueño de la situación.
Jesús demostró que su palabra era verdadera
Jesús realmente ayudó a los soldados y oficiales a tener una clara identificación de él en el jardín. Estos hombres sabían que Jesús era “un hombre aprobado por Dios… por las obras y prodigios y señales…” (Hechos 2:22). A pesar de que muchos no reconocían a Jesús como el Mesías las multitudes lo reconocieron. “Y muchos de la multitud creyeron en él, y decían: El Cristo, cuando venga, ¿hará más señales que las que éste hace?” (Juan 7:31) Así que cuando los hombres cayeron a tierra a la respuesta de Jesús sabían que habían encontrado al hombre indicado. Jesús confirmó su palabra tal como lo hizo cuando estuvo con los apóstoles “Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían. Amén”(Marcos 16:20).
“¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad” (Hebreos 2: 3-4).
Jesús demostró su elección
Para la mayoría de los casos en los que un hombre es arrestado el sujeto es llevado por los oficiales y sometido por la fuerza. Tal no fue el caso aquí. Jesús sometió a los soldados y luego se presentó a ellos. Él había dicho:
“Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar. Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre” (Juan 10: 17-18).
La escena en el jardín demuestra que Jesús tenía el control de su propia vida. Nadie la tomó de él, él la entregó,
“quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras” (Tito 2:14)
“puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios”(Hebreos 12:2).
La dio en un acto de obediencia “el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz” (Filipenses 2: 6-8)
“Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen” (Hebreos 5: 8-9). Su amor por nosotros es visto claramente en este acto desinteresado.
Jesús demostró su divinidad
A lo largo de su ministerio, Jesús demostró su divinidad, que él controlaba los elementos de la naturaleza. Él convirtió el agua en vino (Juan 2: 7-10), echó fuera demonios (Marcos 5: 1-20), limpió leprosos (Lucas 17: 11-19) e incluso levantó muertos (Lucas 7: 11-17; Juan 11: 17-44). Pero en ningún momento fueron los discípulos más impresionados con su autoridad que cuando estaba con ellos durante una fuerte tormenta en el Mar de Galilea. Tenga en cuenta este relato:
“Y entrando él en la barca, sus discípulos le siguieron. Y he aquí que se levantó en el mar una tempestad tan grande que las olas cubrían la barca; pero él dormía. Y vinieron sus discípulos y le despertaron, diciendo: ¡Señor, sálvanos, que perecemos! Él les dijo: ¿Por qué teméis, hombres de poca fe? Entonces, levantándose, reprendió a los vientos y al mar; y se hizo grande bonanza. Y los hombres se maravillaron, diciendo: ¿Qué hombre es éste, que aun los vientos y el mar le obedecen?” (Mateo 8: 23-27)
Hasta el último momento Jesús demostró Su divinidad por el efecto de las palabras: “Yo soy.” Los soldados y los oficiales arremetieron y cayeron hacia atrás. Uno no puede dejar de pensar que por lo menos algunos de ellos tuvieron un sentido de admiración como ocurrió con los oficiales que habían sido enviados antes de arrestar a Jesús y que regresaron diciendo: “… ¡Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre!”(Juan 7:46).”
Conclusión
Usted tiene un Salvador cuyas palabras son confirmadas por el cielo mismo con milagros, prodigios y señales. La verdad de Su mensaje ha sido confirmada y se puede confiar. Usted tiene un Salvador que prefirió morir por usted. Él no era un revolucionario en la clandestinidad quien finalmente fue capturado. No hay mayor amor demostrado por usted (Juan 15:13). Usted tiene un Salvador que es el amo de los elementos de la naturaleza. Si Él dice que puede y va a salvar, si Él dice que hay un lugar preparado para usted, si dice que va a venir de nuevo, entonces, cada palabra suya es verdad. ¡Qué gran amigo tenemos en Jesús!

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD