“Hablando en Lenguas del Nuevo Testamento”

Para comenzar nuestro estudio vamos a leer 1 Corintios 13:8-13

“El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.  Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;  mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.  Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.  Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.  Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.”.

 

En 1 Corintios 13:8 se nos dice que ciertos dones que el hombre poseía, algún día cesarían como las profecías, las lenguas, el conocimiento o la ciencia. Los tres de estos; la profecía, las lenguas, la ciencia  tienen que ver con los dones espirituales que fueron dados al hombre milagrosamente durante el establecimiento de la iglesia del primer siglo. Todos ellos cesarían cuando lo “perfecto” viniera – que era la santa palabra de Dios.

 

Hoy tenemos la perfecta ley en el Nuevo Pacto que Dios nos dio.  “lo perfecto” (teleion) cuya palabra  se refiere a lo que es total o completo, que no avanza  en la

excelencia, sino que no le falta nada.

 

Lo que es “en parte”  está en contraste con “lo que es perfecto”. Lo que es “en parte” se utiliza para describir la manera en que Dios se ha revelado al hombre a través de los dones espirituales para entregar una revelación completa y perfecta de Dios para que el hombre conozca la voluntad de Dios.  “En parte” era la revelación de Dios a través de  hablar en lenguas, profecía y el conocimiento.  Voy a leer otra vez los versículos 8-11 y hacer algunos comentarios:

 

El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.  Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;  mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.  Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. “.

 

Pablo está diciendo que cuando la revelación de Dios fuera completada, los dones espirituales milagrosos cesarían. La culminación de la revelación puede ser identificada con el cierre de los libros que componen el Nuevo Testamento.

Sabemos que Jesús dio poderes sobrenaturales sólo a los apóstoles y esto ocurrió cuando Jesús regresó al cielo. Note lo que se dice en Marcos 16:17-20: “Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios, hablarán nuevas lenguas, tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; pondrán las manos sobre los enfermos y sanarán“.

 

Y el Señor, después que les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios.  Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían. Amén

 

El apóstol Pablo dice en el libro de Efesios, capítulo 4, versículos 8-12 lo siguiente:

 

Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres.
Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra?  El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo.  Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,  a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo
“.

 

Lo que sí sabemos es que hubo lengua que se  hablaron en el Nuevo Testamento, y creo que cada persona religiosa estará de acuerdo. Pero ¿cuál era el hablar en lenguas que se llevó a cabo en el Nuevo Testamento? ¿Fue la mera pronunciación de algunas palabras extrañas que la gente no sabía o no podía entender, o era un lenguaje intelectual  y existente que podía ser entendido por los demás? Vamos a dejar que la Biblia responda a esa pregunta. Por lo tanto, vamos a averiguar de qué  se trataba la lengua del  Nuevo Testamento y en qué consistía.

La lengua que se hablaba  en el Nuevo Testamento era la capacidad que se les dio a  algunos a hablar en un idioma que no conocían y que no habían estudiado anteriormente. Tenga en cuenta  la lectura de los Hechos 2:1-11:

 

Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados;  y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos.  Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.  Moraban entonces en Jerusalén judíos, varones piadosos, de todas las naciones bajo el cielo.  Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua.  Y estaban atónitos y maravillados, diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan?  ¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido?  Partos, medos, elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia, en Frigia y Panfilia, en Egipto y en las regiones de Africa más allá de Cirene, y romanos aquí residentes, tanto judíos como prosélitos, cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios.

 

 

Es importante poder  ver algo muy claramente en estos versículos y es que sólo a los apóstoles de Cristo se les dio este poder de hablar en lenguas y no a otros hombres. Las personas fueron capaces  de oír y entender la Palabra de Dios hablada por los apóstoles en lenguas diferentes. Esto se hizo con un propósito primordial y que era la difusión de la palabra de la iglesia primitiva del Nuevo Testamento.

Las Escrituras revelan además que sólo los apóstoles podían traspasar estos dones espirituales  a otros  mediante la imposición de las manos. En el Nuevo Testamento podemos aprender tres hechos importantes en relación con esto:

 

1) Los apóstoles recibieron el poder del Espíritu Santo.

2) Los apóstoles podían pasar este poder a otras personas por medio de la imposición de sus manos.

3) Otros que recibieron el poder de los apóstoles no podían transmitirlo.

 

Hoy en día muchos piensan que tienen la capacidad de hablar en lenguas, pero la lengua que se habla  es ajena a las lenguas que hablaban los apóstoles durante los primeros días del Nuevo Testamento. Si hemos de ser agradable a Dios en nuestra adoración a Él, debemos asegurarnos de que estamos siguiendo y haciendo lo que la ley de Dios requiere ahora o nos pide. Hablar en lenguas, tal como se practicó en la iglesia primitiva del Nuevo Testamento  ha cesado debido a que lo “perfecto” ha llegado.
Hay un ejemplo bíblico de un individuo que no fue capaz de poner las manos sobre otro con el fin de impartir algún don espiritual. En este ejemplo se muestra  que sólo los apóstoles tenían la capacidad de impartir estos dones y nadie más. No se puede encontrar un solo ejemplo en el Nuevo Testamento de un otro individuo que no fuera un apóstol enviado, transmitiendo  los dones espirituales a otro. . Veamos este ejemplo bíblico de esta situación:

 

Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, tanto hombres como mujeres se bautizaron Simón mismo también creyó, y cuando fue bautizado estaba siempre con Felipe, y estaba atónito al ver las señales y grandes milagros que se hicieron. Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, les enviaron a Pedro ya Juan, que, cuando se había venido, oraron por ellos para que recibieran el Espíritu Santo. Porque aún no había descendido sobre ninguno de ellos. Ellos solamente habían sido bautizados en el nombre del Señor Jesús. Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo. Cuando vio Simón que por la imposición de manos de los apóstoles el Espíritu Santo fue dado, les ofreció dinero “.

 

Por lo tanto, podemos saber que después de que los apóstoles murieron y a los que los apóstoles  impusieron  las manos  murieron, todos los dones dejaron de existir. Esto fue por designio de Dios, porque ahora todos pueden oír  hablar de la palabra de Dios en su propia lengua y la iglesia ya fue establecida firmemente.

 

Ese fue el principal propósito de hablar en lenguas en el Nuevo Testamento, para que todo el mundo tuviera la oportunidad de escuchar la predicación del Evangelio de Cristo en un lenguaje que ellos estaban familiarizados con el fin de responder a la verdad y ser agradable a Dios. No hay ninguna necesidad  de hablar en lenguas hoy en día porque la gente es capaz de leer la palabra de Dios en su propia lengua y responder a ella.

Como aprendimos en nuestra introducción, el hablar en lenguas cesaría cuando  viniera lo  perfecto que era la palabra de Dios. La palabra perfecta de Dios, la Biblia está disponible para todos los hombres  hoy.

 

Otro punto importante que debemos aceptar es el hecho de que no somos bautizados con el Espíritu Santo, como lo fueron los apóstoles el día de Pentecostés en Hechos 1:5. “Porque Juan ciertamente bautizó con agua, pero vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.” Algunos todavía creen y practican partes del Antiguo Pacto que Dios hizo con los israelitas, sin embargo, sabemos que Dios eliminó la antigua ley cuando Cristo murió en la cruz.

 

Ese pacto que Dios había hecho con su pueblo fue eliminado y un nuevo pacto fue establecido. Sin embargo, hoy muchos quieren seguir siendo parte de las cosas que Dios abolió cuando cumplieron su propósito.

 

El apóstol Pablo escribió en 1 Corintios 14:19: “Pero en la iglesia prefiero hablar cinco palabras con mi entendimiento, para que pueda enseñar también a otros, que diez mil palabras en lengua desconocida.” Pablo está diciendo que si no se comprende el discurso que se habla, este no es de ningún valor. Es por eso que más adelante escribe en el versículo 28: “Pero si no hay intérprete, calle en la iglesia, y hable para sí mismo y para Dios.” El tema principal de 1 Corintios, el capítulo 14 es el de la comprensión del uso de los dones espirituales.

Aquellos que creen en hablar en lenguas se toman de 1 Corintios 14 y afirman que  están hablando en una lengua desconocida, mientras hablan con Dios. En 1 Corintios 14 Pablo está tratando con una lengua o lenguas  que se abordan en Hechos capítulo 2, idiomas que existían  en el mundo.. Al hablar en una lengua no entendida por el oyente éste quedaba sin fruto. Echemos un vistazo a las razones por las que esto es así:

En primer lugar, él no habla a los hombres (versículo 2): “Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres sino a Dios, pues nadie le entiende, aunque por el espíritu habla misterios “Cuando uno habla en un idioma desconocido a otros, no tiene ningún valor para el oyente. Dios puede saber lo que la persona está diciendo, pero la otra persona no.

En segundo lugar, no edifica a los demás (versículo 4): “El que habla en lengua extraña, a sí mismo se edifica, pero el que profetiza, edifica a la iglesia.” Cuando uno habla a un grupo  debe edificar a  todo el grupo..

En tercer lugar, se está hablando  al aire (versículo 7- 9): “Ciertamente las cosas inanimadas que producen sonidos, como la flauta o la cítara, si no dieren distinción de voces, ¿cómo se sabrá lo que se toca con la flauta o con la cítara? Y si la trompeta diere sonido incierto, ¿quién se preparará para la batalla? Así también vosotros, si por la lengua no diereis palabra bien comprensible, ¿cómo se entenderá lo que decís? Porque hablaréis al aire..

 

Si la llamada del soldado fuere un sonido que no sabe o no entiende, nadie podrá  hacer preparación para luchar.

En cuarto lugar, el entendimiento queda sin fruto (versículo 14): “Porque si yo oro en lengua desconocida, mi espíritu ora, pero mi entendimiento queda sin fruto“. ¿Qué provecho a un público es una oración que nadie entiende? La respuesta es obvia.

En quinto lugar, no se puede decir “Amén” (versículo 16): “Porque si bendices sólo con el espíritu, el que ocupa lugar de simple oyente, ¿cómo dirá el Amén a tu acción de gracias? pues no sabe lo que has dicho“. Si usted no sabe lo que un  orador en lenguas está diciendo, ¿cómo puede estar  acuerdo?

En sexto lugar, el ignorante pensará que uno está fuera de su mente (versículo 23): “Si, pues, toda la iglesia se reúne en un solo lugar, y todos hablan en lenguas, y entran indoctos o incrédulos, ¿no dirán que estáis locos?  – él se irá y no querrá tener nada que ver con ese tipo de conmoción que ciertamente no edifica a uno.

Note cómo se hablaba en lenguas en los tiempos del Nuevo Testamento.              1 Corintios 14:27-28: “Si habla alguno en lengua extraña, sea esto por dos, o a lo más tres, y por turno, y que uno interpretar. Pero si no hay intérprete, que guarde silencio en la iglesia, y hable para sí mismo y para Dios. Dios manda y espera que “… todas las cosas se hagan decentemente y con orden” (1 Corintios 14:40).
Amigos, Tenemos que recordar que en la iglesia del Señor, sus reglas de adoración a Él no es un camino místico, mágico o sobrenatural de hacer las cosas. En 1 Corintios 13 leemos que el  “AMOR” es superior a  los dones espirituales milagrosos porque es permanente. Los dones espirituales pronto cesarían mientras que el amor  permanecería para siempre.

 

Cuando adoramos a nuestro Señor  lo adoramos “en espíritu y en verdad” (Juan 4:24). Él nos ha dado todo el conocimiento y la verdad a través de la escritura para poder adorarle correctamente. Se nos dice que: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” (2 Tim 3:16-17). Tenemos que aprender de las escrituras del Nuevo Testamento  qué  cosas han sido quitadas o abolidas y qué cosas realmente se aplican en la actualidad.

Sé que hablar en lenguas  se practica en muchas iglesias denominacionales hoy. Puede ser que usted  también participe en esta práctica. Si es así, quiero animarte a tomar algún tiempo y leer 1 Corintios, capítulo 14. Deje que la Biblia hable a usted y le haga saber lo que hablar en lenguas era y para qué servía en la iglesia primitiva del Nuevo Testamento.

 

No hay autoridad bíblica hoy para autorizar su práctica. La lengua que se hablaba en el Nuevo Testamento era para un propósito específico, que al hablar a otro en la lengua de éste, la persona  pudiera entender con la esperanza de ganar ese individuo al evangelio de Cristo. La forma de hablar en lenguas hoy no se practicaba así en la iglesia del Nuevo Testamento.
 

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD