“¿Fue Mahoma Un Profeta?”

 Los musulmanes dicen que Cristo fue sólo uno de los profetas, y que el último profeta enviado por Dios fue Mahoma.  Hay pruebas suficientes para establecer la tesis de que Jesús de Nazaret era el Mesías prometido del Antiguo Testamento, el Hijo de Dios, y si es  cierto que lo que enseña es la verdad absoluta, y si también es un hecho que afirmó que él es el camino exclusivo a Dios, y que ninguno sería su sucesor en ese papel, entonces es lógico que Mahoma quede eliminado como “profeta” que se proclama ser..
Hay una inmensa cantidad de pruebas para establecer la identidad de Jesús de Nazaret como el “Mesías”  predicho en el Antiguo Testamento.

1. Cientos de las profecías específicamente identifican las características de la venida del Mesías, Jesús – en su naturaleza,  vida y  enseñanza – que fueron  cumplidas completamente. “Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos” (Lucas 24:44).. Una muestra en miniatura puede verse en el capítulo 53 del libro de Isaías. Estos versos  están llenos de detalles mesiánicos

.
2. Su nacimiento de la Virgen María establece su naturaleza divina.

 

3. Sus milagros  autentificaron su clamor de ser el Cristo.
4. Su resurrección de los muertos lo declaró como el Hijo de Dios.  “que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos “(Romanos 1:4).
Estas cuestiones no son especulaciones, son sólidos argumentos, históricamente basadas en hechos.

La credibilidad de Cristo
La evidencia respecto a la naturaleza de Jesús establece su credibilidad. Cristo era la encarnación misma de la “verdad”.

 

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” (Juan 14:6). Que “no hay engaño” en su boca como lo manifestó el profeta Isaías:

“Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca” (Isaías 53:9). Su testimonio acerca de sí mismo era verdad.

 

“Respondió Jesús y les dijo: Aunque yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio es verdadero, porque sé de dónde he venido y a dónde voy; pero vosotros no sabéis de dónde vengo, ni a dónde voy. “(Juan 8:14). Él fue el instrumento de Dios de la verdad a un mundo rebelde. “Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo. “(Juan 1:17)

“Vosotros enviasteis mensajeros a Juan, y él dio testimonio de la verdad “(Juan 5:33).

El hecho es que incluso el Corán,  libro “santo” del Islam, llama a Jesús “El Mesías” (11 veces), “la Palabra de Dios”, el “Espíritu de Dios” (4:169-171), y “El Discurso de la Verdad “(19:34-35) – aunque los musulmanes interpretan estas frases en un sentido contrario a lo que el lenguaje significaría normalmente.

El Reclamo del Mesías
Jesús afirmó que era su papel enseñar al mundo acerca de Dios – que fue enviado en esta misión  de parte del Padre:

“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.  Juan dio testimonio de él, y clamó diciendo: Este es de quien yo decía: El que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo.  Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia.  Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.  A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.” (Juan 1:14,18).

 

Él iba a ser la “la luz de los hombres” (Juan 1:4), y el exclusivo “camino” hacia el Padre (Juan 14:6). Tenga en cuenta el artículo definido (lo que sugiere la exclusividad) en las expresiones de “la luz” y “el camino”.

En la parábola de los labradores malvados, Jesús se presenta como la “última” esperanza divina para el hombre.

 

Por último, teniendo aún un hijo suyo, amado, lo envió también a ellos, diciendo: Tendrán respeto a mi hijo” (Marcos 12:6)

. Los apóstoles inspirados de Jesús enseñaron claramente que su maestro era la última oferta del cielo para el hombre, en “ningún” otro hay salvación:

“Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos. “(Hechos 4:11-12).

 

En el Nuevo Testamento, que es el pacto de Jesucristo, el cristianismo se conoce como “el Camino”, consideremos algunos textos:

 

“y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de que si hallase algunos hombres o mujeres de este Camino, los trajese presos a Jerusalén” (Hechos 9:2)

 

“Pero endureciéndose algunos y no creyendo, maldiciendo el Camino delante de la multitud, se apartó Pablo de ellos y separó a los discípulos, discutiendo cada día en la escuela de uno llamado Tiranno”

 

“Hubo por aquel tiempo un disturbio no pequeño acerca del Camino”  ( Hechos 19:9,23)

“Perseguía yo este Camino hasta la muerte, prendiendo y entregando en cárceles a hombres y mujeres” ( Hechos 22:4)

 

“Pero esto te confieso, que según el Camino que ellos llaman herejía, así sirvo al Dios de mis padres, creyendo todas las cosas que en la ley y en los profetas están escritas;

 

“(Hechos 24:14). Ninguna otra persona tiene aval divino.

Judas afirmó que “la fe” (El Cristianismo) fue “una vez  [hapax] dada a los santos” (Judas 3). El verbo griego se refiere a un suceso que es “decisivo único, una vez y para siempre”, el término “se utiliza de lo que se hizo así como lo que es de validez perpetua y no es necesario la repetición” . Tenga en cuenta el uso dual de hapax (una vez) en Hebreos 9:26-27.

 

“De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado. Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio”

 

No hay ningún sistema religioso, autorizado y aprobado por Dios, que iba a seguir al cristianismo.

El sistema musulmán cuando se analizan críticamente cae por su propio peso, sólo  el cristianismo sigue siendo el único sistema religioso de la aprobación del Cielo.

Este punto de vista, por supuesto, no apela a la mente moderna, que ha sido bombardeado con la idea de que la “tolerancia” exige que todas las religiones sean vistas como igualmente válidas. Se podría así afirmar que en la ecuación: 2 + 2, cualquier respuesta serviría, así como 4. La verdad es la verdad, y  la realidad no puede ser anulada.

 

Uno de los contrastes evidentes entre el Islam y el cristianismo es su punto de vista respecto de Cristo. Los defensores del sistema de Mahoma niegan vehementemente que Dios pudiera tener un hijo. El Corán dice:

“Él es Dios, el Uno y Único, Dios, el Absoluto Eterno, No ha engendrado, ni ha sido engendrado, y no hay ninguno como él” (Sura 112:1-4).

Esta negación está en directa contradicción con el testimonio explícito de los dos Testamentos de las Sagradas Escrituras. Por ejemplo, el Señor declara del “ungido” (Cristo) : “Jehová me dijo: Tú eres mi hijo, yo te he engendrado hoy” (Salmo 2:7).

Una vez más, Isaías declaró proféticamente: “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado …” ( Isaías 9:6).

Cuando María se turbó por el anuncio que daría a luz un hijo (a sabiendas de que ella era virgen), el ángel Gabriel le dijo:

“El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra: por lo cual también el Santo Ser que es engendrado será llamado Hijo de Dios” (Lucas 1:35)

Dos puntos son dignos de mención aquí. En primer lugar, está la inequívoca declaración de que Jesús es el Hijo de Dios. En segundo lugar, está el hecho de que este testimonio vino de Gabriel. Según el Corán, Gabriel trajo la revelación de Dios a Mahoma (Sura 2:97).
El testimonio de Gabriel en Lucas 1 está en clara contradicción con su mensaje supuestamente en el Corán.

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Un comentario to ““¿Fue Mahoma Un Profeta?””

  1. la verdad comienza en los demás 12 enero, 2012 at 17:17 #

    Querido amigo,
    Por sus frutos los conoceréis¿?. Las palabras hastían los corazones que están deseosos de hechos. Cuál es su balanza para medir en su corazón la posición de Mahoma¿?. Qué interés ha mostrado por su mensaje y por sus palabras¿?. Cristo no fue reconocido por su pueblo, que lo esperaba ansiosamente, y venía a cumplir con la ley de Moisés; qué balanza tiene usted para negar la palabra creativa de Mahoma, que enseñó a la humanidad la sumisión a la voluntad divina¿?. Por qué no investiga, el acogimiento del rey de cristiano de Etiopía a sus primeros y perseguidos discípulos, cuando relatan lo que Mahoma les había enseñado de nuestro amado Jesús. Las presuntuosas pruebas que usted presenta, que comienzan con palabras y terminan con palabras, no pueden negar la transformación que la palabra creativa de este mensajero de Dios, realizó en los corazones de los hombres. Tus palabras no transforman, y juzgar sin conocer, sin investigar que la luz es buena en cualquier lámpara que brille, no puede sino encoraginarle a seguir mejorando en el sendero hacia Dios. Atentamente, uno que reconoce la verdad que hay en usted.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD