¿Es Importante La Evangelización Personal?

La evangelización es una responsabilidad personal de cada cristiano. Hemos sido salvados para salvar (1 Timoteo 4:16), enseñados para enseñar (2 Timoteo 2:2), ya que la Escritura añade…Y el que gana almas es sabio (Proverbios 11:30). El evangelismo personal es descrito de diferentes maneras en las Escrituras.
Evangelismo Personal es sembrar la semilla. En la parábola del sembrador, la palabra de Dios es presentada como una semilla y los diferentes suelos representan el corazón de los hombres y las mujeres (Lucas 8:5-15). Dado que no conocemos  los corazones de los hombres, tenemos que poner la palabra en cada corazón en lo que sea posible hacerlo, y orar para que la semilla caiga  en buena tierra, y Dios verá en qué condiciones a de dar “el crecimiento” (1 Corintios 3:6).

El Salmista dijo: “Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla;
Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas
” (Salmo 126:6). Como Hageo  preguntó: ¿No está aún la simiente en el granero? …” (Hageo 2:19), debemos sacar la semilla del granero  y plantarla en la tierra.
El evangelismo Personal es la pesca de hombres. Como Pedro y Andrés, dos pescadores en la  Biblia, que echaban la red en el mar de Galilea, Jesús les dijo: “: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres” (Mateo 4:18-19). En el relato de Lucas, el Señor dijo: “… Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar … Y después de este hecho,” encerraron gran cantidad de peces …” (Lucas 5: 4, 6)…Y a Pedro le dijo: “… desde ahora serás pescador” (Lucas 5:10).

En el día de Pentecostés, Pedro echó la red y “encerraron gran cantidad de peces”, como “unas tres mil personas” recibieron su palabra y fueron bautizados (Hechos 2:41). Si queremos ver un gran “proyecto” (pescar muchos peces), hay que lanzarse, y echar la red
El evangelismo personal es ganar almas. Las Escritura  enseña: “El fruto del justo es árbol de vida; Y el que gana almas es sabio” (Proverbios 11:30). Daniel  12:3, “Y los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan justicia a la multitud, como las estrellas para siempre”.

Ganar almas es convertir almas a la justicia a través del poder del evangelio (Romanos 1:16).

El concepto de evangelismo personal se expresa en la vida de muchas personas del Nuevo Testamento. Veamos algunos ejemplos:
“… hablaba del niño a todos los que esperaban la redención en Jerusalén.” Lucas 2:36-38 da la biografía de Anna. Esta mujer extraordinaria “, habló de Jesús, a todos los que esperaban la redención en Jerusalén” (versículo 38). Sin duda, existen aquellos que buscan la redención en nuestra área. La redención es en Cristo (Romanos 3:24). ¿Estamos hablando del Redentor como Anna?
Y lo llevó a Jesús.” Juan 1:35-42 Andrés se  convierte en un seguidor de Jesús. La historia dice, “Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías, que traducido es, el Cristo. Y lo llevó a Jesús “(versículos 41-42). ¿Observó usted  lo que primero  hizo Andrés? “Este halló primero a su hermano …” (versículo 41). El evangelismo personal es un asunto de máxima prioridad. Esta historia muestra también un gran lugar para empezar  el evangelismo personal – dentro de la propia familia. Tenemos que encontrar a nuestro hermano y llevarlo a Jesús.
“Venid, ved a un hombre.” Cuando la mujer de Samaria habló con  Cristo en el pozo de Jacob, El relato dice: “Entonces la mujer dejó su cántaro, y fue a la ciudad, y dijo a los hombres:  Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. ¿No será éste el Cristo? ” (Juan 4:28-29)?.

El evangelismo personal es tan fácil como decir: “¡Ven!” El poder de una invitación se ve cuando ellos ” entonces salieron de la ciudad, y vinieron a él” (Juan 4:29-30). El versículo 39 registra, “Y muchos de los samaritanos de aquella ciudad creyeron en él por la palabra de la mujer …” ¿Y si no hubiera dicho nada? ¿Qué pasa si nos callamos?
Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio.” Debido a la lapidación de Esteban, los discípulos fueron dispersos “iban por todas partes anunciando la palabra” (Hechos 8:4). Hechos 11:19-21 dice el resto de la historia: “Y la mano del Señor estaba con ellos, y gran número creyó y se convirtió al Señor” (versículo 21). ¿Te gustaría ver un gran número de personas creer y volverse al Señor? “Id y predicad el evangelio a toda criatura” (Marcos 16:15). Los discípulos se hacen cuando la gente como tú y yo van a predicar el evangelio.

 

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD