“El Valor De Nuestra Alma”

En nuestra época se puede observar que la vida no ha sido valorada como debiera serlo . Dos grandes guerras mundiales, en un cuarto de siglo, Acabó con la vida de millones en la tierra , por no mencionar los miles de personas que se pierden a causa de accidentes por descuido, y cientos de muertes por otras vías hablan de este hecho.
Mientras por un lado, la humanidad ha dedicado muchos esfuerzo y recursos tratando de desarrollar métodos y formas de destruir la vida, no se ve , por otra parte un mismo esfuerzo por aprender a proteger y salvar vidas. Este interés por la preservación de la vida, sin embargo, se refiere principalmente a la física y no a la vida espiritual de la humanidad.

 Mientras las grandes guerras se llevaban a cabo, vemos que estas trajeron gran destrucción y muertes en todo el mundo y las opiniones variaron en las mentes de las personas . Algunos pensaban en el valor de la propiedad destruida, mientras que otros pensaban en los sufrimientos, y algunos estaban preocupados por los millones que se desperdician en las municiones y las deudas que se incurren. mientras que unos pocos, probablemente que muy pocos pensaron en el valor de las almas que estaban siendo arrojados a la eternidad, para siempre . Y una sola alma es de mayor valor que los millones desperdiciados, los bienes destruidos, y el trabajo invertido. Es sobre el valor de un alma humana, tu alma, mi alma, que queremos centrar nuestra atención en este estudio en particular.
Una de las notables diferencias entre el Hijo de Dios y el resto de la humanidad es la diferencia infinita puesta sobre los valores. Con Jesucristo, el valor que considera por encima de todo es la vida, con los hombres son las cosas, los valores materiales. Veamos juntos ahora un pasaje de la Escritura de nuestra Biblia acerca de este hecho de que Cristo le ha dado un gran valor a la vida. Mateo, capítulo 16, y echemos un vistazo a los versículos 21-26. Aquí se dice: “Desde entonces comenzó Jesús a declarar a sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas, y ser muerto, y resucitar al tercer día. Entonces Pedro tomándole aparte , comenzó a reconvenirle, diciendo: ” Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca ” Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: “¡Quítate de delante de mí, Satanás! Me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en la de los hombres. ”

Entonces Jesús dijo a sus discípulos:” Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá, y todo aquel que pierda su vida por causa de mí, la hallará. Porque ¿qué aprovechará al hombre ,si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma? ”

Aquí se ve un contraste maravilloso en los valores: el mundo entero, por una parte, y el alma, por el otro. También aquí se observa la estimación divina de Dios que le otorga a un alma, a una vida, cuando reconoce que vale más que todo el mundo.
Supongamos que uno quiera ganar todo lo que ofrece el mundo, que ninguna persona jamás ha podido adquirirlo, sin embargo, pierda su alma: Jesús dice que es una decisión necia . Al reflexionar de nuevo en la vida en general, una realidad evidente viene a la mente. ¿”dónde pasará su alma la eternidad?” Toda la búsqueda del poder, el prestigio, la riqueza, o cualquier otra cosa al cabo del fin de la vida de uno ya no importa, nuestra verdadera preocupación debió ser cuando estábamos vivos. Por lo tanto, debemos ver que el alma del hombre, es absolutamente lo más valioso que poseemos – y sin embargo la única cosa que se suele dar es que no nos preocupamos de esto, hasta que morimos.
Cuando le llega el momento a uno de morir, que es el momento que nos separamos de nuestro cuerpo; cito la epístola de Santiago, capítulo 2:26 “ Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto….” también es el momento de decir “adiós” a todas estas cosas materiales de la vida, las dejamos para siempre. Salomón es un ejemplo de uno que buscaba : poder, riqueza y placer, a la que añadió la sabiduría del mundo más allá de cualquier hombre de su tiempo. Sin embargo, cuando llegó la noche para su vida se vio obligado a decir: “Miré todas las cosas que se hacen debajo del sol: y he aquí, todo ello es vanidad y aflicción de espíritu” (Eclesiastés 1:14).

Y más tarde en el Eclesiastés 12:13-14 se registra: “El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios y guarda sus mandamientos, porque esto es el todo del hombre . Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta , sea buena o mala. ” Amigos, permítanme que les pregunte, ¿por qué en el mundo no se que imparten estos ejemplos y estas palabras de sabiduría? Son muchos, demasiados, los que están luchando por estas vanidades de la vida, cuyo pago es el precio de sus propias almas, el bien más preciado en el mundo entero. Muchas personas están viviendo el momento sin invertir en la vida eterna.
La vida que estamos hablando es esa parte del hombre que viene de dios; ese espíritu que fue hecho en la imagen del Dios; ( Génesis 2:7) “Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente”. El alma es esa parte del hombre que razona, piensa, ama, odia, sabe. Abarca el intelecto, el afecto y la voluntad de hombre. Es esa parte del hombre destinada a estar eternamente con Dios en cielo o con el diablo y sus ángeles en el infierno. El alma que tenemos es un préstamo de Dios mismo a nosotros . Solomon escribió: “ el polvo vuelva a la tierra como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio ” (Eclesiastés 12:7).

Dios nos dio a cada uno un alma. Cuando nuestra vida se termine, él la tomará . Donde estará el lugar de reposo eterno de nuestra alma , eso está determinado por cómo vivimos nuestra vida aquí en esta tierra. El apóstol Pablo escribió en 2 Corintios 5:10: “Porque es necesario que todos nosotros compareceremos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo. “
Jesucristo enseñó esta gran lección que la humanidad tiene que aprender hoy. Él enseñó, no sólo verbalmente, sino también por su propio ejemplo. Su alegría fue hacer la voluntad del Padre. Aunque despreciado por los demás y, por último crucificado, ningún hombre ha vivido una vida más plena, ningún hombre ha vivido una vida más perfecta, porque fue, sin defecto, y ningún hombre ha dejado a la humanidad un legado tan grande, ya que él dejó un camino abierto hacia la felicidad aquí y el cielo más adelante. El dolor y el sufrimiento de muchas personas hoy en día se puede atribuir al hecho de que están viviendo para sí mismos, y no para Cristo. El hombre fue creado para servir al Creador. Cuando nos apartamos de nuestra vida de Dios, entonces nos convertimos en miserables y vamos a morir sin esperanza de vida eterna con Dios, nuestro Padre.
La estima de Dios sobre el verdadero valor de la vida se ve en el sacrificio cuando dio a su Hijo para salvar nuestras almas. El sacrificio de Cristo por el mundo, que es declarado por la Palabra de Dios en Juan 3:16, el texto dice: “Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna.” En el libro de Romanos, capítulo 5, versículo 8, el apóstol Pablo dijo muy bien cuando escribió a los hermanos en Roma: “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”. En este versículo, Pablo hace saber que Cristo murió por cada individuo, que murió por usted y él murió por mí. En 1 Juan 4:9-10 dice: “En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino que Él nos amó a nosotros ,y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados “. Y luego el versículo 19: “Nosotros le amamos a él porque Él nos amó primero”.
Para la vasta mayoría de los millones de personas que habitan la Tierra , la vida es simplemente una combinación de ” cosas ficticias”. Son demasiados los que buscan las cosas de este mundo. Y parecen estar dispuestos a perder sus almas en busca de estas cosas. Muchos, muchos, muchos, han aceptado la filosofía del rico insensato. La Biblia contiene una breve parábola diseñada para enseñar a todos una lección , donde deben estar nuestras prioridades . Esta se encuentra en el evangelio de Lucas 12:15-24. Aquí se dice: “Entonces les refirió una parábola, diciendo:” La heredad de un hombre rico había producido mucho.. Y él pensaba dentro de sí, diciendo: “¿Qué haré, porque no tengo donde guardar mis frutos? Y dijo: ‘Esto haré : derribaré mis graneros y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes. Y diré a mi alma: “Alma, tienes muchos bienes guardados para muchos años; repósate , come, bebe, regocíjate”. “Pero Dios le dijo:« ¡Necio! Esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto ¿de quién será? Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios.
¿Qué sucede cuando morimos?
El cuerpo vuelve al polvo, pero el espíritu vuelve a Dios ( Eclesiastés 12:7)
El alma ( o espíritu) parte ,(1 Reyes 17:21-22) Y se tendió sobre el niño tres veces, y clamó a Jehová y dijo: Jehová Dios mío, te ruego que hagas volver el alma de este niño a él. Y Jehová oyó la voz de Elías, y el alma del niño volvió a él, y revivió.
(Lucas 8:55) Entonces su espíritu volvió ,e inmediatamente se levantó; y él mandó que se le diese de comer.
El espíritu mora en un lugar llamado Hades hasta el juicio final
1.- El espíritu de Cristo fue allí (Hechos 2.27 y Lucas 23:43)
2.- El espíritu de quienes mueren sin salvación , también van allí, pero a una parte diferente (Lucas 16:19-31). Retornemos al estudio de la parábola.
En esta parábola vemos que este hombre estaba atrapado en sus posesiones. Pensó que tenía asegurado su vida por muchos años cuando dijo “repósate , come, bebe y regocíjate”. Este rico insensato sólo se preocupaba de sí mismo y sus propias cosas materiales . Y así es con muchos en el mundo de hoy, pensando que están en esta vida para pasar un buen rato disfrutando de los placeres. Pero Dios le dijo a este hombre rico, “¡Necio!, Esta noche vienen a pedir tu alma . ¿y lo que has provisto de quien será?” .” Mi amigo, No vamos a llevar nada con nosotros cuando salgamos de este cuerpo de carne. El inspirado apóstol Pablo dijo en su carta en la I Timoteo 6:7 , cito: “porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar .”
¿No le parece que una cosa sabia es hacer la preparación, mientras estemos aquí, para que cuando respondamos al llamado de nuestra alma estar bien con nuestro Creador? Jesús dijo: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá, pero quien pierda su vida por mi causa, la salvará “(Lucas 9:23-24). en las enseñanzas y el ejemplo de nuestro Salvador. Escuche al apóstol Pedro en 1 Pedro 2:21-23, “Pues para esto fuisteis llamados, porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo para que sigáis sus pasos:” ¿Quién no cometió pecado, ni engaño en su boca “, quien, al ser insultado, no respondía con insultos; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente;”

 Jesús no cometió pecado. Nos alienta a vivir una vida en toda su extensión para ser agradable a Dios. Dios se agrada de nosotros cuando tenemos un verdadero deseo de hacer su voluntad, y no sólo un deseo, sino una buena actitud . La vida es muy corta aquí en esta tierra. No importa si usted ha vivido 10 años o 99 años, la vida es corta. Sin embargo, la eternidad es mucho tiempo.
Recordemos siempre las palabras de Cristo dichas a los Saduceos, la cuales nos enseñan que la vida continua después de morir físicamente Mateo 22: 29-33 “ Entonces respondiendo Jesús , les dijo: Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios. Porque en la resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles en el cielo. Pero respecto a la resurrección de los muertos, ¿no habéis leído lo que os fue dicho por Dios, cuando dijo: Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob? Dios no es Dios de muertos sino de vivos.” En el evangelio de Lucas se añade “pues para él todos viven” Lucas 20:38.
Tenemos un alma que va a depender de nosotros donde pasará la eternidad. Las decisiones se toman ahora que tenemos la vida. Ahora fraguamos nuestro destino. Esteban un fiel Cristiano pudo decir al momento de partir de este mundo “ Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba y decía. Señor Jesús, recibe mi espíritu” ( Hechos 7:59)

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD