“El Movimiento Bahá’i”

Uno de los movimientos religiosos en rápido crecimiento hoy en día es el grupo  Baha’i. Originario de Irán en 1844, este culto se ha establecido en muchos lugares alrededor del mundo.
El fundador de este movimiento fue Muhammad Mirza, que decía ser el precursor del que sería conocido como el gran Maestro del Mundo. Este Maestro  sería el santo profeta, la última revelación de la fuente divina. Uniría a la familia humana y inauguraría una era de paz.
En 1863, un hombre llamado Ali Mirza Husayn anunció que él era el Gran Maestro. Adoptó el nombre de Bahá’u’lláh (La Gloria de Dios), del que se deriva el término Baha’i.  Después de la muerte de Bahá’u’lláh en 1892, la organización fue dirigida por su hijo mayor por veinte y nueve años. Él, a su vez, fue sucedido por su nieto, que lideró el movimiento hasta 1957. Desde entonces, el culto bahá’í ha sido gobernado por un grupo llamado ” Las Manos de la Causa”, con sede mundial  en Haifa, Israel.
La organización bahá’í es anti-bíblica en numerosos puntos de vista.
1. El Bahaísmo niega la singularidad de Jesús de Nazaret como el Hijo de Dios. El Nuevo Testamento enseña que Cristo es el hijo  “unigénito” del Padre. La palabra griega para “unigénito” es monogenes, un término empleado con referencia a Cristo para indicar que “él era el único representante del Ser y  carácter de Aquel que lo envió” .

 

Bahá’u’lláh, sin embargo, afirmó que Cristo no era sino una manifestación de Dios. Sostuvo más tarde  que él mismo era “la última  manifestación.”
2. Cristo declaró: “Yo soy el camino, la verdad y la vida: nadie viene al Padre sino por mí” (Juan 14:6). El Señor derramó su sangre por una iglesia (Hechos 20:28, Efesios 4:4; Efesios 1:22,23), y él es el Salvador del cuerpo de manera exclusiva (Efesios 5:26).  Sin embargo, los devotos de la filosofía de Baha’i buscan unificar todas las religiones sobre la base de un  compromiso doctrinal, alejados  de la clara enseñanza de Cristo.  Los defensores de este sistema veneran las enseñanzas de Jesús, Mahoma, Bahá’u’lláh, y todos los otros grandes “profetas”.
3. El Hijo de Dios enseña que sólo la verdad puede liberarnos del pecado (Juan 8:32), y que la verdad se manifiesta en las palabras que vinieron de Dios por medio de Cristo, y a través de sus voceros inspirados (Juan 17:8,17; Lucas 10:16).

 

El Nuevo Testamento fue sellado por la sangre del Salvador (Mateo 26:28) contiene la revelación, y que iba a ser la comunicación final de Dios a la humanidad (Judas 3).  El Bahaísmo aboga por un subjetivismo, afirmando que “la verdad es continua y relativa, definitiva y no absoluta.” Este sistema de confusión no puede ser de Dios (1 Corintios 14:33).
4. Bahaísmo repudia la doctrina del Nuevo Testamento de un regreso visible, audible de Jesucristo para juzgar al mundo (Mateo 25:31; 1 Tesalonicenses 4:16, 2 Tesalonicenses 1:7-9).

 

La doctrina de la secta bahá’í sostiene que las profecías sobre la segunda venida de Cristo se han cumplido con la llegada de Bahá’u’lláh. Tal teoría, por supuesto, carece de prueba alguna.
El movimiento Baha’i está muy en desacuerdo con la revelación bíblica. El sistema debe ser rechazado. Sus discípulos, por muy sinceros que parezcan  deben ser expuestos a la verdad, que se encuentra solo  en Cristo Jesús.

 

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Un comentario to ““El Movimiento Bahá’i””

  1. no tengo la verdad absluta 15 diciembre, 2011 at 13:31 #

    Estimado Sr. Juan H. Canelo,
    Caifás y Anás también consideraban tener la verdad absoluta y crucificaron a nuestro amado Cristo. Suele pasar, que cuando uno considera Su verdad como la única salvación, esta se pudre y no permite ver en los corazonesde los hombres, la luz que ha puesto Dios en cada uno de nosotros. No olvide que, DIOS AMA A TODOS, desde toda eternidad hasta toda eternidad, y ha puesto en cada uno de nosotros Su imagen y Semejanza. Cristianos,Musulmunes, Budistas, Bahá’ís u otros creyentes, comparten la verdad, que no es absoluta. Por cierto, muchos creyentes en el mundo son perseguidos, torturados y martirizados, por aquellos que dicen tener la verdad,
    atentamente, uno que reconoce la verdad que hay en usted.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD