El Celibato a la luz de las Escrituras

En el catecismo católico encontramos la siguiente declaración:
“Todos los ministros ordenados de la Iglesia latina, exceptuados los diáconos permanentes, son ordinariamente elegidos entre hombres creyentes que viven como célibes y que tienen la voluntad de guardar el celibato ‘por el Reino de los cielos’… El celibato es un signo de esta vida nueva al servicio de la cual es consagrado el ministro de la Iglesia; aceptado con un corazón alegre, anuncia de modo radiante el Reino de Dios” (p. 451, #1579).
¿Es el celibato un sacrificio que Dios requiere de sus siervos, o es otra tradición de hombres? La Biblia declara:
“Honroso sea en todos el matrimonio”.
Hebreos 13:4
¿Incluye esa frase a los líderes religiosos, como los sacerdotes y monjas? Cuando la Palabra de Dios enumera las cualidades de los obispos, quienes son líderes religiosos, se nos dice:
“Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer… que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?.
1 Timoteo 3:2, 4-5
Dios pone el mismo requisito para los diáconos:
“Los diáconos sean maridos de una sola mujer, y que gobiernen bien sus hijos y sus casas”.
1 Timoteo 3:12
Desde el principio, el plan de Dios siempre ha sido que los hombres tengan esposa. Poco tiempo después de crear a Adán, el primer hombre,
“… dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él”.
Génesis 2:18
Dios no sólo expresa su aprobación por el matrimonio, sino que da esta poderosa advertencia:
“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad”.
1 Timoteo 4:1-3
El celibato no es un requisito establecido por Dios, sino una doctrina de demonios. La Biblia anuncia que los que enseñan esta doctrina están “escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de mentirosos…”.
Cuán trágico es que sacerdotes y monjas en todo el mundo se estén privando del placer de compartir sus vidas con un cónyuge, creyendo que su sacrificio agrada a Dios, cuando en realidad son presa de un poderoso plan satánico.
Si tan sólo los sacerdotes y las monjas pudieran comprender que Dios no pone tal requisito… y que están siendo engañados por Satanás. Dios ha registrado todas estas verdades en su Palabra. .
¿Hubo un papa casado?
Pocos católicos se dan cuenta de que Pedro, el “primer papa”, fue un hombre casado:
“Y la suegra de Simón estaba acostada con fiebre”.
Marcos 1:30
Este Simón no es otro sino el apóstol Pedro (véase Mateo 4:18 y 10:2). “ Andando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro,….” Y “ Los nombres de los doce apóstoles son estos: primero Simón ,llamado Pedro,…”
“ Y le trajo a Jesús .Y mirándole Jesús ,dijo: Tu eres Simón, hijo de Jonás; tú serás llamado Cefas ( que quiere decir, Pedro)”. (Juan 1:42)
También el apóstol Pablo lo señala en su carta a los Corintios “ ¿No tenemos derecho de traer con nosotros una hermana por mujer como también los otros apóstoles y los hermanos del Señor, y Cefas”( I Corintios 9:5)
¿Cuál es el motivo de esta doctrina?
Esta doctrina católica, se opone directamente a la Palabra de Dios. Nos preguntamos por qué el catolicismo enseña que el celibato “anuncia de modo radiante el Reino de Dios”, cuando el Señor declaró que esta doctrina se originó en el infierno.
¿Será porque la Iglesia Católica no quiere pagar la enorme cantidad de dinero que costaría cada año sostener a las familias de los sacerdotes y monjas?
Conclusión
Ahora que sabe lo que la Biblia enseña acerca de este tema, usted debe decidir si creerá la Palabra de Dios o las tradiciones de la Iglesia Católica.
Si usted es un sacerdote o una monja, por favor, pregúntese realmente a quién está agradando su sacrificio:
“Sea bendito tu manantial, y alégrate con la mujer de tu juventud”.
(Proverbios 5:18)

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Un comentario to “El Celibato a la luz de las Escrituras”

  1. Eduard 20 noviembre, 2010 at 10:28 #

    Hola Herman@s,
    el Matrimonio es hermoso;
    el celibato no debe ser nunca una imposición, y las monjas lo elijen libremente, nadia las obliga a vivir sólo sirviendo al Señor, ellas lo escogen y creo que es un don de Dios.
    San Pablo lo promueve en 1Cor7,7-9.
    También el mismo Jesus da la posibilidad al celibato: (Mt 19,10-12).

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD