“Cristo, La Iglesia y La Apostasía” I Parte

El Nuevo Testamento claramente presenta a Cristo y su iglesia. El relato de la vida de Cristo se encuentra en los Evangelios (Mateo, Marcos, Lucas y Juan) y las doctrinas junto con la iglesia que pertenece a Cristo se encuentran en el resto del Nuevo Testamento (Hechos, Las Epístolas, y el Apocalipsis).  Jesús dijo que “edificaría su iglesia” Mateo 16:18 y eso es lo exactamente hizo a través de sus apóstoles (Hechos 2).  El libro de los Hechos nos muestra el comienzo de la iglesia, las epístolas y el Apocalipsis fueron enviadas al pueblo de Dios quienes pertenecían a la iglesia de Cristo.

Dos libros del Nuevo Testamento contienen casi enteramente los conceptos de Cristo y su Iglesia. ( Efesios y Colosenses). El libro de Efesios en particular retrata la iglesia en su perfección, el ideal de iglesia.  En Efesios 1.1-3.21 encontramos que “la eterna sabiduría de Dios” se cumple en Cristo y la iglesia..  Los libros restantes del Nuevo Testamento presentan a la iglesia cuando ella existía en el primer siglo.  La iglesia fue establecida y se desarrolló en el primer siglo de la historia, y no pasó mucho tiempo antes que enfrentará serios problemas no solamente de afuera sino de adentro.

Las páginas del Nuevo Testamento muestran que la primera iglesia enfrentó la amenaza de la apostasía antes que se terminará el primer siglo.  Así lo señalan los diferentes textos que podemos analizar.

“Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente.  No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.  Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.”   (Gálatas 1:6-10)

“porque no he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios.  Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño.  Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos.  Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno. “   (Hechos 20:27-31)

“Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.  Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,  y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.  Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.”
(2Timoteo 4:1-5)

“También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos,  sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.  Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias.  Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad.  Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe. Mas no irán más adelante; porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquéllos.”
(2 Timoteo 3:1-9)

La mayoría de las congregaciones que encontramos en las páginas del Nuevo Testamento que existieron en el primer siglo tuvieron  problemas y algunas tuvieron muy serios problemas; como la iglesia en Corinto y algunas de las siete iglesias en el Apocalipsis. El espíritu de la apostasía ya obraba en la primitiva iglesia.  Al final del Nuevo Testamento algunas las epístolas de 2 Pedro y Judas presentan un cuadro de la iglesia luchando para sobrevivir. La amenaza de los falsos maestros y sus malignas doctrinas estaba creciendo al termino del primer siglo, las proféticas  predicciones de la venida de la apostasía estaba en el horizonte.

“Como te rogué que te quedases en Efeso, cuando fui a Macedonia, para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina, ni presten atención a fábulas y genealogías interminables, que acarrean disputas más bien que edificación de Dios que es por fe, así te encargo ahora. Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida,  de las cuales cosas desviándose algunos, se apartaron a vana palabrería, queriendo ser doctores de la ley, sin entender ni lo que hablan ni lo que afirman.”   1Timoteo 1:3-7, 18-20

“Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad,  está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas,  disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales.  Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento;  porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar”.    1Timoteo 6:3-7

“Recuérdales esto, exhortándoles delante del Señor a que no contiendan sobre palabras, lo cual para nada aprovecha, sino que es para perdición de los oyentes.  Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.  Mas evita profanas y vanas palabrerías, porque conducirán más y más a la impiedad.  Y su palabra carcomerá como gangrena; de los cuales son Himeneo y Fileto, que se desviaron de la verdad, diciendo que la resurrección ya se efectuó, y trastornan la fe de algunos. Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo”  2 Timoteo 2:14-19.
“Pero desecha las cuestiones necias e insensatas, sabiendo que engendran contiendas.  Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido;  que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad,  y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él.”   2 Timoteo 2: 23-26

“Porque hay aún muchos contumaces, habladores de vanidades y engañadores, mayormente los de la circuncisión,  a los cuales es preciso tapar la boca; que trastornan casas enteras, enseñando por ganancia deshonesta lo que no conviene.  Uno de ellos, su propio profeta, dijo: Los cretenses, siempre mentirosos, malas bestias, glotones ociosos.  Este testimonio es verdadero; por tanto, repréndelos duramente, para que sean sanos en la fe,  no atendiendo a fábulas judaicas, ni a mandamientos de hombres que se apartan de la verdad “Tito 1: 10-14

“Pero evita las cuestiones necias, y genealogías, y contenciones, y discusiones acerca de la ley; porque son vanas y sin provecho.  Al hombre que cause divisiones, después de una y otra amonestación deséchalo,  sabiendo que el tal se ha pervertido, y peca y está condenado por su propio juicio”  Tito 3:9-11

“Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.  Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.”   2 Pedro 2:1-3

“Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.  Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.”  Judas 1: 3-4

Cuando el segundo siglo comenzó, escritores no inspirados  registraron las luchas de la primera iglesia, dejándonos un registro vasto de la apostasía de la iglesia del Señor. La iglesia del segundo siglo al sexto siglo vendría a ser transformada en una entidad irreconocible de aquella perspectiva del primer siglo.  Esos cambios al principio fueron imperceptibles, pero pronto la iglesia sería bastamente diferente de la que encontramos en el Nuevo Testamento. Considere solo algunos de los cambios que fueron hechos en la iglesia durante este tiempo. (fechas  aproximadas)

El agua bendita                                                         120 DC
El establecimiento del oficio de “Obispo”     150 DC
La separación de laicos y el clero                     150 DC
Ideas sobre el Milenio                                            150 DC
Uso de reliquias santas                                          155 DC
La doctrina de a Penitencia                                  155 DC
La doctrina del pecado original                          200 DC
La doctrina del bautismo de infantes                200 DC
Tendencias Ascéticas y Monásticas                   200 DC
Oraciones por los muertos                                    300 DC
La señal de la cruz                                                      300 DC
La doctrina de la misa                                              320 DC
Concilios y credos                                                      325 DC
La veneración de ángeles y santos                      375 DC
Uso y adoración de imágenes                                375 DC
Exaltación de María                                                   430 DC
El oficio papal                                                               440 DC
La doctrina de la extremaunción                          525 DC
La doctrina del Purgatorio                                      590 DC
Etc.…etc.…etc.

Uno de los cambios más significativo que fue hecho en la iglesia que pertenece a Cristo y que tendría profundas consecuencias en el cuerpo de Cristo en los siglos siguientes fue el cambio en la ORGANIZACIÓN  de la iglesia local.

Esto fue precisamente lo que Pablo advirtió a la iglesia en: Hechos 20:27-31

“porque no he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios. Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.  Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño.  Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos.  Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno.”,  y asimismo Pedro, en 1 Pedro 5:1-4.

“Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada: Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto;  no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.  Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria”

Primero fue hecha una distinción entre el oficio de “Obispo” y “Anciano”.  El obispo vino a ser exaltado por sobre el “anciano” teniendo la autoridad por sobre el resto de los ancianos de una iglesia local.  Luego este obispo comenzó a supervisar a otras iglesias locales en una región y  no conformándose con la dirección de la iglesia local solamente en  donde era miembro.

Al término del quinto siglo había cinco de estos obispados patriarcales en Alejandría, Jerusalén, Antioquía, Contantinopla, y Roma.

Durante este período el imperio romano estaba en proceso de  decadencia y el vacío dejado por el gradual colapso sería llenado por la iglesia en apostasía. En el año 325 D.C. el emperador Constantino  hizo a “la Cristiandad” legal.  Constantino también cambió la capital de su imperio a Contantinopla.  Esto fue el comienzo de la división  del imperio tanto político como religioso en el Oriente ( Contantinopla) y en el Occidente (Roma).  Además él llamó a una serie de concilios generales para formular credos religiosos.  El primer concilio y sus credos resultantes fue el de Nicea. El Credo Niceno fue el primer credo hecho por los hombres en materia de fe para la iglesia.  La iglesia no sería ya más una institución espiritual sino una de poder político.

Junto con estos dos  factores no paso mucho tiempo hasta que los Obispos Patriarcas comenzaran a pelear por una supremacía papal.  Finalmente en el año 606 D.C. Bonifacio III asumió el título  de Obispo Universal” (Papa) y es de este evento que podemos claramente señalar el comienzo de la “Iglesia Católica Romana” .  Debemos mencionar que la división entre el Oriente y el Occidente que comenzara con Constantino llegó a ser realidad en 1504 cuando la iglesia occidental (Católica Romana) oficialmente se separa de la iglesia oriental (Católica Ortodoxa Griega).

La iglesia Católica Romana no llegó a existir sino 500 años después que la verdadera iglesia de Cristo ya existiera. Lo que es más, su apostasía no se detuvo en el año 606 D.C. sino continúo a través del tiempo.  La lista señalada podría ser multiplicada y una de las razones de esta continua apostasía o apartamiento de la fe una vez entregada a los santos en el primer siglo por parte de la Iglesia Católica Romana simplemente ha sido : QUE LA IGLESIA CATÓLICA ROMANA NO CREE QUE LAS ESCRITURAS SOLAMENTE SON INSPIRADAS E INFALIBLE.  La iglesia católica romana enseña que la biblia por si sola es INSUFICIENTE en materia de fe y doctrina y por lo tanto a las Escrituras debe añadirse los Credos hechos por la iglesia y las Tradiciones de la iglesia.

Junto con todo esto, Roma añadió la supremacía papal la cual creen que puede ser seguida hasta el apóstol Pedro, su comprensión de esto se basa en una perversión de Mateo 16 :18-19 y Juan 21:15-17. Otros dogmas católicos incluyen: El sacerdocio, el sacramento del bautismo, la confirmación, la eucaristía, la penitencia, la extremaunción, la veneración de María, la adoración de imágenes, la doctrina del purgatorio etc. Así a través de los siglos desde que fue cerrado en Nuevo Testamento, la iglesia apostata ha inventado cientos y miles de dogmas, tradiciones, credos y practicas todas ella alejadas de alguna autoridad escritural. La iglesia Católica Romana no es la iglesia del Nuevo Pacto que pertenece a Cristo. El catolicismo es el ejemplo más claro del proceso de la apostasía denominacional.

LA APOSTASÍA Y LA REFORMA PROTESTANTE

Desde adentro de la iglesia Católica Romana numerosos individuos gradualmente se dieron cuenta que la iglesia del quinto y sexto siglo no se asemejaba a la verdadera iglesia del primer siglo, pero lejos de querer abandonar la iglesia romana y retornar al patrón original como se revela en el Nuevo Testamento, decidieron  Protestar y  Reformar la iglesia apostata, Esto fue un gran error. El protestantismo llego a ser nada más que una modificación del Catolicismo.( una iglesia católica reformada)en la cual los problemas del catolicismo permanecieron y se dieron diferentes soluciones .  Cuatro preguntas básicas presentaron los Reformadores Protestantes:
1.- ¿Cómo se salva la persona?
2.-  ¿En quién radica la autoridad religiosa?
3.- ¿Qué es la iglesia’
4.- ¿Cuál es la esencia de la vida cristiana?
Los reformadores buscaron responder estas preguntas que diferían radicalmente de las del Catolicismo Romano. Fue  de la reforma protestante que la mayoría de las denominaciones que existen hoy en día tuvieron su comienzo.

Las causas que llevaron al movimiento de la reforma podemos señalar al menos dos factores: LA CORRUPCIÓN INTERNA Y EL CONFLICTO INTERNO. Externamente el Renacimiento prendió el fuego que  había en muchos corazones para liberarse de los lazos opresivos de la iglesia Católica Romana.  El Renacimiento abrió las puertas del conocimiento y  la mente de los hombres que habían estado en cadenas por años.  Hombres como John Wycliff  (1329-1384) quien es llamado “El lucero  de la mañana de la reforma”, buscó la forma de poner la Biblia en las manos de la gente común y llamar a la iglesia Católica romana a cambiar.  Pero él junto a un número incontable de otras  personas “pagaron” por sus convicciones con sus vidas.  Sin embargo, habrían otros quienes seguirían los pasos de los primeros reformadores, ya que las chispas de la reforma no podía detenerse.

LA IGLESIA LUTERANA    

Uno de los más grandes lideres de la Reforma Protestante fue Martín Lutero (1483-1546). Cuando Juan Tetzel vino a Alemania a vender las indulgencias para juntar dinero para la construcción de la Basilica de San Pedro en Roma, Martín Lutero ,el 31 de Octubre de 1519 clavó sus 95 tesis en la la puerta de la iglesia de Wittenburg oponiéndose a esta practica. De este modo la Reforma Protestante había oficialmente nacido. Como resultado de estos eventos Lutero junto a  otros “rompieron” con la Iglesia Católica Romana y adoptaron su propio credo: El Catecismo Luterano y La Confesión de Fe de Augsburgo. Los principios fundamentales en los cuales el movimiento de la Reforma se basó fueron:
(1)    La Biblia es la UNICA regla de fe y practica.
(2)     El sacerdocio de todos los creyentes
(3)     La doctrina de la justificación por la fe solamente sin las obras

Lutero nunca tuvo la intención de hacer un quiebre radical con el Catolicismo Romano o establecer su propia denominación, esto ocurrió como consecuencia inevitable. De muchos modos, la Iglesia Luterana aún carga con muchas de las doctrinas de Roma.  Por ejemplo, Así como la iglesia de Roma tiene los siete sacramentos,  la iglesia Luterana tiene dos (El Bautismo y la Cena del Señor). Aún cuando hay diferencias significantes entre la iglesia Luterana con la iglesia Católica Romana, muchas de las doctrinas de la iglesia Luterana viene más de Roma que de La Biblia. Pero la reforma había de continuar…

LA IGLESIA EPISCOPAL ANGLICANA

El rey Enrique VIII reinó en Inglaterra del (1509-1547). En 1533 él se divorcia de Catalina de Aragón y se casa con Ana Bolena.  Por esta razón el Papa de Roma le excomulga en 1533 y Enrique VIII se proclama asimismo jefe de la Iglesia Católica de Inglaterra.  El nombre fue cambiado a la Iglesia de Inglaterra o Iglesia Anglicana.  Cuando esta iglesia se estableció en America por Drake en 1578 la Revolución Americana la transformaría en la Iglesia Episcopal. Al romper con la Iglesia Católica Romana la Iglesia de Inglaterra cambiaría muy poco de las doctrinas del Catolicismo.  De hecho, Ia iglesia de Inglaterra es tal vez  la más cercana a la iglesia Católica Romana que otra iglesia protestantes.  Cuando la Iglesia de Inglaterra rompió comunión con Roma, redactó su propio libro de credo, los 39 Artículos de la Iglesia de Inglaterra y el libro Común de Oraciones. Si hay algo hoy en día que separa a la Iglesia Anglicana de la Iglesia Católica Romana es probablemente que la iglesia Anglicana es teológicamente  lejos más liberal y modernista en la visión de las sagradas Escrituras.

LA IGLESIA PRESBITERIANA Y REFORMADA.

Alrededor del 1535 en un esfuerzo de reformar el Catolicismo Romano, dos iglesia comenzaron y fueron fundadas sobre la enseñanza de tres influyentes  lideres  reformados :
(1)    Ulrich Zwinglio en Suiza (1482-1531)
(2)    Juan Calvino en Suiza (1509-1564)
(3)     Juan Knox en Escocia (1514-1572)

Zwinglio fue el principal responsable del establecimiento de las iglesias reformadas, mientras que Juan Calvino y Juan Knox fueron responsables por el establecimiento de la iglesia presbiteriana. Todos estos hombres fueron influenciados  por la teología de Lutero. Pero Juan Calvino se convertiría en el teólogo más influyente de la Reforma junto a Martín Lutero; y sería su obra desarrollar las ideas Agustinianas (354-430) concerniente a la naturaleza de Dios y el hombre. Estas ideas serían conocidas como la doctrina del “Calvinismo”. Las iglesias Reformadas y Presbiterianas usan como base de su fe las doctrinas del “Calvinismo” Su Libro de Credo conocido como la Fe en la Confesión de Westminster es tal vez  el credo más influyente de la Reforma Protestante y la mayoría de los libros de credo de otras denominaciones han sido sacados de sus paginas. Como todas las denominaciones ha habido algunas divisiones dentro de las iglesias Reformadas y de tradición Presbiteriana.

LA IGLESIA BAUTISTA

No solamente se hicieron esfuerzos en reformar la Iglesia Católica Romana, sino que hubo esfuerzos en reformar la Iglesia de Inglaterra. Una de tales reformas fue la emprendida por John Smyth (1565-1512) en Inglaterra y Holanda alrededor del 1605. En 1613 Roger Williams trajo su nueva iglesia a America.  Esta nueva denominación fue conocida como la Iglesia Bautista. Hay quienes enseñan que la Iglesia Bautista fue comenzada por Juan el Bautista, idea que pocos eruditos bautistas  han tratado de defender tal insostenible posición.   Originalmente, la Iglesia Bautista fue calvinista y lo que la separó de las otras iglesias fue su firme creencia en la separación de la iglesia con el estado y su férrea posición que el Bautismo era solamente por inmersión.  Ellos rechazaron el bautismo de infantes.  Su Libro de Credo es conocido como el Manual Bautista y se basa en la Confesión de Fe de Filadelfia. En tiempos modernos la mayoría de las Iglesias Bautistas son menos Calvinistas de lo que fueron originalmente.

LA IGLESIA METODISTA

Esta resultó de otro esfuerzo hecho por reformar la iglesia de Inglaterra.  Dos hermanos de nombres John (1703-1791)  y Charles (1707-1788) Wesley pertenecientes a la iglesia de Inglaterra de la cual  John Wesley llegó a ser sacerdote Anglicano junto a George Whitefield comenzaron una sociedad religiosa (“un club santo”) de ayuda espiritual que llegó a ser conocido por sus formas metódicas de disciplina y adoración. Después de una “experiencia espiritual” John Wesley comenzó a predicar sus convicciones con un nuevo sello evangelistico.

El comienzo de la Iglesia Metodista data de alrededor del 1730 y su influencia fue sentida tanto en America como en Europa.  Como toda iglesia reformada, la Iglesia Metodista también escribió su propio libro de credo llamado La Disciplina Metodista.  La Iglesia Metodista no fue tan Calvinista como la mayoría de las otra iglesias de la Reforma, sin embargo esta también enseño la salvación por la fe solamente y practicó el bautismo de infantes. Hubo una diferencia entre la Iglesia Metodista y las otras denominaciones  del período de la Reforma, es que esta última dio más énfasis en el emocionalismo en la conversión y la religión. Ha habido numerosas divisiones dentro de la iglesia Metodista y varios grupos principales religiosos pueden remontar sus raíces a las doctrinas y tradiciones  Wesleyanas.

LA APOSTASÍA Y EL MOVIMIENTO DE RESTAURACIÓN

Al termino del siglo dieciocho y a comienzos del siglo diecinueve fueron marcados por un intenso despertar espiritual en Europa y especialmente en Estados Unidos. Este despertar espiritual se desarrolló en el corazón de muchos y que  llegó a ser conocido como el Movimiento de Restauración.   Los principios del Movimiento de Restauración fueron tres.
(1)    El Nuevo Testamento es la UNICA regla autorizada para la fe y práctica de los cristianos.
(2)    Todo credo humano es rechazado y la unidad de los cristianos debe ser basada en la comprensión de las Escrituras solamente
(3)    La iglesia del Nuevo Testamento se restaura de acuerdo al patrón revelado en la ley de Cristo
Estos principios estuvieron lejos de ser alcanzados y llevó a los primeros restauradores de vuelta a la Biblia y a alejarse de los Credos del Denominacionalismo.  Específicamente estos principios le llevaron de vuelta a la iglesia no denominacional del Primer Siglo, la iglesia que se encuentra en las páginas del Nuevo Testamento, la iglesia que pertenece  solamente a Cristo.  Las ideas y los ideales de estos predicadores de la Restauración eran verdaderamente nobles.  “Hablemos donde las Escrituras hablan y guardemos silencio donde las Escrituras guardan silencio”.  Las iglesias formadas en Estados Unidos y en otras partes del mundo llevaron solamente nombre bíblicos. Ellas buscaron ser solamente la iglesia que pertenece a Cristo en nombre, doctrina y en hechos. Sin embargo, la amenaza de la apostasía estuvo siempre presente y las iglesias del Movimiento de Restauración enfrentaron el peligro de caer y volver al Denominacionalismo y al dogma denominacional.  Básicamente tres importantes  divisiones ocurrieron dentro del Movimiento de Restauración:
(1) Las iglesias de Cristo; (2) La iglesia Cristiana (independiente); (3) La iglesia Cristiana (Los discípulos de Cristo).  Si fuéramos a catalogar estas iglesias diríamos que la primera se caracteriza como conservadora en la comprensión de la autoridad bíblica. La segunda más liberal en su visión en materia de autoridad bíblica, y la última modernista y denominacional.  La división ocurrida en estas tres iglesias es el resultado directo de la actitud hacia la autoridad. Los temas que originaron y llevaron a la división tienen que ver con la forma de adoración y la obra de la iglesia.  Las iglesias del Movimiento de Restauración, así como las iglesias del primer siglo enfrentaron el problema real de la apostasía y el Denominacionalismo. Las personas que buscan pertenecer a Cristo hoy tendrán que enfrentar el mismo desafío en cada generación.     (CONTINUARÁ)

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Un comentario to ““Cristo, La Iglesia y La Apostasía” I Parte”

  1. angelo24x7 24 marzo, 2012 at 8:39 #

    excelente estimado Hermano Juan, ansioso esperando la segunda parte. Que Dios le bendiga

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD