“Aparente Contradicción en Los Evangelios”

 

Al leer los evangelios con detención  encontramos aparentes contradicciones en los relatos que hacen reflexionar y a algunos cuestionar la inspiración de las Escrituras. Sin embargo, al examinar los relatos de los hechos en los evangelios  de las posibles contradicciones, vemos que no son tales si comprendemos el propósito distinto que tuvo cada escritor de presentar los hechos, tanto a una audiencia en particular como a la forma de presentar su tema.


Al referirnos a la tentación de Cristo, vemos que en la versión de Lucas, (Lucas 4: 3-9) dice que Jesús fue tentado por el pan,  luego el tener el control sobre todos los reinos del mundo, y finalmente fue llevado a Jerusalén. En el relato de la historia de Mateo, (Mateo 4:3-9) el orden va: pan, Jerusalén, y luego los reinos. ¿Hay una contradicción en la palabra inspirada?

La cronología  u orden de los muchos eventos en los evangelios es diferente, especialmente entre Mateo y Lucas. La razón es que Lucas tiende a escribir en “orden consecutivo” (Lucas 1:1-4) . Por otro lado, Mateo organiza o agrupa sus relatos  en temas: enseñanzas, parábolas, milagros, etc., por ejemplo, en el relato del Sermón del Monte, Mateo lo sitúa inmediatamente después de la tentación (Mateo 5-7) y Lucas lo coloca después que  Jesús había  realizando sanidades y milagros (Lucas 6:20-49).

El sermón del Monte proporciona la estructura para el resto de lo que Mateo dice acerca de Jesús: Primero, Él enseña, y luego  Él demuestra su enseñanza. Los enfoques temáticos  o cronológicos son ambos métodos comunes de enseñanza. El enfoque de Mateo es absolutamente temático, mientras que Lucas es más cronológico. En la tentación, por ejemplo, Mateo  muestra la intensidad progresiva de las tentaciones enfatizando primero la carne (el hambre), luego la duda (“vamos a ver si realmente Dios lo protegerá como dice ” ) y luego el deseo de poder y la gloria (gobernar sobre los reinos del mundo). Lucas, por otro parte, se centra simplemente  en los eventos y en el orden en que ocurrieron. Lo importante a destacar es que los propios acontecimientos no se contradicen entre sí.

Tomados en su conjunto, los evangelios forman una visión de la historia de Jesús desde muchos “ángulos diferentes “. ” Uno está en el camino correcto al notar las diferencias en los relatos y  reflexionar sobre por qué existen estas diferencias. La verdadera alegría vendrá cuando descubres lo que significan estas diferencias

 Pero ¿cómo las diferencias entre los relatos en los evangelios se explican si ellos son divinamente inspirados? Las “diferencias ” de los escritores de los evangelios pueden ser fácilmente reconciliados y comprendidos si se reconoce que cada uno de ellos escribió desde un ángulo diferente, con una finalidad distinta. Si podemos entender esto, entonces no es raro que un escritor  escriba sobre un evento y otro omita completamente ese evento. O, por el contrario, no será raro descubrir que al escribir sobre el mismo evento, dos escritores no  tocan los mismos hechos. La razón sería que ciertos hechos no son importantes para el propósito específico  del escritor.


Siendo este el caso, podemos examinar brevemente las razones por las que cada autor de un evangelio parecía escribir de una manera diferente, aunque todas tienen que ver generalmente con el recuento de la vida de Jesús.

Mateo – Se reconoce generalmente que escribió desde un punto de vista judío. Es decir, se hace hincapié en que Jesús es Aquel que fue profetizado  que venía del linaje de Abraham y David e iba a ser ungido como rey escogido por Dios. Por lo tanto, una y otra vez, Mateo enfatiza lo que los profetas habían dicho acerca de él y de cómo se habían cumplido estas cosas en Jesús.

Marcos – Por otra parte, parece escribir más para los gentiles (los no judíos y que no estaban familiarizados con el Antiguo Testamento). Podemos concluir esto basados en el hábito de Marcos de explicar  las palabras que el pueblo judío estaba familiarizado, pero que los gentiles necesitaban que se las explicaran.

Lucas se ocupa de escribir una historia cronológica de lo que le sucedió a Jesús. Coloca los eventos en orden estricto y es preciso en describir el tiempo, el lugar y los funcionarios políticos. Su evangelio se escribe como un historiador escribiría sobre diversos eventos

Juan se centra en la escritura a los no creyentes, ya sean judíos o gentiles. Él proporciona una cantidad sustancial de evidencia de testigos  que oyeron hablar a Jesús. El da  buenas razones para creer que Jesús era el Cristo, el Hijo de Dios.


Mateo y Lucas fueron escritos a personas especiales para un propósito especial. Mateo escribió a los judíos. Lucas escribió a los gentiles. El material de cada escritor es determinado por lo que quisieron exponer.
Al observar los evangelios, vemos cómo encajan entre sí, y nos dan una explicación completa y variada de la vida, muerte y resurrección de Jesús. Es en estas cosas, escritas y confirmadas, que basamos nuestra fe y confianza en él.

Lo mismo ocurre en relación a las genealogías sobre Jesús encontradas en Mateo y Lucas, las cuales para algunos contienen discrepancias y errores, vamos a considerar como ejemplo la frase en Lucas 3:23, que dice:  ” …hijo, según se creía, de José … ” Lo que esta frase está diciendo en realidad es que de acuerdo a la ley , José y María eran marido y mujer . Eso es lo que el escritor está tratando de explicar. Lucas da la genealogía de David a través de Natán a María, pero Mateo da el linaje real de David a través de Salomón a José. Mateo se detiene en Abraham porque él estaba escribiendo a los judíos con la preocupación particular de la promesa que Dios le hizo a Abraham en Génesis 12:1-3. Pero Lucas está escribiendo a los gentiles y por lo tanto retrocede hasta Adán.  Lucas quiso mostrar la universalidad de Cristo: que él vino al mundo como un judío, pero no sólo para los judíos. Él vino a redimir a los gentiles, así como a los judíos. Lucas está señalando el linaje de Cristo ” según la carne ” (Romanos 1:3) Por lo tanto llega hasta Adán, el cual es   hijo de Dios

Sin duda, si manejamos las posibles discrepancias en los relatos hechos por los escritores bíblicos, nuestro estudio de los evangelios será provechoso y rico en el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.

 

 

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Un comentario to ““Aparente Contradicción en Los Evangelios””

  1. Olivia fernandez 17 enero, 2014 at 0:20 #

    Muy buen estudio hno juan, muchas bendiciones, agradecida por tan clara explicaciones eso me edifica cada dia mas. Saludos

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD