“Alma y Espíritu- ¿Cuál es la diferencia?”

Las palabras “alma” y “espíritu”, se emplean en variados sentidos  en los diferentes contextos bíblicos en los que se pueden encontrar. El siguiente es un resumen muy breve de algunos de los usos principales.

I.- El Alma
El término hebreo para “alma” es nefesh, que se encuentran más de 780 veces en el Antiguo Testamento. Debido a la variedad de significados contextuales significa diferentes cosas, dependiendo del pasaje en el que se encuentra.

Del mismo modo, en el Nuevo Testamento griego, la palabra original para “alma” es psuche, que se encuentra 103 veces. Nuestra palabra moderna “psicología” deriva de este término griego.

Éstos son algunos de los usos de “alma” en las Escrituras.

A. Una Persona
“Alma”  es utilizada para referirse a una persona individual. El profeta Ezequiel declaró que el “alma” (es decir, la persona), que pecare esa  morirá  (Ezequiel 18:20), o, como Pedro escribiría siglos más tarde, “ocho almas” o personas como lo traduce la versión Reina Valera, fueron salvadas por agua en los días de Noé (1 Pedro. 3:20). Véase también Éxodo 1:5 “Todas las personas (o almas) que le nacieron a Jacob fueron setenta. Y José estaba en Egipto.”

B. La Vida
En algunos contextos,  “alma” simplemente hace referencia a la vida biológica, el principio vital que es común a los seres humanos y animales. Todas las criaturas tienen “vida”.

 

“Y a toda bestia de la tierra, y a todas las aves de los cielos, y a todo lo que se arrastra sobre la tierra, en que hay vida (alma), toda planta verde les será para comer. Y fue así “       (Génesis 1:30).

 

El malvado rey Herodes el Grande, trató de quitar la “vida” al niño Jesús.

 

“diciendo: Levántate, toma al niño y a su madre, y vete a tierra de Israel, porque han muerto los que procuraban la muerte del niño” (Mateo 2:20)

 

“Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas (almas) hasta la muerte. “ Apocalipsis 12:11).

C. La Mente
“Alma”  tiene que ver con ese aspecto del hombre que se caracteriza por el intelectual y emocional.

 

“Y ahora mi alma está derramada en mí; Días de aflicción se apoderan de mí.”Job 30:16).

 

Alma es el componente eterno del hombre que está formado a imagen de Dios “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.” (Génesis 1:26), y que puede existir aparte del cuerpo físico.  Este componente del cual está formado el hombre se diferencia del animal, el cual es más que evidente. “hagamos al hombre a nuestra imagen”

 

“Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.” (Mateo 10:28)

 

El hombre no puede matar el alma, el alma no es la vida física

 

La palabra psuche  se diferencia del cuerpo en este texto.

 

“Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían.”  (Apocalipsis 6:9).

 

Se aplica al hombre interior que existe después de la muerte física.

 

“Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será?” Lucas  12:20

 

“Y aconteció que al salírsele el alma (pues murió) …” Génesis 35:18 Algo salió del cuerpo de Raquel.

 

El hombre es un espíritu o alma que sigue viviendo después de la muerte o separación del cuerpo. Consideremos los siguientes pasajes bíblicos, expuestos por los apóstoles Pedro y Pablo los cuales hablan de una partida o de un abandono del cuerpo material.

 

“Pues tengo por justo, en tanto que estoy en este cuerpo, el despertaros con amonestación;  sabiendo que en breve debo abandonar el cuerpo, como nuestro Señor Jesucristo me ha declarado”  (2Pedro 1:13-14)

 

 

“Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor;  pero quedar en la carne es más necesario por causa de vosotros.”  ( Filipenses 1: 23-24)

 

 

 

II.- El Espíritu
En el Antiguo Testamento,  “espíritu” es ruach, se  encuentra en 378 veces en el Antiguo Testamento hebreo, y  literalmente significa “aliento”, “viento”, etc. El término griego correspondiente es pneuma, que ocurre 379 veces en el Nuevo Testamento. Una vez más, sin embargo, al igual que con “alma”, la palabra “espíritu” puede tener  diferentes sentidos, dependiendo de su entorno contextual.

A. El Aire Que Respiramos
Ruach, literalmente, puede referirse al “aliento” de una persona. La reina de Saba quedó “asombrada”  ( sin aliento) cuando  ve el esplendor del reino de Salomón (ver 1 Reyes 10:4-5). La palabra también puede significar “viento”. Por ejemplo, algunas personas, que persiguen objetivos vacíos, no hacen  más que correr tras el “viento”.

 

“Miré todas las obras que se hacen debajo del sol; y he aquí, todo ello es vanidad y aflicción de espíritu.” (Eclesiastés 1:14)

 

“Y dediqué mi corazón a conocer la sabiduría, y también a entender las locuras y los desvaríos; conocí que aun esto era aflicción de espíritu (Eclesiastés 1:17)

B- Un Ser No Físico
El término “espíritu” se puede emplear, sin embargo, en un sentido superior. También se usa para describir la naturaleza de un ser no material, por ejemplo, Dios. Dios (el Padre), en cuanto a su esencia, es espíritu (Juan 4:24), es decir, no es un ser físico o material.   “Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo” (Lucas 24:39). Además es el Padre de nuestros espíritus. (Hebreos 12:9).  Del mismo modo, los ángeles son “espíritu” de  naturaleza pero no son  deidad en forma.

“¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación?”.  (Hebreos 1:14).

C. Una Persona
“Espíritu” se  utiliza por medio de la figura de expresión conocida como la sinécdoque (parte por el todo, o viceversa) para una misma persona. Juan escribió: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido por el mundo (1 Juan 4:1) Tenga en cuenta que el término” espíritu “es el equivalente a los” falsos profetas “en este texto.

D. El Alma
“Espíritu” se refiere al “hombre interior” (2 Corintios 4:16) que se forma a la imagen de Dios (Génesis 1:26-27), y por lo tanto es un sinónimo de “alma”.

 

En 2 Corintios 4:8 -16, Pablo señala la gran tribulación que los hijos de Dios estaban pasando.  A pesar de estas dificultades, dice, “no desmayamos.” ¿Por qué? Porque, aunque nuestro “hombre exterior” (el cuerpo físico) se va desgastando,  el “hombre interior” no obstante, se renueva de día en día (fortalecido  por el Espíritu divino a través de la Palabra de Dios).

¿Cuál es el “hombre interior”? Está claro que es el alma de la persona  (en este caso el alma del cristiano fortalecida por la instrucción divina – Efesios 6:17), independientemente de lo que sucede con el cuerpo.

El Señor mismo había enseñado que el hombre puede destruir el cuerpo, pero no puede destruir el alma (Mateo 10:28). El hombre interior es responsable ante la ley de Dios “Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios” y es capaz de ser fortalecida por la influencia divina a través de la sagrada verdad.

“para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu”.  (Efesios 3:16).

Este pasaje no tendría sentido si el hombre fuera totalmente un ser  material

 

 

Un escritor sagrado señaló que el “espíritu del hombre es  lámpara de Jehová” “Lámpara de Jehová es el espíritu del hombre, La cual escudriña lo más profundo del corazón “(Proverbios 20:27), lo que es una alusión a ese elemento del hombre que lo distingue de las bestias de la tierra.

Daniel afirmó que su “espíritu” estaba “triste” dentro de su cuerpo.  “Se me turbó el espíritu a mí, Daniel, en medio de mi cuerpo, y las visiones de mi cabeza me asombraron “(Daniel 7:15), y Pablo señaló que  el espíritu del hombre  es capaz de “conocer” las cosas.

“Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios” (1 Corintios. 2:11).

 

Pablo también afirmó que la disciplina de la iglesia está diseñada para salvar el “espíritu” en el día del Señor.

 

“el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.”  (1 Corintios 5:5)

 

“Porque confortaron mi espíritu y el vuestro; reconoced, pues, a tales personas” (1 Corintios 16:18)

 

“Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios (2 Corintios 7:1)

 

“Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta” (Santiago 2: 26).

 

“desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas”.

(Santiago 1:21).  El hombre debe desechar toda inmundicia y malicia y recibir la palabra no para salvar su vida física, sino para salvar el alma o espíritu que fue creado a la imagen de Dios.

 

“que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma”.  1Pedro 2:11.  Estos batallan contra el hombre interior que existirá eternamente.

 

“Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso.” Hebreos 13:17. ¿Velan los pastores (ancianos) de la iglesia por el cuerpo (la vida física) de los miembros?

D. Actitud
“espíritu” a veces se usa para referirse a la disposición de una persona o actitud sea para bien o para mal,  por ejemplo, el espíritu de temor, etc.

 

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. “  (2 Timoteo 1:7), un espíritu manso y sumiso. “sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios” (1 Pedro 3:4), o un espíritu de mansedumbre.

“Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre” (Gálatas 6:1).

 

Hay asimismo una gran distinción entre el cuerpo y el alma.

 

 

El apóstol Juan muestra una obvia distinción entre el cuerpo y el alma en el siguiente pasaje.

“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma” (3 Juan 2).

De especial importancia aquí es el adverbio  Kathos , “así como” lo que indica una comparación. Juan espera que el cuerpo, la “salud” de Gayo prospere así como el alma de este hermano está prosperando. Hay una clara distinción aquí entre el cuerpo físico y el alma.

El lenguaje es similar a la fraseología en 2 Corintios 7:1 donde Pablo alude a la “contaminación de la carne y el espíritu.”

Conclusión

 

Es evidente  que las Escrituras revelan que el hombre no es un ser material solamente.  Que las palabras Alma y espíritu son en algunos casos sinónimos en referencia a aquella parte del ser humano que trasciende de la vida mortal.

 

A partir de esta breve exposición es evidente que  debemos examinar cuidadosamente las palabras bíblicas en su contexto. El contexto puede anular todas las demás consideraciones lingüísticas, por ejemplo, la etimología y el formato gramatical. Un término que en  la Biblia es extraído de su contexto original, pierde su autoridad divina.

Una cosa es cierta. Un estudiante honesto no puede estudiar el uso de “alma” y “espíritu” en los documentos de la Escritura, y llegar a la conclusión de que los seres humanos son totalmente mortales. Y, sin embargo esto es lo que los escépticos sostienen, y otros religiosos alegan también (por ejemplo, los “Testigos de Jehová” y los Adventistas del Séptimo Día.

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD