“Abel Aún Habla: ¿Estamos Escuchando?”

Abel fue asesinado a manos de su hermano envidioso, y aunque no se registra una palabra dicha de sus labios en la narración del Antiguo Testamento, sin embargo, han pasado más de seis mil años que Abel “Habla”, y continúa todavía hoy en día hablando. El Libro de Hebreos contiene las siguientes palabras:

“Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella” (Hebreos 11 : 4).

El verbo traducido por “Habla” está en tiempo presente, en forma de voz activa, Lo que sugiere en cierto sentido la Influencia de Abel y que las lecciones que se asocian, se escuchan aún través de los siglos de historia bíblica – incluso hasta nuestros días.

Con el fin de obtener una imagen más completa, va a ser útil combinar la información que el Antiguo Testamento nos da sobre el segundo hijo de Eva, con la cita introducida anteriormente.

“Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón.
Después dio a luz a su hermano Abel. Y Abel fue pastor de ovejas, y Caín fue labrador de la tierra.
Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová.
Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda;
pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante.
Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante?
Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.
Y dijo Caín a su hermano Abel: Salgamos al campo. Y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató. “(Génesis 4:1-8).

Con estos textos complementarios frente de nosotros, vamos a aprender algunas lecciones que se desprenden de estos textos.

1. El Caso de Abel define la Naturaleza de la “fe”. “Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín …” (Hebreos 11:4). El verbo “Ofreció” refleja sin duda la obediencia (Hebreos 11:8). “Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba”. El joven no simplemente “CREYÓ” que un sacrificio sería aceptable, sino que accedió a la bendición divina por medio de la obediencia a las formas prescritas.

Se cree comúnmente en la comunidad religiosa que la “fe” es solo la voluntad de aceptar hechos en relación al Señor, junto con una disposición de confiar en El. Nada podría ESTAR más lejos de la verdad. “La fe” en sí no se valida, hasta que responde en HACER lo que Dios REQUIERE. Es por eso que Santiago escribió: “Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.” (Santiago 2:18). Los verbos de acción relacionados con la expresión “por fe”, en Hebreos capítulo 11 dan testimonio vivo de la naturaleza de la fe verdadera.

2. El caso de Abel revela que Dios está observando las vidas de aquellos que ha creado. Este es el caso de toda nuestra esfera en general, y de nuestro culto en particular. No somos libres de vivir como nos plazca, ya que:

“Los Ojos de Jehová están en Todo Lugar, Mirando a los Malos y a los buenos” (Proverbios 15:3)

“Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta (Hebreos 4:13).

3 .Al considerar la narrativa bíblica, esta demuestra claramente que la adoración involucra más que la sola sinceridad, sino que la verdadera adoración abarca: una disposición genuina de la mente, y la adherencia al patrón CORRECTO. “Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren” (Juan 4:24).

No Hay ninguna palabra de censura en el texto sagrado que indique una actitud de falta de sinceridad inicialmente en Caín. Cuando él trajo el “Fruto de la tierra,” no sugiere que no fue honesto en su intento de ADORAR a Dios a su manera. Por El contrario, el error fue que él creía en el principio de “sustitución”, es Decir, no importaba lo que traía, siempre y cuando trajera algo. Él sentía que podía inventar un “plan tan bueno como cualquier otro. Caín fue prototipo de Jeroboam Hijo de Nabat, que se construyó su Propio sistema religioso, y al Hacerlo, ” hizo Pecar a Israel” (1 Reyes 14:16). Así mientras que Abel ofreció sus dones u ofrenda “Por la fe,” Caín trajo lo suyo por “vista” (emoción, juicios personales, etc.) Hay una gran diferencia entre estos dos enfoques.

El reclamo que algunos teólogos hacen es que el problema de Caín tiene sus raíces en el hecho de que no tenia un “corazón puro”, y que Su “ofrenda” fue tan valida como la de Abel, es una suposición sin pruebas suficientes .La posterior ira de Caín no prueba que su ofrenda fue sincera al principio. Ya que, el escritor de Hebreos dice específicamente que el “Sacrificio” de Abel fue “Más Excelente” que el de su hermano – no su disposición. Se añade a este hecho de que Juan declara que las “obras” de Caín eran malas (1 Juan 3: 12).

4. Otra Lección IMPORTANTE que se muestra sobre Abel es su obediencia genuina, que condena a la desobediencia, y por lo tanto no es raro que despertara una animosidad. El Escritor de Hebreos, en el marco de ” la fe” de Noé en la PREPARACIÓN del arca afirmó Que la obediencia de Noé “condenó al Mundo” (11:7 b). La obediencia del patriarca condenó la desobediencia de sus contemporáneos.

Del mismo modo, Caín, de alguna manera, se enteró de que el Señor había aceptado la ofrenda de su hermano, y que había rechazado la suya; por lo tanto se enojó como se registra en Génesis : “pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante.
Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante?” (Génesis 4:5-6).

Se le advirtió que su ira estaba a punto de generar el nivel más profundo del pecado. Cuando su ira fue “concebida”, “llegó” al asesinato ( Santiago 1:15). Un inspirado apóstol comentó sobre este asunto de la siguiente manera:
“Porque este es el mensaje que habéis oído desde el principio: Que nos amemos unos a otros.
No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas. ” (1 Juan 3:11-12).

5. Aprendemos del Caso de Abel que la influencia de uno perdura más allá de esta breve estancia en la tierra. Piense en el mal que ha seguido la estela de Darwin, Nietzsche, Lenin y Stalin. Se nos recuerda la mala Influencia de Adán cada vez que depositamos el cuerpo de un ser querido bajo el suelo de este planeta

“Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron “ ( Romanos 5:12).

Por el contrario reflexionar sobre la influencia de Jesús de Nazaret y sus discípulos – De hombres como Pablo, es ver como la influencia de la gente buena sobrevive mucho más que la de los malos.

Hubo un momento precioso en el ministerio de Jesús que Ilustra maravillosamente este principio.

Poco antes de su “crucifixión”, y estando Cristo en Betania, la Ciudad donde Lázaro, María y Marta vivían, y en una ocasión especial, María vino y ungió al Señor tanto en la cabeza como los pies con un ungüento muy caro. Judas (y probablemente bajo la Influencia de los Discípulos también) se quejó de la situación, como un desperdicio , pero Cristo elogió el acto, diciendo que simbolizaba su entierro en sí ( Mateo 26:6-13, Marcos 14:3-9;. Juan 11:55-12:11).

“Pero estando él en Betania, en casa de Simón el leproso, y sentado a la mesa, vino una mujer con un vaso de alabastro de perfume de nardo puro de mucho precio; y quebrando el vaso de alabastro, se lo derramó sobre su cabeza.
Y hubo algunos que se enojaron dentro de sí, y dijeron: ¿Para qué se ha hecho este desperdicio de perfume? Porque podía haberse vendido por más de trescientos denarios, y haberse dado a los pobres. Y murmuraban contra ella. Pero Jesús dijo: Dejadla, ¿por qué la molestáis? Buena obra me ha hecho. Siempre tendréis a los pobres con vosotros, y cuando queráis les podréis hacer bien; pero a mí no siempre me tendréis. Esta ha hecho lo que podía; porque se ha anticipado a ungir mi cuerpo para la sepultura…” (Marcos 14:3-9)

Entonces el Salvador dijo con respecto a María, “De cierto os digo que dondequiera que se predique este evangelio, en todo el mundo, también se contará lo que ésta ha hecho, para memoria de ella.” (Mateo 26:13). Un acto aparentemente insignificante ha sido consagrado para siempre en el “Salón de la fama de hechos memorables”.

¿Qué se puede decir de nuestro legado – Nuestras acciones, la enseñanza y la influencia a través de nuestros hijos, nietos, etc. – perdurará por las edades?

6. Finalmente, el Hecho de que la obediencia de Abel es aplaudida, aún siglos después de su época , siendo solo su voz un eco del suelo manchado su sangre, como señala las Escrituras “Y él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra. “(Génesis 4:10), constituye sin duda un claro indicio que al morir no nos desvanecemos en el olvido de la nada eterna, como los materialistas quieren hacernos CREER. Abel aún habla, ¿Estamos escuchando?

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD