“La Nueva Vida del Cristiano”

Después que uno es un discípulo y ha sido bautizado en Cristo para el perdón de los pecados, lo qué queda es vivir la vida en el reino de Dios . El bautismo no es el fin de nuestra salvación, sino el principio de un camino increíble y emocionante con Dios. Tenemos que crecer en nuestra propia salvación a medida que crecemos en la gracia y el conocimiento del Señor. Nuestras vidas deben estar llenas de buenas obras y gracia a medida que aprendemos a vivir la vida en el reino de

Cuando uno en obediencia acepta el plan de Dios que ha dispuesto para salvación, que es (oír, creer, el arrepentimiento, la confesión de la divinidad de Cristo y el bautismo), es cuando uno nace de nuevo y es una nueva criatura (Juan 3: 3-16, ). En este nuevo estado, “las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas” (2 Corintios 5: 17.). El cristiano tiene una nueva relación con su Dios y el prójimo (Mateo 22: 37, 39).

Básicamente caminamos en fidelidad cuando vivimos una vida en armonía con el verdadero arrepentimiento
Pablo presenta a esta nueva criatura como muertos al pecado (Romanos 6: 2). También dice: “… así también nosotros andemos en novedad de vida (v. 4). Ha crucificado el” hombre viejo “y se ha convertido en un “siervo de la justicia” (Romanos 6: 6, 18) Esta nueva relación y estado comenzó con su obediencia y culminó en su bautismo (vs. 4)

I. LA NUEVA VIDA EN EL REINO DE DIOS

A. Una enseñanza fundamental para el cristiano se encuentra en las palabras de Jesús, “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.” (Mateo 6: 33).

a. “Primero” (protos ) significa exactamente eso! Tenemos que darnos primero al Señor, limpia primero el interior de la copa (del corazón), y saca primero la viga de nuestro ojo (2 Corintios 8: 5; Mateo 23: 26; Mateo 7: 5). El cristiano debe priorizar su vida y Dios tiene que ser el primero, incluso de padre o madre, hijo o hija, e incluso su propia vida (Mateo 10: 37, 39).

B. El “reino de Dios” (autou basileian) se refiere al Reino de Dios. No hay lugar en el reino de Dios o la iglesia a los desobedientes (Lucas 9: 23, el verdadero discipulado significa “perseverar en la palabra de Jesús, Juan 8: 31, 32)

“Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame”

“Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”

La nueva criatura en Cristo mira al cielo para su instrucción (Filipenses 3: 20) “Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; “

La expresión “Dios y su justicia” (kai ten dikaiosunen ) significa “lo que ha sido designado por Dios para ser reconocido y obedecido por el hombre … la suma total de los requerimientos de Dios” ( WE Vine, Diccionario Expositivo de Palabras del Nuevo Testamento).

Los principios de la vida en Cristo debe impactar cada área de nuestras vidas, no sólo “la salvación”. En otras palabras, el principio de discipulado trabaja para que toda la vida sea mejor no sólo para la vida futura, sino en esta vida también. Dios quiere que vivamos ejemplarmente, siendo la luz y la vida del mundo a través de su Espíritu que vive dentro de nosotros. Basta con contemplar algunas de las relaciones que se verán afectadas por la fe y el haber sido hecho nuevo por el Espíritu de Cristo:

• La relación de matrimonio – El matrimonio es una de las relaciones más importantes y la Escritura tiene mucho que decir acerca de este pacto sagrado.

Ver Génesis 2:24 , Mateo 5:31-32 … Mateo 19:1-12, Romanos 7:2-3; I Corintios 7 :1-16; Hebreos 13:4. Y el estudio de Efesios 5:22-33, Colosenses 3:18-19; I Pedro 3:1-7

• El hogar y las relaciones familiares – Es en el pacto del matrimonio que Dios crea las bendiciones de la vida en el hogar y la familia, que sirven como base para un mundo mejor. Ver Efesios 6:1-4, Colosenses 3:20-21

• Relaciones de negocios – Ser cristiano no significa no dar lugar a Cristo en nuestros negocios, el ganar dinero adquiere una nueva perspectiva. Ver Efesios 6:5-9, Colosenses 3:22-4:1; II Timoteo 6:3-21, Tito 2:9-10; I Pedro 2:18-21.

• Las relaciones con el Estado – Como creyentes tenemos la obligación “de dar al César lo que es del César”. Ver Mateo 22:21, Marcos 12:17; Lucas 20:25; Romanos 13:1-7; I Timoteo 2:1-2; Tito 3:1-2; I Pedro 2:13-17

• Las relaciones Sociales – Nuestro discipulado no tiene sentido a menos que nos convierte en un vecino mejor. Véase Deuteronomio 6:4-5; Levítico 19:18 y Mateo 22:34-30, Marcos 12:28-34, Romanos 13:8-10, Gálatas 5:14, Santiago 2:8.

• Las relaciones espirituales – Por último, pero no menos importante, la vida en Cristo significa también la vida en el cuerpo, la iglesia que pertenece a Cristo. Ver Juan 13:34-35, Romanos 12:1-21, Efesios 4:1-16, Hebreos 10:24-25; I Pedro 1:22.

La vida en el reino de Dios afecta todas nuestras relaciones, no sólo con Dios, sino también con los demás. Cada relación se transforma así en la vida que ahora vivimos en Cristo en el reino de nuestro Señor

II. LA VIDA SANTA EN CRISTO

En esta nueva vida en Cristo, la santidad y la pureza son los principios que dan forma a cada área de nuestra moral. De hecho, todas las cuestiones morales se realizan en este imperativo. La fe nos da una visión del mundo y exige que veamos esta época y cultura diferente mientras vivimos la vida en el mundo.

Tenemos la mente de Cristo y nuestro amor por él va a afectar en todo lo que pensamos, decimos y hacemos. Nosotros le amamos porque él nos amó primero y vamos a querer vivir en una forma de agradar a Dios en todas las cosas. Como hijos de Dios vamos a vivir, no según la carne, sino según el Espíritu de Dios. Es la vida vivida en Cristo que hace toda la diferencia en el mundo.

A. Jesús oró por la santificación de sus seguidores. Oírlo, “Santifícalos en tu palabra, tu palabra es verdad” (Juan 17: 17). La santificación (hagiasmos) sugiere la separación (santidad) a Dios para el servicio espiritual. El hijo de Dios ha de ser totalmente apartado del mundo (I Tesalonicenses 5: 23
“Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo”

Su cuerpo y mente se tienen que “presentarse como un sacrificio vivo, santo, agradable a Dios…” (Romanos. 12: 1, 2).

a. Por lo tanto, el cristiano no es “un amigo del mundo” (Santiago 4:4). Él no ama el mundo y lo que hay en el mundo, tales como: “la concupiscencia de la carne, la concupiscencia de los ojos y la vanagloria de la vida” (I Juan 2: 15, 16).

B. Cuando uno llega a ser cristiano (Cristianos, un seguidor de Cristo, uno que pertenece a Cristo), uno es un bebé en Cristo (I Pedro 2: 2). El “hombre viejo” ha sido crucificado y ha dado paso a un “hombre nuevo”, pero el nuevo hombre se debe renovar constantemente en el conocimiento. El bebé en Cristo debe participar de la leche de la palabra (I Pedro 2: 2). Sin embargo, a la nueva criatura se le ordena crecer (I Pedro 2: 2, 2 Tesalonicenses 1: 3, Efesios 4:15, 2 Pedro 3: 18.). De hecho, es un pecado no crecer (I Corintios 3: 1-3.). El crecimiento constante que se producen en la fe, la virtud, la diligencia, el conocimiento, la templanza, la paciencia, piedad, y afecto fraternal (Pet 2 1. 5-7). Si este crecimiento no se produce, nos convertimos en “estéril” y podemos recaer ( 2Pedro1: 5-11).

III. El CRISTIANO OBEDECE LOS MANDAMIENTOS DE DIOS POR AMOR

A. “Porque este es el amor de Dios, que guardemos sus mandamientos”, escribió Juan “, y sus mandamientos no son gravosos” (I Juan 5: 3). Jesús dijo: “Si me amáis, guardad mis mandamientos” y “El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama …” (Juan 14: 15, 21) .

IV. El CRISTIANO NO DEBE DEJAR DE CONGREGARSE Y SER UNA PARTE ACTIVA DE LA IGLESIA LOCAL

R. El salvado debe “unirse” a una iglesia bíblica local (Hechos 9: 26, 2 Juan 9-11.). Se debe reunir con diligencia y entusiasmo en el Día del Señor para recordar a Jesús y participar de la Cena del Señor, de la oración, la predicación, la alabanza a Dios, dar a la tesorería local (Mateo 26: 26-29; Hechos 20: 7 ; 4: 31; Efesios 5: 19; 1 Corintios 16: 1, 2)..

V. El CRISTIANO TIENE CUIDADO DE NO PARTICIPAR DEL PECADO

A. Pablo exhorta: “No seáis pues participes con ellos” (Efesios 5: 7). No sólo se debe evitar la participación real, sino que también se debe “más bien reprendedlas” (versículo 11). Guardarse de participar en el pecado es la manera como preservamos las verdades de Dios y a su pueblo (2 Juan 9-11).

VI. El CRISTIANO CONTROLA SU LENGUAJE Y USA LO QUE ES PURO

A. Santiago enseñó: “Si alguno entre vosotros se cree religioso y no refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la religión del tal es vana” (Santiago 1: 26).

B. Se trata de hablar “siempre con gracia y sazonada con sal” (Colosenses 4: 6). Su hablar es tal que ” da gracia a los oyentes” (Efesios 4: 29). Él usa su hablar para enseñar a otros el Evangelio que él ha aprendido (Filipenses 2: 16, Romanos 1, 16.) Su lengua es una expresión del bien, porque su mente está en las cosas buenas (Filipenses 4: 8).

“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.”

VII. El COMPORTAMIENTO DE LA NUEVA CRIATURA ES EL REFLEJO DE ALGUIEN QUE HA ESTADO CON CRISTO (Hechos 4: 13)

“Entonces viendo el denuedo de Pedro y de Juan, y sabiendo que eran hombres sin letras y del vulgo, se maravillaban; y les reconocían que habían estado con Jesús.”

A. Si es mujer no se viste indecorosamente, la nueva criatura no se ríe de los chistes obscenos ni los cuenta , no se deleita en las películas sucias, ni practica sexo fuera del matrimonio, ni desobedece la ley civil (I Timoteo 2: 9; Efesios 5, 4; I Corintios 6:18; Romanos . 13: 1-7). Esta vida de rectitud no es el resultado de un servicio mecánico y legalista, sino que surge “en el nuevo hombre, creado según Dios en justicia y santidad de la verdad” (Efesios 4: 25).

B. Dios no deja arbitrariamente a sus hijos (Hebreos 13: 5). “Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré;”

La norma bíblica es como dice las Escrituras en Crónicas “… Jehová estará con vosotros, si vosotros estuviereis con él: y si le buscareis, será hallado de vosotros; mas si le dejareis, él también os dejará. ” (2 Crónicas 15: 2. ). Dios puede guardar al cristiano de caer, pero éste debe mantenerse en el amor de Dios (Judas 21, 24).
“conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna.”

“Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría”

Los medios de prevenir la caída de la gracia de Dios (Gálatas 5: 4) es el crecimiento y el conocimiento (2 Pedro 3: 17, 18).
“Así que vosotros, oh amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza.
Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.”

El mensaje de la victoria del cristiano no está solo en sus esfuerzos, Dios está con él. A los cristianos se les manda a “preocuparse por su salvación con temor y temblor”, dice Pablo: “Porque Dios es el que obra en vosotros tanto el querer como el hacer, por su buena voluntad” (Filipenses 2: 12, 13). “Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó”, dice en lenguaje de triunfo (Romanos 8: 38). Cualquier sacrificio y lucha vale la pena cuando al final de la carrera la “corona de gloria incorruptible” se recibe (I Pedro 5: 4, 2 Timoteo 2: 12, I Pedro 4: 12-16 ).

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD