“Las Herramientas de la Unidad” (Los Dones Espirituales)

(Un estudio en Efesios)

A partir de este capítulo y continuando en el resto de la epístola, Pablo está exhortando a los cristianos a caminar de una manera digna de su vocación. Recuerde que el concepto de este caminar es un motivo para la vida de una persona (con la imagen de una marcha lo que sugiere un progreso continuo en el tiempo y una dirección elegida).

Después de describir (en el capítulo dos) de cómo la unidad de Jesús había alcanzado a Judíos y Gentiles a través de Su muerte, el primer motivo de Pablo es que caminen en la unidad. Este camino fue construido principalmente en una lista de gracias necesarias para todos los miembros de un cuerpo unido, con el fin de lograr la unidad. Finalmente, a estos hermanos se les anima a alcanzar la unidad del Espíritu. Esta unidad está compuesta por los fundamentos de la unidad como se describe en la palabra. Estos elementos de la unidad son el producto único y verdadero de la palabra de Dios en Cristo Jesús.

Esto nos lleva a enfocar esta lección, “las herramientas de la unidad”. Pablo va a recordarles de los preciosos dones que Cristo dio a su iglesia después de su ascensión al cielo. Debemos recordar que estos dones fueron entregados a la iglesia de Cristo hasta que ellos cumplieran el propósito por el cual fueron entregados.

Texto: Efesios 4:7-11

“Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo. Por lo cual dice:
Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad,
Y dio dones a los hombres. Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo. Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, ”

• La medida del don de Cristo.

En los versículos 7-10, Pablo está tratando los dones espirituales que Cristo dio a los discípulos en los primeros años de la iglesia primitiva. Pablo se refiere a ellos como la gracia, y luz para la necesaria edificación de la vida cristiana . Pablo señala que estos dones se dieron de acuerdo a la medida de Cristo. Antes de hablar acerca de lo que estos dones de cuántos eran y cuánto tiempo durarían, queremos señalar la manera cómo fueron distribuidos. Para esto, necesitamos ir al libro de los Hechos. Lucas que fue un compañero de viaje y amigo cercano del apóstol Pablo quien fue el autor de este libro que narra la historia del inicio y crecimiento de la iglesia. Lucas escribió este libro, por la conclusión de los hechos que contiene el libro mismo aproximadamente entre el 62 y 63 DC. Fue escrita desde Roma, de acuerdo con los pronombres utilizados sabemos que Lucas estaba en Roma con Pablo cuando vivían en una casa alquilada por dos años, Hechos 28:16, 30-31). Mucho de lo que Lucas registra de la historia y el crecimiento de la iglesia explican gran parte de lo que sucede dentro de las iglesias.

En Hechos 8: 4-25, Lucas registra la hazaña de Felipe, que fue a Samaria y predicó el evangelio a sus ciudadanos. Dios confirmó las palabras que él predicó con muchas señales. Muchos creyeron y fueron bautizados como lo fue un mago local. Para nuestro conocimiento relacionado con la lección la clave son los versos 14-15. Aquí nos enteramos de que Pedro y Juan, que eran apóstoles de Jesucristo, habiendo oído que Samaria había recibido la palabra viajaron allí y oraron para que estos nuevos cristianos recibieran el Espíritu Santo.

El propósito principal de los dos Apóstoles fue impartir el Espíritu Santo (Verso18). Si Felipe hubiera podido hacer esto no habría sido necesario que los apóstoles concurrieran o si el Espíritu hubiera derramado estos dones en forma directa, no hubiera de la misma forma sido necesaria la participación de los dos apóstoles

. Los dones del Espíritu de Dios sólo se transmitían a través de las manos de los Apóstoles de Jesucristo y no podían ser transmitidos a otros por los beneficiarios o los que lo recibían (Verso19). Además, hay un segundo ejemplo de esto mismo en Hechos 19:1-7, y la secuencia es exactamente la misma . Solamente los apóstoles podían distribuir los dones. Además de este texto (Hechos 8), nos enteramos de que no todos los cristianos recibieron una medida de estos dones.

El mago intentó sobornar a los Apóstoles para que le otorgaran estos dones, ya que no había recibido ningún don. En lugar de darle una medida del Espíritu, se le exigió que se arrepintiera de tales deseos mundanos ya que él no tenía parte con la obra del Espíritu Santo y no se le concedió ninguna medida a él.

El apóstol Pablo se refirió a este punto en su carta a los Romanos
“Porque deseo veros, para comunicaros algún don espiritual, a fin de que seáis confirmados;” Romanos 1:11

Hasta el momento hemos visto que sólo los Apóstoles podían otorgar una medida del Espíritu Santo y no todos los cristianos recibieron una medida. Sin embargo, todos los cristianos se beneficiaron del uso de los dones por quienes los tenían, por lo tanto cada cristiano tendría una medida del Espíritu a través de estos dones en la edificación, exhortación, y consuelo, como veremos cuando nos refiramos acerca de su uso.

A continuación, vamos a ver lo que exactamente estos dones eran. Para ello veremos la primera carta de Pablo a los Corintios. En esta parte de la carta de Pablo, Pablo tiene que poner las cosas en orden, ya que estos cristianos no habían estado utilizando estos dones espirituales correctamente, tenga en cuenta: 1 Corintios 12:1 “No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales” Esta declaración se estableció en este capítulo y en los dos siguientes. Sin embargo, es en los versículos 8-11 que aprendemos lo que los estos dones eran:

1 Corintios 12:8-11 “Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere ”

En este pasaje podemos aprender dos cosas. En primer lugar, que hay nueve dones espirituales dados por el Espíritu, en segundo lugar, que ningún individuo recibió todos los dones, sino sólo uno fue impartido a cada individuo.

Hasta ahora sabemos que sólo un Apóstol podía otorgar los dones y no todo el mundo recibió un don. Sabemos que hubo nueve dones y ningún individuo tenía todos.

Ahora vamos a considerar la duración de su uso. En el siguiente capítulo de esta carta (se conoce a menudo como el capítulo del amor) que es en realidad una continuación de la enseñanza de Pablo acerca de los dones espirituales. En primer lugar Pablo señala que hay un don que todo cristiano puede poseer y que actúa como un catalizador para los nueve dones espirituales y que es el amor (tenga en cuenta las comparaciones en los versículos 1-2 entre el amor y los cinco dones mencionados). En segundo lugar, Pablo señala la duración de los dones espirituales: 1 Corintios 13:8-13

“El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará. Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos; mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará. Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido. Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.”

Pablo indica que los dones espirituales serían sólo temporales. Señala que, “; mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.”.
“Lo perfecto” (13:10) equivale a la completada revelación de la verdad del evangelio. Este es el punto tratado en el con-texto. Efesios 4:11-16 también trata este mismo punto. Una vez completada la revelación de la verdad del evangelio, se cumpliría el propósito de los dones (que era revelar y confirmar la verdad), y dejarían de funcionar (existir).
“Lo perfecto” no se refiere a la segunda venida de Cristo. La gramática del texto griego no permite esta interpretación que muchos dan a la frase. “Lo” es un articulo neutro, no masculino. Para referirse a Cristo (una persona), la frase diría “el perfecto.” “Lo perfecto” de este pasaje equivale a “la unidad de la fe” en Efesios 4:13.

Considere que la Iglesia nació en el mundo antes que la palabra escrita fuera concedida. Así, una vez que la palabra escrita fue entregada al mundo y dada a conocer toda la mente de Cristo a los cristianos, estos dones espirituales que los llevaron a esta fase se acabarían (el paso de un niño a un adulto). Tenga en cuenta las ilustraciones que Pablo usa en relación con este tiempo en que los dones están dirigiendo a los hombres en la justicia (en parte, como niños, como en un espejo borroso). Algunas de estas ilustraciones, volverán a aparecer en nuestro texto de (Efesios), y tendrán la misma aplicación.

Sólo los apóstoles podían transmitir estos dones. No todo el mundo recibió un don. Había nueve dones. Ningún individuo tenía todos los nueve dones. Que existieron en tiempos de la iglesia antes de la palabra escrita. Cuando la palabra escrita comenzó a existir para todos los cristianos, los dones cesarían.

A continuación y, por último, queremos ver el uso de los dones. Esto nos lleva al último capítulo de I Corintios que trata de los dones espirituales, el Capítulo 14. Este capítulo se ocupa de la correcta utilización de los dones en comparación con el uso incorrecto que hacían de ellos los corintios. Hay tres palabras importantes en este capítulo: edificación, exhortación y consolación. Si los dones no se utilizaban para promover uno de los tres o los tres, no debían ser utilizados.

Sólo los apóstoles podían dar regalos. No todo el mundo recibió un regalo, pero todos se beneficiaron de los que lo hicieron. Había nueve dones. Ningún individuo tenía todos los nueve dones. Que existía en tiempos de la iglesia antes de la palabra escrita. Cuando la palabra escrita comenzó a existir para todos los cristianos, los dones cesarían. Debían utilizarse para edificar, exhortar y consolar a los cristianos.

Tenga en cuenta que a pesar de que Pablo está escribiendo a los cristianos lo que se convertiría en parte de la ley perfecta de la libertad (la palabra escrita inspirada), estos y todos los cristianos de esta fecha siguen siendo principalmente guiados por los dones espirituales. También podemos observar que dentro del estudio de los dones en I Corintios, podemos señalar que desde que estos dones fueron entregados a los hombres (los vasos débiles que somos) muchas imperfecciones en el uso existían. Así, Pablo tuvo que escribir a los cristianos de Corinto para corregir lo que fue un error. De esto aprendemos que la palabra escrita es perfecta en su formación y lo que Cristo ha establecido como correcto y verdadero. Esto nos enseña que sin duda alguna, la autoridad de la iglesia y sus miembros se encuentra dentro de la palabra escrita, su guía

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD