“La Semana De La Creación- Reflexiones sobre el Génesis”

El hombre siempre ha estado intrigado con el tema de los orígenes. La ciencia, sin embargo, no puede satisfacer esa curiosidad, ya que no puede hacer frente a la cuestión de los orígenes ya que está fuera del alcance del método científico, que requiere de la observación y la experimentación.

El primer versículo de la Biblia, sin embargo, por inspiración divina, responde a la aspiración humana. “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” Esta afirmación es de hecho y literal. En este artículo, nos limitaremos a resaltar algunas ideas importantes relacionadas con el relato de la creación en Génesis.

La expresión en el principio revela claramente que el universo no es eterno. La ciencia moderna lo confirma. La segunda ley de la termodinámica  demuestra que el universo se está agotando o desgastando (Hebreos 1:10, 11), implica que tuvo un comienzo.

Esta frase inicial se centra en el tiempo de inicio. Antes de este evento, el tiempo no existía. A pesar de que no se les da una fecha exacta para “el comienzo”, el momento de la creación no es una cuestión irrelevante. Otras consideraciones bíblicas demuestran claramente que el universo no es miles de millones de años, según lo alegado por la evolución. El hecho es que el universo y la humanidad comparte un origen en la misma semana :

“pero al principio de la creación, varón y hembra los hizo Dios” (Marcos 10:6) “Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa”(Romanos 1:20).

La fuente eterna detrás del universo es Dios. A diferencia de antiguos relatos de la creación pagana, que no dan  ninguna explicación de la presencia de Dios. Él simplemente está representado como un Creador existente.

El término hebreo Elohim  se deriva de una raíz que significa fuerte. Es empleada especialmente en las Escrituras para destacar el poder creativo del Señor y su soberanía sobre el mundo. El nombre, como se usa en Génesis 1:1, es plural. “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” Algunos sostienen que el plural se limita a indicar la plenitud de poder, mientras que otros ven en esta forma una sugerencia de la Trinidad  un concepto que se hace muy pronunciado posteriormente:

“Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra”. (Génesis 1:26)

“(Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre” (Génesis 3:22)

 

“Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero” (Génesis 11: 7).

El Nuevo Testamento pone de manifiesto que el Cristo pre-encarnado fue una figura clave en la creación.

“Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.” (Juan 1:3)

 

“Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.”  (Colosenses 1:16)

“en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo”   (Hebreos 1:2)

 

El hecho de que Elohim se usa con el verbo singular bara (crear) niega la pretensión liberal de que un vestigio de principios de politeísmo está aquí reflejado.

El universo no se creó a sí mismo como  algunos ateos modernos afirman. Si la materia tiene el poder innato de crearse a sí mismo, es razonable suponer que tal cosa estaría ocurriendo hoy en día. Pero no es-como la primera ley de la termodinámica revela. Se puede concluir, por tanto, que la materia no ha tenido la capacidad intrínseca para ponerse en existencia.

Se dice que Dios ha creado (bara) los cielos y la tierra. Bara se utiliza en el Antiguo Testamento sólo de la actividad divina, y las consideraciones contextuales sostienen que la acción de Génesis 1:1 implicó una creación ex nihilo, es decir, de la nada.

Porque él dijo, y fue hecho;
El mandó, y existió” (Salmo 33:9)

“Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía”(Hebreos 11:3).

Los cielos y la tierra incluyen todos los elementos materiales del universo en su estado de composición organizado. Y aunque la Escritura no lo menciona específicamente, al parecer,  los ángeles fueron hechos en este momento, porque se relata posteriormente que toda la creación se llevó a cabo durante la primera semana “Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay…(Éxodo 20:11)  “,Y se regocijaban todos los hijos de Dios ” cuando los “fundamentos de la tierra” fueron puestos (Job 38:4-7).

Algunos alegan que existe una enorme brecha  de millones de años entre Génesis1:1 y Génesis 1:2. No hay absolutamente ninguna base para esta idea, que fue inventado en el siglo XIX como una forma de armonizar la Biblia con la escala del tiempo evolutivo.

Inicialmente, la tierra estaba desordenada y vacía, es decir, este planeta no tenía la forma esférica que tiene ahora, era una masa indefinida o amorfa de  materia. Además,  vacía de las miles formas de vida que más tarde la poblaron. Aquellos que argumentan que la tierra en este punto era una “tierra funcional” plenamente con las numerosas formas de vida biológica primitiva, lo hacen sin ninguna clase de evidencia. Estas ideas reflejan un intento inútil para facilitar el registro del Génesis al evolucionismo.

La creación original estaba envuelta en la oscuridad y el Espíritu Santo de Dios comenzó con la tarea  de hacer de la tierra  un lugar biológicamente  habitable. La expresión “el abismo” indica de que la consistencia original de la tierra era de fluidos en vez de sólidos ( “aguas” en el versículo 2c).

Entonces el Creador dijo: “Sea la luz!”-Y la luz bañó al planeta. La naturaleza de esta luz no se revela. Fue una fuente temporal de  iluminación que marcó el día hasta que el sol se hizo en el cuarto día de la primera semana (versículo 14). El Nuevo Testamento sugiere que este punto de vista original, caracteriza el evangelio de Cristo, que  fue  dado para proporcionar la iluminación espiritual a toda la familia humana.   “en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios” (2 Corintios 4:4). Así fue la actividad divina del primer día de la semana de la creación.

Que los días de esta primera semana fueron días literales se evidencia por el hecho de que cada uno se caracterizó por la tarde y la mañana, y por el uso de los números ordinales en relación con cada día (Números 7:12 -78.) No hay ninguna justificación para el estiramiento de los días en la creación de vastos eones de tiempo para adaptarlos a la cronología evolutiva. Tampoco es legítimo sugerir que podría haber habido largas edades entre los días de la creación. Aún más absurda es la idea de que la expresión “primer día” fue un simple “recurso literario” para la conclusión de un párrafo.

Estos argumentos reflejan claramente una mentalidad que ha sido influenciada por consideraciones evolutivas.

En el segundo día de la primera semana de la tierra, Dios hizo la expansión para separar los dos niveles de agua.  la palabra original, Raqia, “expansión” . se emplea en diferentes sentidos en este capítulo .  “Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años”(versículo 14 )

“Dijo Dios: Produzcan las aguas seres vivientes, y aves que vuelen sobre la tierra, en la abierta expansión de los cielos” (versículo 20). Algunos creen que las “aguas sobre la expansión” (o literalmente, en la parte superior de la expansión  representa el ambiente de donde viene nuestra lluvia, nieve, etc. Otros creen que esto puede ser una alusión a una cubierta de vapor que rodeaba la tierra primitiva, proporcionando un clima paradisíaco en el planeta.

Las aguas terrestres estaban reunidas en un solo lugar y la tierra seca apareció al tercer día. Esto, obviamente, produjo grandes movimientos geológicos. Cuencas se formaron en el que las aguas fueron drenadas “El junta como montón las aguas del mar; El pone en depósitos los abismos” (Salmo 33:7), y las masas de tierra fueron empujados hacia arriba..

En este tercer día, el mundo de la botánica nació. Dios habló y la tierra produjo hierba verde, hierba que da semilla, y árboles frutales que ya estaban dando sus frutos. Aunque sólo unos segundos de edad, esta fruta debe haber aparecido madura. Tenga en cuenta que la vegetación comenzó a existir antes que la vida  marina hecho que está en conflicto con el escenario evolutivo. No hay manera de armonizar el Génesis con el evolucionismo.

El texto indica que estas plantas fueron diseñadas para producir según su género. Esta expresión se utiliza diez veces en este capítulo, y que está científicamente consistente con las leyes de la genética. La palabra “especie”, que se emplea en diferentes sentidos en la Biblia, es decir, en Génesis 1, casi con toda seguridad es más amplio que nuestro término “especie”, sin embargo, sugiere claramente que todas las formas de vida no se han derivado de una fuente original.

En el cuarto día, Dios hizo las  lumbreras celestes-el sol, la luna y las estrellas. Algunos sostienen que estos cuerpos celestes fueron “creados” (bara) en el inicio (Génesis 1: 1), y que fueron solamente “hechos” (asah), es decir, establecidos como cronómetros terrenales, en el cuarto día. No hay ninguna justificación para esta afirmación, sino simplemente  parte de la teoría de la brecha. Tenga en cuenta que-fiat “haya “, Se usa indistintamente con” hizo” (versículos 14; 6,7).. Bara y asah son sinónimos, y con frecuencia se utilizan indistintamente (Génesis  1:26, 27; 2:2, 3; 5:2). Si el Señor hubiera querido dar la impresión de que el sol y la luna sólo aparecieron en el cuarto día, lo podría haber expresado con más precisión como lo hizo con referencia a la tierra firme en el versículo nueve.

Los cuerpos celestes fueron creados para funcionar también como señales (por ejemplo, para cosas como el clima, la navegación, o incluso en la profecía (Mateo 2:2). Los cuerpos celestes resaltan la gloria de Dios (Salmo 8:3). También sirven para marcar las estaciones, la revolución de la Tierra alrededor del Sol determina nuestro año, y el viaje de la luna alrededor de la tierra establece el mes.

No hay ninguna base, sin embargo, para la superstición de la astrología en estos pasajes. Observamos también que la Biblia enseña claramente que la tierra existió antes que el sol, la luna y las estrellas, un concepto en desacuerdo con la teoría de la evolución.

Los seres vivos de los mares (organismos marinos) y los pájaros se hicieron en el quinto día de la semana de la creación. La vida fue primera en la tierra (las plantas) y luego en los mares. Esto es lo contrario del concepto darwiniano. Por otra parte, la teoría de la evolución afirma que los peces aparecieron millones de años antes que las aves (con la evolución de los reptiles entre estos dos grupos), pero que claramente contradice la idea de la narración bíblica. Hay casi 8.600 especies de aves en la tierra hoy. Tenga en cuenta que fueron hechas antes de los “reptiles” (es decir, bestias versículo 24), lo cual una  vez más choca con el dogma de la evolución.

Además, en este día Dios creó los grandes monstruos marinos. Esto incluye a los animales como la ballena. La ballena azul puede tener hasta 34 metros, y  pesa unos 137 mil kilos. Sin embargo, el término hebreo es mucho más amplio que simplemente la ballena, es un término genérico que sin duda incluye a criaturas como los dinosaurios acuáticos.

En el sexto día, las criaturas de la tierra fueron hechas. Diferentes categorías genéricas se mencionan. Ganado vacuno (behemah), reptiles (Remes), y las bestias de la tierra (hayath-haares). Estas criaturas parecen ser clasificadas según su naturaleza (domésticas o salvajes) y los métodos de locomoción (caminar o arrastrarse). “Los animales se clasifican en las Escrituras de acuerdo con características simples que le dan un rápido reconocimiento y no de acuerdo con el esquema moderno que se basa en consideraciones más complejas.

Es absurdo afirmar, como algunos lo han hecho  que las clasificaciones no  incluyen los organismos como insectos, anfibios, reptiles, dinosaurios y sugiere, por lo tanto, que estas criaturas probablemente existieron en una época anterior a la semana de creación. Toda la creación se hizo dentro de los seis días de la semana inicial de la tierra (Éxodo 20:11).

Dios, es decir, la divinidad (nótese el plural “nosotros” y “nuestro” en el versículo 26)  hicieron al hombre (la humanidad) a su imagen y semejanza. Esto no implica que Dios es un ser físico.  (Oseas 11:9, Mateo 16:17; Juan 4:24). Tampoco sugiere que  el hombre participa de la naturaleza de la deidad. Implica, sin embargo, que el hombre es claramente distinto del reino animal. Que posee ciertos rasgos análogos a su Creador. Los seres humanos tienen  componentes estéticos, morales, sociales y espirituales, que son únicos en este mundo.

Al hombre le fue dado el dominio sobre las otras formas de vida en la tierra. Esto implica la responsabilidad de conquistar y  usar correctamente el planeta. Una de las grandes verdades de la Biblia  que con tanta frecuencia se ignora es esta: “De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en él habitan (Salmo 24:1). El hombre ha sido designado como administrador para cuidar la propiedad de Dios, y en última instancia, dará cuenta de su mayordomía (Lucas 16:2).

Por primera vez en el registro divino, la sexualidad se menciona explícitamente (versículo 27). Los humanos fueron creados varón y hembra. Esta referencia, sin duda, prepara el camino para la introducción del estado de santidad del matrimonio (capítulo dos). Jesús declaró que las distinciones del género humano existen desde “el principio de la creación” (Marcos 10:6). Los seres humanos nunca fueron una mancha bisexual. Además, Cristo no considerar al hombre y a la mujer como recién llegados al planeta.

Dios encargó a la primera pareja que se multiplicaran y llenaran la tierra (versículo 28). La palabra “llenar” significa simplemente  llenar (Éxodo 40:34). No sugiere volver a llenar la tierra después de una catástrofe según la supuesta teoría de la brecha.

El Señor proveyó para el bienestar físico del hombre el consumo de hierbas y frutas para su alimentación.  “Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer.”(versículo 29). Esto puede indicar que el hombre, al principio, era vegetariano, y más tarde, se le asignó la carne  claramente como una sustancia alimenticia. “Todo lo que se mueve y vive, os será para mantenimiento: así como las legumbres y plantas verdes, os lo he dado todo” (Génesis 9:3).. A medida que la semana de la creación llegó a la conclusión, Dios vio todo lo que había hecho era bueno. Esta expresión muestra claramente que el mal y la corrupción no habían invadido aún el medio ambiente terrestre.

Génesis 1 es una prosa sencilla, histórica (no una poesía). Es inagotable y sublime  no es un relato de mitología absurda o de especulación tonta. El primer libro de la Biblia responde a una de las preguntas más fundamentales de la curiosidad humana ¿Cuál es el origen de nuestro universo y la humanidad?

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD