¿Salva Dios a la Gente Directamente?

Muchos creen que Dios ha escogido desde antes de la fundación del mundo, unos para salvación y otros para condenación,  y que aquellos escogidos no pueden resistir o rechazar la gracia de Dios para salvarse y que esta salvación es concedida directamente  y poderosamente por el Espíritu Santo quien cambia el corazón del hombre, fuera de cualquier otro medio, ejemplo la palabra de Dios.

Varios ejemplos se pueden  enumerar en  la Biblia que demuestran  el rechazo  del hombre al esfuerzo divino de salvarlo. Uno de los ejemplos más claros se ve en el pasaje siguiente:

¡“¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina a sus polluelos debajo de sus alas, y no quisiste!Lucas 13:34

¿Por qué no se salvaron  los judíos de Jerusalén? ¿No estaba Cristo dispuesto? ¿O acaso Dios no  era capaz de salvarlos? ¿Por qué no fueron salvados? Cristo quería   salvarlos. La respuesta está en la última  frase , “y no quisiste” . De este verso, aprendemos que aun cuando  Dios desea que los hombres  se salven, ellos se  pueden perder por   decisión propia, por endurecer su corazón al llamado de Dios.

A través de la historia de la nación de Israel,  Dios hizo esfuerzos continuos de salvar a los Israelitas. Desafortunadamente, ellos  rechazaron el arrepentirse, obedecer, y salvarse. Observe  el juicio de  Dios sobre Israel y su rey terrenal registrado en el libro de Crónicas.

“De veintiún años era Sedequías cuando comenzó a reinar, y once años reinó en Jerusalén. E hizo lo malo ante los ojos de Jehová su Dios, y no se humilló delante del profeta Jeremías, que le hablaba de parte de Jehová. 36:13 Se rebeló asimismo contra Nabucodonosor, al cual había jurado por Dios; y endureció su cerviz, y obstinó su corazón, para no volverse a Jehová el Dios de Israel.  También todos los principales sacerdotes, y el pueblo, aumentaron la iniquidad, siguiendo todas las abominaciones de las naciones, y contaminando la casa de Jehová, la cual él había santificado en Jerusalén.  Y Jehová el Dios de sus padres envió constantemente palabra a ellos por medio de sus mensajeros, porque él tenía misericordia de su pueblo, y de su habitación.  Mas ellos hacían escarnio de los mensajeros de Dios, y menospreciaban sus palabras, burlándose de sus profetas, hasta que subió la ira de Jehová contra su pueblo, y no hubo ya remedio. II Crónicas 36:11 – 16

En este pasaje observamos varios puntos que contradicen al Calvinismo: El Rey Sedequías endureció su propio corazón, y  no se humilló ante  Dios. Con todo según Calvino, un hombre no puede endurecer su corazón o aún gozar de la posibilidad de humillarse porque el hombre nace corrupto totalmente , y Dios es el que decide su salvación.

También, este pasaje muestra el rechazo a la  invitación compasiva de la misericordia de Dios.  La frase “envió constantemente palabra a ellos” indica que el deseo  y los esfuerzos sinceros de Dios era redimir a su  pueblo, pero ¿cómo los Israelitas respondieron a la paciencia de Dios?

“Mas ellos hacían escarnio de los mensajeros de Dios, y menospreciaban sus palabras, burlándose de sus profetas, hasta que subió la ira de Jehová contra su pueblo, y no hubo ya remedio. “

¿Por qué la compasión de Dios lo motivó para enviar  mensajeros a un pueblo  que no iba a  responder? Si estas personas estaban  condenadas para perdición , Dios no debió incluso intentar salvarles . Por otro lado, ¿ cómo puede la expiación ser limitada , si en este ejemplo es extendida al perdido, y cómo puede ser irresistible si se la  rechaza? ¿Si la soberanía de Dios  es absolutamente extendida , cómo pudieron  los esfuerzos de Dios fallar?

¿Opera el Espíritu Santo directamente en la persona? , “¿Convierte directamente el Espíritu Santo al hombre fuera de la predicación del evangelio? “, miremos dos pasajes, que se pudieran utilizar para enseñar que el Espíritu Santo obra directamente en el corazón del hombre.

1.-“pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo y en plena certidumbre, como bien sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros.I Tesalonicenses  1:5

2.-“Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía.Hechos 16:14

Al leer estos pasajes estos  parecen implicar que el Señor cambió directamente los corazones de los hombres con el Espíritu Santo.   Examinemos este pasaje. ¿Qué  indican estos pasajes ? El primer pasaje indica que el evangelio vino en la palabra hablada y en el Espíritu Santo. El segundo verso dice directamente que el Señor abrió el corazón de Lydia para que ella entendiera.

Estos pasajes parecen justificar la operación irresistible del Espíritu Santo. Sin embargo, las interpretaciones que  se hacen de estos pasajes es para producir la conclusión deseada.

I Tesalonicenses 1:5 establece  que el Espíritu Santo vino con la palabra hablada, no dice que Él obró directamente en el corazón de los Tesalónicos. Ni lo uno ni otro.   Hechos 16:14 explica cómo el Señor abrió el corazón de Lydia. , pero no indica que Él abrió directamente su corazón.

Esta interpretación ilustra un error común que ocurre cuando uno se  acerca a la Biblia y desea justificar una creencia . (II Tesalonicenses 2:9 – 12). Estos pasajes  enseñan que el Señor obra en  los corazones de la gente con el Espíritu Santo. Este punto no está bajo interrogante , Lo que debemos saber es  cómo el Espíritu Santo obra en la gente.

El Espíritu Santo opera por medio de la palabra de Dios.   Momentos antes que lo crucificaran, Jesús explicó a los apóstoles  que él enviaría el Espíritu Santo y que éste  les revelaría toda la verdad a ellos.

(Juan 16:5 – 15). Antes, porque os he dicho estas cosas, tristeza ha llenado vuestro corazón. Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.  Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.  De pecado, por cuanto no creen en mí;  de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más;  y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado.  Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar.  Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.  El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber. Todo lo que tiene el Padre “

Fue   responsabilidad de los apóstoles extender este evangelio con la predicación y  la escritura.

(Mateo 28:18 – 20). Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén. “

Cuando leemos las  Escrituras inspiradas, podemos entender y aprender.

(Efesios 3:3 – 5). que por revelación me fue declarado el misterio, como antes lo he escrito brevemente, leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo,  misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres, como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu:”

No hablaban de sus opiniones. Como hemos observado en otra parte, el Espíritu Santo  los dirigió en su predicación  y en escribir, de modo que era como si el Espíritu Santo hablara (I Corintios  2:6 – 16; Mateo 10:20; I Tesalonicenses 2:13; II Pedro 1:20 – 21). Es  por el oír este evangelio, entregado por el Espíritu Santo, que un corazón es tocado,  lo cual uno puede creer y arrepentirse

(Hechos 2:37 – 38)  “Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.”

Romanos 10:17) “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.”

Por lo tanto, se puede decir que el Espíritu Santo  obra indirectamente en los corazones de los hombres por medio de la palabra de Dios,  la Biblia.

Los pasajes  antedichos enseñan claramente que la predicación inspirada, la escritura inspirada, y los milagros que  la confirmaban eran la obra principal del Espíritu Santo. Estos pasajes  también enseñan claramente que un corazón es tocado e  iluminado por el evangelio, esto explica cómo el Señor abrió el corazón de Lydia.  El Evangelio es el poder de Dios para salvar

¿La pregunta que se hizo Calvino y  muchos  otros pensadores es , “¿ por qué  algunos se salvan  y otros no  ? ¿““Por qué algunos obedecen  después de oír el evangelio y otros no ? La “respuesta de Calvino fue que  Dios escogió a ciertas personas para salvación  y que  causaba su arrepentimiento y salvación directamente con el Espíritu Santo.  Veamos el pasaje siguiente:

“.Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.Romanos 1:16

Esto establece nuestro punto anterior que el evangelio es la llave a la salvación (Santiago 1:21)  “Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas “

Por supuesto, es entregado por el Espíritu Santo, por lo tanto su nombre es usado paralelamente  con el evangelio. Sin embargo, mucha gente oye el evangelio, pero pocos se arrepienten y lo obedecen.  Notemos la explicación de Jesús en  la parábola del sembrador

Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios.  Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven. Los de sobre la piedra son los que habiendo oído, reciben la palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan.
La que cayó entre espinos, éstos son los que oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto.  Mas la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseveranciaLucas 8:11 – 15

Reforzando nuestro punto anterior, la semilla que es sembrada y produce fruto es la palabra de Dios. Entre los cuatro tipos de tierra, que representan los cuatro tipos de corazones, tres responden al evangelio, pero solamente uno sigue siendo fiel. Un tipo de corazón incluso no responde en lo absoluto. ¿Cuál es la diferencia? La tierra del lado del camino es la más dura, en la cual ninguna semilla puede penetrar y germinar. Esto representa a los que tienen  un corazón endurecido y no hacen caso del evangelio hasta que el diablo quita  su atención. El último tipo  de tierra tiene cierto sentido de  nobleza y de  calidad, aprecia el llamado del amor de Cristo a través del evangelio, y es humilde para aceptar la paciencia de Dios

Santiago 1:18 “ El, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas”

La Biblia también distingue los tipos de corazones como  los que  reciben o no reciben  el amor de la verdad

(2 Tesalonicenses 2: 9-14)  “inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.  Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira,  a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad,  a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo.”

Esto finalmente resuelve que la salvación es una opción individual de cada persona. ¿Desea usted realmente  ser salvado? ¿Está usted dispuesto a hacer sacrificios verdaderos y difíciles en esta vida? ¿ Ama usted  la verdad para  oírla  sinceramente? “Él que tiene oídos para oír, oiga “

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD