¿Realiza Milagros el Espíritu Santo Hoy?

¿Se están dando los dones milagrosos del Espíritu a la humanidad hoy en nuestra generación? ¿Hablan los hombres en lenguas como los discípulos  hicieron en el primer siglo? ¿Tienen la capacidad de realizar milagros de sanidad? ¿Tienen el poder de levantar a los muertos? ¿Tienen los otros dones  del Espíritu como los  discípulos antiguos tenían? Es mi oración  que cada oyente estudie con  el deseo de descubrir lo que dice la palabra de Dios en este tema  tan importante. Tenga un corazón abierto y permita que la palabra de Dios sea la autoridad; el factor de determinación. No debe ser  las sensaciones internas, las emociones del hombre, que responda  a esta pregunta. No debe  ser lo que pienso en la materia. Debe ser  “¿Cuál es la verdad?”, la verdad de las Escrituras.

Primero déjeme  aclarar  ¿Qué debemos  entender  por milagro? Por  definición, un milagro es un acto de Dios que reemplaza o que suspende una ley natural. No estoy hablando de la providencia  divina, o de Dios que obra en las vidas de la humanidad. Creo sinceramente que Dios sigue  presente y activo en las vidas de su pueblo. Pero lo que estamos  exponiendo es si se realizan  todavía milagros  divinos. Por milagros quiero decir , convertir el  agua en  vino, caminar sobre las aguas, resucitar muertos, ser mordido por una serpiente venenosa sin tener ningún efecto perjudicial secundario , hablar en una lengua que  uno no sabe, ni ha estudiado, predicar por la inspiración directa. Éstos son solamente algunos de los milagros registrados en la Biblia. Acontecimientos que sucedieron realmente.

¿Por qué estos milagros fueron realizados? Juan nos dice que, “Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre. ” (Juan 20:30, 31).

¿Por qué los milagros fueron realizados en tiempo de Jesús?  Fueron para convencer a la humanidad que Jesús  era el Hijo de Dios. Sus milagros y obras continúan hasta hoy confirmando su Divinidad con el Padre. Él es de hecho el Hijo de Dios. Las obras y los milagros atestiguan  este hecho. Finalmente fue levantado de los muertos, otro milagro, para no morir nunca  más, sino para ascender al cielo, en donde él ahora gobierna a la mano derecha del Padre.

Nunca  un milagro fue realizado simplemente con el fin de ayudar a los que recibieron el milagro. Jesús no curó a las persona solamente para hacerles un  bien. Jesús no alimentó la multitud  para satisfacer su hambre. Jesús no levantó a Lázaro simplemente para quitar la angustia de sus hermanas.  Todos  estos fueron realizados para probar que Él es de hecho el Hijo de Dios. Los milagros  fueron hechos para convencer a la  humanidad de su divinidad. Y todavía confirman la misma verdad. ¿ Cómo conocemos que Jesús es el Cristo,  el Hijo de Dios.? Por las obras y los milagros que Él realizó. Estas obras se registran en las páginas del libro de Dios, el Nuevo Testamento. Recordemos los  dichos de Juan , el hecho de que se hayan escrito estas señales es para que  creamos. Los milagros fueron para  convencer al incrédulo, y  no para causar una reacción en  un creyente.

Los milagros nunca fueron realizados como prueba de la salvación. Muchos en el mundo religioso hoy quiénes  demandan el poder  para realizar milagros tiene el proceso   al revés.  En la iglesia  los discípulos demostraron que venían  de Dios por los milagros que realizaron. Leamos Hebreos 2:3, 4, “¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron,  testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad.”

Los milagros tenían  el fin de convencer al incrédulo del mensaje que Dios estaba enviando   y  el milagro lo confirmaba. Si  Dios está trabajando a través del mensaje  entonces seguramente, usted debe escuchar y prestar atención al mensaje de Dios. Tal no es el propósito de los que demandan poderes milagrosos hoy. La palabra de Dios se ha confirmado ya  hace tiempo. No necesita ser confirmada de nuevo, sigue siendo la palabra de Dios. Cristo sigue siendo el  Hijo de Dios. Ambos hechos fueron confirmados o probados por las obras y los milagros.

Cuando la palabra de Dios dejó de revelarse , la necesidad de la confirmación no fue necesaria. Para verificar estas observaciones, analicemos el mensaje de Pablo en 1  Corintios 13.  Comenzaremos  primeramente  con 1  Corintios 12. En este  capítulo, Pablo discute las diversidades de los dones del Espíritu.  El gran apóstol está intentando corregir algunos abusos de estos dones  en la iglesia en Corinto. Estos  habían sido  dado a  algunos de los discípulos  en total el apóstol enumera  nueve .  Algunos de los corintios   empleaban mal estos dones  y  Pablo dispuso  corregirlos. Usted notará que los diversos dones  fueron dados a  varios miembros. A uno le fue dado  “palabra de  sabiduría,” a otro, “don  de sanidad, “a otros, “el don  de milagros,”  etc. Lea los versos 4-11 . Todos no hablaron en lenguas, todos no hicieron milagros, todos no interpretaron. Y en los versos del 28-30  él  indica  una manera más excelente.

El capítulo 13 discute  las cualidades del amor. En el verso 8 al 13,  Pablo  indica, “El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará. Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos; mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.   Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.  Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.  Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor “

¿ Qué iba a cesar? El don  de profecía, el don de lenguas , el don  del conocimiento o ciencia. ¿Cuándo iban  estos a terminar? Cuando viniera  lo perfecto. ¿ A qué  se refiere el apóstol cuando él habla de “lo perfecto”? Pablo no se está refiriendo a  Cristo, él está hablando de una cosa “lo perfecto no él perfecto ” Pablo no está discutiendo la segunda venida de Cristo. Él está discutiendo la revelación terminada del libro de Dios, la Biblia. Cuando la revelación completa fue dada y el hombre tuvo  acceso  no hubo más  necesidad de profecía,  lenguas  o ciencia. Déjeme  precisar que la “ciencia” en este verso  se refiere al don milagroso del conocimiento. Vea 1 Corintios  12:8  “Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu”

Él no está discutiendo del conocimiento como todos los hombres tienen.  Pablo  dice que cuando lo perfecto venga,  la ciencia cesará. ¿Qué está diciendo Pablo ? Está diciendo  qué cuando la revelación  perfecta de la palabra de Dios fuere acabada, no  habría más  necesidad de profecías,  lenguas,  y conocimiento y la palabra de Dios no  necesitaría  más de señales  y milagros  para que fuere demostrado que es  la palabra de Dios.

¿ Cree usted que la Biblia es la palabra de Dios? ¿Si es así por qué usted cree  eso? Su respuesta sin  ninguna duda es que  ha sido demostrada que es  la palabra de Dios por las señales y los milagros de los apóstoles y de otros en el primer siglo. Y estoy completamente de acuerdo con usted. No necesito ver un milagro para creer en la palabra revelada de Dios. Cristo y los apóstoles  probaron ese hecho. Y lo creo. Usted notará en 1 los Corintios 13 que Pablo dijo  allí que había algo parcial o en parte  y había algo perfecto o completo. ¿ A qué  se refiere él con algo parcial? Estos dones  enumerados  en el capítulo 12 fueron dados a  la iglesia cuando ella  estaba en su estado infantil, cuando acababa de comenzar. Estos dones  fueron dados para ayudar a los cristianos  para poder convencer el mundo que su mensaje venía  de hecho de Dios.  Hoy tenemos ese testimonio en la  palabra de Dios, escrita para que  nosotros la  utilicemos para convencer el mundo de la necesidad de la salvación en Cristo.

Santiago se  refiere a la palabra de Dios como la “ley perfecta, la ley de la libertad, “(Santiago 1:25) y nos dice que debemos ser hacedores  de ese mensaje perfecto. Así, el hombre tiene todo lo que  necesita para llegar a ser un hijo de Dios y para vivir una vida  agradable a Dios. El hablar en lenguas no es necesario para enseñar a cómo llegar ser  un cristiano. El hablar en lenguas fue necesario en el primer siglo porque no se tená la palabra escrita; el mensaje fue transmitido a través de los discípulos. Y cuando viajaron alrededor de un país a otro, fue necesario  hablar en la lengua de la gente a quien presentaban el mensaje. Recuerde, cuando los apóstoles hablaron en lenguas en los Hechos 2, quienes los escucharon,  los entendían. Dijeron, “¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido? ” (Hechos 2: 8).  Verso 11, “cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios.”  Pablo lo señala a: “Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos; pero la profecía, no a los incrédulos, sino a los creyentes. ” (1  Corintios 14:22).

Los que demandan hablar en lenguas hacen la cosa al revés. Demandan que las lenguas  son  una SEÑAL para el creyente. Las lenguas  dichas por  Pablo fueron para convencer al incrédulo.

Puesto que los dones  milagrosos fueron dados  con el fin de confirmar la palabra,  no hay más  necesidad de estos dones  hoy,  la palabra está  confirmada  ya casi por 2000 años. Tenemos la revelación del cielo que  fue confirmada durante el primer siglo por las señales y los milagros, por la inspiración de aquellos que fueron  dotados con el don del Espíritu.  Dice  Pablo, “Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido,  lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. ” (1 Corintios 2:12 – 13).

Pedro  enseña , “porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo. ” (2 Pedro 1:21). Entre las palabras  últimas que  Jesús dijo a los apóstoles  antes de  su ascensión al  cielo: “Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.” (Hechos 1:5).

El cumplimiento de esta promesa se registra en el segundo capítulo de Hechos. La medida bautismal del Espíritu Santo  que dió a los apóstoles fue el  poder de realizar  milagros,  hablar en  lenguas (Hechos 2:4)  “Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen”

Sanar  enfermos (Hechos 3:6 – 8)  “Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.  Y tomándole por la mano derecha le levantó; y al momento se le afirmaron los pies y tobillos;  y saltando, se puso en pie y anduvo; y entró con ellos en el templo, andando, y saltando, y alabando a Dios.”

Levantar  muertos (Hechos 9:36 – 41)  “ Había entonces en Jope una discípula llamada Tabita, que traducido quiere decir, Dorcas. Esta abundaba en buenas obras y en limosnas que hacía. Y aconteció que en aquellos días enfermó y murió. Después de lavada, la pusieron en una sala.  Y como Lida estaba cerca de Jope, los discípulos, oyendo que Pedro estaba allí, le enviaron dos hombres, a rogarle: No tardes en venir a nosotros.  Levantándose entonces Pedro, fue con ellos; y cuando llegó, le llevaron a la sala, donde le rodearon todas las viudas, llorando y mostrando las túnicas y los vestidos que Dorcas hacía cuando estaba con ellas.  Entonces, sacando a todos, Pedro se puso de rodillas y oró; y volviéndose al cuerpo, dijo: Tabita, levántate. Y ella abrió los ojos, y al ver a Pedro, se incorporó.  Y él, dándole la mano, la levantó; entonces, llamando a los santos y a las viudas, la presentó viva “

Predicar por  inspiración directa (Juan 14:26). “Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.”

Lucas nos dice que, “Y por la mano de los apóstoles se hacían muchas señales y prodigios en el pueblo; y estaban todos unánimes en el pórtico de Salomón. ” (Hechos  5:12).

Con muy pocas excepciones, la mayoría de los  obradores modernos de milagros afirman que  han sido  bautizados en el Espíritu Santo. Si estuvieran correctos en esto, al decir  que recibieron  el mismo poder que  fue recibido por los apóstoles ellos deberían  poder hablar en idiomas extranjeros,  levantar muertos, ser mordido por una serpiente venenosa sin el efecto perjudicial (Hechos 28:4 – 6). ¿Pero por qué es que éstos que demanden ser obradores de milagro cuando llegan a un país extranjero deben estudiar la lengua local para comunicarse con la gente?  Si  han sido  bautizados en el Espíritu Santo, deben tener el mismo poder que los apóstoles  tenían en poder hablar en lenguas  que no habían aprendido previamente (Hechos  2:8, 11). ¿Además, por qué  los que demandan haber recibido el bautismo  del  Espíritu Santo deben  leer y  estudiar la Biblia  para  enseñar a otros? Obviamente, si  han sido bautizados en el Espíritu Santo, deben poder expresar “toda la verdad” al igual que los apóstoles sin la necesidad de ningún  conocimiento anterior de la Biblia.

Cuando Pablo escribió su carta a Efeso   él señaló, “un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación;  un Señor, una fe, un bautismo,  un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos. ” (Efesios 4:4 – 6).

Pablo señala  UN BAUTISMO. Esta carta fue escrita  cerca de 64-65 D. C.  34 años después de los Hechos  capítulo 2. ¿Era el bautismo del agua  un mandamiento?  El bautismo del agua se enseña en muchos pasajes como  un requisito para que la humanidad  obedezca. El bautismo en agua no es el bautismo del Espíritu Santo. Son dos  bautismos distintos. Sin embargo, cuando Pablo escribió a los Efesios, indicó que hay “un bautismo”.  Esto nos  dice que el bautismo del Espíritu Santo no era  recibido en el año  64 .D. C.  ni en el 2000 D. C.  Los que demandan el bautismo del Espíritu Santo señalan  para probar 1Corintios  12:13, “Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu”

Si  se afirma el  bautismo del Espíritu Santo  en este pasajes se  contradice lo qué Pablo  dijo en Efesios 4:4.  ¿Hay dos bautismos hoy?  Lo  que este pasaje  enseña  realmente es que  por medio de un Espíritu  todos somos bautizados en un cuerpo. “ un solo Espíritu” se refiere obviamente a la dirección y a la influencia del Espíritu. Cuando uno se bautiza en el agua para la remisión de pecados en obediencia al mandamiento de Cristo Jesús, está siguiendo la dirección, y la enseñanza del  Espíritu.

El apóstol Pedro  ordenó a los que pidieron la salvación ,  Varones hermanos“ ¿qué haremos? “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo “Hechos  2:38  “).

Cuando como 3000 de los oyentes fueron bautizados, ellos  respondían al Espíritu que  habló a través del apóstol Pedro. Así, bajo la  dirección del Espíritu Santo fueron bautizados para la remisión de pecados. Aquí está el  bautismo, fueron sumergidos en agua en respuesta a la enseñanza del Espíritu. El  Espíritu habló a través de  Ananías en los Hechos 22:16, cuando él dijo a Pablo, “Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre.”

Cuando Pablo fue bautizado él estaba obedeciendo la instrucción del Espíritu Santo, Así él “por un solo Espíritu  fue bautizado en un cuerpo”.  El “un bautismo” de Efesios del año 64 fue el bautismo en agua,  el mismo mandamiento que se proclama hoy en la gran comisión de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo.  Jesús envió a  los apóstoles por todo el mundo con esta comisión , “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;  enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.  “(Mateo 28:19 – 20). Éste es el  bautismo que los apóstoles predicaron y es el mandamiento que  les fue recordado a los Efesios.

Alguien dirá, “¿ No dijo Pedro que  cuando uno se bautiza para la remisión de los pecados  recibiría el don  del Espíritu Santo? “ Eso está correcto. Ésa es la promesa que el apóstol hace en los Hechos 2:38. ¿Pero, qué  quiso decir  por el “don del Espíritu Santo? ¿“Es el Espíritu Santo un don , o es el don  que el Espíritu Santo da? Recuerde, el Espíritu Santo es una persona. El don del Espíritu Santo es algo que el Espíritu Santo da. ¿Y como es esto ? Cuando uno se bautiza  los  pecados son lavados  por la sangre de Cristo. Que uno ha convenido con la enseñanza del Espíritu y recibe la promesa que el Espíritu hizo. Cuando Saulo  respondió al mandato de Ananias (Hechos 22:16), “Levántate y bautízate, “él respondió a la enseñanza del Espíritu Santo, y recibió la promesa (o el don ) del Espíritu.  En el libro de los  Hechos  hay muchos ejemplos de cómo llegaron a ser  hijos de Dios. En todos los casos o ejemplo, el pecador fue bautizado.( Hechos 2)  3000 almas;  (Hechos 8) los Samaritanos;   (Hechos  8) el eunuco;   (Hechos  10)  Cornelio;  (Hechos16) el carcelero de Filipos ; (Hechos 18) los Corintios;  (Hechos 22)   Pablo-  ¿Por qué fueron bautizaron todos estos? Porque Jesús dijo, “el que creyere  y  fuere bautizado  será salvo ” (Marcos  16:16). Todos estos que obedecieron  recibieron el don del Espíritu , la promesa de la salvación.

Volvamos  a los milagros. Definimos un milagro como el acto de Dios que reemplazaba o que suspendía una ley natural. Un milagro es un acontecimiento que es tan extraordinario, que  tanto el creyente como el no creyente admite que sucedió y que está   más allá de la  experiencia humana normal.  En Hechos  4:16 se lee el comentario dicho por el milagro hecho por los apóstoles , “diciendo: ¿Qué haremos con estos hombres? Porque de cierto, señal manifiesta ha sido hecha por ellos, notoria a todos los que moran en Jerusalén, y no lo podemos negar.”

Los que eran  enemigos de los apóstoles  reconocieron que el milagro había sido realizado. Espero que a través de este estudio podamos mirar   los  supuestos milagros que algunos reclaman hacerlos hoy en día bajo una perspectiva  bíblica  teniendo siempre en cuenta que un día  Dios  nos juzgará no  por lo que me parece o siento  o por nuestras emociones ,la palabra de Dios nos juzgará, palabra  que es  la verdad del Espíritu Santo.

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Un comentario to “¿Realiza Milagros el Espíritu Santo Hoy?”

  1. angelo 12 julio, 2010 at 14:14 #

    cuando pienso en mi pasado, me acuerdo como llevaba a mi mabre a un evento que prometiron y asuguraban sanidades, no paso nada, y yo insistentemente crei es estos evangelistas que se reclaman el don de sanidad, no obstante nunca pasaba nada, juegan con las emociones de las personas y con su dolor, las endorfinas pueden aliviar el dolro fidico de alguien pero a los dias siguientes vuelven a lo mismo…
    es mas dificil aun mostrar el camino correcto cuando las personas aseguran haber recibido sanidad de esta forma,,, creo que los sentidos engañan grandemente a las personas que confian en ellos

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD