¿Qué Hay De Los Títulos Religiosos?

Hay muchos títulos religiosos que los hombres hoy en día se dan. Términos tales como “Su Eminencia”, “Reverendo”, “Su Santidad”, “vuestra merced”, “Reverendo Padre”, “Padre”, “El Venerable”.etc. Tal vez la cúspide de los títulos religiosos sería: “Señor, Dios, el Papa”.Estos títulos son sin duda utilizados para distinguir y exaltar a los “sacerdotes” de los “laicos”. La palabra “clero” se deriva del griego kleros . Kleros se traduce como “La grey de Dios ” (1 Pedro 5:3 “La grey de Dios ” (kleros) se refiere a los cristianos en una iglesia local, no a una clase especial de exaltados. Pedro está instruyendo a los ancianos o dirigentes de la iglesia a no tener el señorío sobre la heredad de Dios, la iglesia.

“Clero” en el sentido de un grupo de personas ordenadas (predicadores) y que disfrutan de una elevada posición sobre los “laicos” no está en el vocabulario o el concepto de las Escrituras

A los que ministran no se les debe exaltar. Jesús rechazó la petición de Salomé, la madre Jacobo y Juan , junto con ellos ,de tener a sus hijos en un lugar exaltado en el reino de Jesús.

Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, postrándose ante él y pidiéndole algo. El le dijo: ¿Qué quieres? Ella le dijo: Ordena que en tu reino se sienten estos dos hijos míos, el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda.
Entonces Jesús respondiendo, dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber del vaso que yo he de beber, y ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado? Y ellos le dijeron: Podemos.
El les dijo: A la verdad, de mi vaso beberéis, y con el bautismo con que yo soy bautizado, seréis bautizados; pero el sentaros a mi derecha y a mi izquierda, no es mío darlo, sino a aquellos para quienes está preparado por mi Padre.
Cuando los diez oyeron esto, se enojaron contra los dos hermanos.” (Mateo 20:20-24).

Jesús explicó, “todo el que quiera ser grande entre vosotros, sea vuestro servidor. Y todo el que quiera ser primero entre vosotros, será vuestro siervo …” (Vss. 26,27). el reino de Jesús no es como los reinos seculares en los que hay luchas de poder y jerarquía política.

“Entonces Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. Mas entre vosotros no será así… (Mateo 20:25-26).

. Muchas veces Jesús se dirigió a ellos para que tuvieran una actitud de humildad. Parece que sus discípulos estaban continuamente compitiendo y con ambiciones carnales, en busca de la gloria y el reconocimiento de los hombres. Se le preguntó al Señor: “En aquel tiempo los discípulos vinieron a Jesús, diciendo: ¿Quién es el mayor en el reino de los cielos?” (Mateo 18: 1). La respuesta de Jesús no se dejo de esperar. Jesús dijo: “Todo aquel que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos”

Los títulos religiosos están expresamente prohibidos. Jesús, describiendo a muchos de los maestros religiosos de su tiempo, lo cual representa a muchos líderes religiosos hoy en día, dijo de ellos : “y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas, y las salutaciones en las plazas, y que los hombres los llamen: Rabí, Rabí. ” (Mateo 23:6,7). Jesús advirtió, ” Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos. Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros SOIS HERMANOS ” (Versículos 8-10). Jesús añadió, “… el que es el mayor entre vosotros , será vuestro siervo” (vs. 11).
A menudo es el caso de que no sólo algunos anhelan un reconocimiento especial, sino que además ni siquiera están contentos con sus títulos de importancia.

Estos términos fueron utilizados por los Judíos como títulos religiosos de distinción. Nótese también la referencia de Jesús a ” la ropa especial” que usaban (Mat. 23: 5). “Antes, hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres. Pues ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos”.
El título “Rabí” no era sólo de nombre “Un título dado de honor y dignidad, denotando autoridad y capacidad para enseñar. Ellos hallaban complacencia en recibir dichos títulos y aspiraban tener por sí mismos cierta superioridad. Cada vez que se otorgaba un título, esto implicaba superioridad para aquellos quienes lo recibían, lo cual les producía placer y satisfacción. Entre los judíos había tres títulos que se usaban – Rab, Rabí y Rabán – denotando diferentes grados de estudios y capacidad, tal como los títulos literarios que nosotros empleamos”. Albert Barnes

En las Escrituras se nombras oficios establecidos por el Señor:
Por lo cual dice:
Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad,
Y dio dones a los hombres.
Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra?
El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo.
Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros” Efesios 4:8-11

Estos no son títulos religiosos sino oficios de servicio que realizaban en beneficio del crecimiento de la iglesia.

“a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.” Efesios 4: 12-16

Fieles predicadores en la Biblia fueron grandemente estimados por su obra “Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan;
y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra. Tened paz entre vosotros.”
Pero NUNCA asumieron ni recibieron títulos de preeminencia.

“Mas Pedro le levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre” Hechos 10:26. Dicho por el apóstol Pedro cuando Cornelio se postro ante él.

“Porque diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales?
¿Qué, pues, es Pablo, y qué es Apolos? Servidores por medio de los cuales habéis creído; y eso según lo que a cada uno concedió el Señor.” 1Corintios 3:4-5

Lo grande y capaces que fueron Pablo, Apolos y los Apóstoles, ellos pidieron que los hombres fueran considerados, “COMO SERVIDORES DE CRISTO”
“Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios.”

“Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.” Romanos 12:3

Títulos religiosos como “Reverendo” que utilizan muchos hoy en día no se encuentran en las Escrituras. El significado de “Reverendo”, “digno de ser venerado; derecho a la reverencia ” es impropio que sea utilizado por el hombre. Sin embargo, así es utilizado, “El Reverendo Pastor” . Este uso de “Pastor” también a menudo se insinúa en el “sistema pastoral” de gobierno de la iglesia (un pastor a cargo de la iglesia local), sistema que no se encuentra en Las Escrituras, ya que los apóstoles se refieren a una pluralidad de varones en cada iglesia local, llamados ancianos, pastores u obispos. Y que decir de los apelativos que algunos se arrogan hoy en día como : Cardenal, Monseñor, Arzobispo, Papa que usa el clero católico romano y Patriarca en referencia al clero Ortodoxo

¿Quién podría imaginar a Onésimo escribiendo a Filemón acerca de” El reverendo Pablo? ” ¿Quién podría imaginar a Gayo escribiendo al “Reverendo Juan para darle un buen informe sobre el” Reverendo Pablo?

O ¿Quién podría imaginar al hermano Pablo escribiendo al reverendo Timoteo? Los Cristianos nunca utilizaron en sus cartas al referirse a otros cristiano de la manera en que hoy muchos al escribir a estas “eminencias “ deben exaltarles en sus prólogos
Cuando Pedro se refiera a Pablo lo llama “el amado hermano Pablo”. Y tened entendido que la paciencia de nuestro Señor es para salvación; como también nuestro amado hermano Pablo, según la sabiduría que le ha sido dada, os ha escrito” 2 Pedro 3:15

Y Pablo al referirse a Pedro, lo llamó simplemente por su nombre, siempre cuando se refirió a él “Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar?” Nunca lo llamó como “Su Santidad”, “El Vicario de Cristo” “ El Santo Padre”. Todo estos títulos son de invención de hombres y no de Dios y es tiempo que nos volvamos al evangelio de Jesucristo y no ignoremos sus mandamientos.
“El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero.” Juan 12:48

Los que se entregaron a la predicación del evangelio en el primer siglo eran simplemente “evangelistas”, “ministros”, y “predicadores” .

“Al otro día, saliendo Pablo y los que con él estábamos, fuimos a Cesarea; y entrando en casa de Felipe el evangelista, que era uno de los siete, posamos con él.” Hechos 21:8

“Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio” 2 Timoteo 4:5

El hombre más grande que jamás haya vivido, dijo de sí mismo,” Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos “(Mateo 20: 28). El uso de títulos religiosos tales como los descritos y discutidos en este material reflejan un espíritu orgulloso y altivo y crean distinciones pecaminosas de exaltación..

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD