¿Qué Dice La Biblia Sobre Ser Salvos?

 

Es difícil imaginar que una cuestión tan importante  como la que  enuncia el título de este artículo sea de tan poca  preocupación para muchos . La mayoría de las personas no están   preocupadas ni preparadas  para la vida venidera.  ¿Cómo sabemos que somos salvos? ¿Dice la Biblia  lo que tenemos que hacer para ser salvos  ? Este artículo tratará de responder a estas preguntas cruciales.

Tal vez no hay lugar en la escritura que  puede responder  estas preguntas tan claras  como lo hace Hechos 2: 38.   Hechos 2 es un lugar ideal para estudiar la salvación por varias razones. Ante todo, es el primer lugar en que se anuncia el plan completo de la salvación. En segundo lugar,  contiene la predicación de un apóstol inspirado.  Pedro habló exactamente lo que el Espíritu Santo le dijo que dijera. Tercero, y más importante para nuestro estudio es que  Hechos 2 comienza con personas que no son salvas y termina con personas salvadas. ¿Qué pasa con ellos en este capítulo que en un momento pasan de un estado en que están perdidos  a un estado en que son salvos. Esto es de primordial importancia.

El Espacio no permite un análisis completo del sermón de Pedro, pero necesitamos tener en cuenta los componentes claves en este primer sermón del Evangelio. Después que los apóstoles fueron ungidos con el Espíritu Santo empezaron a hablar en  otras lenguas ,  ya que lenguas  como de fuego se asentaron sobre cada uno ellos ( Hechos 2: 1 – 12). Todo esto, junto con el sonido de un poderoso estruendo, que causó   que muchas personas vinieran  a ver  lo que pasaba. Pedro aprovechó la oportunidad y empezó a proclamar el Evangelio. Basándose en profecías del   Antiguo Testamento para demostrar sus puntos. Pedro enseñó a la gente que el Jesús rechazado era el Mesías y el Salvador del mundo. En el versículo  36 cierra con fuerza su sermón diciendo, ” Sepa, pues  ciertísimamente toda la casa de Israel , que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis , Dios lo ha hecho Señor y Cristo” .”  El Mesías que los judíos habían  esperado ansiosamente durante siglos había llegado, Pedro dijo que en lugar de ser recibido con alegría ¡fue muerto !  El Sermón de Pedro condenó a la audiencia del delito de matar al Hijo de Dios. Si hubo personas que sintieron gran culpa y dolor  por lo que hicieron , fueron  estos (” Al oír esto, se compungieron de corazón y dijeron  a Pedro y a los otros  apóstoles:  Varones hermanos, ¿qué haremos? “)  Esto nos lleva al versículo que queremos estudiar. Lo que dice la Biblia sobre la salvación se puede responder bien teniendo en cuenta lo que Pedro dijo a continuación.

La Respuesta de Pedro  fue simple: “Arrepentíos y bautícese  cada uno de vosotros en  el nombre de Jesucristo para el perdón  de  los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo” (Hechos 2: 38). Permítanme hacer varias observaciones de este  significativo pasaje .

En primer lugar,  ¿ Dijo Pedro  a la gente que debían  hacer  algo? La idea de que el hombre no debe  hacer nada para recibir la salvación no es la idea  en las palabras de Pedro. Se ha hecho   un concepto erróneo de las  obras y un error al no  entender la gracia de Dios. Sin duda, todos se salvan por gracia, y no se puede hacer nada para ganar ese favor (Efesios 2: 8 – 9).

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;
2:9 no por obras, para que nadie se gloríe”

Dios ha dado su gracia a las personas durante siglos, pero esto nunca ha significado que las personas no tenían que obedecerle   y hacer lo que  él indicaba . Génesis 6: 8 nos dice que Noé “encontró gracia a los ojos del Señor”.   Hebreos 11: 7   promueve nuestra comprensión de la salvación de Noé cuando dice “Por la fe Noé, cuando  fue advertido por Dios  de las cosas que aún no se veían , preparó  el arca en que su casa se salvase  ….” Tenga en cuenta que Noé se salvó por gracia y por la fe, y ambas le llevaron a  su necesidad de “construir un arca”. En otras palabras, la salvación de Noé surgió cuando su fe le llevó a obedecer a Dios.

¿No es esto exactamente lo que Pedro está diciendo al pueblo en Hechos 2? Ellos tenían  fe , lo cual  es evidente y cuando   Pedro les manda  “a arrepentirse y ser bautizados” no anula la gracia, ni elimina su salvación por fe.  Pedro dijo a la gente en el libro de los Hechos  2 lo que necesitaban  hacer  para ser  justificados (salvados ). Esas acciones no ganaban  la salvación, pero eran claramente necesarias si querían aceptar el regalo  de la salvación.

En segundo lugar, podemos ver que  no todo el mundo se salvará Algunos enseñan que todo el mundo se salvará, a pesar de su vida, fe o hechos. ¿Cómo puede ser esto posible a la luz de Hechos  2: 38? Pedro no dijo, ” que no tenían que  hacer nada porque Dios iba  a salvarlos a todos .” Además, podemos observar que Pedro no dijo “No hagan  nada porque Dios ha predestinado a algunos de ustedes para salvación  y ha predestinado al resto para perdición y nada se puede hacer para cambiar eso.”Esta no es la enseñanza de Pedro en todo el  texto.

2 Tesalonicenses 1: 8 resulta claro en las palabras de Pablo al señalar la venida de Jesús  ” en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo”. ¿Cómo alguien  puede dudar de la necesidad de la obediencia, y como la obediencia puede  afectar a una persona su destino eterno?

En tercer lugar,  Pedro no dijo “se salvarán  por la fe ( o creer) solamente?” Pedro no dijo a la multitud “Pidan a Jesús que entre  a su corazón,” o “Repitan esta oración  para salvación”. Hoy en día muchos ofrecen un plan de salvación que es incompleto e insuficiente. Dicen a las personas que crean en Cristo, pero no dicen a las  personas lo que les dijo Pedro: “arrepentíos  y  bautícense  cada uno de vosotros”.  Que la gente de Hechos 2 tenían fe es indudable porque las escrituras dicen que al oír  el mensaje “se compungieron de  corazón”. Ellos no hubieran pedido a Pedro  ¿qué debían  hacer ?si no  hubieran creído el mensaje.  Ellos  tenían la calidad  de  fe que deben tener todas las personas que desean ser salvas (Juan  8: 24). Pero en ningún lugar en la escritura  leemos que puede salvarnos la  fe por sí sola. De hecho, el pasaje en Santiago dice exactamente lo contrario: “Vosotros veis, pues. Que el hombre es justificado por  las obras, y no por la fe solamente.” (Santiago 2: 24). Este es el único lugar en la escritura donde la frase “por la fe solamente ” se produce y está precedido por la palabra “¡ no!” Pedro no enseña que la fe sola puede salvar : ¿por qué deberíamos nosotros  enseñarla   hoy?

Vamos a centrar nuestra atención en lo que Pedro indicó a estas personas  lo que debían  hacer. ¿Qué significa “arrepentirse?” el arrepentimiento es una palabra que significa hacer cambios, dar la vuelta . El  Arrepentimiento es parte importante de la salvación. Jesús dice, “Os digo:  No; antes sino  os arrepentís,  todos pereceréis igualmente.” (Lucas 13: 3). el que se arrepiente tiene un cambio notable en su vida, una calidad llamada “frutos de arrepentimiento” (Mateo 3: 8). Es inconcebible que un pecador, separado de Dios, pida a Dios  que  le salve de los pecados y continúe en  ellos! Los que se acercan  a Dios  deben decidir dejar atrás el pecado, y eso es  el arrepentimiento. Es la proyección de la vida, desde el pecado y la oscuridad hacia la rectitud y la luz. Esto no significa que un cristiano es perfecto, pero sí significa que un cristiano está tratando de hacer la voluntad de Dios y vivir rectamente.

El segundo mandamiento que Pedro dio fue  “ser bautizados.” ¿Qué significa esto? El término en el original griego se refiere sólo a sumergir o poner bajo el agua. Pedro es claro que el bautismo no es un símbolo de que ya hemos sido salvados . En su lugar el bautismo es el punto culmine de la  salvación, porque aquí es  que  los pecados son perdonados. ¿No dijo Pedro ? “Arrepentíos  y  bautícese cada uno de vosotros  en el nombre de Jesucristo PARA PERDÓN DE LOS PECADOS…” . Otro pasaje en el libro de Hechos que se  hace aún más  claro , es cuando  Saulo de Tarso estaba en  oración y ayuno, después de ver la visión de Jesús en el camino a Damasco, se le dijo “Y ahora por qué te detienes ? Levántate  y  bautízate  y LAVA TUS PECADOS, invocando su nombre . “” (Hechos 22: 16). Lea los versículos de nuevo cuidadosamente y vea si puede responder a la siguiente pregunta: ¿qué hace el bautismo  (¿cuál es su propósito)? Si ha respondido  “perdonar  los pecados” o “lavar los  pecados” es absolutamente correcto, porque esto es lo que dice la palabra de Dios. También  el bautismo es importante porque  en el bautismo  uno es puesto  en el cuerpo de Cristo. “Porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo de Cristo estáis revestidos”.” (Gálatas 3: 27).

Por estas razones, podemos decir que el bautismo es la culminación de la actividad humana necesaria para complacer a Dios, demostrar obediencia humilde y aceptar el don gratuito de  la salvación. Una vez más, ninguna de estas cosas ganan la  salvación pero tenemos que hacer como dice Dios, y no puede haber ninguna duda de lo que Dios, a través de su inspirado apóstol,  ha dirigido a las personas para ser salvas.

Las Instrucciones de Pedro fueron claras, sencillas y directas. ¿Qué hizo el pueblo  o la multitud cuando Pedro les dijo  estas cosas? Si leemos  en Hechos 2 podremos ver que ninguno objetó nada   del plan de Dios  , o que algunos objetarán que el bautismo era una “obra” y  que por lo tanto podría anular la gracia, o que alguien dijera el  “bautismo parece tonto.”  Por el contrario,  tres mil personas  fueron bautizadas ese día y el Señor añadía a la iglesia  cada día  los iban siendo salvados  (versículos  41, 47). Eso es lo que hicieron las personas cuando un hombre inspirado respondió a su pregunta,  Varones , hermanos “¿qué haremos ?” En resumen, todas las  personas que oyeron el sermón  de Pedro, hicieron u obedecieron  lo que les  dijo que debían  hacer.

No cree  usted que si queremos ser salvos  y  agradar a Dios debiéramos  oír a Pedro y a los apóstoles de Cristo en este trascendental tema.  He ahí el valor de las Escrituras, Hoy podemos leer este hermoso pasaje y volver a escuchar a Pedro enseñándonos lo mismo que dijo bajo inspiración del Espíritu Santo el día de Pentecostés  Sin duda que podemos hacer lo mismo con el mismo resultado. Dios bendiga el tener el coraje de hacerlo.

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD