“¿Puede un Hijo de Dios Caer de la Gracia y Perderse Eternamente?”

Cuando hablo de un hijo de Dios, estoy hablando de una persona que ha entendido las demandas de Jesucristo, el Hijo de Dios, y ha respondido a sus mandamientos. Uno no puede agradar a Dios sin la fe en Jesucristo. El escritor a los Hebreos 11:6, dice: “sin fe es imposible agradar a Dios. La “fe conducirá a uno hacer la misma pregunta que fue hecha en los Hechos 2:37, “Varones hermanos, ¿qué haremos?” El mensaje del apóstol Pedro había tocado profundamente a esa gente que hizo la pregunta por sus pecados. La respuesta fue, “Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesús Cristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo ” (Hechos 2:38). Aquellos que respondieron y obedecieron estos mandamientos fueron añadidos a la familia del Señor (Hechos 2:47). Ellos Habían llegado ser Hijos de Dios, nacidos en su familia. Habían sido perdonados de sus pecados pasados; hecho libre por la sangre de Cristo. Habían sido hecho justos a los ojos de Dios.

Hay en el mundo religioso los que enseñan que un hijo de Dios, quién está en la familia de Dios, no puede pecar y perderse en la eternidad. Se oye a veces estas palabras: “Una vez que es un hijo de Dios, será siempre un hijo de Dios. “O, “una vez salvo, siempre salvo. “O, “Dios es más fuerte que Satanás, y él no permitirá que Satanás arrebate uno de sus hijos. “Mi pregunta es, ¿enseña la palabra de Dios esto? Usted no debe estar interesado en lo que creo en el tema o en lo que cree alguna persona, pero debemos estar extremadamente interesados en lo que dice Dios en su verdad revelada. ¿Necesitamos contestar la cuestión “¿cuál es la verdad? ” con la Palabra de Dios. ¿“Puede un Hijo de Dios caer en pecado y perderse en el infierno eterno? “

La primera Escritura que llamo a usted la atención es Apocalipsis 2:10. “Se fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.”
¿“Cuanto tiempo necesita un hijo de Dios ser fiel para recibir la corona de vida?. Hasta la muerte. Podemos ver que en este pasaje se está discutiendo la fidelidad frente a muerte; en el caso que uno muera debido a su fe. Pero también significa hasta que uno viva en esta tierra. ¿Es posible que uno llegue a ser infiel ? Evidentemente, ya que Juan, por el Espíritu Santo, amonestó a estos en Efeso a ser fieles hasta la muerte. ¿Qué sucede si uno llega a ser infiel? Aquél no recibirá la corona de la vida. Y si no recibe la corona de la vida, entonces pasará la eternidad alejado de la presencia de Dios.

Ahora leamos la 1 de los Corintios 10:1 – 4, “Porque no quiero, hermanos que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo.”

Aquí Pablo habla de los Israelitas, los hijos de Dios bajo esa dispensación anterior, la ley de Moisés. Dios los libró de la esclavitud de Egipto y los liberó de esa esclavitud. Pero usted notará en los versos siguientes que no fueron fieles a Dios. Escuche el escritor inspirado, comenzando con el verso 5, “Pero de los más de ellos no se agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en el desierto. Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron. Ni seáis idólatras, como algunos de ellos, según está escrito: Se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantó a jugar. Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veintitrés mil. Ni tentemos al Señor, como algunos de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes. Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor. Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos.”

“Estos son los hijos de Dios, liberados de la esclavitud de Egipto, con todo, ellos siguieron en sus pecados y Dios no permitió que entraran en Canaán, la tierra prometida.
¿Notó usted lo que decía Pablo? Él advirtió a los hermanos Corintios que no cayeran en el mismo tipo de pecados; Idolatría, fornicación, murmuración. ¿Pueden los cristianos seguir en la idolatría, fornicación? Evidentemente pueden, ya que Pablo les advirtió a que no hicieran estas cosas. Entonces, el apóstol concluye con el verso 12, “el que está firme miré que no caiga”. ¿“Puede un hijo de Dios caer? Pablo enseña que uno puede caer. ¿Si uno no puede caer, entonces por qué Pablo advertiría contra el caer? ¿Usted piensa que un cristiano que se aparta y practica estos pecados va estar en la presencia de Dios por toda la eternidad?

Ahora le invito a que veamos 2 Pedro 2:4. Allí se indica: “ si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron , sino que arrojándolos al infierno los entrego a prisiones de oscuridad, para ser reservado al juicio ” si Dios requiere que los ángeles permanezcan fieles, Él no requiere menos de los que son sus hijos. ¿Están los hijos de Dios más seguro que los ángeles?

Le invito a que mire un poco más lejos en este segundo capítulo de 2 Pedro los versos 20 y 21.
“Ciertamente, si habiéndose ellos escapado las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. . Porque mejor le hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado”.

Usted observará que éstos a quién el apóstol Pedro hace referencia habían escapado de las contaminaciones del mundo. ¿Cómo escaparon? Por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo. Es decir habían sido perdonados de sus pecados, ellos habían salido de las contaminaciones del mundo. Pero, ahora, habían vuelto de nuevo a su vieja vida. Se habían enredado OTRA VEZ. Qué le sugiere la palabra OTRA VEZ a usted. Significa una segunda vez. Habían estado en pecado, habían escapado de ese pecado, y estaban OTRA VEZ enredado en esto. Pedro dice que ahora estaban en una condición peor que lo que habían estado previamente. Ellos ya habían experimentado la limpieza de la sangre de Cristo. Así que, su condición actual era peor que la primera. Estaban condenados porque habían vuelto nuevamente a sus hechos anteriores. Ahora estaban condenados otra vez. Y Pedro dice que su condición era peor ahora que su anterior estado. ¿Cuál era su primer estado? Estaban enredados en las contaminaciones del mundo. Cómo se podría describir a una persona que se pierde en el pecado, separado de Dios, dirigido hacia la destrucción eterna y los horrores del fuego del infierno. Ellos Habían escapado de esa condición, pero ahora habían vuelto nuevamente a la vieja vida del pecado. De hecho, estaban en una condición peor que la que estaban previamente.

Ahora veamos Juan 15:1 – 6. Aquí el texto de la Biblia dice: “Yo soy la vid verdadera, y mi padre es el labrador. Todo pámpano que en mí que no lleve fruto, lo quitará; y todo aquel que lleve fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. Y vosotros ya estáis limpios por la palabra que os he hablado. Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos, el que permanecen mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. El que en mi no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden.”.

“Usted observará en las palabras de Cristo Jesús, de que un hombre puede ser un pámpano que lleva fruto. Sin embargo, ese mismo pámpano puede dejar de llevar fruto y secarse y ser quemado. Usted debe también notar que Cristo no está comparando los pámpanos con denominaciones como algunos suponen, sino que lo está comparando con personas o individuos. Estos pámpanos en Cristo no son denominaciones, ellos son los individuos que han llegado a ser una parte de la vid verdadera, Cristo Jesús. Sin embargo, estos pámpanos que no llevaban frutos serían echados en el fuego y serían quemados. ¿Cómo podía uno describir el ser perdido mejor que eso? Ahora los amigos, aquí son algunas preguntas: ¿Puede un pámpano en Cristo Jesús dejar de producir frutos? ¿Si es así qué le va a suceder a ese pámpano? Cristo dice que será quemado. Sí, que es una cosa peligrosa a llegar a ser infiel, y dejar de servir a nuestro Señor.

Ahora leamos en Hebreos 10:38 – 39, “ Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma”. Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma.” En el verso 32 del mismo capítulo, aprendemos, “Pero traed a la memoria los días pasados, en los cuales, después de haber sido iluminados, sostuvisteis gran combate de padecimientos.”. Éstos a quién el escritor escribió habían sido hechos libres de pecado; habían sufrido mucho debido a su obediencia. A éstos se les dijo: “ Si retrocedían , Dios no se agradaría de ellos” Sí, un hijo de Dios puede retroceder para perdición,. Y si él o ella lo hace, el escritor inspirado dice Dios no se agrada.

Ahora veamos en la Biblia Judas versos 5 y 6. Allí indica: “Mas quiero recordaros, ya que una vez lo habéis sabido, que el Señor, habiendo salvado al pueblo sacándolo de Egipto, después destruyó a los que no creyeron. Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día”.

¿“Diría usted que los Israelitas no eran hijos de Dios? Dudo que alguien diera esta declaración. Pero ¿qué paso con ellos? Fueron destruidos . No entraron en la tierra prometida, como hemos visto ya en esta breve lección. Si Dios exigió fidelidad a los Israelitas, cuanto más a sus hijos hoy en día
Ahora deseo introducir algunos pasajes que adviertan a cada uno de nosotros de volver nuevamente a los caminos del mundo y el peligro de andar en el pecado. Vayamos primero al contexto de Lucas 15, la parábola del hijo Prodigo . No leeré el contexto completo debido a lo extenso del relato. Pero, usted puede ser que recuerde que este muchacho pidió a su padre su herencia que le correspondía. Cuando la recibió, él se fue a un país lejano donde la perdió viviendo perdidamente. Finalmente, cuando hubo gastado toda su herencia y no teniendo que comer encontró en la comida de los cerdos su alimentación. Una ocupación despreciable para un judío. Él decidió volver a la casa de su padre y confesar sus pecados.
El padre esperó con impaciencia su regreso, lo recibió y lo restauró a su lugar en la familia. Ahora alguien puede decir, , este hijo volvió a su padre. Y eso está bien . Pero, usted notó lo que dijo el padre. “Porque este mi hijo muerto era ,y ha revivido ; se había perdido, y es hallado”…. ¿“El hijo había muerto? ¡No! ¿Estaba el hijo realmente perdido? ¡No! Él sabía la manera de volver a casa. ¿Qué significan los términos? “que él muerto era” y “se había perdido”? Significa que estaba separado (un significado del término “muerte”) del amor y de la comunión del padre. Estando perdido, él estaba lejos del padre.
¿Alguien puede decir, “ no ve que este muchacho fue siempre un hijo para su padre? “Y convengo. Pero, él era un hijo perdido, un hijo separado, un hijo lejos del cuidado y protección de su padre. Si él hubiera muerto , él habría muerto fuera de la comunión del padre. Lejos de las bendiciones del padre.
Usted observará que el padre no forzó al muchacho volver a casa. Él no envió a su otro hermano a que lo buscara. Asimismo, cuando un cristiano vuelve atrás a los caminos del mundo y camina en pecados una vez más, Dios no le forzará a que vuelva. Cada uno tenemos la opción de escoger la vida que vivimos. Dios desea nuestra fidelidad. Nuestra obediencia continua. Pero el resto de la decisión es de cada uno. Sirvo a Dios porque deseo servirlo, no porque él me fuerza u obliga.

Así pues, le hago una pregunta. Mientras que el muchacho en la parábola alimentaba los cerdos,¿ estaba él en comunión con su padre o Había perdido esa relación? El padre indica que la perdieron. “ Mi hijo muerto era ” , él no estaba muerto físicamente, sino que él estaba lejos del padre. ¿Puede un hijo de Dios estar perdido? Jesús así pensaba, de otro modo, esta parábola no tendría ningún significado.

Demos una mirada a otro pasaje de la Biblia que se ocupa de este tema. 1 a los Corintios 9:26 – 27, la Biblia dice: “Así que ,yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea al aire , sino que golpeó mi cuerpo , y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado”

¿“Pablo, usted nos está diciendo que uno podría naufragar y ser rechazado? Pablo reconoció que si su cuerpo no lo guardaba bajo control, el Señor lo rechazaría. Pablo tuvo que guardarse bajo control. Él no podía vivir en la lujuria de la carne y agradar a Dios. Ni puede usted, ni yo, mis amigos. , Debemos guardar también nuestros cuerpos bajo control siempre. Debemos golpear también nuestros cuerpos. Ni usted ni yo somos mejores, Si queremos agradar al Señor, no podemos caminar en los pecados del mundo. ¿ Significa esto que debemos vivir una vida perfectamente sin pecado siempre, y que no podemos pecar?. No, no significa eso. Significa que el hijo de Dios no desea continuar en el pecado. Cuando hayamos pecado, debemos confesar ese pecado y pedir el perdón a Dios. Todos los estudiantes de la palabra de Dios saben que si decimos que no tenemos ningún pecado la verdad no está en nosotros. Así lo Indica 1 Juan 1:8. ¿Pero, puede un cristiano volver atrás de nuevo y vivir en el pecado? Él puede seguramente. Y si él muere en esa condición, ¿cuál será el destino eterno de aquél? Pablo dice; “ yo mismo venga a ser eliminado”

Ahora abra su Biblia en Gálatas 5:4. Allí dice: “De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído”.
¿A Quién Pablo está escribiendo esta carta? Él está escribiendo a las iglesias de Galacia (capítulo 1, verso 2), a hermanos en el Señor (capítulo 1, verso 11); los que habían sido bautizados en Cristo (capítulo 3, verso 27). Él está escribiendo a los hijos de Dios. Había algunos de ellos que deseaban ligar la circuncisión a los convertidos Gentiles. Pablo les está diciendo que si intentaban ligar la circuncisión sobre los nuevos convertidos, intentando ser justificados por la ley, entonces ellos habían caído de la gracia. ¿Puede uno bajar del tejado de un edificio si nunca ha estado en el tejado? ¿Cómo puede uno caer de la gracia de Dios, si nunca ha estado en la gracia de Dios? Sería imposible caer de la gracia a menos que una estuviera en esa gracia. Pero, Pablo les advierte a los que intentaban ser justificados por la ley, “de la gracia habéis caído” ¿Es posible que un hijo de Dios caiga de la gracia? El apóstol inspirado dice que si. Y debido a todos los otros pasajes que hemos estudiado, la palabra de Dios inspirada enseña el peligro de la apostasía y la posibilidad de alejarnos del Dios vivo.

En 2 Pedro 1:10, leemos, “Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás”:
“Primero notemos que el apóstol Pedro está escribiendo a los “hermanos.” ¿Quiénes son estos hermanos? Estos están en la familia de Dios, tienen el mismo padre, ellos son hermanos. ¿De qué son advertidos estos hermanos? Pedro dice que ellos (y nosotros) debemos hacer “estas cosas.” ¿Cuáles son “estas cosas”? Las “estas cosas” son las cosas enumeradas en los versos que preceden: fe, virtud, conocimiento, dominio propio , paciencia, piedad, afecto fraternal , y amor. Él dice que si hacemos estas cosas nunca tropezaremos. ¿Qué sucede si no agrego estas virtudes a mi vida? Caeré, tropezaré. Usted también notará que el escritor dice que procuremos hacer firme nuestro llamado y elección. ¿Tenemos algo que hacer para asegurar la salvación eterna? Por supuesto. Es por nuestra propia opción que elijo obedecer a Dios y seguir siendo fiel. Dios no nos ha puesto una burbuja protectora alrededor de nosotros y no ha quitado nuestra decisión en servirlo. Aunque él ha prometido estar con nosotros siempre, debemos buscar continuamente su compañerismo y dirección, que viene con su palabra.

En Hebreos 4:1, leemos; “Temamos, pues, no sea que permaneciendo aún la promesa de entrar en su reposo, alguno de vosotros parezca no haberlo alcanzado”
“El escritor dice, “Temamos “Las palabras significan algo. Quiénes son “vosotros” en este verso. Son los que él está escribiendo y él mismo. Es decir cristianos. Específicamente, cristianos judíos del primer siglo. Pero también todos los cristianos que siguen las enseñanzas de los apóstoles (Mateo 28:18 – 20). Eso le incluye a usted y a mí, si hemos obedecido las palabras de Cristo Jesús y nos hemos hecho sus discípulos, los hijos de Dios. Así, a “nosotros” él dice, “que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia”. ¿“Puede el cristiano caer? Absolutamente él puede. ¿Qué si él o ella se cae? ¿Son agradables a Dios? . El caer en este contexto implica el llegar a ser “desobediente.” Lea el verso otra vez, “Procuremos, pues, entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia”. ¿“Puede el cristiano ser desobediente? El escritor de los Hebreos enseña que él puede. ¿El desobediente será salvo? La respuesta es obvia. No lo será.

Leamos Apocalipsis 3:5 : “ El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre y delante de sus ángeles.
“Qué significa “borraré su nombre.” Significa borrarlo, quitarlo del libro. Para que nuestro nombre no sea borrado , nosotros tenemos que vencer. No podemos simplemente andar en la carne y esperar que nuestro nombre sea confesado delante del Padre Celestial Para hacer que un nombre sea borrado del libro de la vida, sigue necesariamente que este nombre haya estado en ese libro de la vida. ¿Cómo podría un nombre ser borrado sino no estaba allí? Así pues, uno a quién su nombre haya sido escrito en el libro de Dios puede ser su nombre quitado o borrado y perderse eternamente. (Apocalipsis 20:15) “Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego”

En el tercer capítulo del Apocalipsis, este vez en los versos 14 – 16 que dice: “He aquí el Amen, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: “Yo conozco tus obras, que no eres frío ni caliente. ¡Ojala fueras frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.”
Aquí está un grupo de cristianos tibios a los que Juan dice que el Señor los “vomitará de su boca.” ¿Qué significa “vomitar de su boca?. “Esto quiere decir eliminar. Habían llegado a ser nauseabundos al Señor. ¿Piensa usted que un grupo de gente de Dios descrita así va a ser aceptado por el Señor? Pero hay los que enseñan que la manera que vive un cristiano no tiene nada hacer con el destino eterno de su alma. ¿Quién puede creer eso?

El apóstol Pablo lo indica muy claramente otra vez en Romanos 11:22 referente a la posibilidad de caer. Allí dice: “Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios: la severidad ciertamente para con los que cayeron pero la bondad para contigo, si permaneces en esa bondad; pues de otra manera tú también serás cortado”. Amigos, no puede haber algo más claro que esto. Si obedecemos Su voluntad para nosotros, estaremos en la bondad de Dios. Sin embargo, si no andamos en su voluntad seremos cortado. Esto significa que no ganaremos el cielo sino que seremos apartados al infierno. Un hijo de Dios debe CONTINUAR viviendo rectamente para ser agradable a Dios. Si nos rebelamos, y volvemos al pecado, seremos cortados
.
En Romanos 8:13 se lee, “porque si vivís conforme a la carne moriréis; mas si por Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.”
“Usted observará que Pablo está hablando a los hermanos, los miembros de la familia de Dios. Y él indica que si viven o caminan en la carne morirán. Él no está discutiendo la muerte física. Pablo está refiriéndose a la muerte espiritual, a la separación de Dios. ¿Significa esto que un hijo de Dios puede estar separado del Padre? Esto es exactamente lo que indica Pablo, que vivir o caminar en la carne trae muerte espiritual, separación del Padre. Sí, de hecho, un hijo Dios puede tanto pecar como perderse en la eternidad.

Amigos, demos una mirada a la Biblia. Los primeros cuatro libros se han escrito para convencer el mundo de que Jesucristo es el Hijo del dios. El libro siguiente, el libro de los Hechos fue escrito para decir a la gente cómo llegar a ser un hijo de Dios. Los 22 libros siguientes fueron escritos para decir a los hijos de Dios cómo vivir y comportarse. ¿Qué propósito sería escribir 22 libros para decir a los hijos de Dios cómo comportarse si no pueden perder su recompensa eterna? Esto es algo del cual debemos todos pensar seriamente. Nuestro destino eterno depende de aquello.

Tags:

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Un comentario to ““¿Puede un Hijo de Dios Caer de la Gracia y Perderse Eternamente?””

  1. re-dirigido 8 julio, 2013 at 15:56 #

    Que Dios te siga usando,predicando y exortando en todo monento. El senor me ha ablado otra vez de este sermon. No hay mas que agregar. No se puede servir a al mundo y a Dios. La desicion es propia todos los dias.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD