“¿Por Qué Soy Miembro de la iglesia de Cristo”?

Quiero seguir alentando a cada uno de ustedes especialmente a quienes tienen un profundo deseo por la verdad de la Palabra de Dios. Quiero pedirles como siempre que revisen todo lo que digo con el Libro de Dios. Asegúrese de que lo que aceptan se basa en un “así dice el Señor,” y que se puede encontrar el libro, capítulo y versículo por todo lo que se cree en el nombre de la religión.

En 1 Pedro 3:15, leemos, “sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros”

Aquí el apóstol Pedro afirma que cada uno debe estar listo y dispuesto a dar una respuesta a cualquier persona que nos pide el por qué somos lo que somos en religión hoy en día. En nuestro estudio quiero señalar por que soy miembro de la iglesia de Cristo.

¿Sabes usted el por qué es religioso, o, ¿Por qué usted es miembro de la iglesia que asiste? Se han dado muchas razones de por qué las personas son lo que son religiosamente. Algunos han respondido porque es una iglesia popular, que es una iglesia con un buen ambiente; mis padres son o fueron miembros de esa iglesia, tienen el mejor edificio en la ciudad; tienen el mayor número de personas en la ciudad; y se podría añadir muchas otras razones de por qué las personas son lo que son religiosamente. Si se le preguntara ¿Por qué usted es una persona religiosa? O ¿Por qué usted es miembro de la iglesia a la que asiste? ¿Podría dar una respuesta? ¿De verdad sabe por qué? ¿O simplemente asiste sin una verdadera convicción? ¿Alguna vez ha considerado seriamente esta cuestión vital?

Yo simplemente pido que considere las siguientes razones para ser miembro de la iglesia del Señor, la iglesia de Cristo. Quiero decirles por qué yo soy miembro de la iglesia de Cristo, y sólo puedo hablar por mí mismo. Les pido que consideren mis razones y, a continuación, por favor, si usted encuentra errores en ellos, entonces por favor hágamelo saber.

En primer lugar quiero considerar algunas ideas preliminares. En el escrito inspirado del apóstol Pablo se dice: “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad. ” (2 Timoteo 2:15).

Usted y yo debemos “procurar con diligencia” usar bien la verdad de la Palabra de Dios. Debemos estar interesados en lo que la Palabra de Dios dice en relación con la importante cuestión que estamos estudiando, así como cualquier otro tema que podríamos considerar.

¿Podemos ir al Antiguo Testamento para responder nuestra respuesta? La respuesta es un rotundo “NO”. Pablo dice que la Ley de Moisés fue “un ayo o tutor” para llevarnos a Cristo, pero ahora que Cristo ha venido ya no estamos bajo ese ayo o tutor “. Usted puede leer esto en Gálatas 3:23-25.
“Pero antes que viniese la fe, estábamos confinados bajo la ley, encerrados para aquella fe que iba a ser revelada. De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe. Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo”

Así cuando alguien va al Antiguo Testamento para buscar una práctica en religión hoy en día va a una autoridad equivocada. En Colosenses 2:14, nos enteramos de que las ordenanzas, que es la ley de Moisés fue borrada y clavada en la cruz de Cristo Jesús . “anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, “

En Efesios 2:14-17, nos enteramos de que Cristo abolió en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, que la ley de Moisés fue quitada, clavada en la cruz.; abolió la ley de Moisés y sus diez mandamientos ya no son vinculantes para la humanidad . Cristo las quitó cuando dio una nueva Ley.

“Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz, y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades. Y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca”

Pablo dice que aquellos que tratan de justificarse por ese viejo sistema, la ley, han caído de la gracia de Cristo, Gálatas 5:4.
“De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído”

Todos estos versículos nos enseñan muy claramente que nosotros, Usted y yo ya no estamos bajo el antiguo pacto del Sinaí. La Ley dada a través del profeta Moisés fue quitada cuando Cristo murió en la cruz.

Ahora estamos bajo un Nuevo Pacto, el pacto de vida de Jesucristo. Por favor, abra conmigo en su Biblia en el libro del Nuevo Testamento de Hebreos, capítulo 8, y permítame leer los versículos 6-13:

“Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas. Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo. Porque reprendiéndolos dice: He aquí vienen días, dice el Señor, En que estableceré con la casa de Israel y la casa de Judá un nuevo pacto; No como el pacto que hice con sus padres El día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto; Porque ellos no permanecieron en mi pacto, Y yo me desentendí de ellos, dice el Señor. Por lo cual, este es el pacto que haré con la casa de Israel Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en la mente de ellos, Y sobre su corazón las escribiré; Y seré a ellos por Dios, Y ellos me serán a mí por pueblo; Y ninguno enseñará a su prójimo, Ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce al Señor; Porque todos me conocerán, Desde el menor hasta el mayor de ellos. Porque seré propicio a sus injusticias, Y nunca más me acordaré de sus pecados y de sus iniquidades. Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer”

Hebreos 9:15-17 también habla de este nuevo pacto bajo el cual vivimos.

“Así que, por eso es mediador de un nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna. Porque donde hay testamento, es necesario que intervenga muerte del testador. Porque el testamento con la muerte se confirma; pues no es válido entre tanto que el testador vive”

Volver al Antiguo Testamento o la Ley de Moisés como autoridad en religión hoy en día es no trazar bien la palabra de la verdad. ¿Podemos utilizar el Antiguo Testamento en nuestro estudio y la enseñanza? ¡Por supuesto! Esos acontecimientos sirven de ejemplo o advertencias. Pablo dice que fueron escritos para nuestra enseñanza (Romanos 15:4).

“Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza”

Pero, para determinar lo que se debe hacer en materia de religión hoy en día, debemos guiarnos por la nueva ley, el Nuevo Pacto de Cristo Jesús.

Ahora volvamos a la pregunta ¿Por qué soy miembro de la iglesia de Cristo. He aquí mis razones.

Primero: Porque es bíblica en su nombre.

Dice Romanos 16:16 : “todas las iglesias de Cristo os saludan.” No se necesita la sabiduría de Salomón para comprender que si dice “iglesias” de Cristo, debe haber una “iglesia de Cristo.” El plural exige el singular. Si digo que tengo algunas manzanas, usted bien sabe que tengo por lo menos una manzana. Para Pablo decir las “Iglesias de Cristo” (en plural) envían sus saludos, debe entenderse que había por lo menos una “iglesia de Cristo”, que envió su saludo. Usted no tiene que ser un Einstein o un genio para entender eso.

En Mateo 16:18, nuestro Señor dijo: “Sobre esta roca”, es decir, la confesión que Pedro acababa de hacer que Jesús era el Cristo, el Hijo del Dios vivo “, edificaré mi iglesia”. Jesús dijo, “mi iglesia.” Tenga en cuenta, no dijo “iglesias”. Es su iglesia. Es la iglesia de Cristo. .

¿Puede encontrar el nombre de la iglesia a la que pertenece en la Palabra de Dios? Mis amigos, no sólo no prestarle atención a esto y decir que no importa el nombre que se lleva es corecto. Si usted es una parte de la novia de Cristo, su iglesia, ¿sería correcto usar el nombre de otra persona, tal vez, de Juan, o de Lutero, u otros? Por lo tanto, les pido de nuevo, se puede encontrar el nombre de la iglesia a la que pertenece en la Palabra de Dios? Muchos están dispuestos a llevar los nombres que no se encuentran en la Palabra de Dios. Nombres extraños a la Biblia. (Pentecostales, Metodistas, Bautistas, Testigos de Jehová, Mormones, Adventistas, Católicos etc., etc.…)

En segundo lugar, soy miembro de la iglesia de Cristo porque es bíblica en su Organización.

El arreglo de Dios es que cada congregación de su pueblo tenga ancianos en cada iglesia local. En Hechos 14:23, leemos: “Y constituyeron ancianos en cada iglesia, y habiendo orado con ayunos, los encomendaron al Señor en quien habían creído..”

¿Había oído de esto? Ancianos en cada iglesia. En Hechos 20:28 leemos: “Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.

” El término obispo y anciano se refieren al mismo oficio. Las palabras se utilizan indistintamente en las Escrituras. Me doy cuenta de que algunas congregaciones no tienen los hombres que están calificados para ser ancianos. Ellos deberían estar trabajando para cumplir con esas cualidades que figuran en 1 Timoteo 3:1-7 y Tito 1:5-9. Además, tiene que haber diáconos en cada congregación. Pablo enumera los requisitos de los diáconos, cuando enumera las cualidades de los ancianos en 1 Timoteo 3 y Tito 1.

Le dije que la iglesia de Cristo es bíblica en su organización. Cada iglesia en el Nuevo Testamento fue independiente de todas las otras congregaciones. Cada congregación es autónoma. Cada congregación se ocupa de sus propio negocios. La iglesia de Cristo en la Serena no pertenece a ninguna asociación o convención de iglesias . No hay nadie que dirige los asuntos de la iglesia de Cristo de la Serena , excepto los miembros que componen la congregación del pueblo de Dios en la Serena.

¿Es eso así en la entidad religiosa en la que usted es miembro? ¿Pertenece a una asociación o misión ? ¿Pertenece a alguna convención? ¿Se envían delegados para determinar que creer y practicar? Si es así, ¿alguna vez has mirado en el Libro de Dios para encontrar un mandamiento o un ejemplo de este tipo? ¿Cuál es nuestra autoridad para lo que se está haciendo? ¿Es la Palabra de Dios o de alguna convención de hombres?

La iglesia de Cristo es bíblica en su culto.

Con esto quiero decir que todas las cosas que hacemos en nuestra adoración se puede encontrar en el Libro de Dios. Hay básicamente cinco puntos de culto que se participa para adorar a nuestro Dios.
En primer lugar, se participa en las oraciones. 1 Tesalonicenses 5:17, dice: “Orad sin cesar”. Pablo dijo a Timoteo:
“Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar” (1 Timoteo 2:8).
Hay numerosos ejemplos en el libro de los Hechos de los primeros discípulos orando a menudo. Estas oraciones no son ofrecidas como una publicidad, porque Jesús condenó oraciones que eran meras exhibiciones públicas, hechas para ser vistas de los hombres (Mateo 6:5-8). Las oraciones que se oyen en la iglesia de Cristo de la Serena no son oraciones escritas por alguien para que se repita una y otra vez, sino que son la expresión de una necesidad que brota del alma . Hay una gran diferencia entre un rezo y una oración Ellas no vienen de algún manual . Tampoco se oye balbuceos y sonidos incoherentes, expresiones que no son entendidos por los de la asamblea. Pablo dice que si su oración no se entiende entonces no beneficia a nadie (1 Corintios 14:15-18).

Un segundo tema de culto en la iglesia de Cristo es el de canto congregacional. Efesios 5:19, dice: “hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones.”

Luego, en Colosenses 3:16, “La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales.”

Usted se dará cuenta de que en cada uno de los pasajes, la congregación participa en el canto. Mis amigos, se puede comenzar con Mateo y continuar hasta el Apocalipsis y no encontrará autoridad para los cristianos del Nuevo Testamento para tocar instrumentos mecánicos de música en su adoración a Dios. No hay pasaje que lo indique Esto es lo que llamamos el silencio de las Escrituras y del cual el hombre no tiene derecho a atentar contra el silencio de la Palabra de Dios. Donde Dios no ha hablado, no tenemos derecho a hablar. Hemos señalado también que nuestra autoridad en religión hoy en día no es el Antiguo Testamento con sus sacrificios de animales y el culto del Templo Judío.

Además, en la iglesia de Cristo de la Serena usted no encontrará un coro o grupos especiales que se realizan. La casa de Dios no es el lugar para espectáculos o entretenimientos. Por favor vuelva a leer los pasajes que me he referido antes y se dará cuenta de que cada miembro de la familia de Dios se le ordena cantar, expresar los sentimientos del corazón, juntos adoramos Dios. ¿La iglesia donde usted adora utiliza instrumentos de música en su culto? ¿Alguna vez ha solicitado la autoridad bíblica para esta práctica? Si no, ¿por qué no? ¿Debemos encogernos de hombros y pasar por alto la falta de autoridad en todas las cosas que se hacen en nombre de la religión?

El tercer punto de culto en la iglesia de Cristo de la Serena es que el primer día de cada semana los miembros contribuyen con lo que han sido prosperados. El apóstol Pablo ordenó: “Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.” (2 Corintios 9:6-7).

En cuanto a los días de la semana que las contribuciones se tomaron, se lee en 1 Corintios 16:1-2, “En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia. Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas”

La familia de Dios es el único apoyo financiero en todas las obras que llevan a cabo sus miembros. Simplemente no hay lugar para cenas, rifas, fiestas de bingo, etc. Las Iglesias no deben están involucradas en proyectos seculares para recaudar dinero. Ninguna de estas cosas está dentro del alcance de la autoridad divina. La manera del Señor de recaudar dinero para su obra es de los diferentes miembros de la congregación local por el que se da a un fondo común cada día del Señor y que se utiliza de acuerdo a lo que el Señor a revelado; la evangelización, la edificación de sus miembros y la benevolencia de los santos necesitados. Es por esta razón que no pido que apoyen este programa de radio, porque creemos que la labor es de la congregación de Cristo de la Serena .

¿La iglesia donde usted asiste hace uso comercial para obtener su dinero? ¿Se ocupan de pedir ofrendas o contribuciones en otros días de la semana, además del domingo? ¿Alguna vez se preguntó por qué? ¿le exigen que pague el diezmo?

Un cuarto punto o de nuestra adoración es la participación de la Cena del Señor cada primer día de cada semana. En Hechos 20:7, leemos: “El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche.”

Aquí vemos a los santos en Troas participar de la Cena en el primer día de la semana, que es el domingo para nosotros. Por lo tanto, cada domingo el pueblo de Dios en la iglesia de Cristo de la Serena observa la fiesta conmemorativa de la crucifixión del Señor. Cada miembro participa del pan sin levadura que representa el cuerpo de Cristo. Cada miembro participa del fruto de la vid que representa la sangre que se dio para nuestra salvación. Esto está en armonía con las palabras de nuestro Salvador, como lo señaló en Mateo 26: 26-29:

“Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.. ”

¿La iglesia a la que pertenece participa de la Cena del Señor cada domingo? Si no, ¿por qué no? ¿Alguna vez se preguntó por qué usted no tiene el privilegio de participar en esta fiesta cada día del Señor? O, ¿tal vez se observa en otro día de la semana? ¿Una vez al mes? ¿Una vez al año? Si es así, ¿Dónde está la autoridad para tal práctica? ¿Alguna vez se ha preguntado esto?

En la iglesia en Corinto hubo algunos problemas relativos a la Cena del Señor. Ellos habían hecho una fiesta común de la misma y el apóstol Pablo los corrige. Él les dice que ellos tenían casas para comer y beber y si tenían hambre que lo hicieran en sus casas. Pablo les señala, “Pero al anunciaros esto que sigue, no os alabo; porque no os congregáis para lo mejor, sino para lo peor. Pues en primer lugar, cuando os reunís como iglesia, oigo que hay entre vosotros divisiones; y en parte lo creo. Porque es preciso que entre vosotros haya disensiones, para que se hagan manifiestos entre vosotros los que son aprobados. Cuando, pues, os reunís vosotros, esto no es comer la cena del Señor. Porque al comer, cada uno se adelanta a tomar su propia cena; y uno tiene hambre, y otro se embriaga. Pues qué, ¿no tenéis casas en que comáis y bebáis? ¿O menospreciáis la iglesia de Dios, y avergonzáis a los que no tienen nada? ¿Qué os diré? ¿Os alabaré? En esto no os alabo”(1 Corintios 11:17-22).

Entonces, concluye el tema en el versículo 34, con estas palabras: “Si alguno tuviere hambre, coma en su casa, para que no os reunáis para juicio. Las demás cosas las pondré en orden cuando yo fuere”.

El quinto punto de culto que se practica en la iglesia de Cristo de la Serena es el de la enseñanza de la Palabra de Dios.

Dice el libro de los Hechos 2, “Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.” (Hechos 2:42). En el pasaje mencionado en Hechos 20, nos enteramos de que Pablo continuó su discurso hasta la medianoche (Hechos 20:7). Al leer los capítulos de los Hechos, usted encontrará muchos sermones presentados, teniendo la enseñanza un lugar de importancia. Así, cuando los santos se reúnen, la palabra de Dios se escudriña, se estudia. Hay clases para adultos y niños.

Usted tiene una cordial invitación a asistir a estos servicios. Usted será nuestro invitado de honor. Usted no será avergonzado, sino tratado con respeto y honor. Verá hijos de Dios adorando a su Dios en espíritu y en verdad, ya que ofrecen su adoración a su Padre Celestial, a través de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD