“¿Oró Pablo Por Los Muertos?”

“La oración de Pablo por Onesíforo en (2 Timoteo 1:18) ¿Facilita la autoridad de la Biblia para orar por los muertos?”

“Tenga el Señor misericordia de la casa de Onesíforo, porque muchas veces me confortó, y no se avergonzó de mis cadenas,
sino que cuando estuvo en Roma, me buscó solícitamente y me halló.” 2 Timoteo 1:16-17

“ Concédale el Señor que halle misericordia cerca del Señor en aquel día. Y cuánto nos ayudó en Efeso, tú lo sabes mejor. “

Algunos han tratado de argumentar esta posición. Los Teólogos católicos con frecuencia recurren al texto en un intento de establecer su posición, para orar en nombre de los muertos, a pesar de la falta total de pruebas sólidas para el caso, y a pesar de la evidencia que es decididamente en contra de ella.

En primer lugar, el siguiente articulo , en la Enciclopedia Católica (en línea) presenta una posición de autoridad sobre el asunto.

“En su Segunda Epístola a Timoteo (1,16-18; 4,19) San Pablo habla de Onesíforo de modo que parece implicar obviamente que éste ya estaba muerto: “Que el Señor conceda misericordia a la familia de Onesíforo.”—como si fuese una familia necesitada de consuelo. Después de mencionar los servicios leales que éste le prestó al Apóstol cuando éste estaba en prisión, viene la oración por Onesíforo mismo, “Concédale el Señor encontrar misericordia ante el Señor aquel Día.” (el día del juicio); finalmente, en el saludo se menciona de nuevo “la familia de Onesíforo”, sin menciona al hombre mismo. La pregunta es “¿qué había sido de él? O, ¿había sido él separado de la familia permanentemente por alguna causa, de modo que la oración por ellos tomaría en cuenta las necesidades presentas, mientras que las oraciones por él apuntaban hacia el día del juicio? O, ¿podría ser que él estaba todavía en Roma cuando el Apóstol escribió, o se había ido a algún otro sitio para una ausencia prolongada del hogar? La primera es por mucho la hipótesis más fácil y natural; y si se admite, tenemos aquí un ejemplo de la oración del Apóstol por el alma de un benefactor fallecido.”

Debido a que los verbos con respecto al hermano están en el pasado, y ya que sólo a su familia más tarde se hace alusión en 1 Timoteo 4:19, que algunos han asumido que Onesíforo había muerto . Algunos sostiene que esto refleja un ejemplo del Nuevo Testamento de la oración en nombre de los muertos, también afirman que el apócrifo 2 Macabeos (12:44-45) permitía a un Judío ortodoxo orar por los muertos

“pues si no hubieran creído que los compañeros caídos iban a resucitar, habría sido cosa inútil y estúpida orar por ellos
Pero creían firmemente en una valiosa recompensa para los que mueren como creyentes; de ahí que su inquietud era santa y de acuerdo con la fe. Esta fue la razón por la cual Judas ofreció este sacrificio por los muertos; para que fueran perdonados de su pecado.”

.

En respuesta a esto se debe tenerse en cuenta lo siguiente:

1. No hay pruebas concretas que Onesíforo haya muerto. Los argumentos para su desaparición están todas basadas en inferencias, ninguno de los cuales son “necesarias”.

2. Que sus acciones se hablan en pasado es perfectamente comprensible, ya que él ya no estaba en Roma (versículo 17) “sino que cuando estuvo en Roma, me buscó solícitamente y me halló.”
.
3. El hecho de que Pablo no lo menciona en 4:19, en el envío de saludos a los de Efeso, no es relevante – si Onesíforo mismo estaba en un lugar diferente a Éfeso.

“Saluda a Prisca y a Aquila, y a la casa de Onesíforo” 2Timoteo 4:19

4. El hecho de que Pablo haya orado por este hermano es prueba en sí mismo que no estaba muerto, ya que no hay evidencia en el Nuevo Testamento que las oraciones por los muertos son aceptables. “ La Escritura” está en contra de la idea de cualquier cristiano de orar por los muertos. Si el hermano estaba muerto, ¿Por qué el apóstol no da ni una palabra de consuelo a la familia? (Nota: Aunque algunos niegan que se trataba de una “oración”, la mayoría de los estudiosos afirman que es.)

5. Los escritores del Nuevo Testamento no tuvieron en cuenta los libros apócrifos como inspirados y con autoridad. A pesar de que tenían acceso a ellos (ya que estaban “insertados” con el Antiguo Testamento griego), nunca se cita a los mismos; esto es una prueba contundente de que no los veían como en la misma clase con los escritos del Antiguo Testamento.

6. Si Onesíforo, como hombre piadoso estaba muerto, no habría necesidad de pedir a Dios misericordia por él, Onesíforo ya era un beneficiario de la misericordia .

7. En caso de que el hermano haya muerto como un apóstata (de lo cual no hay pruebas), la oración de Pablo por “misericordia” no tendría valor alguno. La misericordia se otorga sobre la base de la relación personal con el Señor, no en el de las acciones de otro (Ezequiel 18:20, 2 Corintios 5:10).

“El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre él, y la impiedad del impío será sobre él”

“Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.”

Por otra parte, los muertos impíos no pueden dejar su lugar de tormento (Lucas 16:26), y su castigo es “eterno” en duración (Mateo 25:46).

En consecuencia, estos textos en la segunda epístola de Pablo a Timoteo no vienen remotamente cerca a proporcionar los datos para la validez de las oraciones por los muertos.

Ahora en relación a la 2 de los Macabeos 12:44-45. Si analizamos cuidadosamente este pasaje a la luz del contexto ( 2 Macabeos 12: 38-46) podemos observar tres cosas:

1. El sacrificio que hizo Judas Macabeo no fue conforme a la voluntad de Dios.
2. Judas Macabeo no pensó en un purgatorio, sino en la resurrección de los muertos.
3. Los soldados murieron en idolatría.

La acción que realizo Judas Macabeo no era una practica aceptada por las Escrituras, no hay ni un solo pasaje en el AT que de apoyo a su acto.
“El Antiguo Testamento contiene de manera meticulosa y extensa las instrucciones para los judíos de la manera y naturaleza de los sacrificios que Dios les demandaba, pero en ningún lugar Dios ordena que se tenga que realizar sacrificio y oraciones por los muertos. Ni fueron avaladas por la costumbre judía o la Ley. Lo que es evidente de este relato es que Judas Macabeo no estaba haciendo la voluntad de Dios ofreciendo sacrificios y oraciones por los soldados muertos.
“El texto parece estar mas concentrado con ayudar a los soldados caídos para participar en la resurrección de los muertos, esta no es una declaración directa de la doctrina del purgatorio que vino más tarde”
Y esto se ve claramente en los versículos 43 y 44:
43 Y después de haber recolectado entre sus hombres unas dos mil dracmas, las envió a Jerusalén para que se ofreciera un sacrificio por el pecado. Él realizó este hermoso y noble gesto con el pensamiento puesto en la resurrección, 44 porque si no hubiera esperado que los caídos en la batalla iban a resucitar, habría sido inútil y superfluo orar por los difuntos.
En este pasaje no se habla de un estado intermedio entre el cielo o infierno, sino sobre la resurrección de los muertos. En pocas palabras el pasaje no dice nada sobre oraciones para que las almas salgan del purgatorio.
La muerte de los soldados fue por el uso de amuletos de los ídolos de Iamnia esta de manera clara en el pasaje de macabeos que dice:
“12:40 Entonces encontraron debajo de las túnicas de cada uno de los muertos objetos consagrados a los ídolos de Iamnia, que la Ley prohíbe tener a los judíos. Así se puso en evidencia para todos que esa era la causa por la que habían caído.
12:41 Todos bendijeron el proceder del Señor, el justo Juez, que pone de manifiesto las cosas ocultas,
Si leemos todo el capitulo entero vemos que al inicio de este después de haber atacado Jope, se ataca a Iamnia, de donde es probable que hayan tomado estos amuletos, ver Macabeos 12:9, después de estos hechos siguen muchas otras batallas como la victoria contra los árabes, la destrucción de Caspin, la derrota de Timoteo entre otras campañas bélicas.
Lo interesante es que no fue hasta después de la batalla contra Gorgias que se descubre que los soldados muertos tenían esos amuletos de los ídolos debajo de sus túnicas, hecho que derrumba la teoría de que solo habían hurtado por su valor “económico” y no por cuestiones religiosas.
Ellos llevaban debajo de sus túnicas en la batalla estos amuletos, como lo hacían los paganos al llevar a sus dioses a las batallas para que les dieran suerte, si no fuera esto ¿Por qué simplemente no los dejaron escondidos en sus tiendas? o ¿No los vendieron o cambiaron por algo en las ciudades que visitaron antes?
El acto idolátrico de estos soldados era algo normal en el mundo antiguo, en 2 Samuel 5:21 vemos que al derrotar a los filisteos y estos huir, dejaron sus ídolos en el campo de batalla, los cuales destruyo David siguiendo la Ley (Deuteronomio 7:5, Deuteronomio 7:25), también en Números 33:52, vemos que se les mandaba destruir los ídolos de los lugares que conquistaran porque estos eran abominación a Dios, además que con esto se evitaban actos de idolatría como el de los soldados de Judas Macabeo.
Esto deja claramente de manifiesto que la doctrina del purgatorio y la oración por los muertos no solamente no tienen base escritural, sino que son contrarias a las enseñanzas claras de la Escritura.
Una vez más tenemos que decir que la teología católica romana está sujeta a cambios en cualquier momento. El dogma oficial de hoy puede estar en la basura teológica de mañana, como es el caso del “Limbo” En el romanismo, la “tradición” se valora por igual que las Escrituras. Vox populi vox Dei (“La voz del pueblo es la voz de Dios”) es el mantra de este sistema que ha evolucionado amalgamado por una mezcla de componentes del judaísmo, el cristianismo y el paganismo.

Si bien hay muchas personas católicas moralmente buenas y encantadoras, a quienes admiramos y para los que tenemos afecto, muchos de los conceptos católicos en importantes temas no pueden ser pasado por alto, ya que se encuentran en marcado contraste con la enseñanza del Nuevo Testamento.

El dogma del pecado original, el bautismo infantil, la aspersión como un sustituto para la inmersión, la confesión auricular, la penitencia, el sacrificio de la misa, la oración por los muertos etc., todos son bastante ajenos al plan de la revelación divina de salvación establecidos por Jesucristo y sus voceros inspirados . Los Católicos romanos necesitan una verdadera conversión, como cualquier persona perdida en la tierra.

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

3 Comentarios to ““¿Oró Pablo Por Los Muertos?””

  1. ALEXANDER PORRAS 18 junio, 2011 at 12:58 #

    Pablo oró por la casa de Onesiforo. El estaba seguro de que Onesíforo era del Señor. Aclaro, NO ORO por Onesiforo, sino por su casa, o sea por los que estaban vivos. Lea la Biblia en Eclesiastés 9:4. El vivo en vida decide si se arrepiente y pide perdón o se va a la condenación. Si el Purgatorio Existiera….entonces para nada es el Lago de Fuego. Cualquiera le importaria estar en rebeldia con DIOS, pues luego se liberaria. NO tiene Sentido. ECLESIASTES 9:4 Aún hay esperanza para todo aquél que está entre los vivos; porque mejor es perro vivo que león muerto.

  2. Catarino Escobar 29 julio, 2011 at 23:37 #

    Buen día hermanos. Ante Dios todos tenemos una recompensa Mt 6,2; recordemos a Lázaro y Epulón (Lc 16,19-31): ambos ya habían muerto y ante Dios todos estamos vivos unos en este mundo otros en el otro (Lc 20,38),
    purgatorio? pues Jesús habla de pagar deudas antes del Juicio en Mt 5,26…
    Dios abra mentes y corazones para no tener ojos y estar sin ver (Sal 135,16)…

  3. Santos Palacios 13 octubre, 2014 at 23:08 #

    No hay contradicción en las Escrituras, nada se puede hacer por los muertos La biblia dice esta establecido que el hombre muera una vez y después de esto el juicio Hebreos 9:27 si una oración de los que quedan vivos me salva, entonces por demás sería el juicio, y 2da. de Cor. 5:10 dice que es justo y necesario comparecer ante el tribunal de Cristo para dar cuenta de lo que hicimos mientras estamos en el cuerpo, si una oración arregla mi pecado que me llevo al mas allá entonces comamos y bebamos que mañana moriremos. sólo la obediencia en esta vida puede darte la solución al perdón y el perdón es en esta vida para vivir feliz en la otra vida la del cielo.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD