“¿Están Vigentes las Palabras de Jesús Hoy?”

Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos,
Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor. Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él. Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros. Lucas 4:16-21

1. Son Mateo, Marcos, Lucas y Juan un registro de la Ley de Moisés o parte del evangelio de Cristo? ¿Tienen las palabras de Jesús aplicación hoy, o fueron sus palabras “clavadas en la cruz” como parte de la Ley de Moisés?

2. Increíblemente, algunos dicen que Jesús vino a enseñar la ley de Moisés y que sus enseñanzas antes que fuera a la cruz no se aplican en la actualidad. sino que debe aplicarse el evangelio desde Hechos 2 en adelante.

3. ¿Por qué esta doctrina? (Para aceptar las segundas nupcias o matrimonios, independientemente de la causa que establece Jesús Mateo 5:31-32; 19:6-9; y no aceptar el fuego del infierno eterno…)

4. ¿Qué enseñó Jesús? ¿Son Mateo, Marcos, Lucas y Juan parte de la Ley del Antiguo Testamento de Moisés, o el evangelio del Nuevo Testamento de Cristo?
5.- Este estudio es necesario porque un número de hermanos se les ha enseñado que las palabras que Jesús habló en la tierra no se aplican en la actualidad. ya que serían parte de la ley de Moisés. Esta es una herejía con palabras mayúsculas

I.¿ A qué vino Jesús? Mateo 5:17-20.
“No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos. Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.”

A. Jesús vino a cumplir la ley y los profetas, Mateo 5:17; Romanos 10:4; Gálatas 3:24-26. Lucas 24:44 (Cumplir del griego : pleroo – que significa ” plenamente y totalmente”)

Claramente se señala que él la cumplió “Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos.” Lucas 24:44

“porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree” Romanos 10:4

1. Mientras lo hacía, él predicaba las “buena nueva” ( el evangelio) a los perdidos Eso es lo que se refiere de él en el libro de Isaías (Isaías 61:1-2) y que se confirma en el evangelio de Lucas (Lucas 4:18-19). Cita citada como lectura de este estudio

2. Jesús predicó el evangelio del reino (Marcos 1:1; Mateo 4:23) y pronunció palabras de vida eterna (Juan 12:49-50).
“Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios.”Marcos 1:1
“Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo” Mateo 4:23
“Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar. Y sé que su mandamiento es vida eterna. Así pues, lo que yo hablo, lo hablo como el Padre me lo ha dicho” Juan 12:49-50

3. Jesús guardó la Ley (Juan: 8:46).
¿Quién de vosotros me redarguye de pecado? Pues si digo la verdad, ¿por qué vosotros no me creéis
B. Cuando Jesús vivió bajo la Ley Él vino a redimir a los Judíos y a adoptar a los gentiles , Gálatas 4:4-7.
“Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos. Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre! Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo.”

1. Así como Jesús dijo a los Judíos que siguieran la Ley mientras vivían bajo ella (Mateo 8:4), Él estaba predicando un nuevo pacto – al igual que los profetas del Antiguo Testamento dijeron lo que el Mesías iba a hacer. Mateo 5:19-20; Deuteronomio 18:18, Isaías 61:1-2 – Luc 4:16-21

2. Jesús fue mucho más que un rabino judío enseñando a los judíos su ley. (Juan 1:14-17)
“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. Juan dio testimonio de él, y clamó diciendo: Este es de quien yo decía: El que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo. Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia. Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.”

II. ¿Qué predicó Jesús?, Jesús predicó un mensaje distinto y diferente
. “La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él.” Lucas 16:16
“Los alguaciles respondieron: ¡Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre!”Juan 7:46
1.Jesús reveló al Padre al hombre, algo que Moisés no hizo.

2. Jesús dijo: que Él y no , Moisés proveyó el verdadero maná a través de sus palabras, Juan 6:32-35, 51, 63. Si Jesús hubiera enseñado la ley de Moisés, la vida eterna estaría en Moisés.
“Y Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: No os dio Moisés el pan del cielo, mas mi Padre os da el verdadero pan del cielo. Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo. Le dijeron: Señor, danos siempre este pan. Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.”
“Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo “
“El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.”

3. Si Jesús enseñó a Moisés, ¿cómo es que los Judíos conocían a Moisés, pero no conocían a Jesús? Juan 9:28-29
“Y le injuriaron, y dijeron: Tú eres su discípulo; pero nosotros, discípulos de Moisés somos. Nosotros sabemos que Dios ha hablado a Moisés; pero respecto a ése, no sabemos de dónde sea”

A. Jesús predicó el Evangelio del Reino, Marcos 1:1; Mateo 4:23 ; Lucas 4:42-44.
“Cuando ya era de día, salió y se fue a un lugar desierto; y la gente le buscaba, y llegando a donde estaba, le detenían para que no se fuera de ellos. Pero él les dijo: Es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios; porque para esto he sido enviado. Y predicaba en las sinagogas de Galilea.” Lucas 4:42-44

1. A través de Parábolas enseñó cosas del reino que los profetas del Antiguo Testamento no vieron y oyeron, Mateo 13:10, 16-17.
“Entonces, acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por parábolas?”
Pero bienaventurados vuestros ojos, porque ven; y vuestros oídos, porque oyen.
Porque de cierto os digo, que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis, y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron.

2. Predicó su deidad como base para su iglesia, Mateo 16:16-18.
“Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella”

3. Las llaves del reino (no las de Israel), Mateo 16:19.
“Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos”

4. Nueva luz en el reino (no para Israel), Juan 3:3-5.
“Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.”

5. Solución de problemas en el reino (la iglesia), Mateo 18:15-17.
“Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano. Mas si no te oyere, toma aún contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra. Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano.”

6 Jesús predicó el Nuevo Pacto, Jeremías 31:31-34; Hebreos 8:6-13; 9:15-17.
Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas. Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo. Porque reprendiéndolos dice: He aquí vienen días, dice el Señor,
En que estableceré con la casa de Israel y la casa de Judá un nuevo pacto; No como el pacto que hice con sus padres El día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto; Porque ellos no permanecieron en mi pacto,
Y yo me desentendí de ellos, dice el Señor. Por lo cual, este es el pacto que haré con la casa de Israel Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en la mente de ellos, Y sobre su corazón las escribiré; Y seré a ellos por Dios,
Y ellos me serán a mí por pueblo; Y ninguno enseñará a su prójimo,
Ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce al Señor; Porque todos me conocerán,
Desde el menor hasta el mayor de ellos. Porque seré propicio a sus injusticias,
Y nunca más me acordaré de sus pecados y de sus iniquidades. Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer.

“Así que, por eso es mediador de un nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna. Porque donde hay testamento, es necesario que intervenga muerte del testador. Porque el testamento con la muerte se confirma; pues no es válido entre tanto que el testador vive”

1. la sangre de Cristo confirmó el nuevo pacto que Él había predicado.

2. Predicó de una cena conmemorativa que sería practicada en el reino, Mateo 26:19.

7.. Los Apóstoles predicaron el reino antes que Jesús fuera a la cruz, Mateo 10:5-7.
“A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo: Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis, sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado”
8. Jesús y su enseñanza se presentan como superior a la Ley de Moisés, Mateo 17:5.
“Mientras él aún hablaba, una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd.”

1. “Pero yo os digo,” Mateo 5:22, 28, 32.
“Pero yo os digo….”

2. Sus Palabras contienen la vida eterna (Juan 6:63, 67-68).
“El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida”

“Dijo entonces Jesús a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros? Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.”

a. Si Jesús sólo enseñó la ley de Moisés, entonces la vida eterna estaba en la Ley de Moisés ( Gálatas, 3:21). “¿Luego la ley es contraria a las promesas de Dios? En ninguna manera; porque si la ley dada pudiera vivificar, la justicia fuera verdaderamente por la ley”.

3. Moisés habló de Jesús, y no lo contrario, Juan 5:46-47. “Porque si creyeseis a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él. Pero si no creéis a sus escritos, ¿cómo creeréis a mis palabras?

4. Los apóstoles dijeron que Jesús predicó el Evangelio, y no la Ley de Moisés.

1.. Jesús predicó la paz a Israel: Hechos 10:36-37.

“Dios envió mensaje a los hijos de Israel, anunciando el evangelio de la paz por medio de Jesucristo; éste es Señor de todos. Vosotros sabéis lo que se divulgó por toda Judea, comenzando desde Galilea, después del bautismo que predicó Juan:”

a. ¿Qué paz? El perdón de los pecados, Hechos 13:38-39 (no la ley de Moisés ).

“Sabed, pues, esto, varones hermanos: que por medio de él se os anuncia perdón de pecados, y que de todo aquello de que por la ley de Moisés no pudisteis ser justificados, en él es justificado todo aquel que cree.”

b. Jesús predicó la paz a Judíos y gentiles reconciliándoles con Dios “en un solo cuerpo” – Esto a través del Evangelio, y no por la ley de Moisés Efesios 2:14-18 “ Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación”

10. Jesús habló la salvación (no la Ley de Moisés), Hebreos 2:1-3.
“Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos. Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron,”

11. De acuerdo con Mateo 28:19-20 los apóstoles fueron mandados a enseñar “todas las cosas” que Jesús les enseñó, ¿fue la Ley de Moisés o el evangelio?

“Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”

12. ¿Por qué el Espíritu Santo traería a su memoria lo que Jesús enseñó si no tenían autoridad (poder) después de la cruz? Juan 14:26
“Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho”

III. Pertenecen Mateo, Marcos ,Lucas y Juan al Antiguo PACTO o al Nuevo Pacto? 2 Corintios 3:5-8

“no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios, el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica. Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria, tanto que los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, la cual había de perecer, ¿cómo no será más bien con gloria el ministerio del espíritu? “

A. ¿Fueron los Apóstoles ministros de un ministerio de Muerte o de Vida? 2 Corintios 3:5-6, 14-16
“Pero el entendimiento de ellos se embotó; porque hasta el día de hoy, cuando leen el antiguo pacto, les queda el mismo velo no descubierto, el cual por Cristo es quitado.
Y aun hasta el día de hoy, cuando se lee a Moisés, el velo está puesto sobre el corazón de ellos. Pero cuando se conviertan al Señor, el velo se quitará (2Corintios 3:14-16)

1. Si Mateo, Marcos ,Lucas y Juan no son para hoy y son parte de la ley de Moisés , entonces ellos fueron ministro de un ministerio de muerte.

a. ¿Fue Mateo un ministro del Nuevo Pacto cuando escribió su libro inspirado por el Espíritu años después de la cruz?

b. Fue el libro de Mateo, parte de la Ley de Moisés , o parte del glorioso ministerio del Espíritu? 2 Corintios 3:7-8

c. ¿Escribió Lucas a Teófilo ( el evangelio de Lucas) que era un “ministerio de muerte” (3:7) y un libro el de (Hechos) que fue un “ministerio del Espíritu” (3:8)? Lucas 1:1-4, Hechos 1:1

3. ¿Leían los Judíos a Mateo como parte del Antiguo Testamento? ¿Señala el libro de Mateo que los Judíos se conviertan al Señor? O, ¿Trata el libro de Mateo de levantar el velo que se mantuvo cuando se leía el Antiguo Pacto? 2 Corintios 3:14-16

B. ¿Qué “Escritura y requisitos”, fue clavada en la Cruz? Colosenses 2:14
“anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz”

1. Esta no fue la enseñanza “verbal “ de Jesús:

2. Estas no fueron Mateo, Marcos, Lucas y Juan (que fueron escritos décadas después de la cruz).

3. Fue la ley de Moisés que es la “la ley de los mandamientos,” Efesios 2:14-15.
“Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz”

Conclusión

1. Si no son Mateo, Marcos, Lucas y Juan parte de las enseñanzas del Nuevo Pacto, entonces:..

a. A un discípulo de Cristo no se le permite apelar a las palabras de su Maestro para autorizar su conducta (. Lucas 6:40).

b. La enseñanza personal de Jesús antes de la cruz no se aplican a los hombres después de la cruz. (Pero, Pablo las mencionó: 1 Corintios 7:10, Hechos 20:35).
“Pero a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido;”

“En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir”

c. El antiguo pacto contiene la “vida eterna” (Juan 12:49-50).

2. El NT entrega una abrumadora evidencia de que Mateo, Marcos, Lucas y Juan forman parte de la doctrina de Cristo, Su voluntad dedicada por su sangre y en vigor hoy (Hebreos 9:15-17).

“Así que, por eso es mediador de un nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna. Porque donde hay testamento, es necesario que intervenga muerte del testador. Porque el testamento con la muerte se confirma; pues no es válido entre tanto que el testador vive”

3. Mateo, Marcos, Lucas y Juan contienen la autoridad de Cristo – ¡Oídlo a él! (Mateo 17:5).

4. Debemos escuchar las palabras de Jesús. Mateo 7:24, 28-29
“Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.”

“Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas.”

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD