¿Deben Los Cristianos Guardar el Sábado?

Share on TwitterShare on TumblrShare via email

En estos tiempos en que muchos están preocupados por el deterioro moral hay algunos que recomiendan que “Tenemos que volver a los diez mandamientos como nuestro código de conducta.” El motivo de tal advertencia sugiere un concepto erróneo acerca de la naturaleza de los diez mandamientos.

Hay quienes argumentan que el Sábado es una parte de la ley moral de Dios y que se instituyó desde el comienzo de la existencia del hombre. Sin embargo, el Sábado no se menciona sino hasta Moisés.

Génesis 2:1-3 establece que Dios bendijo el Séptimo día. Sin embargo, no hay forma de probar que este día fue ordenado para que el hombre lo guardare antes del tiempo de Moisés.

En primer lugar, la mayoría de nosotros (todos los que son Judíos) nunca hemos estado bajo el decálogo. Los diez mandamientos eran parte de la ley mosaica, y ese sistema se le dio a los hebreos:

Llamó Moisés a todo Israel y les dijo: Oye, Israel, los estatutos y decretos que yo pronuncio hoy en vuestros oídos; aprendedlos, y guardadlos, para ponerlos por obra.
Jehová nuestro Dios hizo pacto con nosotros en Horeb.
No con nuestros padres hizo Jehová este pacto, sino con nosotros todos los que estamos aquí hoy vivos.
Cara a cara habló Jehová con vosotros en el monte de en medio del fuego.
Yo estaba entonces entre Jehová y vosotros, para declararos la palabra de Jehová; porque vosotros tuvisteis temor del fuego, y no subisteis al monte. Dijo: (Deuteronomio 5:1-5).

Esto no quiere decir que los gentiles antiguos estaban exentos de responsabilidad religiosa y moral, sino que quiere decir que los no-israelitas nunca fueron susceptibles al código Mosaico en sí.

Aparte de eso, es un hecho lógico que si se argumenta a favor de una nueva institución de los diez mandamientos, debe sostenerse los requisitos del día de reposo también. Este punto de vista, por supuesto, es promovido por los Adventistas del Séptimo Día y otros Sabatistas, pero no refleja la perspectiva bíblica. En este artículo queremos mostrar tres cosas.

En primer lugar, la iglesia del primer siglo, según las indicaciones de líderes inspirados, no observó el sábado. En segundo lugar, las características únicas del sábado del Antiguo Testamento y demostrar que no fue diseñado para ser un requisito internacional. En tercer lugar, las Escrituras explícitamente enseñan que el sábado ha sido abolido.

La Práctica de los cristianos en el primer siglo.

Por mucho que uno se esfuerce buscará en vano evidencia en el Nuevo Testamento que la iglesia primitiva observó el sábado con la aprobación apostólica. Sí, ciertamente fue el caso de que los apóstoles frecuentaban las sinagogas en sábado con el propósito de proclamar el evangelio. Ahí es donde la mayor concentración de judíos habría estado:

“Ellos, pasando de Perge, llegaron a Antioquía de Pisidia; y entraron en la sinagoga un día de reposo y se sentaron.” (Hechos 13:14
“Pasando por Anfípolis y Apolonia, llegaron a Tesalónica, donde había una sinagoga de los judíos. Y Pablo, como acostumbraba, fue a ellos, y por tres días de reposo discutió con ellos” Hechos 17:1-2,
El mensaje sobre Jesús iba a ser hablado en primer lugar a ellos (Ro. 1:16) “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.”

Pero ¿dónde está la evidencia de que la iglesia primitiva, bajo la guía divina, se reunía para adorar a Dios en el día de reposo?

(1) El reino de Cristo fue establecido el día de Pentecostés (Hechos 2:1), que siempre caía en “la mañana después del sábado”

“Y contaréis desde el día que sigue al día de reposo, desde el día en que ofrecisteis la gavilla de la ofrenda mecida; siete semanas cumplidas serán.
Hasta el día siguiente del séptimo día de reposo contaréis cincuenta días; entonces ofreceréis el nuevo grano a Jehová.” (Levíticos 23:15-16), por lo tanto, el domingo. Así que la iglesia comenzó la reunión para el culto en el primer día de la semana (Hechos 2:42). “Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones”

(2) Los discípulos en Troas “el primer día de la semana ” reunidos” [voz pasiva] los discípulos para partir el pan, es decir, a la adoración, (Hechos 20:7). El día específico de la reunión no fue un accidente. Aunque Pablo estaba ansioso por llegar a Jerusalén (20:16), él esperó siete días por la oportunidad de reunirse con la iglesia.

Por otra parte, la voz pasiva (ver arriba) indica que el conjunto fue orquestado por alguien que los discípulos, era de la iniciativa divina.

(3) Los santos en Corinto se reunían, y contribuían en el tesoro de la iglesia, “cada primer día de la semana” (1 Corintios 16:2 ).

(4) En la isla de Patmos, Juan estaba “en el espíritu” en “el día del Señor” (Apocalipsis 1:10). El término en el “Señor” es kupiakos, que se define aquí como “en relación con el Señor.” “. . . el día dedicado al Señor, sagrado a la memoria de la resurrección de Cristo”.

Los relatos de los evangelios, dejan en claro que la resurrección tuvo lugar el domingo. Mientras que Apocalipsis 1:10 es concluyente por sí mismo, en el hecho de que el día se menciona específicamente.

También debemos agregar . Si bien es cierto que algunos cristianos débiles o ignorantes tenían problemas de hacer una clara ruptura con la economía mosaica (Romanos14:1, Gálatas 4:10-11), es importante reconocer que la enseñanza apostólica inspirada trató de corregir este error.

Además, existe el registro de los escritores patrísticos post-apostólicos. Durante los primeros tres siglos de historia cristiana, el testimonio es uniforme que los discípulos originales de Jesús Cristo adoraban a Dios el domingo – no en el día de reposo. He aquí una muestra de ese testimonio.

(1) La Didache ( 120 DC) declara que “todos los días del Señor” los cristianos se reúnen y “parten el pan”

(2) La Epístola de Bernabé (. 120 DC), al hablar de cosas tales como el incienso, las nuevas lunas, y sábados, dice que el Señor “abolió estas cosas” por respeto a “la nueva ley de nuestro Señor Jesucristo” . Más tarde, se afirma: “Por tanto, también, mantenemos el octavo día con alegría, el día también en que Jesús resucitó de entre los muertos” .

(3), Justino Mártir (140 DC) declaró que “en el día llamado domingo” los primeros cristianos se reunían para el culto. Además, declaró que éste era el día en que Cristo fue resucitado de entre los muertos .

(4), Clemente de Alejandría (194 DC) habló que aquel que “guarda el día del Señor” está “glorificando la resurrección del Señor en sí mismo” .

(5), Tertuliano (200 DC) argumentó que la “ley antigua” se había consumado, por lo que la “observancia del sábado había sido temporal” . En otro lugar dice que los”días de reposo son extraños” a los cristianos, y que comparten juntos “el día del Señor” (70).

(6), Eusebio (año 324), conocido como el “padre de la historia de la iglesia”, declaró que la observancia del sábado no “pertenece a los cristianos.” Por otra parte, afirmó que los cristianos “celebran el día del Señor. . . en conmemoración de su resurrección “(26.113).

(7) El destacado historiador Philip Schaff concluye: “La observancia del domingo universalmente en el siglo II sólo puede explicarse por el hecho de que tenía sus raíces en la práctica apostólica” .

Por último, tenemos que hacer este comentario. No es correcto referirse al domingo como “día de reposo cristiano.”

Consideraciones del sábado en el Antiguo Testamento

En primer lugar, al examinar los requisitos del reposo en la era del Antiguo Testamento, tal vez sería útil señalar que hay muchos otros “días de reposo,” además de el día de reposo del séptimo día, que los hebreos estaban obligados a guardar (Levíticos 19:3; Levíticos 26:2).
“Cada uno temerá a su madre y a su padre, y mis días de reposo guardaréis. Yo Jehová vuestro Dios”
“Guardad mis días de reposo, y tened en reverencia mi santuario. Yo Jehová”

Por ejemplo, hubo más días de reposo en relación con las cinco fiestas sagradas (por ejemplo, la Pascua, las primicias, etc – ver Levíticos 23:7-8;.. 21, 24-25, 32, 39). Los hebreos en realidad observaban cincuenta y nueve días de reposo cada año. Además, cada siete años había un año sabático (Levítico 25:1-4), y cada año cincuenta fue sabático también (Levítico 25:8-13). La tierra quedaba sin cultivar durante estos tiempos, y las deudas quedaban canceladas (Deuteronomio 15:2).

En un lapso de cincuenta años, los fieles hebreos, en un grado u otro – dependiendo de los requisitos específicos de la ley, observan 5.830 días de reposo. Esto contrasta con el hecho de que la media hoy en día de los Sabatistas, en un mismo período de tiempo –guardan el Sábado solo 2.600 días de reposo, por lo tanto, caen 3.230 días de reposo por debajo de la norma divina.

En segundo lugar, como se señaló anteriormente, el día de reposo fue un requisito religioso que se limitó a los israelitas. ( Deuteronomio 5:2-3.), y fue una ordenanza dada a conocer en el Sinaí y no en el principio al hombre.

“Y sobre el monte de Sinaí descendiste, y hablaste con ellos desde el cielo, y les diste juicios rectos, leyes verdaderas, y estatutos y mandamientos buenos, y les ordenaste el día de reposo santo para ti, y por mano de Moisés tu siervo les prescribiste mandamientos, estatutos y la ley” (Nehemías 9:13-14)

Que sirvió como una “señal” entre Jehová y su pueblo especial (Ezequiel 20:12). “Y les di también mis días de reposo, para que fuesen por señal entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy Jehová que los santifico” Por lo tanto, los gentiles nunca fueron obligados a observar el día de reposo.

En tercer lugar, considerar la presente regla: ” No encenderéis fuego en ninguna de vuestras moradas en el día de reposo” (Éxodo. 35:3). Esta es una clara evidencia del hecho de que el sábado no estaba destinado a ser un requisito universal.

. La temperatura media anual en Jerusalén es de veinte grados, y rara vez cae por debajo de los 15 grados Uno sólo puede imaginar lo que sería como tratar de mantener esta ordenanza en Alaska o Siberia.

Además de no encender fuego estaba prohibido cocinar “Y él les dijo: Esto es lo que ha dicho Jehová: Mañana es el santo día de reposo, el reposo consagrado a Jehová; lo que habéis de cocer, cocedlo hoy, y lo que habéis de cocinar, cocinadlo; y todo lo que os sobrare, guardadlo para mañana” Éxodo 16:23

No se debía salir fuera de la casa “Mirad que Jehová os dió el día de reposo, y por eso en el sexto día os da pan para dos días. Estése, pues, cada uno en su lugar, y nadie salga de él en el séptimo día.” Éxodo 16:29

Todos los que rompían esta ley debían ser apedreados “Así que guardaréis el día de reposo, porque santo es a vosotros; el que lo profanare, de cierto morirá; porque cualquiera que hiciere obra alguna en él, aquella persona será cortada de en medio de su pueblo”

El sábado ha sido abolido

Las Escrituras son enfáticas en señalar que la obligación de guardar el sábado se ha terminado. los datos del Nuevo Testamento llevan a la conclusión de que la ley de Moisés (con todos sus componentes – incluyendo el sábado) ha sido suprimida. Pablo afirmó que la “ley de los mandamientos” se suprimió “a través de la cruz” (Efesios 2:14 ) “Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación”. Del mismo modo, “anulando el acta de los decretos “(que contenía cosas como los días de fiesta, días de reposo, etc) fue sacado del camino, después de haber sido clavado en la cruz (Colosenses 2:14-16).
“anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.
Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo”

Los Sabatistas alegan, sin embargo, que sólo las funciones ceremoniales (por ejemplo, los sacrificios de animales) de la alianza mosaica fueron abolidos en la cruz. Los elementos morales de la ley (por ejemplo, los diez mandamientos), se argumenta, continúan hasta el día de hoy.

Esta posición es arbitraria y artificial, y no pasará la prueba de la escritura. Observe lo siguiente:

(1) Dios prometió hacer un “nuevo pacto”, que no sería igual al dado a Israel cuando la nación salió de Egipto (Jeremías 31:31 ). Cuando ese “nuevo pacto” se les dio, vino un “cambio” de leyes (Hebreos 7:12).” Porque cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley “Pero la ley antigua, otorgada cuando Israel salió de la esclavitud egipcia, contenía los diez mandamientos (1 Reyes 8:9,21).” En el arca ninguna cosa había sino las dos tablas de piedra que allí había puesto Moisés en Horeb, donde Jehová hizo pacto con los hijos de Israel, cuando salieron de la tierra de Egipto”

“Y he puesto en ella lugar para el arca, en la cual está el pacto de Jehová que él hizo con nuestros padres cuando los sacó de la tierra de Egipto.”

Así, el decálogo fue abolido cuando el Antiguo Testamento fue reemplazado por el Nuevo.

(2) En Romanos 7: 4-6 el apóstol argumentó que el cristiano está “muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo” (4). Afirmó además que el hijo de Dios es “libre de la ley”.
“Así también vosotros, hermanos míos, habéis muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo, para que seáis de otro, del que resucitó de los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios.
Porque mientras estábamos en la carne, las pasiones pecaminosas que eran por la ley obraban en nuestros miembros llevando fruto para muerte.
Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra”

Bueno, exactamente ¿Qué ” ley” estaba vigente? Simplemente la ley “ceremonial” ? No, eso no es el caso, ya que posteriormente Pablo dice: ” yo no había conocido la codicia, si la ley no dice,” No codiciarás “(v. 7, ver Éxodo 20:17..) .

Claramente, la ley para que el cristiano está “muerta”, es decir, separada de ella , incluidos los diez mandamientos. El cristiano no tiene la obligación de guardar el sábado.

El hecho es que, justo después de afirmar que la ley fue “clavada en la cruz”, Pablo declaró que nadie puede “juzgar”, es decir, condenar a un cristiano por no guardar los días festivos, días de reposo, etc . (Colosenses 2:16). Esta afirmación no podía haberse logrado si la ley del día de reposo todavía hubiese estado vigente.

La ley que incluía tanto “ lo moral” como “lo ceremonial” pereció 2 Corintios 3:7-16
1.- Aquella que fue “escrita y grabada en piedra” (Los 10 mandamientos):
“había de perecer” versículo 7
“perece” versículo 11
“por Cristo es quitado” versículo 14

Los términos “ moral” y “ceremonial” son descripciones hechas por el hombre. A partir de 2 Corintios se deduce que los 10 mandamientos fueron abolidos al igual que el resto de la ley. Dios no dividió la ley usando términos diferentes. De hecho, la Biblia solo habla de dos pactos que había dado a su pueblo y no tres (moral , ceremonial, espiritual) Gálatas 4:21-26
“Decidme, los que queréis estar bajo la ley: ¿no habéis oído la ley?
Porque está escrito que Abraham tuvo dos hijos; uno de la esclava, el otro de la libre.
Pero el de la esclava nació según la carne; mas el de la libre, por la promesa.
Lo cual es una alegoría, pues estas mujeres son los dos pactos; el uno proviene del monte Sinaí, el cual da hijos para esclavitud; éste es Agar.
Porque Agar es el monte Sinaí en Arabia, y corresponde a la Jerusalén actual, pues ésta, junto con sus hijos, está en esclavitud.
Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre”

No cabe duda de que muchos Sabatistas son realmente sinceros en su práctica de guardar el séptimo día. Pero la sinceridad por sí sola no puede justificar. La práctica moderna de “guardar el sábado” es errónea.

Cuando los cristianos guardan el Sábado, ellos están haciendo algo que fue mandado solo a los judíos. Un estudio de Gálatas, Hebreos y Romanos debería ayudar al cristiano a entender que no sirve a la ley de Moisés. De hecho el cristiano debería estar atento a la advertencia “No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo” (Gálatas 2:21)
“De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído” (Gálatas 5:21)

Share on TwitterShare on TumblrShare via email

About Juan H. Canelo

Juan Canelo es un cristiano y miembro de la iglesia de Cristo. Casado con Georgina su compañera de toda la vida . Además componen su familia sus dos hijos adolecentes. Actualmente es el evangelista de la iglesia de Cristo de la Serena, Chile y conduce el programa radial “La Hora Bíblica” que se transmite a todo el mundo vía internet.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Sin comentarios aún.

Dejar tu comentario

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD